Está en la página 1de 34

Recomendaciones para

promover capacidades
parentales
Por Raúl Gallardo Vidales
28 de Agosto del 2016, San Luis Potosí, S. L. P.
Parentalidad
 La función paterna y materna en su conjunto se denominan parentalidad
 Estas funciones no necesariamente deben ser cubiertas por el padre o la
madre biológicos (parentalidad biológica) sino que pueden ser
desempeñadas por quienes cuiden, protejan, eduquen y socialicen a los
niños (parentalidad social).
 Cualquier adulto que ejerza la parentalidad social tiene que asegurar los
siguientes objetivos para que esta parentalidad sea considerada
competente:
 Aporte nutritivo, de afecto, cuidados y estimulación
 Aportes educativos
 Aportes socializadores
 Aportes protectores
A continuación
 Promoción de la resiliencia algunas
recomendaciones
sobre el ejercicio de
la parentalidad
Crecimiento y nutrición
Dientes y extremidades

 Por lo general la dentición se inicia


alrededor del tercero o cuarto mes
 Para su primer cumpleaños, por lo
general los bebés cuentan con 6 u 8
dientes. Para los dos y medio años de
edad, cuentan con un conjunto
completo de 20 dientes.
 Los bebés primero desarrollan la
capacidad para utilizar la parte superior
de brazos y piernas (que se encuentran
más cercanas al centro del cuerpo), en
seguida los antebrazos y la parte baja de
las piernas, después las manos y los pies y
por último los dedos
Lactancia

 Alimentar a un bebé es un acto tanto emocional como afectivo. El


contacto cálido con el cuerpo de la madre fomenta la conexión
emocional entre la madre y el bebé.
 Desde una perspectiva nutricional, la leche materna es casi siempre, el
mejor alimento para los lactantes. La única alternativa aceptable es una
fórmula fortificada con hierro basada ya sea en leche de vaca o de
proteína de soya y que contenga suplementos vitamínicos y minerales.
 El amamantamiento debería iniciarse inmediatamente después del
nacimiento y debería continuarse al menos durante el primer año de vida.
Los lactantes destetados durante el primer año de vida deberán recibir
fórmula fortificada con hierro. Al año de edad, los bebés pueden cambiar
a leche entera de vaca
Lactancia
 La leche materna ha mostrado ligeros beneficios para el desarrollo
cognitivo
 El amamantamiento también beneficia a la madre. Por lo general las
madres que amamantan tienen menos sangrados posparto, una
recuperación física más acelerada y un retorno más rápido a su peso
anterior. Después de la menopausia, corren menos riesgo de cáncer de
mama y de cáncer ovárico y posiblemente menos riesgo de osteoporosis y
fracturas de cadera
Nutrición

 Los alimentos sólidos enriquecidos con hierro, por lo general empezando


con cereales, se introducen de manera gradual entre los 6 y 12 meses de
edad. También en este momento es cuando se pueden introducir los jugos
de frutas.
 La desnutrición está implicada es más de la mitad de muertes infantiles a
nivel global y muchos niños sufren de daños irreversibles para los dos años
de edad.
 Los niños desnutridos que sobreviven los primeros cinco años de vida
corren un alto riesgo de crecimiento atrofiado, así como de salud y
funcionamiento deficientes a lo largo de su vida.
El cerebro del niño

 El sistema nervioso central del niño (encéfalo y médula espinal) es lo


que hace que éste responda a un pezón y le indica el momento de
iniciar el chupeteo que le permitirá controlar su ingesta de líquidos.
 Al momento del nacimiento el cerebro solo tiene cerca de un
cuarto o un tercio de su volumen adulto posterior; para los tres años
de edad alcanza casi 90% de su peso adulto (1.6kg). Para los seis
años de edad, casi tiene su peso adulto total.
 El crecimiento del cerebro sucede en arranques irregulares
llamados crecimientos regulares repentinos. Distintas partes del
cerebro crecen de manera más acelerada a diferentes momentos.
 Puede haber problemas durante el desarrollo neuronal. Una de las
patologías más frecuentes del neurodesarrollo es el autismo
Autismo
 El autismo es parte del grupo de trastorno del espectro autista, uno de
éstos, el síndrome de Asperger, suele ser más benigno que el autismo
clásico, de modo que los niños con síndrome de Asperger tienden a
funcionar a un mayor nivel que los niños con autismo. Los niños con
síndrome de Asperger tienen un interés obsesivo en un solo tema y hablan
acerca del mismo a quien quiera escucharlos. Tienen vocabularios amplios
y patrones de discurso rebuscados que suelen ser torpes y sin
coordinación. Su comportamiento es extraño o excéntrico y dificulta los
contactos sociales.
 El autismo parece implicar una falta de coordinación entre las diferentes
regiones del cerebro que se necesitan para tareas complejas.
Posibles causas de autismo

 Los trastornos del espectro autista se dan en familias (tienen una fuerte
base genética)
 Factores ambientales, tales como exposición a ciertos virus, químicos,
pueden actuar como disparadores de una tendencia heredada hacia el
autismo.
 Ciertas complicaciones del embarazo, como sangrado uterino o
infecciones vaginales, parecen asociarse con una mayor incidencia de
autismo.
 También están asociados la avanzada edad de los progenitores, los hijos
primogénitos, amenaza de pérdida fetal, anestesia epidural, partos
inducidos y partos por cesárea.
El autismo se da primordialmente en
varones
 Según una teoría el cerebro
femenino está preprogramado de
manera predominante para la
empatía mientras que el cerebro
masculino lo está para la
comprensión y construcción de
sistemas: en los recién nacidos, las
niñas pasan más tiempo viendo caras
y los varones observando juguetes
colgantes.
 Según esta teoría el autismo puede
ser una versión extrema del cerebro
masculino normal
Proceso de mielinización

 La mielinización es un proceso de recubrimiento


de las neuronas con mielina, una sustancia grasa
que permite comunicaciones más rápidas entre las
células.
 La mielinización se inicia aproximadamente a la
mitad de la gestación en algunas partes del
cerebro y continúa hasta la madurez en otras.
 Las vías relacionadas con el sentido del tacto –el
primero en desarrollarse– se mielinizan para el
momento del nacimiento
 La mielinización de las vías visuales, que tienen una
maduración mas lenta, se inicia al momento del
nacimiento y continua durante los primeros 5
meses de vida.
 Las vías relacionadas con la audición pueden
empezar el proceso de mielinización incluso ya en
el quinto mes de gestación, pero el proceso no se
completa sino hasta cerca de los cuatro años de
edad.
Reflejos

 Las conductas reflejas están controladas por los centros cerebrales


inferiores que gobiernan los demás procesos involuntarios, tales como la
respiración y la frecuencia cardiaca.
 Los lactantes humanos cuentan con un aproximado de 27 reflejos
principales
 Algunos reflejos primitivos: chupetear, el hociqueo en búsqueda del pezón
y el reflejo de Moro (respuesta de sobresalto o sensación de caída)
 Durante los primeros dos a cuatro meses se empiezan a activar los reflejos
posturales (reacción a cambios de postura y equilibrio) y los reflejos
locomotores, como los reflejos de caminar y nadar.
Papalia, D., Et. al., (2009)
Plasticidad cerebral

 Así le llamamos a la capacidad del cerebro para desarrollar conexiones


neurales en respuesta a la experiencia.

 Durante el periodo formativo, el cerebro es especialmente vulnerable: si no


se realizan ciertas conexiones corticales al inicio de la vida, es posible que
los circuitos se bloqueen para siempre
 Del mismo modo una experiencia enriquecida puede alentar el desarrollo
cerebral e incluso compensar privaciones pasadas. Al parecer es posible
que se necesite de una estimulación ambiental muy temprana para
sobreponerse de lleno a los efectos de la privación extrema.
Capacidades sensoriales tempranas:
tacto, dolor, olfato, gusto y audición
 El tacto es el primer sentido en desarrollarse y durante los primeros meses es el
sistema sensorial más maduro
 Existe evidencia de que la capacidad para percibir el dolor puede surgir para
el tercer trimestre del embarazo.
 Los sentidos del olfato y del gusto también empiezan a desarrollarse dentro del
vientre materno.
 Los neonatos prefieren los sabores dulces a los ácidos, amargos o salados. El
agua endulzada calma el llanto de los recién nacidos (de termino completo o
dos o tres semanas prematuros)
 La audición también es funcional antes del nacimiento, pero la discriminación
auditiva se desarrolla, de manera acelerada, después del nacimiento.
 Debido a que la audición es esencial para el desarrollo del lenguaje, las
deficiencias auditivas deben identificarse de inmediato.
Capacidades sensoriales tempranas:
visión
 La vista es el sentido menos desarrollado al momento del nacimiento
 Los ojos del neonato enfocan mejor aproximadamente a los 30cm de
distancia
 Entre las 2 y 10 semanas de edad se desarrolla la capacidad para seguir
un blanco, al igual que la percepción del color
 La visión binocular (el uso de ambos ojos para enfocar, lo que permite la
percepción de profundidad y distancia) normalmente no se desarrolla sino
hasta los cuatro o cinco meses de edad.
Desarrollo motor
 No es necesario enseñarle al bebé las habilidades motoras básicas como
darse la vuelta, gatear y caminar. Sencillamente necesitan espacio para
moverse y libertad para explorar lo que pueden hacer.
 El desarrollo motor se logra de manera sistemática: los lactantes primero
aprenden habilidades sencillas y después las combinan en sistemas de
acción.
 El lactante primero obtiene el control de los movimientos separados de
brazos, piernas y pies, antes de conjuntar estos movimientos.
 Para los cuatro meses de edad casi todos los lactantes pueden sostener la
cabeza erecta mientras se les detiene o apoya en posición sentada.
 Entre los 7 y 11 meses de edad, sus manos se coordinan los suficiente como
para recoger objetos muy pequeños, por medio de la presión en pinza.
 El bebé se puede sentar sin apoyo para los 6 meses de edad y puede
asumir una posición de sentado para los 8.5 meses
 Entre los 8 y 10 meses de edad, la mayoría de los bebés empiezan a
movilizarse por cuenta propia arrastrándose o gateando
Locomoción
 Gatear ayuda a los bebés a juzgar distancias y a percibir profundidad de
mejor manera. Aprenden a observar a los demás para obtener claves
acerca de si una situación es segura o atemorizante, habilidad conocida
como: referencia social
 Un bebé promedio puede mantenerse en pie un poco después de los 7
meses de edad si se sostiene de una mano que lo ayude o de un mueble.
Sin embargo, es aproximadamente a los 11.5 meses de edad que puede
soltarse y mantenerse de pie de forma adecuada.
 Poco después de su primer cumpleaños el bebé ya camina bastante bien
y por consiguiente, adquiere el estatus de infante.
 Durante su segundo año de vida los niños empiezan a subir escaleras, un
escalón a la vez, colocando un pie después del otro a cada paso; más
adelante alternarán los pies. Bajar escaleras viene después. En su segundo
año los infantes también empiezan a correr y a saltar. Para los 3.5 años, la
mayoría de los niños puede sostenerse en un solo pie y brincar en él.
Desarrollo cognitivo: la teoría de Jean
Piaget sobre la etapa sensoriomotora
 Hay 4 estapas del desarrollo cognitivo según Piaget: sensorio motora,
preoperaciona, de las operaciones concretas y de las operaciones
formales
 Durante la primera etapa, la etapa sensoriomotora, desde el nacimiento
hasta los dos años de edad, los lactantes aprenden acerca de sí mismos y
su mundo por medio de su actividad sensorial motora.
 Logran esto mediante los procesos de organización, adaptación y
equilibración y luego pasan del aprendizaje de ensayo y error al uso de
símbolos y conceptos para resolver problemas simples.
 Gran parte de este crecimiento cognitivo ocurre por medio de reacciones
circulares(repetitivas), en las que el lactante aprende a reproducir sucesos
agradables o interesantes que descubrió originalmente por azar.
Papalia, D., Et. al., (2009)
Desarrollo del conocimiento sobre
objetos y espacios
 El concepto de objeto (la idea de que
los objetos tienen una existencia,
características y localización espacial
independientes) es un desarrollo
cognitivo posterior que resulta
fundamental para una perspectiva
ordenada de la realidad física.
 El concepto de objeto es la base para la
conciencia de sí mismo de los niños, el
conocimiento de que ellos mismos
existen de manera independiente de los
objetos y de otras personas.
Un aspecto del concepto de objeto es la
permanencia del objeto

 Es decir, la
comprensión de
que un objeto o
persona existe
aun cuando está
fuera de la vista.
Desarrollo del lenguaje

 Una vez que los niños conocen las palabras pueden utilizarlas para
representar objetos y acciones.
 Cada lactante adquiere el lenguaje mediante una combinación de
avances físicos, cognitivos y sociales.
 El bebé empieza por emitir sonidos que progresan del llanto a los zureos y
balbuceos, después a la imitación accidental y luego a la imitación
deliberada. Estos sonidos se conocen como habla prelingüistica.
 Es típico que los bebés digan su primera palabra alrededor del final del
primer año de vida.
Papalia, D., Et. al., (2009)
Elementos psicosociales en lactantes e
infantes
 0-3 meses: Empiezan a mostrar interés y curiosidad y sonríen con facilidad a los
demás
 3-6 meses: Sonríen, zurean y se ríen con frecuencia. Es un momento de
despertar social y de intercambios recíprocos tempranos entre el bebé y el
proveedor de cuidados
 6-9 meses: Los lactantes participan en “juegos sociales” y tratan de obtener
respuesta de las demás personas. Expresan emociones más diferenciadas y
muestran alegría, temor, enojo y sorpresa.
 9-12 meses: Los lactantes están concentrados en su cuidador, pueden volverse
temerosos ante desconocidos y actúan de manera contenida en situaciones
novedosas; exhiben estados de ánimo, ambivalencia y grados de sentimientos
 12-18 meses: Los infantes exploran su ambiente y usan a las personas a las que
están más apegados como base segura
 18-36 meses: Elaboran la conciencia de sus limitaciones por medio de la
fantasía y el juego y mediante la identificación con los adultos
Indicadores de vida emocional

 Las expresiones faciales no son el único, ni


necesariamente el mejor índice de las
emociones de los lactantes; la actividad
motora, el lenguaje corporal y los cambios
fisiológicos también son indicadores
importantes. Es posible que un lactante
esté temeroso sin mostrar una “cara de
temor”; existe la posibilidad de que el bebé
exprese su temor volteándose o alejando
la mirada o mediante una aceleración de
su frecuencia cardiaca.
Desarrollo de la personalidad

 La conciencia del yo
parece surgir entre los 15 y
los 24 meses de edad.
 Se piensa que la empatía
surge durante el segundo
año de vida, al igual que
la culpa.
Temperamento

 El temperamento se define como la manera característica,


biológicamente determinada, en que la persona reacciona a personas y
situaciones. El temperamento es el cómo de la conducta: no qué hace la
persona, sino cómo lo hace.
 Tres patrones de temperamento (según New York Longitudinal Study):
1. Niños fáciles: generalmente felices, rítmicos en su funcionamiento biológico y
con disposición a aceptar experiencias nuevas.
2. Niños difíciles: más irritables y difíciles de complacer, irregulares en sus ritmos
biológicos y más intensos en la expresión de sus emociones.
3. Niños lentos para entrar en confianza: plácidos pero lentos para adaptarse a
personas y situaciones nuevas.
Desarrollo de la confianza

 Para que los bebés lleguen a confiar en que se satisfarán sus necesidades
Erikson asegura que las experiencias tempranas son la clave.
 Los bebés necesitan desarrollar un equilibrio entre confianza (que les
permite formar relaciones íntimas) y desconfianza (que les permite
protegerse). Si predomina la confianza los niños desarrollan la esperanza.
 Erikson consideraba que la situación alimentaria era el entorno para
establecer la mezcla correcta de confianza y desconfianza: ¿El bebé
puede confiar en que se le alimente cuando tiene hambre? En
consecuencia puede confiar en su madre como representante del
mundo.
Desarrollo del apego

 El apego es un vínculo
emocional entre el lactante
y el proveedor de cuidados,
en donde ambos
contribuyen a la calidad de
la relación y hacen que
dicho vínculo sea recíproco
y duradero.
 Según la teoría etológica,
los lactantes y sus padres,
están biológicamente
predispuestos a apegarse
entre sí y el apego
promueve la supervivencia
del bebé.
4 patrones principales de apego

 Apego seguro: Patrón en el que un lactante llora o protesta cuando el


proveedor principal de cuidados se aleja y en el que se busca de manera
activa el regreso del proveedor de cuidados
 Apego evitante: Patrón en el que el lactante rara vez llora cuando se
separa del principal proveedor de cuidados y evita el contacto cuando
esa persona regresa
 Apego ambivalente: Patrón en el cual el lactante experimenta ansiedad
antes de que el proveedor de cuidados se aleje, muestra angustia
extrema en su ausencia y tanto busca el contacto como lo resiste al
regresar esa persona
 Apego desorganizado-desorientado: exhibe conductas contradictorias
repetitivas o desencaminadas (donde buscan la cercanía con el
desconocido en lugar de con la madre)
¿Cómo se establece el apego?

 Los bebés que lloran y cuyas


madres que responden
consolándolos tienden a exhibir
apego seguro.
 Las madres de lactantes e infantes
con apego seguro tienden a ser
sensibles y responsivas.
 De igual importancia son la
interacción mutua, la
estimulación, una actitud positiva,
calidez, aceptación y apoyo
emocional
Efectos a largo plazo del apego

 La seguridad del apego parece afectar la competencia emocional, social


y cognitiva.
 Los lactantes con un apego seguro tienden a tener vocabularios más
amplios y variados que aquellos con un apego inseguro. Tienen
interacciones positivas con sus pares (compañeros y amigos) y es más
probable que acepten sus tentativas de amistad.
 Los infantes con apego inseguro tienden a exhibir más temor, angustia y
enojo, mientras que los niños apegados de manera segura son más
alegres.
 Una madre que tuvo un apego seguro a su madre o quien entiende por
qué tuvo un apego inseguro puede reconocer y ayudar al bebé a
desarrollar un apego seguro con ella.
Fuente:

Papalia, D., Olds, S. and Feldman, R. (2009). Psicología del


desarrollo. Bogotá: McGraw-Hill.

¡Gracias!
\(ñ_ñ)/