Está en la página 1de 17

Trastornos del

pensamiento y
esquizofrenia
Mtra. Perla Guijarro
¿Qué significa
“psicosis”?

 Todos aquellos trastornos mentales en los que el paciente pierde en


algún momento el correcto juicio de la realidad.

 Se incluyen enfermedades como las demencias y delirium (psicosis


orgánicas), los cuadros psicóticos inducidos por sustancias, la
esquizofrenia, y el trastorno bipolar con síntomas psicóticos.

 La clasificación actual restringe el término “psicótico” a aquellas


enfermedades en las que los clásicos síntomas psicóticos
(alucinaciones, delirios) son el componente más llamativo
(esquizofrenias, trastornos delirantes crónicos y otros trastornos
psicóticos).
Trastornos psicóticos

▫ El término psicótico se refiere a las ideas


delirantes y a las alucinaciones manifiestas,
debiendo presentarse estas últimas en
ausencia de conciencia de su naturaleza
patológica.

▫ Una definición algo menos restrictiva


también incluiría las alucinaciones
manifiestas que son reconocidas como
experiencias alucinatorias por el sujeto.
Trastornos psicóticos

 Aún más amplia es la definición que incluye


otros síntomas positivos de la esquizofrenia
(p. ej. lenguaje desorganizado,
comportamiento gravemente desorganizado
o catatónico).
 Se ha definido conceptualmente como una
pérdida de las fronteras del yo o un grave
deterioro de la evaluación de la realidad.
5

Deformaciones de la
percepción

 Ilusión: deformación de una


percepción real; aparece en
síndromes confusionales, tras la
toma de sustancias alucinógenas
(sinestesias), como consecuencia
del estado de ánimo (ilusiones
catatímicas) o por sugestión
(pareidolias).
6

Trastornos de la
percepción

 Alucinación: es toda percepción


carente de un objeto que la cause
que es vivida por el paciente como
real, puesto que si existe duda o
crítica de su imposibilidad sería una
alucinosis.

 El paciente la sitúa en el espacio


exterior (fuera de la cabeza).

▫Según su cualidad, se distinguen alucinaciones:

a) Auditivas: son las más frecuentes de la esquizofrenia, pero posibles en los


trastornos afectivos; las típicas alucinaciones de la esquizofrenia son voces que
hacen comentarios sobre la conducta del paciente, mantienen conversaciones o
repiten los pensamientos del paciente en voz alta.

b) Visuales: típicas de los trastornos orgánicos (delirium) y de los tóxicos; por


ejemplo, en el delirium tremens (microzoopsias).

c) Táctiles: típicas de la intoxicación por cocaína y anfetaminas (formicación).



d) Olfativas y gustativas: típicas de las crisis epilépticas del lóbulo temporal; también
en la depresión psicótica (olor a podrido, a “muerto”).

e) Cenestésicas (somáticas: sensación de órganos dañados o quemados) y cinestésicas


(de movimiento): en la esquizofrenia (movimiento de los órganos).
Trastornos de
contenido del
pensamiento
Ideas delirantes (delirios)
 Son creencias falsas, irrebatibles a la lógica, basadas en una interpretación
errónea y distorsionada de la realidad.

 En la génesis del delirio intervienen diferentes mecanismos psicológicos, siendo


el más frecuente la interpretación delirante de sucesos que han ocurrido en
realidad.

 Como ocurre con las alucinaciones, los delirios no son exclusivos de las
enfermedades psicóticas, ni existe tampoco una buena correlación entre el
tema del delirio y la enfermedad responsable.
Ideas delirantes (delirios)
 En los trastornos afectivos, las ideas delirantes pueden derivar, en parte, de la
deformación que el estado de ánimo claramente patológico (depresión o manía) hace
sobre los procesos cognitivos.

 Hay ideas de ruina, culpa o enfermedad en la depresión; ideas de grandeza, en la


manía.

 En la esquizofrenia se describe como típico el mecanismo de la percepción delirante, en


la que tras una percepción normal aparece espontáneamente con total claridad una
idea delirante cuya conexión con lo percibido es absurda.
Trastornos del
curso y de la forma
del pensamiento
Enlentecimiento (retardo, bradipsiquia): se ve en estados
depresivos; en casos extremos se llega al mutismo.

Aceleración (taquipsiquia): transición rápida de la ideas, guardando


conexión entre ellas; el extremo es la fuga de ideas (pensamiento
saltígrado); indicativo de manía.

Perseveración: dificultad para cambiar de tema ante un nuevo


estímulo; se da en demencias y esquizofrenias residuales.
Disgregación (descarrilamientos, asociaciones laxas): flujo de ideas en el
que se salta de un tema a otro sin relación entre ellos; en las formas graves
el discurso es ininteligible (ensalada de palabras).

Bloqueos: interrupción del curso del pensamiento.

Neologismos: creación de una nueva palabra por combinación o por


adscripción de un nuevo significado a una antigua.
Incoherencia: pérdida de la capacidad de establecer relaciones
gramaticales correctas entre las palabras; se ve en los trastornos mentales
orgánicos (presente en las demencias y en el delirium).

Tangencialidad: incapacidad para alcanzar el objetivo del pensamiento.


17

Esquizofrenia