Está en la página 1de 6

VENTAJAS

Y PROBLEMAS
DEL SISTEMA
DE MERCADO
El análisis comparado de los sistemas económicos ha
desarrollado un elenco de ventajas e inconvenientes de
cada uno de ellos.
para comprender al menos dos cuestiones:
• la primera: que los sistemas «reales» basados en la
economía de mercado se suelen apartar del modelo
teórico ideal
• la segunda: que los «fallos del mercado» han
justificado la incorporación del Estado como sujeto
activo en la economía, para alcanzar objetivos no
cubiertos automáticamente o para evitar/suavizar
costes no deseados.
Las ventajas atribuidas al mercado
 El sistema de mercado permite que los recursos
económicos se asignen con más eficiencia que cualquier
otro sistema.
 El comportamiento egoísta (búsqueda del propio bien o,
mejor, del propio beneficio) y competitivo de los agentes
conduce a lograr la solución más adecuada para el conjunto
 El sistema de toma de decisiones de carácter
descentralizado por parte de los productores y de los
consumidores reduce claramente los costes de información
y de transacción, cosa que no sucede en cualquier otro
sistema donde sea preciso recoger y acumular la
información para tomar decisiones y definir las líneas de
actuación de la economía, a las cuales se «sujetarían» a las
decisiones de los productores y de los consumidores.
 El sistema de mercado respeta la libertad del individuo. El
comportamiento de cada agente o unidad no se encuentra
«regulado» directamente por nadie en particular.
 Los cambios en los precios relativos y la competencia inducen la
rápida introducción de innovaciones y cambios técnicos en los
productores
 Los desequilibrios que se producen en una economía de mercado
tienden a ser sólo temporales.
Los precios establecidos por el mercado juegan un papel de
indicadores para una correcta asignación de los factores a las distintas
actividades productivas, y también para ajustar la demanda de los
consumidores a una escasez de bienes ofrecidos.
Los fallos del mercado
Un fallo o falla de mercado es una situación que se produce
cuando el mercado no es capaz de asignar los recursos de
forma eficiente.
Los más destacados son los siguientes:
 Mercados no competitivos
 Existencia de efectos externos
 Deficiente o nula valoración de los bienes públicos
 Existencia de rendimientos de escala crecientes
 Mala o insatisfactoria distribución de la renta
 Fallos en solucionar los desequilibrios y el crecimiento de la
economía
 Necesidades preferentes e indeseables
 Derivaciones insolidarias en la conducta social
 Otros posibles problemas
Los «fallos» del sector público
 Imperfecciones derivadas del mercado político.
 Ineficiencias en la producción de bienes públicos y
sociales.
 Dificultades en el control de los monopolios naturales
 Existencia de internalidades
 Existencia de externalidades
 Ignorancia de los costes reales.
Si el mercado tiene algunos fallos hay que interferir lo
mínimo posible en su funcionamiento para preservar sus
propios mecanismos de autocorrección y no perjudicar la
adecuada asignación de recursos a corto y a medio-largo
plazo que asegura el libre juego de la oferta y la demanda
en los distintos mercados.