Está en la página 1de 4

INFARTO

SE DENOMINA INFARTO A LA MUERTE DE UN TEJIDO POR FALTA DE SANGRE Y


POSTERIORMENTE OXÍGENO. GENERALMENTE POR OBSTRUCCIÓN DE
LAS ARTERIAS QUE LO IRRIGAN, YA SEA POR ELEMENTOS DENTRO DE LA LUZ DEL
VASO, POR EJEMPLO PLACAS DE ATEROMA, O POR ELEMENTOS EXTERNOS
(TUMORES QUE COMPRIMEN EL VASO, POR TORSIÓN DE UN ÓRGANO, HERNIA DE
UN ÓRGANO A TRAVÉS DE UN ORIFICIO NATURAL O PATOLÓGICO, ETC). EL INFARTO AL
MIOCARDIO SE PRODUCE AL TAPONARSE UNA ARTERIA QUE LLEVA LA SANGRE AL
CORAZÓN.
SI BIEN LA MAYORÍA DE LOS INFARTOS SE ORIGINAN POR LA OBSTRUCCIÓN DE UNA
ARTERIA (BRAZOS, PIERNAS, INTESTINO, ETC), LOS INFARTOS PULMONARES PUEDEN
SER DE ORIGEN VENOSO POR CUANTO LA SANGRE DE LA ARTERIA PULMONAR
PROCEDE DIRECTAMENTE DE LA CIRCULACIÓN VENOSA A TRAVÉS DE LAS CAVIDADES
DERECHAS DEL CORAZÓN Y ES CAPAZ DE LLEVAR UN TROMBO DESDE LAS VENAS DE
LAS EXTREMIDADES O ABDOMEN A OCLUIR UN VASO ARTERIAL PULMONAR.
EN EL LENGUAJE COLOQUIAL, CUANDO SE MENCIONA LA PALABRA INFARTO SIN
MENCIONAR A QUÉ ÓRGANO SE REFIERE, SE DA POR ENTENDIDO QUE SE TRATA DE
UN INFARTO AGUDO DE MIOCARDIO.
FACTORES DE RIESGO
 El consumo de tabaco: parte de las toxinas que se encuentran en
los cigarrillos, reducen el calibre de las arterias coronarias y las
dañan. Esto hace a las personas que fuman más vulnerables a la
enfermedad coronaria.
 El consumo de alcohol: El consumo excesivo de alcohol puede
causar hipertensión y aumento de los niveles de colesterol en
sangre, aumentando así el riesgo de desarrollar una enfermedad
coronaria.
 La hipertensión arterial: La hipertensión arterial afecta a las arterias
coronarias, haciéndolas más vulnerables a la enfermedad
coronaria. Cuanto mayor sea la presión arterial, mayor es el riesgo
de padecer enfermedad coronaria.
 El sobrepeso/obesidad: La obesidad conduce a potenciar los
factores de riesgo asociados a sufrir un infarto. En particular, las
personas que tienen sobrepeso o son obesas tienen un mayor
riesgo de desarrollar hipertensión arterial, tienden a tener niveles
más altos de colesterol como resultado de una dieta alta en grasas
y presentan un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.
 El consumo de drogas: la utilización de estimulantes del tipo
cocaína, anfetaminas, crack y metanfetaminas puede, en
ocasiones, provocar un infarto porque producen es el
estrechamiento de las arterias coronarias. El consumo de cocaína
se baraja como una de las causas más comunes de muerte súbita
tras sufrir un infarto en personas jóvenes que no padecían una
enfermedad cardiaca conocida con anterioridad.
SÍNTOMAS
 El infarto se reconoce por la aparición brusca de los síntomas
característicos: dolor intenso en el pecho, en la zona precordial
(donde la corbata), sensación de malestar general, mareo,
náuseas y sudoración. El dolor puede extenderse al brazo izquierdo,
a la mandíbula, al hombro, a la espalda o al cuello.
 Hay que advertir que aproximadamente la mitad de los infartos
aparecen sin síntomas previos, o sea, que el infarto es la primera
manifestación de la cardiopatía isquémica.
 Otras veces, en cambio, unos meses antes de tener el infarto el
paciente presenta molestias precordiales, sensación de malestar,
cansancio, mayor irritabilidad, etc, o incluso en ocasiones molestias
de estómago, que hacen confundir los síntomas de infarto con los
procedentes de otros órganos.