Está en la página 1de 30

FIBRAS ARTIFICIALES

• Proteicas: derivadas de los animales: como el “lanital” proveniente de la leche, o de fibras vegetales

como la “vicara” del maíz y el “ardil”del cacahuete.

• Celulósicas: diversos tipos como: “seda Chardonnet”, “viscosa” o “acetatos”.


POLÍMEROS SINTÉTICOS
Un polímero es una molécula grande compuesta de muchas unidades de repetición más pequeñas

(monómeros) unidas entre sí. En la actualidad cuando hablamos de polímeros, por lo general nos referimos

a los polímeros orgánicos sintéticos en vez de a biopolímeros orgánicos naturales como el ADN, la celulosa y

una proteína, o polímeros inorgánicos como el vidrio y el concreto.

El primer polímero sintético orgánico se preparó en 1838, cuando se polimerizó por accidente el cloruro de

vinilo. El poliestireno se descubrió en 1839, poco después que se sintetizó y purificó el estireno.
Clases de polímeros sintéticos

Las dos clases principales de los polímeros sintéticos son los polímeros de adición y los polímeros de

condensación.

Los polímeros de adición resultan de la adición rápida de una molécula a la vez a una cadena de polímero en

crecimiento, por lo regular con un intermediario reactivo (catión, radical o anión) en el extremo en crecimiento de

la cadena. A los polímeros de adición en ocasiones se les llaman polímeros de crecimiento de cadena debido a

que por lo general el crecimiento ocurre en el extremo de una cadena. Los monómeros por lo general son

alquenos y la polimerización involucra adiciones sucesivas a través de los enlaces dobles. El poli(cloruro de vinilo),

de gran uso como piel sintética es un polímero de adición.


POLÍMERO DE ADICIÓN

Cloruro de vinilo Poli (cloruro de vinilo)


Muchos alquenos experimentan la polimerización por crecimiento de cadena cuando se tratan con pequeñas

cantidades de los iniciadores adecuados. La siguiente tabla nos muestra algunos de los polímeros de adición

más comunes, todos preparados a partir de alquenos sustituidos. El mecanismo de crecimiento de cadena

involucra la adición del extremo reactivo de la cadena en crecimiento a través del enlace doble del monómero.

Dependiendo del monómero y el iniciador usados, los intermediarios reactivos pueden ser radicales libres,

carbocationes o carbaniones.

Aunque estos tres tipos de polimerizaciones por crecimiento de cadena son similares, los consideramos de

manera individual.
Los polímeros de condensación resultan de la condensación (formación de enlaces con la pérdida de una

molécula pequeña) entre los monómeros. Las condensaciones más comunes involucran la formación de

amidas y ésteres.

En una polimerización por condensación, pueden condensarse dos moléculas cualesquiera; no necesitan

estar en el extremo de una cadena. A los polímeros de condensación en ocasiones se les llaman polímeros de

crecimiento por pasos debido a que cualquier par de moléculas de monómero puede reaccionar para formar

un paso en la condensación.

El poliéster Dacrón es un polímero de condensación.


POLÍMERO DE CONDENSACIÓN
Los polímeros de condensación resultan de la formación de enlaces de éster o amida entre moléculas

difuncionales. A la reacción se le llama polimerización por crecimiento por pasos. Dos moléculas de monómero

cualesquiera pueden reaccionar para formar un dímero, los dímeros pueden condensarse para formar

tetrámeros y así sucesivamente. Cada condensación es un paso individual en el crecimiento del polímero y no

hay reacción en cadena. Se conocen muchos tipos de polímeros de condensación. Explicamos los cuatro tipos

más comunes: poliamidas, poliésteres, policarbonatos y poliuretanos.


POLIAMIDAS: NAILON
Wallace Carothers de DuPont inventó el nailon en 1935, iniciando una nueva era de fibras y textiles. En ese entonces,

el hilo usado para la ropa estaba hecho de hilado de fibras de animales y plantas. Estas fibras se mantenían juntas por

la fricción o el ajuste del tamaño, pero eran débiles y sujetas al desenredado y al podrido. La seda (una proteína) era

la fibra más resistente conocida en ese tiempo y Carothers razonó que un polímero unido por enlaces de amida

podría aproximarse a la resistencia de la seda. El nailon probó ser un tipo completamente nuevo de fibra, con una

resistencia y durabilidad notables. Puede fundirse y extruirse en una fibra continua y resistente, y no se pudre. El

hilado de fibras de nailon continuas es mucho más resistente que los materiales naturales que puede hacerse mucho

más delgado. La disponibilidad de este hilo resistente y delgado hace posible cuerdas más resistentes, telas

transparentes y medias para mujer casi invisibles a las que se les llama “nailons”.
Micrografía electrónica de barrido del

material en una media de nailon.

Las medias transparentes requieren fibras

largas y continuas de diámetro pequeño y

gran resistencia
El nailon es el nombre común para las poliamidas. Las poliamidas por lo general se preparan a partir de reacciones

de diácidos con diaminas. A la poliamida más común se le llama nailon 6,6 debido a que se prepara por medio de

la reacción de un diácido de seis carbonos (ácido adípico) con una diamina de seis carbonos. A la diamina de seis

carbonos, llamada de manera sistemática hexano-1,6-diamina, se le llama de manera común hexametilendiamina.

Cuando el ácido adípico se mezcla con la hexametilendiamina, una reacción de transferencia de protones forma

un sólido blanco llamado sal de nailon. Cuando la sal de nailon se calienta a 250 °C, el agua se elimina como gas y

resulta en nailon fundido. El nailon fundido se moldea en una forma sólida o se extrúe a través de un hilador para

producir una fibra.


El nailon también puede prepararse a partir de un monómero sencillo que tiene un grupo amino en un extremo y un

ácido en el otro. Esta reacción es similar a la polimerización de los a-aminoácidos para formar proteínas. El nailon 6

es un polímero de este tipo, hecho a partir de un aminoácido de seis carbonos: el ácido 6-aminohexanoico (ácido e-

aminocaproico). Esta síntesis comienza con la e-caprolactama. Cuando se calienta la caprolactama con una traza de

agua, parte de ésta se hidroliza al aminoácido libre. El calentamiento continuo forma la condensación y la

polimerización al nailon 6 fundido. El nailon 6 (también llamado Perlón®) se usa para fabricar fibras resistentes y

flexibles para cuerdas y cables de neumáticos.


Poliésteres
La introducción de fibras de poliéster ha traído cambios importantes en la manera en que cuidamos nuestra

vestimenta. Casi todas las telas modernas que no se arrugan deben su comportamiento libre de arrugas al

poliéster, con frecuencia mezclado con otras fibras. Estas mezclas de poliésteres han reducido o eliminado la

necesidad de almidonar y planchar la ropa para lograr una superficie libre de arrugas que conserve su forma.

El poliéster más común es el Dacrón®, el polímero del ácido tereftálico (ácido para-ftálico o ácido benceno-

1,4-dicarboxílico) con etilenglicol. En principio, este polímero podía prepararse mezclando el diácido con el

glicol y calentando la mezcla para eliminar el agua. Sin embargo, en la práctica se obtiene un producto mejor

usando un proceso de transesterificación. El éster dimetílico del ácido tereftálico se calienta a alrededor de

150 °C con el etilenglicol. El metanol se libera como un gas, que conduce a la reacción de finalización.
El producto fundido se hila en fibra de Dacrón® o se funde en película de Mylar®.
La fibra de Dacrón® se usa para fabricar tejidos y cuerdas de neumáticos, y la película de Mylar® se usa para

fabricar cintas de grabado magnéticas. La película de Mylar® es firme, flexible y resistente a la degradación

ultravioleta.. El poli(tereftalato de etileno) también se moldea por soplado para fabricar botellas de refresco de

plástico que se venden por miles de millones cada año.


Policarbonatos
Un éster de carbonato es simplemente un éster del ácido carbónico. El ácido carbónico existe en equilibrio con dióxido

de carbono y agua, pero sus ésteres son bastante estables

El ácido carbónico es un diácido; con los dioles adecuados, puede formar poliésteres. Por ejemplo, cuando el fosgeno

(el cloruro ácido del ácido carbónico) reacciona con un diol, el producto es un poli(éster de carbonato)
La siguiente ecuación muestra la síntesis de policarbonato Lexan®: un material, resistente, claro e incoloro que se usa

para ventanas a prueba de balas y cascos protectores. El diol usado para preparar el Lexan® es un fenol llamado

bisfenol A, un intermediario común en la síntesis de poliésteres y poliuretanos.


Poliuretanos
Un uretano es un éster de un ácido carbámico (R – NH – COOH), una media amida del ácido carbónico. Los ácidos

carbámicos por sí mismos son inestables, se descomponen rápidamente a aminas y CO2. Sin embargo, sus ésteres

(uretanos) son bastante estables.


Debido a que los ácidos carbámicos son inestables, no pueden usarse procedimientos de esterificación normales para

formar uretanos. Los uretanos se forman más por lo general por medio del tratamiento de un isocianato con un alcohol

o un fenol. La reacción es muy exotérmica y da un rendimiento cuantitativo de un éster de carbamato.


Ejemplo
Un poliuretano resulta cuando reacciona un diol con un diisocianato, un compuesto con dos grupos isocianato. El

compuesto mostrado a continuación, llamado de manera común diisocianato de tolueno, se usa con frecuencia para la

preparación de poliuretanos. Cuando se adiciona etilenglicol u otro diol al diisocianato de tolueno, una condensación

rápida forma el poliuretano. Los líquidos con baja temperatura de ebullición como el butano se adicionan con

frecuencia a la mezcla de reacción. El calor liberado por la polimerización vaporiza al líquido volátil, produciendo

burbujas que convierten al polímero viscoso en una masa espumosa de espuma de poliuretano.
poliuretano

También podría gustarte