Está en la página 1de 9

EL POLLO CAMRY FRÍE A FORD

• La campaña publicitaria diseñada para Toyota


Camry en Australia fue muy diferente de la que
seusó en Japón. “¿Por qué cruzó el pollo la
carretera?”, se pregunta Toyota en una serie de
comercia-les de televisión transmitidos
recientemente en Australia. La respuesta es:
“Para vender más ToyotaCamrys, por supuesto”.
Los anuncios, que mostraban un pollo animado
que intentaba cruzar lacarretera y al que le
volaban las plumas al pasar un Camry, fueron
creados por Saatchi & SaatchiAdvertising.
• Cuando Bob Miller, director general de marketing de
Toyota, trató de explicar el anuncio a suscontrapartes
en Japón, pensaron que estaba loco. Quizá sí, pero
el comercial tuvo un éxito increíble.Por viejo y
gastado que fuera el chiste, ayudó a Toyota a derrocar
el dominio de Ford en Australia.En la continuación de
la serie, el siguiente anuncio mostraba al pollo
desplumado sentado en mediodel camino sobre una
pila de huevos, de los que salían polluelos cuando
pasaba el Camry a toda ve-locidad. Si bien ese tono
humorístico resultaba ofensivo para los japoneses,
provocó una respuestafavorable de los australianos.
• Al adaptar su publicidad y esfuerzos de
marketing a cada cultura, laempresa Toyota se
mantuvo en el 2006 como la mayor vendedora
de automóviles en Australia, conalgunos de
los autos más vendidos, como el Camry.
La industria del tabaco es una “arma
humeante”
• Al analizar las fuentes de datos secundarios se descubrió el
hecho de que fumar tabaco es causa del30 por ciento de las
muertes por cáncer en Estados Unidos, es la causa principal
de enfermedadescardiacas y se asocia con problemas
como resfriados, úlceras gástricas, bronquitis crónicas,
enfise-ma y otros padecimientos. ¿Las empresas
tabacaleras comparten la responsabilidad ética sobre
estasituación? ¿Es ético que utilicen la investigación de
mercados para crear imágenes glamorosas delconsumo de
cigarrillos, que resultan muy atractivas para su mercado
meta? Se estima que la publi-cidad de la industria
tabacalera basada en la investigación sistemática tiene
parte de la responsabili-dad de que cada día más de 3,000
adolescentes empiecen a fumar en Estados Unidos.
• La publicidadde los cigarros Camel a través de los
anuncios de su personaje animado Old Joe incrementó
del 0.5al 32.8 por ciento la participación de Camel en el
segmento ilegal del tabaquismo en menores deedad, lo
cual representa ventas estimadas en $476 millones de
dólares al año. Estos efectos nega-tivos no se limitan a
Estados Unidos. Las tabacaleras no sólo incitan a los
niños a fumar, sino quetambién se dirigen a otras
poblaciones menos informadas, como las de países en
desarrollo, porquede esa manera reemplazan a
quienes dejan de fumar o mueren.
• En 1998 se estableció un acuerdo entre las principales
empresas tabacaleras y 46 gobiernosestatales de
Estados Unidos en un esfuerzo por prohibir que los
fabricantes de cigarrillos dirigieransu publicidad hacia
menores de edad. Sin embargo, en 2002 R. J. Reynolds
Tobacco Holdings,Inc. fue demandada por el
procurador general de California por dirigir a los
jóvenes sus mensajespublicitarios de tabaco en revistas
como Rolling Stone Y Sports Illustrated . El asistente
del pro-curador general, Dennis Eckhart, declaró que
“no se debe dirigir la publicidad a los menores deedad
y queremos evitar que eso suceda”.
• El procurador general de California exigió que
Reynoldscambiara sus tácticas publicitarias y
dirigiera su negocio de manera ética y apropiada.
El 21 deseptiembre de 2004 el gobierno inició los
alegatos en una demanda judicial por $280 mil
millonespor crimen organizado en contra de la
industria tabacalera, lo cual hizo el futuro mismo
de estaindustria pendiera de un hilo. En el mayor
caso civil de la historia por delincuencia
organizada, elDepartamento de Justicia alegó un
fraude coordinado y masivo para encubrir la
naturaleza adictivay mortal del tabaco