Está en la página 1de 13

Atención del recién

nacido prematuro
Integrante:
Rosangela Valverde
Ascasibar
El bebe prematuro
• Se considera un bebé prematuro el que
nace antes de las 37 semanas de gestación.
• Anteriormente, se consideraba prematuro
a cualquier RN con un peso <2.500 g; esta
definición era incorrecta, pues muchos RN
con pesos <2.500 g son realmente
maduros o posmaduros, pero pequeños en
relación con su edad gestacional (PEG) y
tanto su aspecto como los problemas que
plantean son diferentes a los de los RN
prematuros.
La prematuridad del bebé
• Cuando se habla de un parto prematuro, se establecen
las medidas necesarias para brindar los cuidados
apropiados al bebé y a la madre. La evaluación
inmediata del bebé es el primer paso para establecer sus
necesidades.
• Por lo general, los bebés prematuros son incapaces de
coordinar la succión y la deglución antes de la semana 34
de gestación y necesitan ser alimentados por sonda
hasta recibir leche materna.
• Dependiendo del grado de prematuridad del bebé, es
posible que no comience a respirar inmediatamente
después de su nacimiento o que su esfuerzo respiratorio
sea inadecuado para la expansión torácica y la
oxigenación corporal, con lo cual deberá recibir el apoyo
y la asistencia necesaria para que supere esta
deficiencia.
particularidades del bebé prematuro

• El estado del recién nacido prematuro va a depender de


su estadio de desarrollo, presentando una
particularidades que se deben al grado de inmadurez de
sus órganos vitales. Cuanto más prematuro es el
nacimiento, menor es el tamaño y el peso del bebé.
• En general, la cabeza tiene un gran tamaño con respecto
al cuerpo y las extremidades están poco desarrolladas, los
brazos y las piernas son muy delgados, con la piel fina,
arrugada y rosada. Las uñas son extremadamente blandas
y habitualmente no llegan al extremo de los dedos.
• Los huesos del cráneo aún no están osificados, que son
muy blandos. La cara es pequeña y en muchos casos
parece arrugada, el pelo es muy escaso y posiblemente le
faltarán las cejas. La piel deja entrever los vasos
sanguíneos porque existe muy poca grasa subcutánea. Las
palmas de las manos, los talones y los pies pueden estar
enrojecidos o bien azulados. Toda la piel está recubierta
de gran cantidad de lanugo.
Sus funciones vitales:
• Los órganos vitales del bebé prematuro no han tenido tiempo suficiente para completar su
desarrollo dentro del útero, por eso suelen presentar dificultades para realizar las funciones
imprescindibles para la supervivencia en el medio aéreo.
El sistema respiratorio
Los músculos que intervienen en la respiración son débiles, el centro del cerebro que rige la
respiración es inmaduro y los alvéolos pulmonares no han completado su desarrollo. Todos estos
factores provocan que la respiración sea rápida, superficial e irregular, los problemas respiratorios se
pueden agravar si el bebé sufre una neumonía, una afección en la membrana hialina u otras
complicaciones.
El sistema digestivo
El sistema digestivo del prematuro no está totalmente preparado para asumir sus funciones. Los
reflejos de succión y deglución, o bien son débiles o no han aparecido, el estómago tiene un tamaño
muy reducido y las secreciones que facilitan la digestión son muy escasas. Sin embargo, la necesidad
de alimentación del bebé es muy grande para poder disponer de las sustancias nutritivas
imprescindibles para completar, en el menor tiempo posible, el proceso de crecimiento y maduración
hasta un grado similar a los nacidos a término.
El sistema nervioso
Tampoco ha alcanzado la madurez imprescindible. Los prematuros suelen tener largos períodos de
somnolencia y no pasan por las mismas fases de sueño y vigilia de los nacidos a término debido a la
falta de madurez del centro que regula estos procesos.
Características comunes de los
bebés prematuros
- Bajo peso al nacer, es decir con menos de 2,5
kg.
- Piel lisa, delgada, brillante, casi translúcida.
- Piel transparente, a través de la cual se pueden
apreciar fácilmente algunas venas.
- Cartílago del oído suave y flexible.
- Presencia de vello (lanugo) en el cuerpo.
- Baja temperatura corporal.
- Frecuencia respiratoria rápida.
- Llanto débil.
- Débil succión y deglución.
- Clítoris agrandado, en las niñas.
- Escroto pequeño y desprovisto de pliegues, en
los niños.
Las señales de parto prematuro
• Existen algunas señales que pueden indicar un posible nacimiento
prematuro. Si una mujer embarazada nota que presenta algunos
de esos síntomas, debe acudir con urgencia al hospital.
1. Cuatro o más contracciones en una hora antes de las 37 semanas
de gestación.
2. Una pérdida de líquido amniótico por la vagina, que puede
indicar la ruptura prematura de las membranas que protegen al
bebé.
3. Presión en la pelvis o sensación de peso, que puede indicar que
el bebé está descendiendo por el canal del parto.
4. Calambres menstruales o dolor abdominal.
5. Dolor o tensión rítmica en el bajo vientre o espalda.
6. Sangrado vaginal.
• Una gestación completa es la que cuenta 280 días. Si un bebé
nace antes de ese tiempo, no habrá podido completar todo su
desarrollo y será algo más inmaduro dependiendo del tiempo que
le haya faltado para estar totalmente desarrollado. Pero eso no
quiere decir que este bebé no pueda recuperarse.
Problemas derivados del parto
prematuro
• Síndrome de dificultad respiratoria (SDR)
• Retinopatía del Prematuro (ROP)
• Apnea del prematuro
• Hemorragia intraventricular (HIV)
• Conducto arterial patente (CAP)
• Enterocolitis necrotizante (ECN)
• Ictericia del prematuro
• Anemia del prematuro
• Enfermedad pulmonar crónica o displasia
broncopulmonar (DBP)
• Infecciones
cuidados especiales
Esta atención comienza en el mismo momento del parto donde el neonatólogo realizará la
reanimación, instalará al bebé en la incubadora portátil y decidirá si conviene que pase unas horas
en la incubadora del hospital donde ha nacido o es necesario trasladarlo a otro hospital
especializado en la atención a prematuros.

La incubadora
• La incubadora es un habitáculo de cristal que dispone de medios para crear condiciones
similares a las que el bebé tiene en el útero materno. Se utiliza para el cuidado de recién nacidos
prematuros de bajo peso o con problemas de salud.
todas las incubadoras funcionan de forma similar y ofrecen los mismos cuidados al bebé. Para
compensar las deficiencias del sistema respiratorio, regulan la humedad y la concentración de
oxígeno, garantizando la oxigenación de los tejidos y del cerebro.

• La incubadora también regula la temperatura porque el organismo del prematuro no dispone de


capacidad de adaptación a los cambios de temperatura y se enfría con facilidad.

• dispone de unos orificios con protección para manipular al bebé y ofrecerle los cuidados que
necesita sin abrir el habitáculo, de esta forma se garantizan las mejores condiciones higiénicas y
se protege al recién nacido porque dispone de pocas defensas y es susceptible a las infecciones.
• Si el bebé no tolera la alimentación, el personal del hospital le alimenta a través de sonda o
perfusión.

• El tiempo de permanencia en el hospital oscila entre unos días y varias semanas, en función de
las complicaciones que se presenten y lo que tarde en superarlas.
La preparación de la sala debe basarse
en las siguientes características clínicas
de los bebés prematuros:
1) Los recién nacidos prematuros tienen mayor pérdida de calor por
inmadurez.
2) Los pulmones de los prematuros tienen menor producción de surfactante
a menor edad gestacional.
3) Tienen fragilidad capilar a nivel cerebral, con riesgo de sangrado durante
los periodos de estrés e hipoxia.
4) La retina de los prematuros es inmadura
5) Tienen depósitos limitados de glucó- geno hepático.
6) Los recién nacidos prematuros tienen inmadurez de las capas de la piel.
7) Tienen el sistema inmunológico en riesgo; son propensos a las infecciones
8) La familia está en crisis, requiere contención, favorecer el vínculo precoz y
ofrecer información adecuada.
• De las características mencionadas se desprenden los cuidados de
enfermería prioritarios en esta etapa.
Recepción del recién nacido
prematuro extremo
La recepción en la Unidad debe estar acompañada
de una fluida comunicación entre los que están en
partos, ya que informarán el estado del bebé con el
fin de tener todo el equipamiento preparado para
su estabilización en sus distintas formas:
• Estabilización térmica.
• Estabilización respiratoria.
• Estabilización hemodinámica.
• Estabilización del medio interno y nutrición.
• Cuidado de la piel.