Está en la página 1de 15

GRAFOLOGÍA Y SELECCIÓN DE PERSONAL

SELECCIÓN DE PERSONAL

Cuando una nueva búsqueda laboral sea con fines de ingreso, de un nuevo
postulante a la empresa u organización, por reubicación o promoción. Es
importante ver con profundidad si más allá de la formación, experiencia,
aptitudes y competencias del evaluado, existe una real adecuación
profesional entre el postulante y la tarea que ha de realizar.

La tarea de encontrar a la persona idónea para un puesto, se simplifica si


éste se define con claridad desde el inicio: el tipo de funciones y actividades
que se deberán ejecutar, así como las habilidades necesarias para
desarrollarlas en forma adecuada.
Los puestos administrativos.

Dentro de esta denominación se hallan múltiples profesionales, desde


recepcionistas hasta financieros. Lógicamente variará el perfil de acuerdo con
las funciones a desempeñar. En primer lugar se analiza la relación con
personas o con aparatos u objetos y en segundo lugar la subordinación o la
jefatura.

Principales características del personal administrativo.

El administrativo está sometido generalmente a un horario rígido, controlado


por el reloj de entradas y salidas. Organizan cifras, manejan operaciones,
documentos de todo tipo, luchan por hacer economías a la organización.
Necesitan rutinas en su trabajo. Han de ser altamente ordenados, claros y
pulcros. La honestidad y la honradez deber ser claras. Según la función a
desarrollar pueden ser mesurados o rápidos, de acuerdo a que pretendamos,
cantidad en la producción o calidad en la misma.
Cabe señalar que este perfil puede variar en función del tipo de trabajo a
desempeñar.

Perfil grafológico del administrativo:

•Letras de tamaño normal o pequeño, bien hechas y legibles.

•Línea horizontal o ligeramente ascendente.

•Pagina bien encuadrada, con márgenes cuidados y ordenados.

•Letras rectas o moderadamente invertidas.

•Separación normal entre líneas y palabras

•Comas, acentos puntos de la “i”, barras de la “t” o tilde de la “ñ” bien situados.

•Cifras bien hechas.


Los puestos técnicos.

La producción es la clave en una organización. Dentro de la producción, desde


el ingeniero hasta los diversos mandos intermedios, hay todo un conglomerado
de labores que varían de acuerdo con los materiales a elaborar, manufacturar o
producir. Pero en todos los trabajos hay unos procesos de producción que
exigen la elaboración propiamente dicha y los debidos controles de calidad.

Principales características de los puestos técnicos.

También como los administrativos debe seguir un horario rígido, no solo en lo


referente a entradas y salidas, sino también durante el propio proceso de
ejecución de su tarea, ya que se le van a controlar los tiempos para ver si rinde
lo debido y si mejora o no las previsiones. Cuando más atento y preciso sea,
será mejor para su función. Pero habrá de aunar rapidez con precisión, para
poder realizar bien su trabajo.
Los dotes de observación en los trabajadores y sobre todo en los puestos de control de calidad,
serán excelentes ayudas al trabajo. La subordinación o mando convenientes, según la función a
desempeñar. También la iniciativa y la decisión serán valiosas para hallar solución a los problemas
sobre la marcha.

Perfil grafológico de los técnicos.

•Letra de tamaño normal o pequeña.

•Líneas horizontales o ligeramente ascendentes.

•Inclinación recta o moderadamente invertida.

•Velocidad normal o rápida.

•Presión normal o firme.

•Letras unidas y agrupadas.

•Márgenes ordenados sin excesos, evítense roces entre líneas.

•Curvas de imaginación.

•Barras de las “t” situadas en el centro o ligeramente a la derecha.


Los puestos creativos.

Al referirnos a un creativo de una organización, estamos pretendiendo unir el


“fuego con el agua”. La función de un creativo, en cualquiera de sus formas, es
buscar nuevas ideas, elaborar con su mente ideas originales, con vistas al
lanzamiento de productos.

Los mejores creativos trabajan libremente, le es difícil sujetarse a: horarios,


jefes, vestimenta, etc.

Sin embargo los creativos logran adaptarse a la organización y aprenden que


se puede crear contrarreloj. El seleccionador que busque un creativo, saber
que su mente debe ser como la de un administrativo o técnico, pero con este
perfil, propio del creativo, del artista.
Perfil grafológico del creativo.
•Escritura progresiva con uniones anormales altas.

•Puntos de las “i” y barras de las “t” unidos a la letra siguiente.

•Simplificaciones muy personales.

•Presión firme con relieve.

•Predomina la escritura curva y los bucles graciosos.

•Puntos de las “i” redondeados y abiertos por la derecha.

•Las crestas de las letras “l”, “d”, “b”, “f”, etc. Con curvas evidentes, sin
excesos.
Directivos.

Si se trata de elegir, buscar, prevenir un puesto directivo, vamos a dar las


normas a seguir. Dicho de otra manera, enunciaremos los indicadores de
liderazgo o dirección. Debe de imponer su criterio a sus subordinados. Debe
hacerse obedecer para que su función sea productiva, así como hacer
comprender a sus subordinados las órdenes dadas. Por eso se dice que
solamente puede mandar el que sabe mandarse a sí mismo, el que es dueño
de sí. El control sobre los impulsos y la objetividad son importantes
características.
Perfil grafológico del directivo.
Imposición.
•Barras de las “t” minúsculas altas, pero sin sobrepasar el palote, que simboliza el
realismo.
•Escritura con sobrealzados, tamaño de letras grande o letras de la firma de mayor
tamaño que el texto.
•Palotes verticales más acentuados que los horizontales.

Sentido de justicia.
•Letra recta bien hecha, buena organización en el escrito.
•Finales de letra o palabras cortos o normales.
•Letra de tamaño normal o grande.
•Escritura curva y angulosa en todo el escrito.
•Barras de las “t” centradas.

Inteligencia y moral.
•Letra pequeña o normal.
•Simplificaciones en la escritura.
•Curvas en las mayúsculas y las crestas.
•Escritura ligada.
•Puntuaciones exactas. Puntos de las “i” colocados en forma vertical al palote y no
olvidar poner ninguno.
INDICADORES MÁS IMPORTANTES DE LA PERSONALIDAD.
La subordinación.

•Barra de la “t” baja, por debajo de la altura media.

•Escritura pequeña y curva.

•Firma de menor tamaño que el texto.

•Presión débil.

Ritmo dinámico en el trabajo.

•Escritura rápida (más de 145 letras por minuto).

•Uniones constantes.

•Enlaces constantes de los puntos de las “i” y barras de las “t” con la letra siguiente.

•Escritura filiforme.
La decisión.
•Unión de las letras mayúsculas a las minúsculas.

•Letra recta o inclinada a la derecha.

•Barras de las “t” y puntos de las “i” situados a la derecha.

•Finales de letra o palabra largos.

•Margen de la izquierda amplio o en aumento.

•Margen de la derecha pequeño o ausente.

•Líneas ascendentes.

La extraversión.
•Escritura grande.

•Palabras en guirnaldas.

•Escritura ligada e inclinada a la derecha.

•Firma más grande que el texto.


La sinceridad.
•Líneas rectas.

•Mayúsculas simples.

•Escritura en guirnaldas.

•Letras de tamaño normal o grande.

•Firma y texto legibles y sin grandes diferencias.

•Escritura rápida.

La mentira.
•Escritura sinuosa.

•Mayúsculas adornadas.

•Escritura lenta.

•Óvalos cerrados por la izquierda o por abajo.

•Escritura en arcos.

•Óvalos rellenos de cualquier forma.

•Grandes diferencias entre el texto y la firma.

•Escritura lenta.
La generosidad.

•Escritura grande y curva.

•Márgenes amplios, sobre todo el de la izquierda.

•La separación entre letras, palabras y líneas en grande.

•Escritura ligada, rápida.

•Mayúsculas unidas a la letra siguiente.

•Palabra o línea alargados a la derecha.

Sumisión.

•Escritura ligera.

•Letras ligadas y claras.

•Forma curva y de tamaño grande.

•Barras de las “t” bajas.


Versatilidad.

•Escritura irregular.

•Inclinación y dirección variable.

•Márgenes irregulares.

Orden.

•Barras de las “t” regulares y cortas.


•Márgenes regulares.

•Escritura pequeña.

•Coloca la mayoría de los puntos de las “i” y las “j”.

•En general da la sensación de que nos encontramos ante la página de un libro.