Está en la página 1de 12

Capsula informativa

Alimentación y Carácter
Sociedad de jóvenes - 17 de noviembre
 Se nos invita a ser gente piadosa que piense, sienta y
actúe en armonía con los principios del cielo. Para que el
Espíritu vuelva a crear en nosotros el carácter de nuestro
Señor, participamos solamente de lo que produce pureza,
salud y gozo cristiano en nuestra vida. Esto significa que
nuestras recreaciones y entretenimientos estarán en
armonía con las más elevadas normas de gusto y belleza
cristianos. Si bien reconocemos las diferencias culturales,
nuestra vestimenta debiera ser sencilla, modesta y pulcra
como corresponde a aquellos cuya verdadera belleza no
Conducta consiste en el adorno exterior, sino en el inmarcesible
ornamento de un espíritu apacible y tranquilo. Significa

Cristiana también que puesto que nuestros cuerpos son el templo


del Espíritu Santo, debemos cuidarlos inteligentemente.
Junto con la práctica adecuada del ejercicio y el
descanso, debemos adoptar un régimen alimentario lo
más saludable posible, y abstenernos de alimentos

Creencia n°22 impuros identificados como tales en las Escrituras. Puesto


que las bebidas alcohólicas, el tabaco, y el empleo
irresponsable de drogas y narcóticos son dañinos para
nuestros cuerpos, también nos abstendremos de ellos. En
cambio, nos dedicaremos a todo lo que ponga nuestros
pensamientos y cuerpos en armonía con la disciplina de
Cristo, quien quiere que gocemos de salud, de alegría y
de todo lo bueno (Romanos 12:1-2; 1 Juan 2:6; Efesios 5:1-
21; Filipenses 4:8; 2 Corintios 10:5; 6:14 – 7:1; 1 Pedro 3:1-
4; 1 Corintios 6:19-20; 10:31; Levíticos 11:1-47; 3 Juan 2).
Semillas de
calabaza

Esta semilla es una gran fuente de potasio, fósforo, zinc y


especialmente magnesio. Si no tienes suficiente magnesio en el
cuerpo eres proclive a más dolores de cabeza, ansiedad, fatiga,
insomnio, nerviosismo y alto nivel de glucosa en la sangre.
Verduras color
verde oscuro

La col romana, la espinaca y otras hojas oscuras están repletas de


magnesio. No hace falta recalcar la importancia del magnesio para el
cerebro.
Huevos

Además de la proteína, los huevos también proporcionan calcio,


hierro, zinc, selenio, fósforo y vitaminas A, D, E y K (en solo 80
calorías). El huevo es uno de los alimentos más nutritivamente
densos que existen y parte crucial de la “dieta de la felicidad
Zanahorias y apio

Las zanahorias y el apio trabajan a un nivel mecánico. Morderlas y


masticarlas funcionan como un alivio físico del estrés, y pueden ser
particularmente buenas para aquellos que tienen el hábito de
apretar los dientes. (También ayudan contra el mal aliento)
Linaza

Algunos consideran que la linaza es uno de los alimentos más


poderosos que hay, y tienen mucha razón. Su contenido alto en
omega-3 ayuda a reducir el estrés, a mejorar la atención y a
descansar bien.
Granos enteros

Ya sea por sí solos (como el arroz, la quinoa o la avena) o en productos como


pan o pasta, son carbohidratos que tienen muchísimo que dar. Al ingerir
carbohidratos buenos como estos, el cuerpo produce más serotonina “la
hormona de la felicidad” y tus niveles de azúcar se estabilizan.
Pimientos rojos,
papaya y kiwi

Estos alimentos tienen en común que tienen más vitamina C por porción que las
naranjas, y la vitamina C es clave. Múltiples estudios revelan que la vitamina C
reduce las hormonas del estrés. Y, lo más importante, la vitamina C permite que
recuperemos el temple más rápido cuando caemos en crisis de estrés. Las moras,
el brócoli y las verduras también están repletas de vitamina C.
Te de hiervas

Las infusiones de manzanilla, tila, etcétera son increíblemente


buenas para relajarnos y darnos bienestar.
Chocolate oscuro

Los flavanoles de la cocoa ayudan a mejorar el estado de ánimo y a


sostener la claridad mental. También ayudan a reducir el estrés y darnos
bienestar. Intenta consumir chocolate 80% cacao o más alto, ya que entre
más concentrado esté es mucho más eficiente