Está en la página 1de 16

Parroquia de Todos los Santos

 Catequistas
 Niños y papás del catecismo
 Comunidad parroquial
Por medio de la participación comunitaria en un
proyecto visual catequético, se pretende ayudar a los
fieles a la interiorización del misterio doloroso de María
y su importancia como Madre del Hijo de Dios y de la
Iglesia, mostrándola como modelo a seguir en el
seguimiento de la conformación de la Iglesia.
 Maria Madre de Dios y de la Iglesia
 Maria como modelo
 Recibir a Maria es hacer lo que ella nos dice
 El martirio de María
 Como asociarnos a la cruz cuaresmal con Maria como
modelo en el aspecto personal y comunitario.
 Un elemento visual conformado con la colaboración y
la ejecución de los participantes:
 Catequistas
 Papás
 Niños del catecismo
 Y otros dispuestos e interesados que se ofrescan en
ayudar (entre sus conocidos, familiares, etc)
 Es un elemento visual hecho de plástico, sobre un
bastidor de madera con apariencia de vitral, para
colocar en alguna pared exterior del templo, se sugiere
la pared del Santísimo.
 Para Dios y la Santisima Virgen
 Para la Iglesia
 Para la comunidad parroquial
1. Presentar el proyecto y presupuesto a los papas de los niños del
catecismo
2. Reunir el dinero y hacer comisiones para comprar el material.
3. Dividir la comunidad de participantes en grupos de catequistas
y ovejas para una mejor organización.
4. Establecer las funciones, que serán:
1. dividir el numero de piezas del rompecabezas y darle a cada
persona una, dos o tres piezas que reproducira en el material de
plástico.
2. Hacer el bastidor de madera y graparle un plástico transparente
como base.
3. Pegar el material en el plátsico
4. Realizar las uniones con tape
5. Pintar las uniones de color negro
6. Retocar la imagen total con pintura para darle realismo
 Cuales son los beneficios de trabajar estas actividades
en la actividad evangelizadora de la Iglesia?
 Cuales son los compromisos?
 Cuales son las resistencias?
 Porque este y no otra actividad?
 Que pasa si no deseo participar?
 María, modelo de fe y obediencia para dar a luz a la
comunidad de creyentes, la nueva Eva da paso a la
santidad permitiendo la Encarnación de Jesús. Figura
de la iglesia, abogada y reina madre permite el reinado
de Dios. María virgen antes, durante y después del
parto, la Panagia, como obra de Dios permite la
filiación divina del Padre, Abba, con quien se establece
una relación de amor, no servilista. Lumen Gentium
abre paso a la contemplación de la participación de
María en el misterio de Cristo y de la Iglesia, que se
convierte a su vez en Madre por la acogida de la
Palabra de Dios.
 Retomando el rosario como la oración contemplativa y
riqueza participativa del orante mediante la
percepción polisensorial de los misterios de la vida de
Cristo. La Carta apostólica Rosarium Virginis Mariae
de JPII nos da también el testimonio del papa del
camino espiritual que se recorre con esta plegaria
sencilla y profunda invitando a vivirla con
participación interior en la vida cotidiana
configurándonos a la imagen de Cristo mediante el
Espíritu Santo. María nos lleva a comprender, a
configurarnos con Cristo, a rogar y a anunciarlo
comunitariamente. Papa Juan Pablo II nos dice que
contemplar a Cristo también lleva a descubrir la
verdad sobre el hombre.
 Recibir a María, es un camino. Aceptar y obedecer la palabra, dejar al
Señor obrar en una misma. Ser testigos de su amor misericordioso
hacia nosotros. Es creer en muchas dimensiones, pero sobre todo
creer que Dios es comunidad de amor.
 La llena de gracia, el arca de la Alianza, creada para llevar la nueva
Alianza: Cristo que nos incluye en su familia: la de Dios.
 Jesús crucificado abre la vida de gracia, la nueva humanidad. De su
costado manan sangre y agua, signo sacramental por la que santifica al
mundo. La adhesión por la fe implica el camino del discipulado con el
testimonio del Dios Trino.
 Pero fue la obediencia de María, el medio de deshacer la desobediencia
de Eva.
 La fe de María y su poder intercesor se muestran en Cana, con las bodas
que traen el vino nuevo, con Jesús, que purifica y regenera a los
hombres
 La nueva Eva es por tanto, una tradición transmitida. Probablemente desde el
apóstol san Juan, ensenada a través de maestros como San Justino, San Ireneo,
Tertuliano, San Agustín, San Juan Damasceno, Santo Tomas de Aquino y
muchos otros. Obedecer a Dios Hacer lo que él dice. María quiere ensenarnos
la disposición a la obediencia.
 Para alcanzar la santidad, la gloria de Dios es la santidad del hombre, para
formar un pueblo nuevo, de su pertenencia
 Aparte del pueblo de Dios está el pueblo del mal, ambos tienen seguidores.
María es más que una mujer, es la madre de todos los vivientes.
 Palabra de Dios encarnada, arca con el pan de Vida que vence la muerte para
siempre. Persona divina del sacerdote eterno: Jesucristo.
 María figura de la iglesia, María da a luz a Cristo al mundo como la Iglesia da a
luz, creyentes.
 La reina madre de la monarquía davídica es tipo de María, en cuestión de
abogacía, intercesión para el pueblo de Dios.
 Panagia, la toda santa es un acto divino de preservación: obra de Dios, no de
ella misma.
 María es madre de Dios, permite nuestra filiación divina
 La soledad es el espacio que se le da a Dios, el hábito de hablar con Dios, abre
paso a la creación que él quiere realizar. La participación humana y divina de
Jesús en nuestra vida, es el milagro de amor de Dios a la humanidad. Jesús nos
revela al Padre, en el abandono de si, el Corazón de Cristo puede reinar. La
obediencia de Cristo ante el misterio de redención, lo llevo a experimentar el
dolor del pecado, absorbiéndolo y redimiéndolo, y sufriendo por los que
experimentarían la muerte eterna. En el Calvario Cristo en silencio dio su vida
en su muerte.
 El misterio de la Soledad de María
 Toda muerte es una perdida, toda pérdida dolor, todo dolor, soledad. La Pasión
de Cristo es la Pasión de María.
 Celebramos la Pascua más seguido, conforme mas amamos, y nos entregamos
en sacrificio de cruz para completar el sacrificio de Cristo. Es nuestro camino,
verdad y vida, lo que nos permite el grado de eternidad. Cantar salmos entre
sacrificios, es el camino de todo mártir, que sigue a su Señor. El gozo de la cruz
se da por la esperanza de la resurrección que nos consigue el resucitado. La
Parusía.
 La fe es certeza en esta herencia. La llena de gracia sufre en obediencia por
alcanzárnosla, por salvar la vida de Cristo en nosotros. La misión de Cristo de
ocuparse de la obra de su Padre en el Templo del Espíritu Santo, asocia a María
por su intima comunión. Los grandes y silenciosos dolores, en Cristo exigen la
humildad y mansedumbre al Señor. Sumisión y paz generan vida. Es un hábito
religioso con que Dios nos reviste, y no en apariencia. “Lo esencial es invisible a
los ojos” María no está sola en Nazaret, simplemente cumple el designio de
Dios como criatura. En su pequeñez encuentra la grandeza de Dios. La obra
silenciosa y lenta de su proceder la dota del dialogo paciente y la familiariza con
el Padre. El pan de los fuertes sigue venciendo toda limitación de vida.
 Recuerdo la frase: “Mi Dios y mi todo” y encuentro la manera de sublimar las
heridas de la humanidad en Cristo.
 Ante las heridas, consolación, papel de la iglesia. Un Memorial muy querido
por Dios. El alimento de Cristo de hacer la voluntad del padre, lleva a la alegría
de María, pues ha resucitado.
 La cruz ensancha el horizonte de la humanidad. La maternidad espiritual de
Maria, y su sufrimiento en dar paso a la iglesia, lleva a los discípulos a vivir en
caridad y unidad en la oración en comunión con el Espiritu Santo. Y con ello: la
conversión constante.