Está en la página 1de 9

EL NIVEL FREÁTICO EN

EXCAVACIONES
Muchas veces en la ingeniería civil, es necesario hacer excavaciones por debajo
del nivel freático, lo que puede generar varios problemas si se tiene un suelo
permeable, el cual permite que la excavación que se haga, se llene de agua, lo
que generaría unas velocidades del agua freática, arrastrando material del suelo a
la excavación.
Hay varias formas de abatir el nivel freático:
 La más común de ellas es hacer una zanja colectora del agua en la excavación,
donde se coloca a bombear el agua hacia otra parte fuera de la excavación.
 Otra de las formas para abatir el nivel freático es la de hacer una serie de pozos
al rededor de la excavación, los cuales sacaran el agua de la tierra, bajando el
nivel freático en esos puntos, y si tenemos la excavación en medio de estos
puntos, el nivel freático de la excavación será abatido.
Se debe tener en cuenta que los volúmenes de agua que se deben bombear son
muy grandes, ya que el nivel freático siempre tratara de estar constante, lo que
puede incrementar los costos de una obra determinada.
EXTRACCIÓN DE AGUA EN LOS SUELOS
Extracción de agua en suelos arenosos
Debido a la alta permeabilidad de los suelos granulares, el flujo se establece de forma inmediata, por
lo que el bombeo en este tipo de suelos se diseña para controlar el gasto de agua que se filtra hacia
la excavación, esto se realiza para evitar fuerzas de filtración ascendentes y también para que el
lugar de trabajo se mantenga en seco.
La instalación de instrumentación es necesaria para medir la carga
hidráulica en un acuífero y evaluar el rendimiento de un sistema de
abastecimiento, para esta evaluación se utiliza piezómetros y pozos
de observación. Con el piezómetro se miden presiones, mientras que
con el pozo de observación se determina el nivel freático en un
acuífero libre.
Para la instalación de instrumentos de medidas es necesario que se
conozca la estratigrafía de la zona, para no colocar instrumentos
inadecuados y obtener información poco factible.
Instrumentación en arenas.- Los piezómetros que se utilizan en
suelos arenosos son de tipo abierto y se pueden instalar en una piezómetro tipo
perforación previa (piezómetro tipo Casagrande) o hincados (puntas Casagrande
piezométrica).
Piezómetro abierto en perforación previa.
Consta de un tubo vertical, de PVC o metálico de 1,3 cm de diámetro, con coples cementados y una
celda permeable en su parte inferior, esta celda es un tubo de PVC de 4,8 cm de diámetro y 30 cm de
altura, con ranuras horizontales de 1mm que permite el paso del agua . Se acostumbra llenar la celda
permeable con arena de partículas mayores de 2 mm, usualmente se coloca un filtro o una malla muy
fina para confinar la arena de la celda.

Capilaridad de Aguas Freáticas


la capilaridad del agua dentro de un suelo, produce unos esfuerzos de tensión, los cuales generarán
la compresión de este.
Para que se presente la capilaridad del agua freática en un suelo, se debe tener en cuenta que el
suelo debe ser fino, para poder que los poros que haya entre las partes sólidas del suelo, sea tan
pequeño como un tubo capilar. Si tenemos un suelo como una grava gruesa, no se producirá el
fenómeno de capilaridad, haciendo así estos suelos gruesos muy apetecidos en la construcción
cuando se tienen niveles freáticos altos.
Problemas de Capilaridad en la
construcción
Una de los grandes problemas que tiene el proceso de capilaridad del agua freática en la
construcción, es que al subir esta agua, se humedecen los cimientos de las diferentes estructuras,
provocando la corrosión del acero de refuerzo en los cimientos, y algunas veces esta agua freática,
cuando los niveles son muy altos, alcanza a subir por capilaridad a las paredes de la edificación,
generándose problemas en los ladrillos y los acabados de la edificación. Una solución a este
problema es cambiar el suelo sobre el que descansa el cimiento, por un suelo más grueso, que no
permita la capilaridad del agua freática. También encontramos soluciones de aditivos para el concreto
(inclusores de aire), para poder generar impermeabilidad en este, y de morteros para recubrir
estructuras (sika 101) con el fin de ganar impermeabilidad.
En el momento que la cimentación de cualquier estructura, sea una cimentación profunda (pilotes,
pilas o cajones), se debe tener en cuenta que esta estructura estará sumergida parcialmente por
aguas freáticas, y que esta estructura de cimentación, sufrirá cambios de humedad por la subida y la
bajada del nivel Freático.
Contracción de suelos finos por efecto de
la capilaridad
Si tenemos un suelo saturado, el agua estar ejerciendo una fuerza de separación entre las partículas
sólidas del suelo (presión hidrostática). Luego el suelo empezara a secarse por cualquier causa, que
generalmente es el calentamiento por el sol, y el agua que hay en el suelo se evaporara, y la masa
de suelo tratara de tomar su nivel freático normal, de esta manera las aguas empezaran a tratar de
bajar, creándose una presión capilar dentro del suelo, lo que produce unos esfuerzos de compresión
en el suelo, pasando este de la presión hidrostática (cuando el suelo estaba saturado), a un esfuerzo
de tensión superficial (al tener el fenómeno de capilaridad del agua).

MÉTODOS DE BOMBEO
Zanjas y cunetas
Cuando se tienen pequeñas excavaciones y en algunos tipos de suelos (densos, bien
graduados o cementados) es posible, permitir la infiltración de agua por las paredes y el
fondo de la excavación y recolectarla en cunetas y zanjas, de las cuales puede ser
bombeada posteriormente.
Existen serias desventajas cuando el agua infiltrada es recolectada en cunetas abiertas:
 Puede presentarse el ablandamiento y desprendimiento de las partes bajas de los
taludes.
 En aquellas zonas donde el suelo contiene lentes de arena fina o limo, el agua puede
ocasionar la erosión del subsuelo y asentamientos de la superficie adyacente del
terreno o desprendimiento de los taludes.
 La velocidad de la excavación puede volverse lenta como resultado de tener que
esperar a que los taludes y el suelo se drenen.
En aquellas zonas donde se tienen taludes poco inclinados y la infiltración no es muy
grande, los taludes y el fondo de la excavación pueden estabilizarse cubriéndolos con una
arena o grava bien graduada.
Tablaestacado y bombeo abierto
En este método de bombeo, el agua de infiltración es forzada a entrar por el fondo de la excavación
en el área encerrada por el tablaestacado. De esta forma, el nivel del agua baja mucho más rápido
adentro que afuera de la excavación. Si la pérdida de carga es grande, las fuerzas de infiltración en el
fondo de la excavación pueden ocasionar que el suelo cambie con rapidez, perdiendo su resistencia
al esfuerzo cortante, y dando lugar a cargas excesivas en el fondo removido, con la posibilidad de un
colapso brusco. Otra desventaja de este método es que el suelo queda mojado y su manejo se torna
difícil.
Zanjas y pozos profundos
La zanjas tablaestacadas fueron unos de los primeros métodos utilizados para abatir el nivel del
agua. Sin embargo, son ineficientes, costosas de excavar y trabajan satisfactoriamente sólo en
materiales relativamente gruesos. En sustitución de las zanjas tablaestacadas, es preferible utilizar
pozos profundos, con o sin filtros de grava.

Sistema de pozos-punta
Los pozos-punta son pequeños pozos con pantallas de
aproximadamente 5 a 7.5cm de diámetro y de 1m de longitud. Son
fabricados de láminas de latón o de acero inoxidable, con cada uno de
los extremos cerrados o con su propio sistema de inyección de agua a
presión (self-jetting).

Un sistema de pozos punta es un conjunto de líneas o círculos de


este tipo de pozos, instalados a 1 a 4m alrededor o a lo largo de una
excavación, y ligados a un colector común de 15 a 30cm de diámetro,
a su vez conectado a un pozo-punta de bombeo (una bomba de vacío
y centrífuga combinadas).
Consideraciones para el uso de los pozos-punta
• El espesor medio de la parte más externa del talud drenado por este método no es mayor de 4.5 m
aproximadamente.
• Son adecuados cuando el sitio donde se va a construir es accesible y el estrato saturado que se
pretende drenar no es muy profundo
• son prácticos y económicos para desaguar pequeñas excavaciones
• pueden usarse para desaguar excavaciones profundas con cortes abiertos, instalando filas de
pozos punta a cada 4.5m de elevación aproximadamente.
• Si la profundidad del corte es mayor de 12 a 15 m, la estabilidad del talud debe analizarse teniendo
en cuenta las fuerzas de filtración debajo de la zona drenada.

También podría gustarte