Está en la página 1de 6

Propósitos del estudio del Teatro

en educación secundaria
Con el estudio del Teatro en la educación secundaria se
pretende que los alumnos:
• Creen personajes ficticios y se expresen por medio de la comunicación no
verbal para desarrollar su sensibilidad, conciencia corporal y de movimiento.
• Comuniquen ideas, sentimientos y sensaciones por medio de ejercicios
lúdicos de improvisación y representación teatral utilizando la gestualidad,
su cuerpo y su voz para desenvolverse dentro del espacio escénico.
• Improvisen escenas con variaciones de género, tiempo y espacio
interpretando diversos personajes para explorar las posibilidades de un
texto dramático.
• Utilicen el lenguaje teatral para analizar y contextualizar textos
dramáticos, interpretarlos y representarlos en escena.
• Aprecien distintas manifestaciones teatrales dentro y fuera de la escuela
para emitir juicios y opiniones informadas.
Ejes de enseñanza en la
Disciplina (Teatro)
La Apreciación está integrada por contenidos que favorecen el
desarrollo de la percepción espacio-temporal, auditiva, visual y vocal
de los alumnos.

La Expresión está conformada por contenidos dirigidos al desarrollo de


textos dramáticos de la narrativa teatral y la realización de proyectos
de improvisación teatral en situaciones cotidianas y de representación
de obras cortas con personajes reales o ficticios.

La Contextualización permite distinguir los componentes y elementos


más representativos del teatro en diversos momentos, espacios,
tiempos y lugares, situándolos en contextos contemporáneos donde
los alumnos ubiquen la evolución del teatro y reflexionen acerca de la
actualidad de esta asignatura artística.
Organización de los aprendizajes
Primer grado
En los bloques I y II (“¿Cómo nos expresamos? El cuerpo y la voz” y
“Jugando a ser otros. El personaje y la caracterización”) el alumno
explora las posibilidades de la expresión oral como una forma
intencional de comunicar sus ideas, pensamientos y emociones,
reflexionando y llevando a la práctica estos elementos en la
improvisación de un personaje.
En el bloque III (“Las historias que contamos. Narración e
improvisación”) se estudian los elementos principales de las
narraciones teatrales y se pone en contacto directo al alumno con
su entorno, para que lo recree a partir de las narraciones.
En los bloques IV y V (“La actuación y el teatro” y “Haciendo
teatro”) se plantean las posibilidades de representación,
interpretación e improvisación para comprender el hecho teatral en
una puesta en escena, comprendiendo la importancia desde la
creación hasta el montaje.
Segundo grado
En el bloque I (“La expresividad en el teatro”) se profundiza en la expresión oral
para que el alumno descubra intencionalidades en la comunicación a partir de
gestos, posturas y tonos de voz.
En el bloque II (“¿Dónde y cuándo? El tiempo y el espacio en el teatro”) se
recurre al ritmo como un elemento del movimiento en el espacio teatral, así
como del habla en la narración para comprender las relaciones del teatro entre
la música y la danza.
En el bloque III (“Caracterización y teatralidad”) se plantea la importancia de
comprender las características que apoyan a un personaje en una obra de
teatro.
En el bloque IV (“Géneros teatrales”) se alude al género de una obra siguiendo
la trayectoria de un personaje en una obra teatral, para comprender las
diferencias entre personajes simples y complejos; asimismo, se plantean
posibilidades de expresión con el tono de voz para improvisar en distintas
situaciones.
En el bloque V (“Estructura dramática y puesta en escena”) se muestran los
elementos básicos de la estructura dramática para utilizarlos en un proceso de
montaje que facilite la participación colectiva en la actuación, la dirección y la
producción.
Tercer grado
En el bloque I (“Creatividad teatral”) se exploran las posibilidades de
creación e improvisación de situaciones reales o ficticias para comprender
el entorno.
En el bloque II (“Escribiendo para la escena”) se ponen en práctica los
elementos necesarios para redactar una situación o una obra corta,
considerando su representación en un escenario.
El bloque III (“El mundo que rodea el teatro”) trata de los aspectos del
trabajo del productor en el teatro, para comprender, mediante su montaje,
las implicaciones de hacer una obra teatral.
En los bloques IV y V (“Creación teatral” y “Del dicho al hecho: producción
y puesta en escena”) los alumnos tendrán la oportunidad de experimentar
con elementos del lenguaje teatral para crear una obra de teatro en grupo,
que dé sentido a todas las que han realizado durante el año, para
presentarla ante un público, así como valorar su trabajo
y los conocimientos que han adquirido.