Está en la página 1de 13

CUIDADOS DE ENFERMERIA EN CASO DE

OSTEOPORIS, ARTRITIS Y ARTROSIS

INTEGRANTES:
• ORE RAYMUNDO CARINA
• DE LA CRUZ PERALTA LUCIA PAMEELA
• CARRANZA PAUCAR GRECIA
• PUMAPILLO HURTADO LUISA
• SANDOVAL REQUENA ISABEL
OSTEOPOROSIS

Es una enfermedad en la cual los huesos se vuelven


frágiles y más propensos a fracturarse. Por lo general,
el hueso pierde densidad, que mide la cantidad de
calcio y minerales en el hueso.

Síntomas : Factores de riesgo


• Dolor o sensibilidad ósea • Edad avanzada
• Fracturas con poco o ningún
traumatismo
• Pérdida de estatura (hasta 6 pulgadas
o 15 centímetros) con el tiempo
• Lumbago debido a fracturas de los
huesos de la columna
• Dolor de cuello debido a fracturas de
los huesos de la columna
• Postura encorvada o cifosis
CUIDADOS DE ENFERMERÍA EN
OSTEOPOROSIS
Cambios en el estilo de vida, como la dieta y el ejercicio
Tomar calcio y vitamina D
Usar medicamentos

Ejercicios de soporte de peso: caminar, trotar, jugar tenis, bailar


Pesas libres, máquinas de pesas, bandas elásticas
Ejercicios de equilibrio: tai chi, yoga
Máquinas de remo

La dieta debe aportar todo el calcio necesario para la mineralización


de los huesos. Esto supone mantener una alimentación sana y
equilibrada en la que estén incluidos los productos lácteos.
ARTRITIS

La artritis es una enfermedad inflamatoria crónica, de


naturaleza autoinmune, caracterizada por la afectación
simétrica de múltiples articulaciones y la presentación
de diversos síntomas generales inespecíficos y
manifestaciones extraarticulares.

Síntomas : Factores de riesgo


• dolor
• Rigidez • Antecedentes familiares
NOTA:
• Hinchazón El tratamiento de la artritis requiere un • Edad
• Enrojecimiento enfoque multidisciplinar, siendo precisa
una relación constante entre enfermeros,
• Sexo
• Disminución de la fisioterapeutas, terapeutas • Lesión articular previa
ocupacionales, podólogos, servicios
amplitud de movimiento sociales y cirujanos para estar al día de • Obesidad
los progresos del paciente y de los
nuevos desarrollos terapéuticos.
CUIDADOS DE ENFERMERÍA EN
ARTRITIS
Motivar el reposo completo en cama para
enfermos con la afección inflamatoria
activa muy diseminada.

Acostar al enfermo boca arriba con


almohada bajo la cabeza en un colchón
duro, para quitar el peso de las
articulaciones.

Aconsejar al paciente que descanse una o


más veces en el día durante 30 a 60
minutos.
Alentarlo a que repose en cama ocho a
nueve horas por la noche.

Indicarle que se acueste boca abajo dos


veces al día para evitar la flexión de la
cadera y contractura de la rodilla.

No deben colocarse almohadas debajo de


las articulaciones dolorosas, ya que
promueven contracturas por flexión.
Las articulaciones inflamadas dolorosas deben ponerse en
reposo con férulas: para permitir localmente la sinovitis; reducir
el dolor, la rigidez y la tumefacción (en las muñecas y los dedos);
descansar las articulaciones inflamadas en la posición óptima y
prevenir o corregir deformaciones.

Aplicar compresas calientes o frías para reducir el dolor e


hinchazón de las articulaciones.

Dar masajes suaves para relajar los músculos.


Administrar medicamentos antiinflamatorios, o analgésicos
según prescripción.
Alentar al paciente a seguir el programa
diario prescrito, que se compone de
ejercicios de acondicionamiento y
ejercicios específicos para problemas
articulares (después de controlar el
proceso inflamatorio).

Cerciorarse que el paciente realiza los


ejercicios isométricos, para ayudar a
prevenir la atrofia muscular, que
contribuye a la inestabilidad articular.

Hacer que el enfermo mueva las


articulaciones por todo el arco de
movimiento una o dos veces al día para
impedir la pérdida del movimiento
articular.
ARTROSIS
Artrosis idiopática
o primaria, que es la
forma más habitual.
No existe
aparentemente La artrosis es la enfermedad reumática más frecuente, Artrosis secundaria,
ningún factor especialmente entre personas de edad avanzada. Se donde es identificable
predisponente y la una alteración previa de
trata de una enfermedad crónica y progresiva que la articulación. Algunas
causa del progresivo
deterioro del
afecta a una o varias articulaciones, principalmente en de las muchas causas de
cartílago y la manos, en las articulaciones de carga como las rodillas artrosis secundarias
articulación es o las caderas, o en ciertas articulaciones de la columna son los traumatismos
desconocida. previo
vertebral.

Síntomas : Factores de riesgo


• Edad avanzada
• dolor
• Sexo femenino.
• Rigidez • Obesidad (sobre todo en artrosis localizada
en articulaciones como las rodillas y otras
que soporten peso como la zona lumbar de la
columna vertebral).
• Actividad deportiva y ciertas profesiones.
• Menopausia.
• Secuelas tras una cirugía y golpes repetidos
sobre alguna articulación.
• Antecedentes familiares
CUIDADOS DE ENFERMERÍA EN
ARTROSIS
La principal medida que tienen que tener en cuenta los grupos de
riesgo para prevenir el desarrollo de la enfermedad es llevar una
dieta sana y equilibrada, como la dieta mediterránea, realizar
ejercicio físico de forma moderada, actividades que sean acordes a
la edad y el estado físico actual de la persona y evitar la obesidad.

El ejercicio moderado, 10 a 20 minutos al día, como caminar por


terreno llano o montar en bicicleta, es bueno para la artrosis de
rodilla o de cadera.

No se debe mantener mucho tiempo una postura, ni estar


mucho tiempo de pie quieto. Hay que evitar posturas
perjudiciales como estar de rodillas y ponerse en cuclillas.
Conviene limitar el esfuerzo físico intenso, como
cargar objetos pesados o las actividades
laborales que implican sobreesfuerzo. En caso de
tener la enfermedad se deben evitar los
movimientos que producen dolor, sin llegar a
inmovilizar la zona.

Por las mañanas, cuando se tiene mayor rigidez y


dolor, es conveniente la ducha de agua caliente,
con chorro fuerte para dar calor a las
articulaciones y masaje local.

Hay que usar calor o frío, lo que mejor alivie,


pero no más de 20-30 minutos al día.
Se debe dormir en cama dura y sentarse en sillas
de respaldo recto.

Mejor usar el ascensor que las escaleras.


No hay que caminar cargado de cosas; mejor
usar el carro de la compra

Usar un calzado cómodo también es


fundamental, para evitar adoptar posturas
incorrectas. Algunos pacientes encontrarán útil el
uso de bastón, para favorecer la marcha,
mantener el equilibrio y evitar las caídas.