Está en la página 1de 10

1)Predomina la expresión de los

sentimientos y emociones del poeta a


través del hablante lírico

2)Por lo anterior, predomina la


subjetividad del hablante lírico

3)Se caracteriza por la musicalidad y por


la expresión de sentimientos de un
emisor ficticio,
Elementos de una
creación lírica

• Hablante lírico
• Temple de ánimo
• Motivo Lírico
• Objeto lírico
• Figuras literarias
Es la «voz» que se encarga de expresar los
sentimientos, emociones o ideas.

Hay que tener presente que esta es una voz ficticia, es


decir, no es el poeta, sino la voz creada por él.
La culpa es de uno
pero vos encontraste la manera
Quizás fue una hecatombe de una manera tierna
esperanzas y a la vez implacable
un derrumbe de algún modo de desahuciar mi amor
previsto
ah pero mi tristeza solo tuvo un con un solo pronostico lo quitaste
sentido de los suburbios de tu vida posible

todas mis intuiciones se asomaron creo que tenés razón


para verme sufrir la culpa es de uno cuando no
y por cierto me vieron enamora
y no de los pretextos
hasta aquí había hecho y rehecho ni del tiempo
mis trayectos contigo
hasta aquí había apostado ahora estoy solo
a inventar la verdad francamente
solo.
Puede tener diversas actitudes, es decir, el modo
de captar y mostrar la realidad.

- Enunciativa:

- Apostrófica o apelativa:

- Carmínica:
Enunciativa: Hablante lírico muestra su
subjetividad a través de la descripción del
paisaje, de personas, de animales o de la
narración de hechos. Emplea, sobre todo, la
tercera persona gramatical. Corresponde a
la función referencial o representativa del
lenguaje.
Apostrófica: Es la actitud lírica con la que el hablante se
dirige a un tú (receptor ficticio), emplea la segunda
persona gramatical (pronombres: tú, te, ti, vosotros,
ustedes, os), por lo tanto corresponde a la función apelativa
del lenguaje. Las esferas anímicas y objetivas actúan una
sobre otra, se desarrollan en el encuentro y la
objetividad se transforma en un tú.

«Me gustas cuando callas


porque estás como ausente»
Carmínica: Es la actitud lírica en la que el hablante
expresa directamente sus sentimientos, empleando la
primera persona gramatical (pronombres yo, me, mi,
nosotros, nos). Por lo tanto, se corresponde con la
función expresiva o emotiva del lenguaje. Es todo
interioridad, no hay ninguna objetividad frente al yo ni
actuando sobre él. La manifestación lírica es la simple
autoexpresión del estado de ánimo.