Está en la página 1de 10

INSTITUTO TECNOLOGICO SUPERIOR DE VILLA LA VENTA

MATERIAS: ADMINISTRACION DE LA SEGURIDAD Y PROTECCION AMBIENTAL

DOCENTE: SILVERIO HERNANDEZ ESCALANTE

SEMESTRE: 4T0 “P”

ALUMNOS: LLIMART MARTINEZ GOMEZ


FERNANDO ANTONIO MARTINEZ VAZQUEZ
INGENIERIA PETROLERA
Técnicas y estrategias para el combate de
incendios.

En su manual de brigadas contra incendios, el centro de adiestramiento en seguridad,


ecología y sobrevivencia de PEMEX señala que las técnicas y tácticas para atacar
incendios tienen como principio la eliminación de uno de los cuatro elementos que
intervienen en la combustión (combustible, comburente, energía de activación y la reacción
en cadena).
No son una receta de cocina para combatir cualquier incendio pues dependen del
escenario y de una gran variedad de factores. El objetivo es eliminar los elementos que
intervienen en la combustión
Los especialistas de PEMEX señalan que dependiendo de la clase de incendio se tienen diversos
mecanismos de extinción como son:
 Dilución o eliminación del combustible: retiro, bloqueo o eliminación del combustible.
 Sofocación o inertización: se llama así al hecho de eliminar el oxígeno de la combustión o
técnicamente “impedir” que los vapores que se desprenden, se pongan en contacto con el oxígeno del
aire. Este efecto se consigue desplazando el oxígeno por medio de una determinada concentración de
gas inerte, o cubriendo la superficie en llamas con alguna sustancia o elemento incombustible (por
ejemplo, la tapadera que se pone sobre el aceite ardiendo en la sartén, la manta con que se cubre a
alguien o a algo ardiendo, etc.
 Enfriamiento: este mecanismo consiste en reducir la temperatura del combustible. El fuego se apagará
cuando la superficie del combustible se enfríe a un punto en que no produzca vapores. Por lo tanto,
para apagar un fuego por enfriamiento, se necesita un agente extintor que tenga una gran capacidad
para absorber el calor. El agua es el más utilizado, por ser el mas barato y más abundante de todos los
existen-tes. La ventilación ayuda a combatir el incendio, porque elimina el calor, vapores y humo de la
atmósfera, reduciendo al mismo tiempo las oportunidades de una explosión por acumulación de
vapores.
 Inhibición o interrupción de la reacción en cadena: consiste en impedir la transmisión de calor de unas
partículas a otras del combustible, interponiendo elementos catalizadores entre ellas. Sirva como
ejemplo, la utilización de compuestos químicos que reaccionan con los distintos componentes de los
vapores combustibles neutralizándolos (polvos químicos y halones).
Técnicas y tácticas
Generalidades
Al atacar un incendio no se emplea una sola táctica, sino un proceso que requiere la aplicación de una
serie de ellas, indica el Centro de Adiestramiento en Seguridad, Ecología y Sobrevivencia de PEMEX. El
dominio de las tácticas del avance, evoluciones, maniobras y retroceso con mangueras, forma parte de
ese complicado conjunto de acciones dirigidas a la extinción de incendios. Es necesario que los
movimientos se efectúen en forma mecánica pero inteligente; evitando fallos en el momento del combate
que pudieran ser desastrosos tanto para el que los comete, como para todo el grupo de ataque.
El objetivo es que cada hombre sepa lo que debe hacer, conozca el equipo que utilizará y no trate de
actuar independientemente estorbando los planes de quien dirige la maniobra, sino que sea capaz de
integrarse en cualquier grupo de defensa contra incendios, adaptándose inmediatamente y sin
entorpecer la labor del conjunto.
La pisada
Lo primero que se debe hacer es asegurarse de pisar firme, pues con frecuencia se estará expuesto a
resbalones, tropezones, etc., principalmente cuando el agua cubre el suelo y no se ve donde se pisa,
manifiestan los especialistas de PEMEX. Durante las maniobras de combate de incendios con líneas de
ataque, el personal que las integra debe desarrollar diversos movimientos para desplazarse de un lugar
a otro, incluso a diferentes velocidades, pero siempre haciéndolo de manera coordinada.
Existe una posición específica para los integrantes de la línea, al desplazarse con ella, las personas
que portan la línea deben colocar su pie izquierdo adelante, con la punta hacia el frente, separando el
pie derecho y formando un ángulo entre los pies de forma que el bombero se sienta cómodo.
Generalidades.

El avance Después de asegurarse de que la pisada es


Antes de atacar un incendio, el hombre que va correcta hay que adoptar la posición más
a contribuir a su extinción no puede confiar adecuada para exponerse lo menos posible al
únicamente en su valentía y su buena voluntad, calor del incendio. Consiste en poner el cuerpo
los héroes no apagan los fuegos, lo hacen de canto, agachándose lo más posible y
aquellas personas que actuando con protegiéndose tras el abanico de agua sin
precaución, están suficientemente entrenadas embargo, aún en esta posición el paso debe ser
como para no exponerse a un riesgo más grave firme, lento y calculado. Antes de iniciar el
que aquel que pretenden dominar, explica el avance, conviene asegurarse de que el
Centro de Adiestramiento en Seguridad, funcionamiento de la boquilla es correcto, así
Ecología y Sobrevivencia de PEMEX. como comprobar con qué presión se cuenta en
la manguera.
Cierre de válvula (incendios por fuga de combustible en líneas o depósitos con válvulas de
seccionamiento)
 Un solo hombre:
En caso de incendios de reducidas proporciones por derrames de líquidos inflamables, un solo
hombre, manejando una manguera de 45 mm con boquilla de niebla, puede controlar la situación
acercándose a la válvula. Mientras sostiene la manguera con una mano, puede cerrar la válvula con
la otra. Una vez cerrada la aportación de combustible, se dedicará a controlar el fuego con la
manguera, hasta que se consuma el combustible que está ardiendo.

 Una pareja:
La experiencia ha demostrado que se obtienen mejores resultados con un equipo de dos hombres
para una manguera. El procedimiento a seguir es el siguiente:

Después de situarse en posición y elaborar un plan de ataque según la dirección del viento,
condiciones del lugar, etc., ambos inician el avance, con una apertura de boquilla de unos 20º y a
cierta distancia se agachan y se juntan más. Al mismo tiempo se abre el ángulo del abanico de agua,
a fin de protegerse mejor porque a medida que avanzan, aumenta la intensidad del calor radiante
que reciben
La formación
La formación más comúnmente adoptada por las líneas de combate de incendios, es formarse del mismo
lado del pitonero (lado izquierdo de la manguera), donde el ayudante toma distancia con la mano derecha
sobre el hombro izquierdo del pitonero y el liniero se coloca a distancia suficiente para mantener el control
de la manguera cuando la línea avanza o retrocede, en caso de que haya más hombres en la línea
(ayudantes) éstos deberán guardar la misma distancia que hay entre el ayudante y el pitonero, pero con
respecto al hombre de adelante.
Posiciones del personal en las líneas de ataque
El Centro de Adiestramiento en Seguridad, Ecología y Sobrevivencia de PEMEX advierte que las líneas de
ataque de incendios con mangueras deben estar compuestas por lo menos por tres personas con funciones
específicas:
Boquillero o pitonero: va al frente de la línea, su misión es aplicar correctamente los chorros de agua según
se requiera en la extinción del incendio. Es quien porta y opera la boquilla; además da instrucciones a otros
miembros de la línea.
Ayudante de boquillero o pitonero: va detrás del boquillero, su misión es contrarrestar la presión de la
manguera para darle libertad al boquillero al operar la boquilla, así como la facilidad para desplazarse.
Liniero: debe asegurarse de proporcionar manguera a la línea sin interrupciones. Asimismo debe recogerla,
evitar que estorbe en los retrocesos y asegurar el suministro de agua a la línea.
El retroceso
Una vez cerrada la válvula, los hombres retroceden cuidadosamente, sin mover el abanico de sus
boquillas y manteniendo su posición agachada, siempre bajo la protección de la niebla aunque el
fuego se haya apagado, para prever una reignición inesperada.

La técnica del retroceso es la misma del avance pero ejecutada a la inversa. Es aconsejable tener
un hombre extra en cada línea de mangueras, para ayudar en el retroceso y debe estar colocado de
tal manera que pueda conducir a los hombres hacia atrás con seguridad, cuando todavía tienen la
niebla fija durante el retroceso. Este es importante, pues evita que tropiecen con la manguera
pesada y dura, al caminar hacia atrás.
Conclusión

El Centro de Adiestramiento en Seguridad, Ecología y Sobrevivencia de PEMEX


considera que basados en la nueva filosofía del tetraedro del fuego, existen cuatro
mecanismos de extinción: la sofocación, que consiste en eliminar el oxígeno; el
enfriamiento que implica bajar la temperatura; la dilución que requiere retirar o
eliminar el combustible y la interrupción de la reacción en cadena.

Los agentes extintores varían dependiendo del tipo de fuego y se pueden utilizar
desde el agua que se utiliza para el fuego tipo “A”, hasta sustancias como las
espumas que combaten varios tipos de incendios