Está en la página 1de 31

INMACULADA GARCÍA BECK

1.- Etiología
Es una zoonosis,
considerada por la
Organización Mundial de la
Salud (OMS) como la de
mayor distribución mundial.

Enfermedad de declaración
obligatoria
(Real Decreto 526/2014, de 20
de junio, por el que se establece
la lista de las enfermedades de
los animales de declaración
obligatoria y se regula su
notificación)
Etiología
La brucelosis, enfermedad causada
por varias especies del género
Brucella spp, es una bacteria
Gram.-negativa, facultativa e
intracelular varia en la familia
brucellesae.
Seis especies ocurren en animales
y humanos:
Brucella abortus (ganado bovino),
B. melitensis (cabras y gatos),
B. suis (cerdos),
B. ovis (ovinos),
B. canis (perros) y
B.Neotomae (roedores)
(FSPH, 2004; Morrión et al., 2004).
El descubrimiento del agente etiológico de la
enfermedad, conocida como fiebre de Malta, se
realizó a finales del siglo XIX, por un grupo de
investigadores encabezados por David Bruce
(López et al., 2002).
Las características del organismo son cocos Gram.
Negativos o bacilos cortos (0.5 a 0.7 por 0.6 por 1.5
mn) sencillo con poca frecuencia en par, cadena corta
o grupos pequeños. (Figura 1) Son no móvil, acapsular,
no esporulado, aerobio, crecimiento optimo en rango
de temperatura desde 20 a 40 °C (CFIA, 2005).

Brucella abortus, es una


bacteria sensible a la
pasteurización, a los
desinfectantes, luz solar,
altas temperaturas
ambientales. Puede
sobrevivir en agua hasta
por 30 días y en el suelo
2 meses.

Microorganismo de brucella abortus examinado Microscopio electrónico


(www.pathport.vbi.vt)
2. Síntomas El síntoma principal es el aborto o la expulsión
prematura de fetos (Acha et al., 2001).

La enfermedad se caracterizada por la disminución en la


eficacia reproductiva, principalmente abortos, (Sozmen, et
al., 2004; Bricker et al.1994).
El organismo infecta al ganado, en que causa
aborto, muerte fetal, y la infección genital.
(Hoover, 2000; Bernard, 2000)

Aborto Brucelosis Bovina


SÍNTOMAS

La enfermedad causa abortos hacia el cuarto


mes de preñez, nacimientos de terneros
prematuros o débiles. También puede haber
producción de mortinatos, placenta retenida y
menor producción de leche, metritis que
puede causar infertilidad; en el macho
inflamación de los testículos (orquitis).
Ocasionalmente, inflamación de las
articulaciones y bronquitis crónicas.
Signos
El síntoma principal de la brucelosis en todas las especies es el aborto o la expulsión
prematura de fetos (Acha et al., 2001).

aborto causado por brucella abortus. expulsión prematura de feto causado por
(www.moag.gov.il.) brucella abortus. (www.trc.ucdavis.edu)
PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS

El aborto, la epidimitis y vesiculitis, el nacimiento de terneros débiles, la merma en la


producción de leche, la infertilidad y subfertilidad en vacas y toros son las características más
importantes de la enfermedad, sin olvidar que es transmisible al ser humano al consumir
leche contaminada sin pasteurizar o hervir y por contacto con fluidos o abortos de hembras
infectadas, etc.

El ingreso de la brucelosis a un establecimiento ganadero generalmente ocurre por la


introducción de animales infectados, diseminándose luego por las vacas que abortan, dado
que en el ternero abortado y en las secreciones de la vaca hay millones de bacterias que
contaminan por comer o tomar pastos y aguas infectadas.
En ganado brucelosis es una enfermedad
primordial de hembras, toros pueden ser
infectados pero estos no son fácilmente
infectados. Los organismos de la brucelosis se
localizan en los testículos de los toros y donde
en las hembras los organismos se localizan en
la ubre, útero y nódulo linfático contiguo al
útero (Richey et al., 1997).
En hatos afectados brucelosis pueda producir
disminución de fertilidad, producción de leche
reducida, los abortos en animales de
reemplazo susceptibles y degeneración del
testicular en toros (Quinn et al., 2003).
signos en hembras
Problemas de abortos pueden encontrarse en
hatos con un alto porcentaje de vacas
preñadas susceptibles (Quinn et al., 2003).
La infección en vacas presenta síntomas el cual
incluyen aborto, durante el último tercio de la
gestación con retención placentaria y terneros
débiles al nacimiento (Figura 6). Además
partos prematuros así disminución en la
producción de leche (CFIA, 2005; FSPH, 2004;
Sozmen, 2004).
Vacas infectadas normalmente sólo aborta una
vez. Los siguientes terneros pueden nacer
débiles o sanos y normales. Algunas vacas
infectadas no exhibirán ningún síntoma clínico
de la enfermedad y tendrán partos con
terneros normales (FSPH. 2004; Richey et al.,
1997)
signos en hembras

Los abortos normalmente ocurren durante la


segunda tercio de gestación (FSPH. 2004;
Quinn et al. 2003; N. Acha et al. 2001) el
aborto es una consecuencia de placentitis que
involucra cotiledones y tejidos
intercotiledonarios (Quinn et al. 2003) y en
consecuencia una metritis que puede ser causa
de infertilidad permanente (Acha et al 2001).
Los signos sistémicos normalmente no ocurren
(FSPH, 2004). En las hembras no preñadas no
muestran síntomas clínicos y cuando se
infectan con anterioridad al servicio muchas
veces no abortan (Acha et al., 2001). así como
en los abortos no complicados generalmente
no esta afectada la salud general (Manual
Merck, 2000).
signos en hembras
En las vacas inseminadas artificialmente con semen infectado, los calores pueden volver
repetidas veces, como en el caso de vibriosis y tricomoniasis (Acha et al., 2001).

Aborto causado por brucella abortus.


(www.agrojunin.) Retención placentaria causado por brucella
abortus. (www.agromoqueagua)
signos en machos
En el toro, las vesículas seminales, los testículos y los epidídimos pueden estar
infectados; como resultado, el microorganismo es excretado en el semen (Manual
Merck, 2000).
Cuando la enfermedad se manifiesta clínicamente en toros la brucelosis produce
orquitis (inflamación de los testículos) además absceso testicular con disminución de
libido e infertilidad (CFIA, 2005; Acha, 2001; Manual Merck, 2000). A veces puede haber
atrofia del testículo debido a adherencia y fibrosis (Acha 2001).
Después de un largo termino de la infección se puede desarrollar artritis (CFIA.2005;
FSPH 2004; Manual Merck. 2000) además ocasionalmente se observa higroma (quiste
lleno de líquido) (Quinn, 2003; Acha 2001).
Se ha establecido que la brucelosis en los toros, no siempre resulta en infertiidad,
aunque la calidad del semen, puede estar alterada. Los toros que permanecen fértiles y
funcionalmente activos, generarán y diseminarán bacterias con el semen durante la fase
aguda de la enfermedad, la que puede cesar o volverse intermitente (FAO, 2005).
orquitis (inflamación de los testículos) Lesión en testículo de toro

Absceso testicular en bovinos.


3. Lesiones
Lesiones
En el feto puede haber autolisis puede estar normal o tenga evidencia de bronconeumonía.
En ganado bovino a veces se ve placentitis aguda o crónica. Los cotiledones pueden verse
rojos o amarrillo, normal o necrotico. La región intercotidelonaria es típicamente coriácea,
con una apariencia húmeda y engrosamiento focal, placentitis con edema y necrosis de los
cotidelones y un engrosamiento y región intercotidelonaria coraceo.
Al sacrificio las lesiones inflamatorias granulomatosas puede encontrarse en el tracto
reproductor, glándula mamaria, los nodos de linfa supramamarios y articulaciones de
animales del adulto (FSPH, 2004).
Tratamiento 4. Tratamiento más habitual
El tratamiento es ineficaz debido al secuestro intracelular de las bacterias en los ganglios
linfáticos, la glándula mamaria y los órganos reproductores. Las especie de brucella son
intracelulares facultativas que pueden sobrevivir y multiplicarse en el interior de las
células del sistema macrofagico.
Los fallos en el tratamiento no se deben al desarrollo de una resistencia a antibióticos. Si
no mas bien a la incapacidad del medicamento de penetrar la barrera de la membrana
celular (Radostitis et al., 2002).

Tratamiento
No existe tratamiento para ese padecimiento.
5. Inmunidad

Generalmente se está de acuerdo que bajo la mayoría condiciones, la vacunación es


esencial para el control de la brucelosis bovina (Moriyon et al., 2004; Manual Merck,
2000).

Las vacuna en uso se basa en la Cepa 19 de Brucellas vivas y en menor importancia, la cepa
vacunal B. abortus 45/20 compuesta por organismos muertos en adyuvante (bacterina).
Se ha desarrollado una nueva vacuna contra brucelosis denominada cepa RB51 (FAO, 2005).
CONTROL Y ERRADICACION
El control de la brucelosis y el programa de erradicación tienen continuas multifasetas el
programa usa inspección, verificación en los hatos, en los abastecimientos de mercados e
instalaciones de sacricifio; cuarentena y despoblación del hato con pagos de
indemnización, dirección del hato; y vacunación (Richey et al., 1997). Para lograr la
erradicación los requisitos pertinentes son; Identificación individual, estricto control de
animales, movimiento y comercio, y 100% cobertura de la vacuna y control de el estado
clínico y serologico (Moriyon et al., 2004).
En casi todos casos, esto implica también tener los medios para enfrentar los costos de
sacrificios animales infectados o sospechosos. Cuando la prevalencia es alta o estos
requisitos no son encontrado (ej. En países de bajo ingreso) el punto revelante es usar la
mejor vacuna en términos de protección y de interferencia en las pruebas serologicas no
son un problema significante desde que la única meta realista debe ser control de la
enfermedad y para reducir pérdidas económicas y el contagio humano hasta la
prevalencia es disminuida.
Cuando erradicación es la meta de un programa de brucelosis varias estrategias para
disminuir la interferencia de vacuna S19 en el serodiagnóstico se han propuestos. ellos
incluyen a los siguientes: 1 limitar vacunación a animales jóvenes 2.- para utilizar una dosis
reducida en animales adultos y 3.- para vacunar por la ruta conjuntival(antes que
subcutáneamente)
Estas estrategias normalmente se complementan con pruebas de diagnóstico que son
favorablemente específico diferenciar entre animales vacunados e infectados.
Las combinaciones de estas estrategias ha sido útil en países con servicios veterinarios
eficiente y relativamente los hatos pequeños y bien controlados pero ellos puede ser
difíciles de aplicar a hatos grandes o cuando la cría extensa y los sistemas transhumance
existen ((Moriyon et al., 2004).
Erradicación nacional los esquemas son basado en el descubrimiento y sacrificio de ganado
infectado. Vacunación de vaquillas jóvenes una medida estratégica durante los años
tempranos de esquemas de erradicación, se discontinua cuando el predominio de alcances
de la brucelosis baja niveles (Quinn et al., 2003).
Aunque la preocupación por controlar la brucelosis data de muchos años fue hasta 1993,
con la creación de la comisión nacional para la erradicación de la tuberculosis bovina y la
brucelosis (CONETB) que se confirieron mayor importancia y recursos para enfrentar el
problema en México.
La campaña nacional contra la brucelosis tiene dos vertientes: el muestreo serologico y la
determinación de prevalencias en zonas de bajo riesgo, y la vacunación masiva de hembras
susceptibles en zonas de riesgo medio y alto (Rodríguez 2005).
Medidas de control.
Una vez que se tiene la certificación de predio libre, el
trabajo siguiente es mantener esta condición, esto es
posible guardando las más estrictas medidas de
bioseguridad, como son:

1. Limitar el acceso a personas ajenas al predio


2. Control sanitario de animales que ingresen al
mismo
3. Calendario estricto de vacunaciones
4. Eliminación de reactores positivos
5. Control de potenciales vectores
6. Monitoreo permanente de enfermedades infecciosas
Para mantener su explotación libre de brucelosis se recomienda lo
siguiente:
1.- Introducir animales sanos que oficialmente sean negativos a la
brucelosis.
2.- Posteriormente, los animales recién ingresados a la finca deben
permanecer aislados.
3.- En caso de darse un aborto, la cría y la placenta deben ser
quemados o enterrados, y el lugar se debe desinfectar.
4.- Cuando una finca está libre de brucelosis es recomendable que
cada seis meses hagan una toma de muestra de sangre a todos los
animales mayores de 12 meses y enviarla al laboratorio de salud
animal para su debido diagnóstico.
6. Prevención Las especies de Brucella son sensibles a la
temperatura, humedad y pH (CFIA, 2005) además a la luz solar directa
así como a desinfectantes y a la pasteurización (FAO.2005) brucella es
muy sensible a la radiación ionizante y son inactivados a través de
irradiación ultravioleta (5 minutos) y pasteurización a temperaturas de
60 ºC por 30 minutos (CFIA, 2005; López et al., 2005)

CONTROL
La única forma de combatirla es con la eliminación de los animales
infectados y la vacunación de las hembras jóvenes. Para el diagnostico
se deben enviar feto y placenta producto del aborto al laboratorio,
acompañados de una muestra de sangre para que se confirme el
diagnóstico.
7. Legislación vigente, (si existe)

El Programa Nacional de Control y Erradicación en España que se viene desarrollando está


regulado por las siguientes disposiciones:
· RD 2611/1996, de 20 de diciembre, por el que se regulan los Programas Nacionales de
Erradicación (PNE) de enfermedades de los animales y sus modificaciones (RD 3478/2000; RD
480/2002; RD 1047/2003; RD 1296,2003; RD 51/2004; RD 1616/2005; RD 908/2008)
· RD 1716/2000, sobre normas sanitarias para el intercambio intracomunitario de
animales de las especies bovina y porcina
· y el RD 1473/2005, sobre baremos de indemnización por sacrificio.
· Real Decreto 82/2015, de 13 de febrero, por el que se establecen las bases reguladoras
para la concesión de las subvenciones para la repoblación de la explotación en caso de
vaciado sanitario en el marco de los programas nacionales de lucha, control o erradicación de
la tuberculosis bovina, brucelosis bovina, brucelosis ovina y caprina, lengua azul y
encefalopatías espongiformes transmisibles (BOE de 27 de febrero de 2015).
Marco reglamentario Actual según el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio
Ambiente
El marco de lucha contra las enfermedades producidas por Brucella es amplio y debe tener en
cuenta la normativa aplicable a los diferentes niveles administrativos: autonómico, nacional,
comunitario e internacional.
En el seno de la Unión Europea, la normativa aplicable es:
· La Directiva del Consejo 391/77/CEE, de 17 de mayo de 1977, por la que se establece una
acción de la Comunidad para la erradicación de la brucelosis, de la tuberculosis y de la leucosis
de los bovinos.
· La Directiva 78/52/CEE, de 13 de Diciembre de 1977, por la que se establecen los criterios
comunitarios aplicables a los planes nacionales de erradicación acelerada de la brucelosis, de la
tuberculosis y la leucosis enzoótica de los bovinos.
· La Directiva 64/432/CEE, de 26 de junio de 1964, y sus modificaciones, relativa a
problemas de policía sanitaria en materia de intercambios intracomunitarios de animales de la
especie bovina y porcina, establece las pautas generales de actuación en los intercambios
intracomunitarios de los animales de reproducción, producción o abasto de las especies bovina y
porcina. Asigna calificaciones sanitarias a las explotaciones y regula las pruebas oficiales
autorizadas y los plazos entre pruebas para obtener la calificación.
· El Real Decreto 1716/2000, de 13 de octubre, y sus modificaciones, sobre normas
sanitarias para el intercambio intracomunitario de animales de las especies bovina y
porcina, que incorpora al ordenamiento jurídico nacional la citada Directiva, recoge en su
anexo I la obtención, mantenimiento, suspensión y recuperación de las calificaciones
sanitarias B3 y B4, así como los requisitos para el reconocimiento de regiones y países
oficialmente indemnes de la enfermedad.
· Asimismo, es aplicable a nivel UE el denominado “paquete de higiene”, compuesto
por los Reglamentos (CE) 852/2004, 853/2004 y 882/2004, y sus modificaciones,
relativos a, respectivamente, la higiene de los productos alimenticios; la higiene de los
alimentos de origen animal; y los controles oficiales para garantizar la verificación del
cumplimiento de la legislación en materia de piensos y alimentos y la normativa sobre
salud animal y bienestar de los animales.
· A escala nacional, el Real Decreto 2611/1996, de 20 de diciembre, y sus
modificaciones, por el que se regulan los programas nacionales de erradicación de
enfermedades de los animales; así como el Real Decreto 1440/2001.
· A nivel europeo, los Programas Nacionales, aprobados y cofinanciados por la UE se
rigen por la normativa europea específica de cofinanciación.
· El programa presentado para cofinanciación en 2009 establece que las medidas
adoptadas contra la brucelosis tienen como objetivo la erradicación de la enfermedad,
considerando como tal el mantenimiento de al menos un 99,8% de rebaños calificados
como oficialmente libres de brucelosis durante 5 años consecutivos y que no se
produzcan aislamientos, ni casos de abortos por B. abortus durante al menos 3 años.
PREVENCIÓN
Control
La vacuna RB 51, es una vacuna viva, atenuada,
liofilizada, genéticamente estable, aprobada y comercializada

Para obtener un buen manejo de la vacuna, es


importante mantener la cadena fría, la dilución correcta
y la aplicación en dosis y forma indicadas. Si
bien, la RB 51 es menos patógena que la denominada
Cepa 19

Debido a que ninguna vacuna es curativa, sólo


se recomienda vacunar a los seronegativos. No se
debe vacunar a los machos. La RB 51 es segura a
toda edad, pudiéndose aplicar en terneras desde los
cuatro meses. Admite una revacunación en adultos,
obteniéndose así una inmunidad más sólida y duradera
(efecto booster), a diferencia de la Cepa 19.
Al permitir la revacunación, se reduce la posibilidad
de tener animales mal inmunizados por fallas
en la primera vacunación. Únicamente el médico
veterinario podrá aplicar la vacuna.
Sobre programas de control y erradicación
Es fundamental ampliar la cobertura y protección a
todas las categorías susceptibles lo más rápido posible;
en los programas para controlar y erradicar esta
enfermedad se debe aplicar la vacuna RB 51 en forma
preventiva, en combinación con medidas de diagnóstico
serológico y sacrificio inmediato de los
animales seropositivos.

Todas las vacunas contra la brucelosis ocasionan


cierto grado de placentitis; por lo tanto, no se
recomienda vacunar a hembras preñadas en áreas
de baja prevalencia. El riesgo de abortos ocasionados
por la vacuna se incrementa notoriamente después
del primer tercio de gestación.
Cuando se presentan abortos e infertilidad, es
razonable pensar en la presencia de brucelosis y es
indispensable establecer el diagnóstico definitivo.
La vacuna RB 51 disminuye sensiblemente el costo
del diagnóstico de la enfermedad, ya que permite
identificar a los animales infectados (seropositivos),
lo cual facilita su pronta eliminación, reduciendo el
número de chequeos o sangradas para la liberación
del establo.