Está en la página 1de 9

DISPRAXIA

SÍNDROME DEL NIÑO TORPE


TRASTORNO DEL DESARROLLO DE LA COORDINACIÓN MOTORA”

La dispraxia forma parte de las ENFERMEDADES DEL CEREBRO que afecta las
habilidades psicomotoras, es decir, afecta habilidades físicas como lo son el
equilibrio y postura. Afecta comúnmente en niños y es por ello que tienden a
parecer un poco torpes.

responsable el encéfalo
no siempre es demasiado notoria
no es una enfermedad especialmente grave y no afecta de manera demasiado fuerte
Las personas afectadas con dispraxia normalmente pasan por
condiciones donde el habilidades motoras como lo son el caminar, correr,
saltar, coordinar movimientos, escribir, entre otras actividades son
afectadas, siendo estas las más comunes.

cuando la enfermedad es un poco más grave puede afectar el habla por los
movimientos de la boca y lengua y con ello también puede afectarlos de modo
social, pues estos individuos tienden a presentar una personalidad un poco
aniñada aún cuando su habilidad intelectual, es decir, la inteligencia, es igual al
promedio o algunas veces puede llegar a ser mayor al promedio.
Dispraxia ideomotora

el individuo tiene una dificultad presente para llevar a cabo tareas


fáciles que involucren movimientos simples, el hablar, entre otras
cosas. Este tipo de actividades tienden a ser de un solo paso, es decir,
abrocharse un botón, hacer algún tipo de seña, ponerse medias o decir
frases simples, entre otras cosas.
Dispraxia ideatoria

se basa en que la persona afectada tenga algún tipo de dificultad


presente para llevar a cabo una serie de tareas con un resultado
exitoso. Es decir, la misma no es un problema en terminar un paso, sino
en usar un conjunto de los mismos para tener una solución al
problema.

actividades que son afectadas tenemos el cepillarse los


dientes, (pues el individuo tiene que poner pasta en el
cepillo, llevarlo a la boca, cepillar y luego enjuagar; lo que
se denomina una serie de pasos) o el hacer la cama (que
en la misma condición, esto se basa en una secuencia de
pasos), entre otras actividades.
Dispraxia oromotora

dificultad para llevar acabo movimientos que le permitan comunicarse


de forma oral, es decir, el movimiento de la lengua, mandíbula, entre
otros. este tipo de dispraxia tiende a llamársele dispraxia verbal,
esto se debe a que estos niños no coordinan los
movimientos que impliquen actividades como modular,
articular bien al hablar, problemas en cuanto a la
pronunciación, entre otros problemas relacionados a este
aspecto.
Dispraxia constructiva

Este tipo de dispraxia es el más raro de los cinco, pues, los afectados de este
modo son una gran minoría. No obstante, es importante saber de su
existencia.
La dispraxia constructiva se basa en que el individuo afectado tenga un
problema a la hora de entender y llevar a cabo relaciones espaciales, es
decir, tienen problemas a la hora de relacionar figuras, formas, entre otras
cosas con otras, de la misma forma, tienen problemas a la hora de ubicar
entre lejos, cerca, grande y pequeño.
Una de las actividades que pueden ayudar a identificar esta dispraxia es un
nivel de problemas a la hora de llevar a cabo juegos relacionados a distintos
tipos de figuras geométricas como lo es el jugar con bloques de construcción,
dibujar distintos tipos de figuras, entre otras actividades.
esta enfermedad no tiene una edad fija, sin embargo, normalmente
aparece a temprana edad, desde que son bebés, no obstante, sus
síntomas son un poco difíciles de observar.
se puede observar entre sus síntomas problemas en el desarrollo
motor que les produce no poder gatear con soltura, es decir, si lo llegan
a hacer es un poco mecánica, se atrasan muchísimo en la edad de
caminar y aprender a hablar, el bebé tiende a ser más lento, entre otras
características motoras.