Está en la página 1de 24

SISTEMA ÓSEO

INTRODUCCIÓN
El cuerpo humano posee un esqueleto que lo sostiene y
protege los órganos vitales, músculos, tendones y
ligamentos. Permitiendo moverse, levantarse, alcanzar y
arrojar. Nunca se puede pensar que los huesos son parte
inerte del cuerpo y que una vez, que alcancen a su
tamaño adulto, estos ya no cambian, la realidad es otra;
el hueso es un tejido vivo, que al igual a los otros tejidos
del cuerpo debe alimentarse para estar en buenas
condiciones, de lo cual se encargan los osteocitos que
son las células óseas.
OBJETIVOS
• Conocer el sistema óseo del ser humano para que el
estudiante sepa y reconozca las funciones y divisiones de este.
• identificar las clases de huesos, número de huesos y sus
diferentes funciones.
• Clasificar y distinguir los nombres y ubicaciones de algunos
huesos esenciales.
• Asociar los diferentes temas que abarca el sistema óseo.
• Conocer las diferentes enfermedades que atacan a los huesos.
DEFINICIÓN
Qué es Sistema óseo:
El sistema óseo es el conjunto de huesos que conforman el
armazón del esqueleto de un animal.

El sistema óseo humano o también llamado esqueleto


humano es la estructura viva de huesos duros cuya función
principal es la protección y apoyo a los órganos vitales y la
generación de movimiento o no en un el cuerpo.
PRINCIPALES FUNCIONES DEL SISTEMA
ÓSEO
Las principales funciones de sistema óseo son:
• Soporte: es decir, mantener el cuerpo rígido tanto externa como
internamente.
• Protección: algunos huesos forman cavidades que protegen a los
órganos internos, como es el caso del cráneo, las vértebras y las
costillas.
• Movimiento: gracias a los músculos que se insertan en los huesos y a
su capacidad de contraerse y dilatarse, son capaces de mover el
cuerpo humano.
• Producción de células sanguíneas: la médula ósea roja del interior
de ciertos huesos produce los glóbulos rojos.
• Reserva lípidos: la médula ósea amarilla es un conjunto de células
grasas que acumulan lípidos.
DIVISIÓN
Para hacer más comprensible el estudio del cuerpo humano, éste se
ha dividido en: Cabeza, Tronco y Extremidades.
En el cuerpo humano existen 208 huesos: 26 en la columna vertebral, 8
en el cráneo, 14 en la cara, 8 en el oído, 1 hueso Hioides, 25 en el tórax,
64 en los miembros superiores, 62 en los miembros inferiores
Huesos de la cabeza
• La cabeza se une a la parte superior de la columna vertebral. Los
huesos del cráneo son anchos curvos. Forman una fuerte bóveda que
protege al cerebro.
• La cabeza esta constituida por el cráneo y la cara. Es una sucesión
compleja de huesos que protegen el encéfalo y a otros órganos del
sistema nervioso central. También da protección a los órganos de los
sentidos, a excepción del tacto que se encuentra repartido por toda
la superficie de la piel.
• Los huesos del cráneo son 8 y forman una caja resistente para
proteger el cerebro.
• Los huesos de la cara son 14. Entre ellos los más importantes son los
maxilares (superior e inferior) que se utilizan en la masticación.
Huesos del Tronco
• A la cabeza le sigue el tórax. Éste está formado por veinticuatro
costillas.
• Las costillas se unen todas por detrás a la columna vertebral. Por
delante, se unen al esternón solamente veinte de ellas, mediante un
tejido especial que es más blando que los huesos y que recibe el
nombre de cartílago. Unidas de esta manera, las costillas forman una
jaula protectora para el corazón y los pulmones.
• En la parte superior del tórax, a ambos lados, se encuentran las
clavículas por delante y los omóplatos por detrás.
• Las clavículas se unen a la parte de arriba del esternón por uno de sus
extremos. Sus otros extremos se unen a los omóplatos, formando los
hombros, donde nacen los brazos. La clavícula y el omóplato, que
sirven para el apoyo de las extremidades superiores. Las costillas
protegen a los pulmones, formando la caja torácica
huesos de las extremidades
es decir, de los brazos y de las piernas. Los miembros de todos los
vertebrados participan del mismo principio constructor, pero la forma de
cada uno de los huesos varía según el tipo de locomoción. En el arco
pectoral del hombre, donde la extremidad superior entre en contacto
con el resto del cuerpo, se observa que la clavícula es muy gruesa, al
igual que en los monos, que utilizan sus extremidades anteriores o
superiores como nosotros.
HUESOS ESENCIALES DEL CUERPO HUMANO
Cráneo: Hueso que cubre el cerebro.
Húmero: Hueso que se localiza entre el codo y el hombro.
Costillas: Huesos que protegen los pulmones y los órganos internos del tórax.
Radio: Hueso del antebrazo, paralelo al cúbito y “prolongación” del dedo
pulgar.
Cúbito: Hueso del antebrazo, paralelo al Radio y “prolongación” del dedo
meñique.
Coxal: Hueso de la cadera, comunica el tronco con las piernas.
Fémur: Hueso más grande del cuerpo humano, comunica los coxales con la
rodilla.
Tibia: Hueso frontal de la pierna conocido coloquialmente como la “espinilla”.
Es paralelo al Peroné.
Peroné: Hueso lateral de la pierna, paralelo a la tibia. Es la prolongación de
“la bola del tobillo”
CARACTERÍSTICAS DEL SISTEMA ÓSEO
ENFERMEDADES QUE ATACAN A LOS HUESOS
1- Osteoporosis
Es una enfermedad que afecta la densidad de los huesos,
deteriorándose la micro arquitectura de los mismos, haciéndolos más
frágiles y propensos a fracturarse con cualquier golpe o esfuerzo.
Es provocada por la disminución del tejido que forma al hueso, o
también por la pérdida de las sales minerales que lo constituyen. El
paciente no sabe que la sufre hasta que ocurre una fractura y es
diagnosticado. La densidad de los huesos puede ser medida mediante
el procedimiento de densitometría ósea.
2- Enfermedad de Paget
Es una enfermedad asintomática que consiste en el crecimiento acelerado
del proceso de regeneración ósea. Los huesos constantemente se van
regenerando, pero al sufrir esta patología, lo hacen de una manera más
rápida de lo normal.
Esta enfermedad puede afectar algún área específica o a todo el esqueleto.
Dependiendo de la zona afectada, puede presentar diversos síntomas, a
saber:
Pelvis: Dolor en las caderas.
Cráneo: Dolores de cabeza y perdida de la audición.
Espina Dorsal: Adormecimiento u hormigueo y dolor en las extremidades.
Piernas: Piernas arqueadas, lo cual también provocara osteoartritis.
3- Osteoartritis
Es un tipo de artritis que afecta al cartílago, el cual es el encargado de
impedir el roce entre los huesos de las articulaciones, recubriéndolos. Como
consecuencia, se produce mucho dolor en las mismas.
Adicionalmente, el roce puede causar fragmentación de los huesos, cuyos
pedacitos pueden quedar incrustados en el cartílago, aumentando así el
dolor.
Las articulaciones se hinchan y pueden crearse espolones en los huesos,
produciéndose deformidades. El movimiento de la persona queda limitado.
A diferencia de la artritis, la osteoartritis sólo afecta a las articulaciones y no
a otros órganos del cuerpo.
Entre las causas de esta enfermedad figuran el sobrepeso, envejecimiento,
lesiones en las articulaciones, defectos en la articulación en su formación o
genéticos y desgaste producido por deporte o alguna actividad física.
PREVENCIÓN
Para tener mejor salud y evitar o prevenir las enfermedades del sistema
óseo, es conveniente tener una buena alimentación.
La dieta debe contener cantidades suficientes de calcio y vitamina D.
Para la buena absorción de la vitamina D, es necesaria una moderada
exposición al sol, preferiblemente en las mañanas o en las tardes, para
evitar daños a la piel.
La dieta debe ser rica en proteína, pero vegetal, ya que el exceso de
proteína animal pudiera acelerar casos de osteoporosis.
Alimentos que no se recomiendan son aquellos que desmineralizan o
sustraen minerales a los huesos. Entre ellos tenemos alimentos salados,
pre cocidos, fritos, con azúcar blanco, el tabaco y el alcohol. Las
verduras con oxalato deben consumirse separadas de los alimentos
ricos en calcio, así como los que contienen fibra.
GRACIAS POR SU ATENCION