Está en la página 1de 8

Adenovirus

Los adenovirus son un grupo


de virus que pueden infectar
las membranas (tejido de
revestimiento) de las vías
respiratorias, los ojos, los
intestinos y las vías urinarias.
Los signos y los síntomas de la
infección por adenovirus varían en
función de cuál sea la parte del
cuerpo afectada:
• Enfermedad febril respiratoria.
• Gastroenteritis.
• Infecciones genitourinarias.
• Infecciones oculares: como
conjuntivitis.
Los niños enfermos pueden desarrollar:
 congestión o secreción nasal, dolor de
garganta (faringitis).
 inflamación de la mucosa del párpado
(conjuntivitis).
 infección de las vías respiratorias en los
pulmones (bronquitis).
 tos fuerte similar a la tosferina.
 inflamación del estómago y el tracto
intestinal, lo que puede ocasionar diarrea y
dolores abdominales (gastroenteritis).
 sangrado en la orina y dolor al orinar.
 Ocasionalmente, el virus ocasiona infección
en o alrededor del cerebro (meningitis o
encefalitis).
Los adenovirus son muy contagiosos, de
modo que su infecciones tienden a
repetirse en lugares donde se establece
contacto entre los asistentes, como las
guarderías, los centros de preescolar, las
escuelas, los hospitales y los campamentos
de verano.
se pueden tratar con antibióticos.
Pero los antibióticos no permiten tratar
infecciones víricas.
En la mayoría de los casos, el organismo del
niño, con la ayuda de su sistema
inmunitario, acabará deshaciéndose del
virus.
Lo mejor que puede hacer es intentar que
su hijo esté lo más cómodo posible.
 las infecciones respiratorias graves
pueden alargarse más y provocar
Duración 
síntomas persistentes, como la tos
la neumonía puede durar entre
dos y cuatro semanas
La mayoría de las  la conjuntivitis puede persistir
infecciones por entre varios días y una semana
más
adenovirus duran de
 las queratoconjuntivitis graves
unos pocos días a una pueden durar varias semanas
semana.  los adenovirus pueden provocar
De todos modos: diarreas de hasta dos semanas de
duración (más largas que las
diarreas origen viral)
Prevención
 No hay ninguna forma de prevenir
por completo las infecciones por
adenovirus en la población infantil.
Para reducir su propagación, los
padres y demás cuidadores deben
fomentar que los niños se laven las
manos con frecuencia, mantener
limpias las superficies compartidas
(como mesas, mármoles y juguetes)
e impedir que los niños infectados
entren en contacto con otros niños
hasta que remitan sus síntomas.