Está en la página 1de 21

El concreto

Es una mezcla de arena, grava, roca triturada, u otros agregados unidos en una masa rocosa por medio de una pasta de

cemento y agua. En ocasiones, uno o más aditivos se agregan para cambiar ciertas características del concreto, tales como

la ductilidad, durabilidad y tiempo de fraguado.

Al igual que la mayoría de los materiales pétreos, el concreto tiene una alta resistencia a la compresión y una muy baja

resistencia a la tensión.
DOSIFICACION DE HORMIGONES

Las proporciones en que se mezclan los componentes básicos y complementarios del hormigón constituyen su

dosificación. Las propiedades del hormigón endurecido dependen de la dosificación inicial de los componentes

básicos y complementarios, del proceso de mezclado, y del proceso de curado. En términos generales los agregados

dotan al hormigón de una estructura interna en la que los agregados más finos se intercalan entre los agregados más

gruesos.
El concreto armado

Es una combinación de concreto y acero en la que el refuerzo de acero proporciona la resistencia a la tensión de que

carece el concreto. El acero de refuerzo es también capaz de resistir fuerzas de compresión y se usa en columnas, así

como en otros miembros estructurales.


El concreto presforzado

De acuerdo con el Instituto Americano del Concreto (ACI), el concreto presforzado es aquel en el cual han sido

aplicados esfuerzos internos.

Básicamente, consiste en inducir esfuerzos de compresión en las zonas de concreto que van a trabajar en tensión y con

ello lograr que, bajo condiciones normales de operación, se eliminen o se reduzcan los esfuerzos de tensión en el

concreto y, como resultado, no se produzcan agrietamientos.


Existen dos métodos para inducir preesfuerzos:

El pretensado: los tendones se tensan antes de la colocación del concreto.

El postensado: los cables se tensan después de que el concreto ya ha adquirido cierta resistencia.

Sin embargo, en ambos casos, el acero es pretensado y el concreto resultará precomprimido, antes de que actúen

las cargas de servicio.


PROPIEDADES DEL CONCRETO REFORZADO
Resistencia a la compresión

La resistencia a la compresión del hormigón f´c se determina por medio de pruebas a la falla de cilindros de

concreto de 15 cm × 30 cm de diámetro de 28 días, aunque en estructuras especiales como túneles y presas, o

cuando se emplean cementos especiales, pueden especificarse tiempos menores o mayores a esos 28 días. En

túneles es bastante frecuente utilizar la resistencia a los 7 días o menos, mientras en presas se suele utilizar

como referencia la resistencia a los 56 días o más.


Tipos de resistencia a la compresión del hormigón

La resistencia a la compresión de hormigones normales (210 - 280 Kg/cm2)

La resistencia a la compresión de hormigones mediana (350 - 420 Kg/cm2)

La resistencia a la compresión de hormigones Alta (f’c > 420 Kg/cm2)


Módulo estático de elasticidad
El concreto no tiene un módulo de elasticidad bien definido. Su valor varía con las diferentes resistencias del
concreto, con la edad de éste, con el tipo de carga, las características y proporciones del cemento y los
agregados.
La sección 8.5.1 del código ACI establece que la siguiente expresión puede usarse para calcular el módulo
de elasticidad de concretos que pesen variando entre 1500 y 2 500 kg/m3:

Donde :
Ec= Modulo de elasticidad
Wc= peso del concreto en kg/m3
 f´c= resistencia a la compresión especificada a los 28 días en N/mm2 o Mpa.
Valores del modulo de elasticidad
para concretos de peso normal
Fluencia plástica (o cedencia)
Bajo cargas de compresión sostenidas, el concreto continuará deformándose
durante largos periodos. Después de que ocurre la deformación inicial, la
deformación adicional se llama cedencia o fluencia plástica. Si se aplica
una carga de compresión a un miembro de concreto, se presenta un
acortamiento inmediato o instantáneo elástico. Si la carga se deja en su
lugar por mucho tiempo, el miembro continuará acortándose durante varios
años y la deformación final usualmente será igual a aproximadamente dos o
tres veces la deformación inicial.
Ductilidad
Uno de los requisitos más importantes que debe reunir un hormigón en zonas sísmicas es
su ductilidad, lo que en nuestro medio limita la utilización de hormigones de resistencia
media fm superior a 500 Kg/cm2, por ser sumamente frágiles (tienen muy poca
deformabilidad en el rango de comportamiento plástico).
TRABAJABILIDAD DEL
HORMIGON FRESCO
Trabajabilidad es la facilidad que presenta el hormigón fresco para ser colocado y vibrado en
cualquier molde. Los hormigones con baja trabajabilidad presentan problemas de mezclado y
problemas de compactación dentro de los moldes, lo que puede redundar en una disminución de la
resistencia.

La trabajabilidad del hormigón se suele categorizar en función del asentamiento del cono de
Abrams o de la medición de la dispersión diametral en la mesa de flujo.
Peso Específico

La necesidad de disponer de un hormigón ligero o pesado requerirá la utilización de

agregados ligeros o pesados respectivamente. Los hormigones ligeros podrían ser

utilizados en losas de edificios altos, mientras que los hormigones pesados podrían

emplearse en anclajes de puentes colgantes, como bunkers de cobertura de

materiales radioactivos, o para almacenar materiales explosivos.


Acero de Refuerzo
El acero como material indispensable de refuerzo en las construcciones, es una aleación de hierro y carbono, en

proporciones variables, y pueden llegar hasta el 2% de carbono.Pero se le pueden añadir otros materiales para

mejorar su dureza, maleabilidad u otras propiedades.


1.Forjabilidad
2.Maleabilidad
3.Ductilidad
4.Tenacidad
5.Facilidad de Corte
6.Soldabilidad
7.Oxidabilidad
Hay varios tipos de varillas de refuerzo con designaciones de la ASTM. Estos

aceros están disponibles en diferentes grados como el Grado 50, Grado 60, etc.,

donde el Grado 50 significa que el acero tiene un punto de fluencia especifico de

50 000 lb/plg2, el Grado 60 significa 60 000 lb/plg2, etcétera.


1. ASTM A615: Varillas de acero de lingote lisas y corrugadas. Estas varillas, que deben estar marcadas con la letra

S (por el tipo de acero), son las varillas de refuerzo de uso más común en Estados Unidos.

2. ASTM A706: Varillas lisas y corrugadas de baja aleación. Estas varillas, que deben estar marcadas con la letra

W (por el tipo de acero), deben usarse cuando se requieran propiedades controladas a la tensión y/o una

composición química especialmente controlada para propósitos de soldadura.

3. ASTM A996: Varillas corrugadas de acero de riel o de acero de ejes. Deben marcarse con la letra R (por el tipo

de acero).

4. Si se producen varillas corrugadas para cumplir.


AMBIENTES CORROSIVOS
Cuando el concreto reforzado se ve sometido a sales descongelantes, agua marina o rocío de estas

sustancias, es necesario proporcionar una protección especial contra la corrosión al acero de refuerzo.

Las estructuras usualmente afectadas son los tableros de puentes, los garajes de estacionamiento, las

plantas de tratamiento de aguas negras y diversas estructuras costeras. También deben considerarse las

estructuras sujetas a derrames ocasionales de productos químicos que contienen cloruros.

El refuerzo se oxidará si no está bien protegido; al oxidarse, los óxidos resultantes ocupan un volumen

mucho mayor que el del metal original. Como resultado, se dan grandes presiones hacia el exterior que

ocasionan un severo agrietamiento y astillado del concreto.