Está en la página 1de 26

Historia

Antigüedad
• La base original de los distintos significados fue la concepción literal
de una parte del cuerpo, la bilis negra, junto con la bilis amarilla, la
flema y la sangre eran los humores, asociados a los astros. (panofsky)
Edad Media
• Libertad
Spinoza
• “La idea que constituye el ser formal del alma humana es la idea de
cuerpo”
• “El alma humana percibe, no sólo las afecciones del cuerpo, sino
también las ideas de estas afecciones”.
• “El alma humana no se conoce a sí misma”, es así que el
conocimiento que el alma tenga del cuerpo necesariamente pasará
por el conocimiento del alma”.
Heidegger
• “el ser en el mundo es siempre ya caído, la cotidianidad del término
medio del ser ahí puede definirse según esto, como el ser en el
mundo, abierto cayendo, proyectante -yecto, al que en su ser cabe el
mundo y en el ser con otros, le va el mas peculiar “poder ser” mismo.
Freud
• la psique es extensa y de ello nada sabe
• Cristóbal, libertad
• La melancolía es un estado de suspensión en el mundo, es la
alternativa, emula la lección a la que se encuentra Pessoa en el
poema en línea recata y si hubiera girado a la derecha en lugar de la
izquierda, es elegir entre saltar por la ventana o pasar por la puerta,
por eso el melancólico se puede encontrar con el suicidio en el
intento de destruir al objeto odiado confundirlo con su propio cuerpo
• Recuerdo lo que hice, lo que podía haber hecho en la vida.
Recuerdo, y una angustia
Se esparce en mí como un frío del cuerpo o un miedo.

Lo irreparable de mi pasado -ése es el cadáver-
Todos los otros cadáveres puede ser que sean ilusión.
Todos los muertos puede ser que estén vivos en otra parte.
Todos mis propios momentos pasados puede ser que existan en algún
lugar,
En la ilusión del espacio y el tiempo,
En la falsedad del transcurrir.
• Si en cierta ocasión
Hubiera volteado a la izquierda en lugar de a la derecha;
Si en cierto momento
Hubiera dicho sí en vez de no, o no en vez de sí;
Si en cierta conversación
Hubiera tenido las frases que sólo ahora, en el entresueño, elaboro -
Si todo eso hubiera sido así,
Sería otro hoy, y tal vez el universo entero
Sería insensiblemente llevado a ser otro también.
• Cuerpo discurso, discurrir, correr, el sujeto del enunciado y el sujeto
de la enunciación se confunden, se tocan, es un jugador de ajedrez
que al mover la pieza él mismo se mueve de lugar, el tablero son las
reglas que nos impone el lenguaje con sus infinitas posibilidades.
Beuchot indica que el lenguaje es tan poderoso que con una palabra
más pequeña que una mosca, esto es, con un no o con un sí, se
puede construir reinos y desatar guerras (p. 13).
• Semánticamente acuerdo con Sócrates cuerpo y signo tiene una
cercanía, quizás la misma que va del alma al cuerpo, sema y soma die
Sócrates. También se puede ver la cercanía semántica entre sema
signo y soma cuerpo y tumba. Si bien no hacemos una apología del
naturalismo del lenguaje, es cierto que las palabras guardan
resquicios relación dentro del campo semántico en el cual fueron
creadas.
• Para Spinoza “Dios no ha existido antes de sus decretos, ni puede
existir sin ellos” (Spinoza, p.),
• Para el evangelio según San Juan “En el principio era el Verbo, y
el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Todas las cosas por Él
fueron hechas; y sin Él nada de lo que es hecho, fue hecho. En Él
estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres.
• El discurso es del cuerpo, al decir que el sujeto es jugador y pieza al
mismo tiempo, entonces tendríamos que ubicarlo en el movimiento,
por eso es inasible, escurridizo, he ahí que solo es posible verlos
asomarse en el discurso.
• Debemos agregar el factor corporeizar, Heidegger, el “yo pienso”,
quiere decir yo uno. Sin embargo, no somos más que un ser
corporeizado hecho pedazos, algo así como las muñecas de Hans
Bllmer, el sujeto de este modo se encunetra no en la unión sino en el
intersticio que supone un cuerpo, y que sólo mediante él tiene una
posibilidad. Pues La no-totalidad significa un faltar alfo en el poder ser
(Heideger, p. 258).
• Duelo la persona muerta, que a diferencia del cuerpo muerto fue
arrancada a los vivientes, es objeto del curarse de en el modo de los
funerales, del entierro, del cuidado del sepulcro (Heiddeguer, p261).
En la melancolía la persona muerta y el cuerpo muerto son uno, que
viven el cuerpo del melancólico, el objeto del curarse se encuentra
• La muerte es una perdida que experimentan los supervivientes,
• Abrió los labios nomás pa´ decirme ya no te quiero…
• Por la lejana montaña
Va cabalgando un jinete
Vaga solito en el mundo
Y va deseando la muerte
• Lleva en su pecho una herida
Va con su alma destrozada
Quisiere perder la vida
• Y reunirse con su amada
• La quería más que a su vida
Y la perdió para siempre
Por eso lleva una herida
Por eso busca la muerte
• El sujeto que al perder el objeto amado ha sido herido, algo él se
pierde con el objeto, su propia identidad es puesta en juego,
nuevamente vemos como el alma se mimetiza con el cuerpo, es una
tesis espinosiana pues al ser herida el alma, tiene como sede
identitaria al cuerpo, es el cuerpo el que le a forma al alma, el alma
no sabe de sí más que por el cuerpo.
• Si el alma puede ser herida es por su carácter corporeizado, y si l
cuerpo puede ser afectado por el alma es porque sin lugar a dudas
está atravesado por el significante.
• El significante primordial es el nombre del padre, en el neurítoco se
genera la represión, mientras que en el perverso la denegación, en el
psicótico la forclusión.
Lacan
• Salir vivo del cuerpo
Cuerpo y discurso
• Bellmer
• Spinoza
• Angustia lacan
• Freud, trrees ensayos,
• Cristo
• Pedro páramo
• Ana Karnina
Literatura