Está en la página 1de 15

UNIVERSIDAD

HUMANITAS
DERECHO MERCANTIL I

“SOCCIEDAD EN COMANDITA SIMPLE”

PROF. LIC. GILLERMOCABRERA


CARDENAS

ALEJANDRO LOPEZ OROZCO


ENEDINA CRUZ MEJIA
INTRODUCCION
LA EVOLUCION DE LAS “S EN C”
 Durante los siglos XI a XIII
 Era la de un préstamo anticipado el capital
necesario para un viaje de negocios quien no
quedaba obligado a la devolución íntegra de la
suma recibida en préstamo sino a compartir con
el prestamista los resultados de la operación En
caso de que hubiera pérdidas, el capitalista
soportaba todo el riesgo financiero y el tractor
perdía su trabajo. Pero, si había ganancias, el
capitalista recobraba su capital y recibía las tres
cuartas partes de los beneficios, en tanto que la
cuarta parte restante quedaba para el tractor.
 DOS SOCIOS: El capitalista o comanditario
 Y el socio industrial o comanditado
 Eran transitorios pues se celebraban
para un solo viaje de negocios,
posteriormente celebraban para
realizar un número indeterminado de
operaciones
CONCEPTO DE S EN C
 Art.51 LGSM La que existe bajo una
razón social y se compone de uno o
varios socios comanditados que
responden, de manera subsidiaria,
ilimitada y solidariamente, de las
obligaciones sociales, y de uno o
varios comanditarios que únicamente
están obligados al pago de sus
aportaciones.
 Sociedad : es la pluralidad de las
partes
 consentimiento de los socios.
 Con las aportaciones de los socios.
 Participación de los socios en las
garantías y perdidas.
TIPOS DE SOCIOS
 CAPITALISTA O COMANDITARIOS:
Persona que aporta capital a una
empresa o compañía
 INDUSTRIAL O
COMANDITADOS:Persona que no
aporta capital a la compañía o
empresa, sino servicios o pericia
personales, para tener alguna
participación en las ganancias.
RAZON SOCIAL
 Art.
52 LGSM. la razón social se
forma con los nombres de uno o mas
comanditados, seguido de la palabra
“compañía “u otra equivalencia,
cuando en ella no figuren los de
todos. A la razón social se agregara
siempre las palabras “sociedad en
comandita” o su abreviatura
“S en C”.
ORGANOS DE LA “S EN C”
 ADMINISTRACION, VIGILANCIA.
Art. 54 el socio o socios comanditarios no
pueden ejercer
acto alguno de administración, ni a un con
el carácter de apoderados de los
administradores; pero las autorizaciones y
la vigilancia dadas o ejercida por los
comanditarios, en los términos del
contrato social no se reputaran actos de
administración.
CARACTERÍSTICAS DE LA “S EN
C”
 La existencia de una razón social
 La responsabilidad. Solidaria e
ilimitada únicamente de los socios
comanditados.
 La responsabilidad limitada de los
socios comanditarios (hasta el
importe de su aportación)
CONSTITUCION, DISOLUCION Y
LIQUIDACION DE LA “S EN C”
CONSTITUCION
 Está sujeta a idénticos requisitos,
formalidades y trámites que la colectiva.
Por supuesto, esta especie de sociedades
tampoco puede constituirse por
suscripción pública. En la escritura
constitutiva se debe precisar quienes son
los socios comanditados y quienes son los
socios comanditarios. (Arts. 6 y 7 de la
L.G.S.M)
DISOLUCIÓN

La única variante que establece la ley respecto a


la disolución de las sociedades colectiva y en
comandita consiste en que no le son aplicables a
ésta las disposiciones relativas a la disolución por
causa de muerte, incapacidad, exclusión o retiro
de los socios comanditarios (artículos 230 y 231),
lo cual hace suponer que, si los comanditados son
dos o más, en el contrato social puede estipularse
que la sociedad continuará aun cuando falten los
comanditarios; supuesto que producirá la curiosa
situación de que la sociedad fuera formalmente
en comandita y materialmente en nombre
colectivo.
LIQUIDACIÓN

Está sujeta a similares reglas de la


liquidación colectiva y en especial, a
lo prescrito por el artículo 48 de la
Ley General de Sociedades
Mercantiles, de aplicación común a
ambas sociedades.
QUIEBRA
 *a) De los socios: La quiebra de la comandita y la
de sus socios origina los mismos inconvenientes
que la sociedad colectiva.
 b) De la sociedad: La quiebra de la sociedad
produce para los comanditados las mismas
consecuencias que para los socios de la colectiva,
porque en ambos casos se trata de socios
ilimitadamente responsables.
 En cuanto a los comanditarios, la quiebra de la
sociedad no implica la quiebra de éstos y, en todo
caso, alcanza únicamente hasta el monto de sus
aportaciones.
 Las formalidades y trámites a qué está sujeta la
constitución de las comanditas y, sobre todo, la
ignorancia respecto a su forma de organización y
funcionamiento han propiciado su decadencia.
JUNTA DE LOS SOCIOS
 Existe una junta de socios (artículos 33, 34, 37,
41, 42, 434 y 49, en relación con el 57 y 246),
con idénticas atribuciones que de la colectiva.
 El artículo 55, textualmente dice: “El socio
comanditario quedará obligado solidariamente
para con los terceros por todas las obligaciones
de la sociedad en que haya tomado parte en
contravención a lo dispuesto en el artículo
anterior. También será responsable
solidariamente para con los terceros, aun en las
operaciones en que no haya tomado parte, si
habitualmente ha administrado los negocios de la
sociedad”. Aun que la ley no lo expresa, debe
entenderse que la responsabilidad del
comanditario que administra es subsidiaria.
 Excepcionalmente, puede administrar el comanditario,
como lo establece el artículo 56, que es del tenor siguiente:
“Si para los casos de muerte o incapacidad del socio
administrador, no se hubiere determinado en la escritura
social, la manera de substituirlo y la sociedad hubiere de
continuar podrá interinamente un socio comanditario a falta
de comanditados, desempeñar los actos urgentes o de
mera administración durante el término de un mes,
contando desde el día en que la muerte o incapacidad se
hubiere efectuado.
 En estos casos el socio comanditario no es responsable mas
que de la ejecución de su mandato.”
 La prohibición de administrar no impide al comanditario
formar parte de la junta de socios, y en ella votar para la
designación de administradores (arts. 54 in fine y 57)
 La prohibición de administrar impuesta al socio
comanditario no se justifica históricamente: en Italia se
calificaba de regular la comandita en que los comanditarios
podían administrar, y de irregular aquella en que carecían
de tal facultad.