Está en la página 1de 18

MUSTERIO

N
Po r: Pr. L uis A. Mo rales
MA PTh
LECTU RA BÍB LICA

“Y al que puede confirmaros según mi


evangelio y la predicación de Jesucristo,
según la revelación del misterio que se
ha mantenido oculto desde tiempos
eternos, pero que ha sido manifestado
ahora, y que por las Escrituras de los
profetas, según el mandamiento del Dios
eterno, se ha dado a conocer a todas las
gentes para que obedezcan a la fe.”

Rom. 16: 25 - 26.


MISTERIO
• Vine de la Palabra Hebrea: z"r' ( y
del Griego: musth,rion (
) que significan: “Secreto” o “Misterio” La
única vez que aparece en el A.T. es en la
sección de Dan. (2.18–19, 27–30, 47; 4.9)
donde el contexto hace una referencia
especializada, como lo es la frase “hay un Dios
en los cielos, el cual revela los misterios” (2.28),
esto significa primariamente que “misterio” es “lo
que está oculto y todavía tiene que darse a
MISTERIO

• En el Griego Clásico (paganos) el significado del


término es “cualquier cosa
escondida o secreta” y se usaba particularmente
para hacer referencia a los ritos sagrados de las
religiones paganas de misterio, en las que, sólo
participaban los iniciados. (Miembros) Ej. Logias
Secretas: “Masones”, “Rosa Cruces”, etc.
MISTERIO
• En el N.T. significa un
secreto que está siendo, o incluso ha
sido, revelado, que es también divino en
su alcance, y tiene que ser dado a
conocer por Dios a los hombres por medio
de su Espíritu. De este modo el término
se acerca mucho a la palabra
neotestamentaria apokalypsis,
‘revelación’.
MISTERIO
• El es un secreto temporario,
que una vez revelado se conoce y se
entiende, deja de ser un secreto.
• El uso del término en el N.T.
está limitado a las cartas de Pablo (unas
21 veces).
• La naturaleza del término
en la Teología Paulina es DOBLE.
MISTERIO
1. Relacionada con el Plan Divino de la
Salvación.
– El “misterio” lo constituyen las buenas
nuevas que forman el contenido de la
revelación de Dios (cf. Ef. 6.19); es el
misterio de Dios mismo, el centro del cual
está en Cristo (Col. 2: 2).
MISTERIO
• Para Pablo el Misterio de la Revelación
Divina envuelve 3 elementos: (1Tim 3:16)
– El hecho histórico de Jesucristo Crucificado.
– La Resurrección y Exaltación de Jesucristo
como Señor.
– El significado Redentor de estos hechos. (La
Glorificación del Pueblo de Dios)
1º Conclusión
• "Misterio" es una palabra técnica que en
Pablo alude a la Revelación Divina.
• Su trasfondo no son las Religiones de
Misterio con sus ritos esotéricos.
• Más bien es el A.T. con su concepto de
Dios como Revelando su Secreto a los
hombres. (Dan 2: 28)
• Es un Secreto Divino, pero que ahora es
revelado; es un secreto descubierto.
MISTERIO
1. Relacionado con el “misterio de
iniquidad o pecado” (Plan Satánico
de la Perdición)
– En la Biblia aparecen diversos
términos a través de los cuales se
manifiesta o expresa el “misterio de
iniquidad” entre ellos tenemos:
MISTERIO
• Hamartia: (pecado), Significa el clásico
sentido de “errar el blanco” o “tomar un
camino equivocado”.
• Paranomia: (transgresión) se le usa para
un error de medición o un desatino.
También significa “ir más allá de la norma”
• Porneia: (fornicación) término general que
expresan depravación moral y espiritual.
MISTERIO
• Asebeia: comúnmente se traduce como
maldad.
• Adikia: (impiedad) es el término que se usa
para el mal que se le hace al prójimo.
• Anomia: (iniquidad) carencia de ley
(A=negativo; Nomos=ley). Se usa para
designar a una persona que vive sin ley
(inicuo).
El Misterio de Iniquidad
(2 Tes. 2:1-10)
• Pablo creía que antes de la segunda
venida aparecería un hombre de maldad
que trataría de imponer un culto para sí
por la fuerza.
• Sería un poder satánico que engañaría a
los hombres y los apartaría de la verdad
(vrs. 9, 10).
• Se lo describe con el término Anomos,
“inicuo”, desafiante de la ley de Dios y
del hombre.
2º Conclusión
• "Misterio de Iniquidad"
– Este “misterio” lo constituyen esencialmente
todo aquello que está dirigido en contra
Dios.
– Es la violación de aquello que la gloria de
Dios exige, y por lo tanto, en su esencia
misma es lo que se opone a Dios, y sólo
bajo esta perspectiva se explica la
diversidad de sus formas y actividades en
las que aparece.
Martes 16 de Marzo
EL MISTERIO DE LA PIEDAD
“[Cristo] Se hizo pobre para que pudiéramos entrar en
posesión de los tesoros celestiales, un alto y
sobremanera eterno peso de gloria. Para rescatar a la
raza humana, descendió de una humillación a otra,
hasta que el divino humano Cristo doliente fue
levantado en la cruz para atraer a todos los hombres a
sí. El Hijo de Dios no podría haber mostrado mayor
condescendencia; no podría haberse rebajado más.
Este es el misterio de la piedad... Este es el misterio
que ha conmovido a todo el cielo a unirse con el
hombre para llevar a cabo, el gran plan de Dios para la
salvación de un mundo arruinado, para que los
hombres y las mujeres pudieran ser guiados por las
señales en el cielo y en la tierra a prepararse para la
segunda venida de nuestro Señor...” A Fin de
Conocerle, pág. 83
EL MISTERIO DE LA PIEDAD

“Este es el misterio de la piedad. Que Cristo haya


tomado la naturaleza humana, y que por una vida llena
humillación eleve al hombre en la escala del valor
moral junto a Dios; que pueda llevar la naturaleza que
adopto junto al trono de Dios, y que allí presente a sus
hijos al Padre, confiriéndoles un honor que excede al
que se les es otorgado a los ángeles, es la maravilla
del universo celestial, el misterio que los ángeles
desean contemplar. Este es el amor que quebranta el
corazón del pecador”
Hijos e Hijas de Dios, pág. 24
Sábado 9 de enero
EL MISTERIO DE INIQUIDAD
“Es imposible explicar el origen del pecado
y dar razón de su existencia... Nada se
enseña con mayor claridad en las Sagradas
Escrituras que el hecho de que Dios no fue
en nada responsable de la introducción del
pecado... El pecado es un intruso, y no hay
razón que pueda explicar su presencia. Es
algo misterioso e inexplicable; excusarlo
equivaldría a defenderlo. Si se pudiera
encontrar alguna excusa en su favor o
señalar la causa de su existencia, dejaría de
ser pecado...” A Fin de Conocerle, pág. 17
EL MISTERIO DE INIQUIDAD
“Hay solamente dos bandos. Satanás obra con su
poder avieso y engañoso, y valiéndose de poderosos
engaños entrampa a todos los que no permanecen en
la verdad, que han apartado sus oídos de ella y se han
vuelto a las fábulas. Satanás mismo no permaneció en
la verdad; él es el misterio de iniquidad. Por medio de
su sutileza da a sus errores destructores del alma la
apariencia de verdad. En eso consiste el poder de sus
errores: engañar. Debido a que son falsificaciones de
la verdad, el espiritismo, la teosofía y otros engaños
similares obtienen gran poder sobre la mente de los
hombres. Esta es la obra maestra de Satanás.
Pretende ser el salvador del hombre, el benefactor de
la raza humana, y así seduce más rápidamente a sus
víctimas llevándolas a la destrucción.” 2MCP, pág. 728