Está en la página 1de 9

Tomás Hernández Franco

Presentado por Haduei Medrano


Un antes…
• Poeta, narrador,
periodista, ensayista,
diplomático y funcionario
público. Nació en Peña
(Tamboril) el 29 de abril
de 1904; murió en
Ciudad Trujillo el 1 de
setiembre de 1952. Vivió
en Europa durante los
años veinte. En Francia,
siendo todavía
adolescente, publicó uno
de sus primeros libros.
Independientes del 40
Se conoce por este nombre a
un grupo reducido de
escritores que se resistió
originalmente a formar parte
de las agrupaciones vigentes,
muchas de las cuales
estaban patrocinadas por la
dictadura trujillista.
a)Afirmación de lo dominicano,
b)Preocupación social,
c)Vida en el extranjero y,
d)Expresión sencilla.
Los Independientes del 40, Comparten la creencia de
que su poesía debe nutrirse de los valores
y las preocupaciones nacionales. Los Independientes
del 40 armaron su poesía en base a las preocupaciones
sociales y a la problemática política del dominicano.
• Maravilloso poema en
versos, gloria verdadera
de las letras nacionales.
Yelidá consagra el
nombre de Hernández
Franco entre los grandes
poemas de américa.
• -Máximo Lovaton

«Yelidá se produce por el


contacto directo del autor con
la vanguardia artística en París
y por el contacto, directo y en
vivo, con la realidad mágica y
ritual del vudú en Haití» -BRC
• Con Yelidá, Tomás Hernández Franco aporta una de las obras
poéticas de mayor trascendencia artística y significación literaria de
la literatura dominicana. De perceptible y hondo aliento
vanguardista, el poema constituye un fiel retrato de la realidad
social, histórica y cultural de los pueblos afroantillanos, con sus
rasgos entrañables: con sus magias y sus misterios; con sus
religiones y sus mitos; con sus ritos y sus danzas; con sus
costumbres, creencias y tradiciones.

Nos presenta este singular texto la visión panorámica y poetizada


de una franja insular, en la que lo racial y lo sexual aparecen en
primer plano, y en donde lo mágico y lo mítico se funden con la
realidad, conformando, en última instancia, las bases de nuestra
identidad, así como los lazos o raíces que definen y nos atan al ser
americano. Unos nexos culturales que nos vinculan a un paisaje
histórico que no ha sido, al parecer, del todo explorado. Un mundo,
América, cuyos máximos anhelos faltan por materializarse, y cuya
historia falta por escribirse en forma íntegra, razón por la cual el
poeta decide terminar el relato afirmando que:

“Será difícil escribir la historia de Yelidá un día cualquiera ”


–Domingo Caba Ramos