Está en la página 1de 6

Aprendizaje del

consumidor
Desde una perspectiva del marketing, el
aprendizaje se define como el proceso
mediante el cual los individuos adquieren el
conocimiento y la experiencia, respecto de
compras y consumo, que luego aplican en su
comportamiento futuro. Es importante
destacar varias cuestiones de esta definición.
En primer lugar, el aprendizaje del
consumidor es un proceso; esto es,
evoluciona y cambia permanentemente
como resultado de los conocimientos recién
adquiridos( los cuales provienen de lecturas,
discusiones, observaciones o reflexiones);o
bien, de la experiencia real.
Proceso de
información y
aprendizaje
No todo el aprendizaje ocurre como
resultado de ensayos repetidos. Una
cantidad considerable del aprendizaje es
resultado del pensamiento y la resolución de
problema, a veces vislumbramos la solución
de manera instantánea. Sin embargo, es más
común que tengamos que buscar
información en la cual basarnos para tomar
una decisión, y evaluamos cuidadosamente
todo lo aprendido con la finalidad de tomar
la mejor decisión posible para alcanzar
nuestros propósitos
Involucramiento del
consumidor
El involucramiento del consumidor está
enfocado en el grado de relevancia personal que
el producto o la compra tienen para él. Las
compras de alto involucramiento son aquellas
que resultan muy importantes para el individuo
y provocan así una resolución de problemas y
un procesamiento de la información extensivos.
Nuestro propósito seria que el consumidor opte
que debe estar comprando nuestro producto si
o si, muy aparte de lo que son los beneficios del
producto, tal y como dice la teoría del
involucramiento, el consumidor debe tener
siempre la necesidad de comprar nuestro
producto ya sea para que este goce de sus
beneficios, hasta para poder mostrar un
ejemplo social de como el consumidor se
alimenta, y muestra una alimentación diferente
a la regular.
Formación y cambio de actitudes
en el consumidor
El consumidor arequipeño al no tener mucho
conocimiento del sector alimenticio saludable, y
nosotros al presentar nuestros productos
saludables observamos que el conocimiento de
varios de los consumidores sobre el sector
alimenticio saludable era algo totalmente nuevo
o muy poco conocido por ellos, debido a que en
Arequipa no hay mucho auge sobre este tema.
Pero a medida que un consumidor o alguien que
esté interesado en el sector saludable
alimenticio se lleva una grata sorpresa al ver
que comer saludable no es tan malo o pesado
como este parece, el aprendizaje del
consumidor sobre el tema empieza a aumentar
cuando entiende realmente que es lo que es
comer saludable y más aún porque uno mismo
debería dar un giro completo a su alimentación
para empezar a comer saludablemente y sobre
todo por el beneficio que este aporta, que es
tener un cuerpo sano y saludable.
Formación de
actitudes
¿De qué manera las personas y sobre todo los
jóvenes, se forman sus actitudes generales iniciales
hacia diversas ¨cosas¨? Por ejemplo, actitudes
respecto de la comida que ya consume, ya sea
comida chatarra, verduras, bebidas, etc. En un nivel
más específico ¿cómo se generan sus actitudes
hacia comida como la pizza o una torta? Además
¿qué diríamos de donde compran esta comida? De
qué manera los familiares y los amigos, las
celebridades reconocidas, los anuncios en los
medios de comunicación masiva, influyen en la
formación de sus actitudes respecto del consumo o
del no consumo de cada uno de esos tipos de
comida, ¿Por qué algunas de las actitudes parecen
mantenerse de forma indefinida, mientras que
otras cambian con mucha frecuencia? Las
respuestas a tales preguntas son de vital
importancia para los mercadologos porque, si
ignoran como se forman las actitudes, tampoco
serían capaces de entender las actitudes o el
comportamiento del consumidor, ni de influir en
ellos.
Estrategias cambio de
actitud
Es importante reconocer que gran parte de lo
que se ha mencionado sobre la formación de
actitudes también es aplicable, en general, los
cambios de actitud se aprenden, en ellos
influyen la experiencia personal y otras fuentes
de información; y la personalidad afecta tanto la
receptividad como la velocidad con que las
actitudes son susceptibles al cambio.
La modificación de las actitudes del consumidor
es una consideración estratégica clave para la
mayoría de mercadologos. En el caso de los
mercadologos que tienen la fortuna de ser
lideres en el mercado, y de contar con un nivel
considerable de buena voluntad y de lealtad por
parte de los clientes, la meta dominante
consiste en fortalecer esas actitudes positivas
de los clientes , de manera que estos no se
dejen convencer por las ofertas especiales y
otros recursos de la competencia para ganar su
preferencia