Está en la página 1de 13

 El movimiento se manifiesta en todo el Universo.

Nada
está en reposo, todo se mueve, vibra y circula

 La ciencia moderna ha comprobado que todo lo que


llamamos materia y energía no es más que "modos de
movimientos vibratorios“
 Los planetas giran en torno de un sol, y muchos de
ellos giran también sobre sus propios ejes. Los soles, a
su vez, giran en torno de puntos centrales mayores, y se
cree que éstos giran también alrededor de otros
todavía más grandes, y así sucesivamente, ad
infinitum. Las moléculas de que se compone cualquier
clase de materia están en constante vibración,
moviéndose unas en torno de otras, y también unas
contra otras. Las moléculas están compuestas por
átomos, los que, como aquellas, también están en
constante movimiento y vibración. Los átomos están
compuestos por corpúsculos, llamados también
"electrones", "iones", etc.
 Desde EL TODO, que es espíritu puro, bajando hasta
la forma más grosera de materia, todo está en
vibración - cuanto más alta la vibración, más alta la
posición en la escala-. Un entendimiento de este
principio, con las fórmulas apropiadas, capacita a las
personas a controlar sus propias vibraciones mentales,
así como las de otros. Los maestros también aplican
este principio a la conquista de los fenómenos
naturales"
 Este principio explica las diferencias entre las
manifestaciones de la materia, la mente y el Espíritu.
La materia y la energía no son más que el resultado de
estados vibratorios diferentes. El espíritu es un
extremo polar vibratorio más elevado y la materia un
extremo polar vibratorio más denso. Entre ambos
extremos, nuestros pensamientos, nuestras
emociones, nuestros deseos, impulsos, son estados
vibratorios de frecuencias intermedias.
 Todo pensamiento, emoción o estado mental tiene su
grado y modo de vibración correspondiente. Y por un
esfuerzo de la voluntad de la persona, o de otras
personas, estos estados mentales pueden ser
reproducidos, igual que un tono musical puede ser
reproducido haciendo vibrar un instrumento a una
cierta frecuencia.

 Por un conocimiento del principio de vibración,


podemos polarizar nuestra mente en cualquier grado
que deseemos, consiguiendo así un control sobre
nuestros estados mentales, humores, etc.
 Los estados de ánimo vibran y lanzan esas vibraciones
al espacio en sonidos y colores, van golpeando cuerpos
afines como hacen los instrumentos musicales, y estas
vibraciones afectan en bien o en mal a otras mentes,
aumentando los estados emocionales y mentales que
están a tono con ellas.
 La vibración más baja corresponde a nuestro ego, es el
nivel del miedo y por eso se generan toda clase de
problemas.
 La vibración media es el terreno de la esperanza, de
esta manera comienza a producirse “la suerte”.
 La vibración más alta corresponde al terreno del
Espíritu, es el nivel de la Fe Absoluta y del Amor
Incondicional.
 El Principio de vibración nos enseña que “las energías
iguales se atraen”.
 Es muy difícil mantenerse en un mismo nivel todo el
tiempo. Cada persona debe aprender a cuidar
sobremanera su vibración personal, aprendiendo a
mantenerla elevada a través de sus pensamientos.
 Cuando mejores tu vibración personal, mejorarás la
vibración de todos aquellos que te rodean.
 Los pensamientos e ideas respecto a Dios, sobre los
Maestros de Sabiduría, sobre el Yo Superior o sobre
todo lo noble y puro tienen vibraciones altísimas. Estas
elevan cualquier vibración menor, pudiendo curar
enfermedades, resolver problemas, etc.
 Cuida tu vibración: recuerda que ésta será positiva si
tus pensamientos, tus emociones y tus actitudes y
acciones también lo son.

 Relaciona tu estado vibratorio con las cosas que te


suceden: recuerda que si cambias positivamente la
actitud, la emoción y el pensamiento, emitirás dichas
vibraciones a tu alrededor, y por correspondencia
recibirás algo equivalente desde el exterior.
 Mantén tu estado vibratorio: a veces experimentamos
caídas vibratorias por contagios desde el exterior.
Descubre cómo te afecta la relación con los demás y los
lugares que frecuentas. Si te es posible evita
contactarte con lo que te perjudica, y en todo caso,
recuerda que una forma de protegerte es mantener de
forma consciente siempre alta tu vibración.
 Todo se encuentra en continuo movimiento, una
continua vibración y transformación. Cada parte del
universo tiende a transformarse en algo mejor,
evoluciona hacia un nuevo nivel de existencia.
 En nuestro orden personal, la vida nos empuja siempre
a vivir de una manera mejor. Las crisis aparecen
cuando permanecemos rígidos o inflexibles en una
posición. Por eso en ocasiones sufrimos grandes crisis
y después cambiamos……