Está en la página 1de 4

EQUILIBRIO

1
SÓLIDO RÍGIDO EN EQUILIBRIO.- Un sólido rígido está en equilibrio
cuando las fuerzas externas que actúan sobre él forman un sistema
equivalente a cero. Es decir, cuando las fuerzas externas pueden
reducirse a una fuerza nula y un par nulo ( F = 0, M = 0 ). Los sistemas
de fuerzas en equilibrio constituyen el objeto de la Estática que, como
su nombre lo indica, trata esencialmente de la acción de fuerzas que
están en reposo.

Las fuerzas y momentos que se ejercen sobre un cuerpo rígido pueden


ser exteriores o interiores. Las fuerzas que sobre un cuerpo rígido
ejerce otro cuerpo (que puede ser la Tierra ) son fuerzas exteriores. La
presión de un fluido sobre la pared de un depósito, la fuerza que la
rueda del camión ejerce sobre la calzada, el peso de un cuerpo, son
fuerzas exteriores. Las fuerzas interiores son fuerzas que mantienen
unidas las partículas de un cuerpo.
2
Las fuerzas exteriores pueden dividirse en fuerzas aplicadas y
fuerzas de reacción. Las fuerzas aplicadas son las que sobre el
cuerpo ejercen agentes exteriores. Las fuerzas que sobre el
cuerpo ejercen los apoyos y las conexiones son las fuerzas de
reacción o reacciones vinculares. Como las fuerzas interiores
son de igual módulo, están en la misma recta pero son de
sentidos opuestos, no tienen efecto sobre el equilibrio del
cuerpo rígido en su conjunto.

El primer paso en el análisis del equilibrio es identificar todas las


fuerzas que actúan sobre el cuerpo lo que se logra con el
diagrama de cuerpo libre.

3
DIAGRAMA DE CUERPO LIBRE.- El diagrama de cuerpo libre (
DCL ) de un cuerpo es un croquis de éste que muestra todas las
fuerzas que actúan sobre él. El término libre quiere decir que se
han retirado todos los soportes (apoyos) y se han reemplazado
por las fuerzas (reacciones) que éstos ejercen sobre el cuerpo.

Los diagramas (a), (b), (c) siguientes muestran el sistema


completo de fuerzas aplicadas y de reacción actuando sobre el
cuerpo. Son diagramas de cuerpo libre. En la Fig. (a) la caja
descansa sobre el piso. En la Fig. (b) la fuerza sobre la viga
causa fuerzas hacia abajo sobre la cimentación ( o apoyos ) y se
generan reacciones hacia arriba sobre la viga. Entre viga y
cimentación ( o apoyos ) hay, pues, una interfase en que se
presentan fuerzas de acción y reacción. En algunos casos,
como en la Fig. (c), se pueden presentar fuerzas y momentos.