Está en la página 1de 5

4

¡ALELUYA! ALMA MIA, CANTA


SALMOS – TH 53
¡Aleluya! Alma mía, canta salmos a
tu Dios;
He de darle, mientras viva,
alabanzas con mi voz.
No confiéis en meros hombres: ni
los reyes durarán.
Todos mueren; y sus planes, pues,
también perecerán.
Es dichoso él cuya ayuda es el Dios
de Israel.
en Jehová, Su Dios , espera;
bienaventurado aquél.
Dios creó el universo, para siempre
es su verdad.
Cuidará a los agraviados; hace
obras de bondad.
Da comida a los hambrientos; al
cautivo librará;
El levanta a los caídos; a los ciegos
vista da.
Guardará a los extranjeros, viudas,
huérfanos también.
Dios trastorna a los impíos, mas al
justo da sostén.
¡Aleluya! Alma mía, canta salmos a
tu Dios;
He de darle, mientras viva,
alabanzas con mi voz.
Soberano sobre todo reina siempre
el Dios de Siòn.
El merece de su pueblo alabanza y
bendición. Amén.