Está en la página 1de 27

Etiología. En cuanto a su etiología es desconocida.

Un trauma produce un coágulo


.

Radiográficamente. Se presenta como una zona radiolúcida amplia que puede


expandir.

Microscópicamente. Muestran solo hueso cubierto por una capa microscópica


extremadamente delgada de tejido conectivo.

Tratamiento. Consiste en abrir la lesión, curetaje del hueso y sutura

http://www.scielo.org.mx/scielo.php?pid=S1870
-199X2016000200114&script=sci_arttext
Clínicamente
La lesión es
sintomática, se
descubre por un
examen de rutina.

Radiográficamente
Muestra una zona radiolúcida
bien demarcada por lo general
situada por debajo del
conducto dentario inferior y
que no dilata la tabla cortical

http://www.medigraphic.com/pdfs/cirugiabucal/cb-
2010/cb102h.pdf
Características clínicas
En la boca surge en la
región anterior del piso de
la boca sobre la línea
media

Tratamiento
La terapéutica
es la excisión
quirúrgica
Histopatología
En el examen microscópico
el quiste dermoide está
revestido por epitelio
escamoso estratificado
apoyado por una pared de
tejido conectivo fibroso
Etiología. Se produce como consecuencia de un defecto en el conducto de
Wharton, glándula submaxilar

Aspecto clínico. Aparece como una masa unilateral de tejido blando, de


consistencia suave de color blanco azulado similar al vientre de una rana de
donde deriva el nombre de Ránula

Histopatología. Presenta líquido mucoseroso espeso rodeado de tejido de


granulación

Tratamiento. El de elección es la extirpación quirúrgica

http://cursoenarm.net/UPTODATE/contents/mobipreview.htm
?8/27/8627
Histopatología. Este quiste se caracteriza por presentar una cavidad revestida de epitelio
plano no estratificado de espesor variable. Como la inflamación por lo general es intensa
puede destruir parte del revestimiento epitelial, dando lugar a una zona de tejido de
granulación

Radiográficamente._Se presenta como una imagen radiolúcida redondeada, bien


circunscrita, en el ápice de la raíz de un diente desvitalizado.

Clínica._ Aunque la mayoría de los quistes periapicales aparecen en el ápice de la raíz,


pueden aparecer también en el orificio de grandes conductos radiculares.

Tratamiento._Se tratan mediante enucleación tras la extirpación o el tratamiento


endodóncico del diente responsable.
Histopatología. Si se extrae el quiste nos ofrece un aspecto de una bolsa, una vez
cortado exuda liquido o bien se encuentra lleno de restos necróticos, su superficie
interna es lisa

Radiográficamente._El aspecto de este quiste es casi idéntico a los de un granuloma


apical, esta lesión puede ser de mayor tamaño que el de un granuloma preexistente,
la mancha se presenta como una mancha radiolúcida delimitada más o menos en
forma clara.

Clínica. La mayoría de quistes apicales son asintomáticos, es raro que el diente este
doliendo o que sea sensible a la percusión.

Tratamiento._Con la extracción de la pieza dental y curetaje apical, u obturación del


conducto y curetaje apical, u obturación del conducto únicamente, puede también
realizarse la apicectomia
Etiología._ Cuando los quistes radiculares persisten en el periápice después de extraer el
diente causante se denomina "quiste residual".

Histopatología. La mayoría de los quistes están tapizados total o parcialmente por


epitelio escamoso estratificado. El revestimiento puede ser discontinuo en algunas partes
y el grosor variable.

Radiográficamente._Se observan cambios por extracción de un órgano dentario,


además de la imagen correspondiente al quiste unilocular bien definido, generalmente
menor a un centímetro de diámetro.

Tratamiento._La enucleación quirúrgica debe ser el tratamiento correcto para los quistes
residuales. La cavidad residual suele curar espontáneamente mediante regeneración ósea
gracias a un mecanismo de organización del primitivo coágulo hemático que se forma en
el postoperatorio.

La mayoría de los quistes están tapizados total o parcialmente por epitelio escamoso
estratificado. El revestimiento puede ser discontinuo en algunas partes y el grosor
variable.
El quiste dentígero es una entidad patológica que se presenta en maxilar o mandíbula, es
una cavidad ósea revestida por epitelio presentando contenido líquido en su interior,
relacionado a la corona de un diente no erupcionado

Histopatología._No existen características específicas para poder diferenciarlos con los


demás quistes odontogénicos, se compone por una delgada capa de escaso espesor de
epitelio escamoso estratificado que tapiza la luz

Radiográficamente._Nos revela una imagen radiolúcida de alguna manera vinculada con


la corona de un diente no erupcionado.

Clínicamente._ El quiste siempre está asociado a la corona de un diente retenido,


también es posible que el quiste encierre un odontoma compuesto complejo, o se
relacione con un diente supernumerario

Tratamiento._No existen características específicas para poder diferenciarlos con los


demás quistes odontogénicos, se compone por una delgada capa de escaso espesor de
epitelio escamoso estratificado que tapiza la luz
Se producen sobre la corona de los dientes deciduos retrasando su erupción y más
raramente sobre los dientes permanentes. En todo caso son infrecuentes y sólo requieren
tratamiento, que es su apertura con exposición de la corona dental, si se retrasa mucho la
erupción.

Histopatología._El quiste de erupción intacto rara vez se envía al laboratorio de patología


oral y maxilofacial, y la mayoría de ejemplos consiste en extirpar el techo del quiste, que se
ha quitado para facilitar la erupción de los dientes

Radiográficamente._Nos revela una imagen radiolúcida de alguna manera vinculada con


la corona de un diente no erupcionado.

Clínica._El quiste de erupción aparece como una inflamación suave y a menudo translucida
de la mucosa gingival que recubre la corona de un diente en erupción deciduo o
permanente.

Tratamiento._El tratamiento puede no ser requerido porque por lo general el quiste se


rompe de forma espontánea, permitiendo la erupción del diente
Es de naturaleza controvertida, se lo considera un hematoma quistificado o un tumor
odontogénico benigno. Se presenta en
cualquier edad y no tiene preferencia sexual; se localiza tanto en mandíbula como en
maxilares en la zona premolar más frecuentemente.

Histopatología._En la lesión también se puede encontrar cantidad irregular de dentina y


osteodentina. Bhaskar describe que presenta también un material de tipo de queratina y
áreas focales de calcificación y en raros casos presencia de melanina.

Radiográficamente._Se van a presentar como imágenes radiolúcidas, por lo común bien


circunscritas, en el interior de estas se miran manchas radiopacas, estás miden entre 1 y 8
cm.

Clínica._ No hay predilección por la edad o sexo, la gran mayoría se presenta en adultos
casi en un 30%

Tratamiento._Es por cirugía, la ausencia de recidiva depende de la enucleación que sea


completa. Esta lesión sea intra o extra ósea es benigno.
Constituyen aproximadamente una tercera parte de todos los quistes y un 6% del total
de biopsias que se reciben en un servicio central de anatomía patológica remitida desde
las distintas unidades clínica y quirúrgicas que realizan biopsias y exéresis del territorio
maxilofacial.

Histopatología._El epitelio es muy característico, está compuesto de una superficie de


paraqueratina, la cual está habitualmente corrugada, rizada o arrugada.

Radiográficamente._Esta lesión se presenta como una imagen radiolúcida, bien


circunscrita que presenta bordes radiopacos delgados.

Clínica. El Queratoquiste Odontogénico es una lesión asintomática, de larga evolución,


crecimiento lento y expansivo, no destructivo, la piel y la mucosa presentan
características normales, crepita a la palpación.

Tratamiento._El tratamiento es la extirpación quirúrgica de la lesión con curetaje óseo


periférico o bien con osteotomía segmentaria
Parece por primera vez como entidad propia en la clasificación de los quistes maxilares. Se
trata de una lesión infrecuente, asintomática.

Histopatología._El quiste periodontal lateral tiene una delgada generalmente no inflamada


pared fibrosa con un epitelio alineando solamente uno de tres celdas delgadas en muchas
áreas

Radiográficamente._ Las características radiográficas de un quiste periodontal lateral no


son diagnosticadas; el queratoquiste odontogénico que se desarrolla en medio de las raíces
adyacentes al diente podría mostrar resultados radiográficos idénticos

Clínica._ Más frecuentemente ocurre en pacientes entre la quinta y séptima década de su


vida; raramente podría ocurrir en algunos menores de treinta años de edad

Tratamiento. Enucleación conservativa del quiste periodontal lateral es el tratamiento de


elección
Se trata de un quiste infrecuente, localizado típicamente en mandíbula (60-80%), en la
zona vestibular de caninos y premolares y aparece como una única y pequeña hinchazón
gingival, de forma oval y con aspecto de contenido líquido.

Histopatología._ Las características histopatológicas del quiste gingival del adulto son
similares a las del quiste periodontal lateral

Clínica._ Al igual que el quiste periodontal lateral, el quiste gingival del adulto muestra
una predilección sorprendente que se produzca en el canino inferior y el área premolar

Suele aparecer entre la 5a-6a década de vida. Los dientes asociados son vitales.
Raramente aparece de forma múltiple, ni unilateral ni bilateralmente, y tampoco suele
aparecer en el vientre lingual.

Tratamiento._ El quiste gingival del adulto responde bien a la extirpación quirúrgica


simple. El pronóstico es excelente.
Se forma por una inclusión epitelial en el tejido conjuntivo de las encías. Se
origina al ser atrapados grupos de células epiteliales por la proliferación rápida del
mesénquima.

Síntomas._ Son pequeños abultamientos de color blanco y amarillo que aparecen


en las encías de tu bebé o el paladar. Las protuberancias pueden parecerse a los
dientes de leche en ciernes para los nuevos padres

Clínica._ El quiste gingival se observa, por lo general, en el recién nacido como


unos nódulos de color blanco amarillento, de consistencia firme, de 1 a 2 mm de
diámetro, únicos o múltiples

Forman nódulos llenos de un líquido espeso de color blanquecino que resulta ser
queratina.

Tratamiento._No es necesario hacer tratamiento para la lámina dental en los


bebés. La afección es inofensiva. Los quistes se romperán y se encogerán dentro
de unas semanas
Histopatología._ El revestimiento de este quiste suele ser epitelio columnar ciliado
(respiratorio). escamoso estratificado o seudoestratificado. La cavidad quistica,
contiene restos celulares, liquido o queratina.

Radiográficamente._ Se miran como unas lesiones, que nos dan una imagen
radiolúcida circunscrita frente al sector de los premolares y molares, frecuentemente
bordeado por una capa de hueso esclerótico

Clínica._Ambas lesiones se presentan como una tumefacción sólida, en la línea media


del paladar, la túnica mucosa, es de color blanquecino o pálido pero siempre está
intacta no hay ulceración, las lesiones son indoloras

Tratamiento._Consiste en la eliminación quirúrgica y cureteado minucioso. Bhaskar


recomienda la enucleación
El quiste globulomaxilar se ubica típicamente entre las raíces del incisivo lateral y
el canino; ambos son separados por el desarrollo del quiste. Su crecimiento se
inicia entre las raíces y después llega hasta el ápice. Se presenta antes de los 30
años de edad. Su origen se vincula a la situación anatómica en que aparece.

Etiología._ Es un defecto de fusión. Proliferan los restos de Hochstetter

Radiográficamente._En las radiografías intrabucales se presenta con una imagen


radiolúcida piriforme invertida entre las raíces del incisivo central y el canino.

Clinica._Se les ve entre el canino y el incisivo lateral del maxilar superior donde
puede provocar un agrandamiento así como la migración de los dientes
adyacentes, es asintomático y todos los dientes de la región son vitales

Tratamiento._Es mediante la enucleación quirúrgica, preservando si es posible


los dientes adyacentes
El quiste nasoalveolar o nasolabial es una lesión que se desarrolla fuera del hueso y
que se sitúa en la apófisis alveolar y en la vecindad de la narina. Cuando es muy
grande a causa de la compresión que provoca se origina reabsorción ósea de la tabla
externa, que le sirve de asiento.

Histopatología._Se encuentra tapizado de epitelio columnar seudoestratificado, que


a veces es ciliado frecuentemente con células caliciformes, o de epitelio escamoso
estratificado

Radiográficamente._Las radiografías no muestran ninguna alteración ósea, sin


embargo puede aparecer una imagen radiolúcida si el quiste produce una reabsorción
ósea por presión desde el lado del periostio

Clínica._Produce una hinchazón del pliegue mucovestibular así como en el piso de la


nariz y se localiza cerca la inserción del ala de la nariz del maxilar

Tratamiento. El quiste debe ser eliminado quirúrgicamente, aunque habrá que tener
cuidado de no perforar ni aplastar la lesión
Esta es una lesión extremadamente infrecuente que se presenta en la sínfisis
mandibular, se dice que surge a partir del epitelio que puede quedar inmerso en la
fusión del primer arco branquial para formar la mandíbula.

Histopatología._Revela un epitelio escamoso estratificado delgado, con pliegues y


proyecciones que tapizan la luz central. El quiste está revestido de epitelio columnar
ciliado seudoestratificado.

Radiográficamente.- Se presenta una imagen radiolúcida unilocular, bien delimitada


aunque también puede ser multilocular

Clínica._La mayoría de quistes medio mandibulares de desarrollo son asintomáticos y


se descubren únicamente durante el examen radiológico de rutina

Tratamiento.-Consiste en hacer excisión quirúrgica conservadora, con preservación


de los dientes cercanos
Histopatología.- Los quistes están tapizados de epitelio escamoso
estratificado, epitelio columnar ciliado seudoestratificado y epitelio cuboide o
cualquiera de las combinaciones

Radiográficamente.- Son descubiertas por exámenes rutinarios del maxilar


en la radiografía, se observa una zona radiolúcida redonda u oval o
acorazonado

Clínica.- Se presenta más en la cuarta y quinta década de la vida, son casi


asintomático, a veces se infectan por algún mecanismo desconocido y
producen dolores inflamatorios.

Tratamiento.- No se conoce de transformaciones malignas en el epitelio de


revestimiento de este quiste, estos destruyen grandes cantidades de hueso.
El tratamiento consiste en la enucleación
Histología.- Histológicamente se aprecia un epitelio columnar o escamoso estratificado,
ocasionalmente cuboidal e incluso un pequeño epitelio intestinal. Se puede encontrar
tejido tiroideo pero no es un hallazgo constante

Ubicación.- La mayoría de los quistes se sitúan por debajo del nivel del hioides en la
región de la membrana tirohioidea. El 60% se encuentra en la línea media sobre la
membrana tirohioidea, 23% por debajo de este nivel, el 15% en región cervical lateral y
un 2% próxima al agujero ciego. Dicha localización varía debido al desarrollo
embriológico de la glándula tiroides.

Cómo se diagnostica.- Para el diagnóstico suele ser suficiente con la historia y la


exploración clínica. El médico palpa la cara anterior del cuello, apreciando el bulto
descrito, y puede pedir al niño que trague o saque la lengua (como el conducto sale de
la base de la lengua, el quiste se moverá con los movimientos linguales).

Tratamiento .- Es aconsejable la remoción del quiste con la maniobra de Sistrunk en la


que se elimina el segmento de la línea media del hueso hioides y una porción generosa
de músculo por todo el conducto tirogloso, para lo cual debemos tener pleno
conocimiento de la anatomía cervical.
Etiología.- La patogénesis del quiste óseo aneurismático permanece
controvertida, con teorías que van desde un postrauma local, relativa mala
formación vascular, hasta la predisposición a desarrollar tumores óseos

Clínicas.- Puede ser observado en algunas ocasiones mala oclusión,


movilidad, migración o reabsorción de los dientes envueltos. En la maxila
la lesión frecuentemente se extendió para el seno adyacente. Los
principales síntomas del QOA incluyen dolor sordo y edema

El diagnóstico preoperatorio.- del QOA puede ser difícil por causa da su


similitud con otras lesiones, como el ameloblastoma, tumor de células
gigantes, hiperparatireoidismo, mixoma, quiste óseo traumático y tumor
odontogénico ceratoquiste. La aspiración de sangre de la lesión debe llevar
al clínico a sospechar de una lesión vascular o QOA. La ausencia de ruidos,
palpitación y falta de presión de pulso ayudan clínicamente a diferenciar el
QOA de una lesión vascular. Es esencialmente un diagnóstico de exclusión.
Tratamiento.- El tratamiento para el quiste óseo aneurismático de los
maxilares ha sido la escisión y legrado en algunos casos y se ha podido
complementar con criocirugía
Desde el punto de vista histológico, el quiste branquial está formado por una
pared de epitelio poliestratificado subyacente al cual, pero no en contacto con
él, se encuentra tejido linfoide, en muchos casos con centros germinativos
activos

Las masas quísticas en cuello son usualmente benignas en pacientes jóvenes.


Sin embargo, tumores malignos de la cabeza y el cuello pueden presentarse
ocasionalmente con metástasis quísticas.

Este diagnóstico fue corroborado en el trans-operatorio y se trató con


tiroidectomía total, disección ganglionar del compartimiento central y disección
ganglionar radical modificada derecha.

Las masas cervicales que cursan con síntomas inflamatorios agudos son las más
comunes y usualmente corresponden a adenitis ganglionares originadas en
infecciones de la piel vecina y de los dientes
Histopatología.- Los estudios complementarios que ayudan a definir el
diagnóstico de quiste branquial son la ecografía cervical, tomografía
computada de cuello con contraste y, eventualmente, una resonancia
magnética nuclear de cuello

L as anomalías derivadas del desarrollo del 2do y 3er arco y bolsas


branquiales, según la estadística representa el 1% de patología cervical
con diferentes formas de presentación, siendo la más frecuente en
forma quística y presentándose en cualquier etapa de la vida

Clínica.- Se palpa una masa blanda redondeada, que por lo general no


duele, excepto durante los procesos de inflamación o infección aguda

Tratamiento.- El tratamiento del quiste branquial es siempre


quirúrgico. La cirugía consiste en la resección completa del quiste
 RESUMEN

Los quistes representan sin duda, un peligro para la integridad


del componente máxilo facial, ocasionando trastornos
funcionales y estéticos de variable intensidad por lo que deben
ser diagnosticados precozmente y tratados de forma
adecuada.1
La práctica ha demostrado que existen dificultades en la
interpretación clínica y radiológica de estas afecciones debido a
lo que se asemejan entre sí algunas de ellas. Debido a esto, se
exponen criterios diagnósticos erróneos y conductas
terapéuticas inadecuadas que propician la apareción de
lesiones recidivantes, cuyos comportamientos clínicos e
histológicos difieren sustancialmente de las lesiones primitivas.
Esto hace que las consideraciones quirúrgicas de los quistes
maxilares estén relacionadas con los patrones clínicos e
histológicos de cada uno de ellos.2
Entre los procesos que integran la patología quirúrgica oral
y maxilofacial, uno de los más complejos es el de las
lesiones tumorales de los maxilares. Entre todos los
procesos tumorales, quizás el más importante sea el
referido a los quistes maxilares por su frecuencia y
aparición y por el papel que en su diagnóstico tiene el
estomatólogo.
 Odontogénicos.
◦ Quiste gingival infantil.
◦ Queratoquiste odontogénico (primordial).
◦ Quiste dentígero (folicular).
◦ Quiste de erupción.
 Quiste periodontal lateral.
 Quiste gingival del adulto.
 Quiste odontogénico glandular; quiste sialoodontogénico.
 No odontogénicos.
◦ Quiste del conducto naso palatino
◦ Quiste nasolabial (nasoalveolar).
◦ Quistes medianos palatino, alveolar y mandibular.
◦ Quiste glóbulo maxilar.