Está en la página 1de 16

Área de psicología

Lcda. Nilsa Laínez


Lcda. Kaprinsky Martínez
• Estrés (del inglés stress,
‘tensión’) es una reacción
fisiológica del organismo
en el que entran en juego
diversos mecanismos de
defensa para afrontar
una situación que se
percibe como
amenazante o de
demanda incrementada.
• El estrés es una respuesta natural y necesaria para la
supervivencia, a pesar de lo cual hoy en día se confunde con
una patología. Esta confusión se debe a que este mecanismo de
defensa puede acabar, bajo determinadas circunstancias
frecuentes en ciertos modos de vida, desencadenando
problemas graves de salud.
• Cuando esta respuesta natural se da en exceso se
produce una sobrecarga de tensión que repercute en
el organismo y provoca la aparición de
enfermedades y anomalías patológicas que impiden
el desarrollo normal y funcionamiento del cuerpo
humano.
• Olvidos(incipientes problemas de memoria).
• Alteraciones en el ánimo.
• Nerviosismo .
• Falta de concentración.
• En las mujeres puede producir cambios hormonales importantes como
hinchazón de mamas, dolores en abdominales inferiores entre otros
síntomas.
• Dolores corporales
• Espalda
• Colon
• Estómago
• Articulaciones
• Cabeza
La ansiedad (del latín anxietas, 'angustia, aflicción') es una
respuesta emocional y de aspectos como los siguientes:
• Subjetivos O cognitivos de carácter no placentero.
• Corporales o fisiológicos caracterizados por un alto grado de
activación del sistema nervioso periférico.
• Motores que suelen implicar comportamientos poco ajustados Y
escasamente adaptativos.
• El estrés es una reacción, puede
provenir de cualquier situación o
pensamiento que lo haga sentir a
uno frustrado, furioso, nervioso o
incluso ansioso, y lo que es
estresante para una persona no
necesariamente es estresante para
otra.
• La ansiedad es un sentimiento de
recelo o miedo. Es posible que usted
no conozca la fuente de su
desasosiego, lo cual es otro
elemento que se le añade a la
angustia que usted siente.
• La ira o rabia es una
emoción que se
expresa con el
resentimiento, furia o
irritabilidad.
• La ira se vuelve el sentimiento predominante en el
comportamiento, cognitivamente, y fisiológicamente cuando
una persona hace la decisión consciente de tomar acción
para detener inmediatamente el comportamiento
amenazante de otra fuerza externa.
• Hablar con alguien. No tiene que solucionar sus problemas
solo.
• Fíjese si alguno de sus músculos está tenso. Solo con el hecho
de darse cuenta de esto, hace que automáticamente se
relaje ese músculo.
• Pregúntele a su jefe, pareja, hijos, etc, si está haciendo las
cosas bien.
• Delegue tareas a otros.
• Si va a llevar a cabo una técnica de manejo de estrés,
dígaselo a alguien más para aconsejarse mutuamente.
• Haga algo que le guste hacer. Aléjese de la
situación estresante.
• Reducir lo más posible la cafeína y los dulces.
Haga una caminata cuando tenga antojos de
comer dulces o tomar café.
• Planifique bien las tareas , use técnicas para
resolver problemas y para tomar decisiones.
No deje nada para «última hora»
• Controle las horas que está trabajando en la
semana.
• Practique un deporte o actividad física
reconfortante.
• Los ejercicios de relajación, respiración y yoga son tan
poderosos como un fármaco, aunque algo más trabajosos.
Puede resultar una buena inversión aprender estas técnicas por
que no sólo serán útiles para afrontar el momento actual, sino
que nos ayudarán a cuidarnos ante los agobios que nos
depare el futuro.
• Las actividades manuales son muy convenientes
para las personas que tienen angustias y
preocupaciones intelectuales.
• Pintura
• Origami
• Costura
• Elaboración de maquetas
• Figuras de plástico
• Ebanistería
• Alfarería.
• Las relaciones sexuales
satisfactorias (evitando
que resulten exigentes,
compulsivas o rutinarias)
tienen un efecto muy
beneficioso para
espantar tensiones
acumuladas. Puede ser un
buen momento para
mejorar la comunicación y
el arte de amar.
• Aumentar la vida social, vincularse, participar en las
conversaciones, reuniones informales y cultivar la amistad, son
ideas positivas y loables por sí mismas y no deben dejarse de
lado pensando que el "retiro'' y el aislamiento nos
tranquilizarán más.

También podría gustarte