Está en la página 1de 23

SISTEMA DIGESTIVO

PROFA. MARIA CAROLINA LARA


Sistema digestivo
Es un conjunto de órganos que tiene como principal
función la transformación de los nutrientes que están en
los alimentos en sustancias más sencillas para que
puedan ser absorbidas y llegar a todas las células del
organismo.

Los órganos que conforman el sistema digestivo se


pueden agrupar en:

-ÓRGANOS PRINCIPALES: cavidad bucal, faringe,


esófago, estómago, intestino delgado e intestino grueso.
Órganos principales
Cavidad bucal Faringe
Donde ocurre la deglución, se Comunica la cavidad nasal con la
refiere al pasaje del bolo laringe y la boca con el esófago.
alimenticio desde la cavidad bucal Sus funciones son: deglución,
hasta la faringe a través del istmo respiración fonación y audición.
de las fauces.
Órganos principales
Esófago Estómago
La función del estómago es
Comunica la faringe con el continuar con la digestión iniciada
estómago. en la cavidad bucal mediante
procesos físicos y químicos.
-

Presenta dos esfínteres:


-Esfínter esofágico
superior: separa la
faringe del esófago.
-Esfínter esofágico
inferior: separa el
esófago del estómago.
Órganos principales
Intestino delgado Intestino grueso
Es la parte del aparato digestivo Es la última estructura en
que va desde el píloro hasta el procesar los alimentos. Éste
límite anatómico con el intestino recibe las sustancias
grueso. Es el que absorbe los
indigestibles del intestino
nutrientes necesarios para el
cuerpo.
delgado, absorbe el agua y
deja los productos de desecho
llamados heces que son
expulsados del cuerpo a
través del recto y el ano.
Absorción de nutrientes

Este proceso ocurre principalmente en las paredes del intestino


delgado. Una vez absorbidos los nutrientes son transportados por la
sangre hasta las células en las que van a ser utilizados.
Los ácidos grasos son transformados inmediatamente en triglicéridos
que serán transportados hasta la sangre por la linfa. La grasa puede
ser transformada posteriormente en el hígado y finalmente se deposita
en el tejido adiposo, una importante reserva de grasa y de energía.
Los hidratos de carbono en forma de monosacáridos pasan a la
sangre y posteriormente al hígado desde donde pueden ser
transportados como glucosa a todas las células del organismo para
ser metabolizada y producir energía. La insulina es necesaria para la
incorporación de la glucosa a las células. Los monosacáridos también
pueden ser transformados en glucógeno, una fuente de energía
fácilmente utilizable que se almacena en el hígado y en los músculos
esqueléticos.
Absorción de nutrientes
Los aminoácidos de las proteínas pasan
igualmente a la sangre y de ésta al hígado.
Posteriormente pueden pasar a la
circulación general para formar parte del
pool de aminoácidos, un importante
reservorio que será utilizado para la síntesis
de proteínas estructurales y enzimas. Los
aminoácidos en exceso también pueden ser
oxidados para producir energía.
Transporte de nutrientes

El sistema circulatorio es el encargado de transportar nutrientes y


gases absorbidos en el sistema digestivo y respiratorio
,respectivamente,hasta cada una de nuestras células. El medio de
transporte es la sangre y las vías por las que viaja ,los vasos
sanguíneos .

Después de ser absorbidos en el intestino delgado, los monosacáridos


y los aminoácidos son transportados por la vena porta hacia el hígado
, donde son almacenados y liberados a la sangre en la medida en la
que son requeridos por el organismo.
Las grasas ingresan al quilífero central y son transportadas hacia la
sangre a través de la linfa.

Los nutrientes pasan desde la sangre hasta las células que forman los
tejidos a través del espacio ocupado por el liquido intersticial. El paso
del agua ocurre por osmosis. Sin embargo, las sustancias como el
sodio, monosacáridos y aminoácidos pasan a través de poros de
membrana , o con gasto de energía.
Absorción de agua

Después de pasar por el estómago, el agua es absorbida


principalmente en los primeros segmentos del intestino
delgado, el duodeno y el yeyuno (6,5L/día). Una pequeña parte
de toda la absorción de agua se produce en el estómago y el
colon (1,3L/día). El agua pasa desde el lumen intestinal al
plasma principalmente mediante un transporte pasivo, regulado
por gradientes osmóticos.

A continuación, las moléculas de agua son transportadas por la


circulación sanguínea para ser distribuidas por todo el cuerpo,
a los líquidos intersticiales y a las células. El agua se mueve
libremente por el compartimiento intersticial y se desplaza a
través de las membranas de las células por unos canales
específicos de agua, las acuaporinas. Los intercambios de
líquidos entre compartimentos están regulados por presión
osmótica e hidrostática, y flujos de agua de acuerdo con los
cambios en la osmolaridad de los líquidos extracelulares.
PLASMA Y CÉLULAS DE SANGRE

LÍQUIDO INTERSTICIAL

TRACTO GASTROINTESTINAL

CÉLULAS
Absorción de electrolitos
La mucosa del intestino grueso, como la del delgado, posee una gran
capacidad para la absorción activa de sodio y el gradiente de potencial
eléctrico que se crea por la misma es la causa de la absorción de cloruro.
Las uniones estrechas entre las células epiteliales del intestino grueso son
mucho más estrechas que las del intestino delgado.

Se evita así la difusión retrograda de cantidades significativas de iones a


través de ellas, con lo que la mucosa del intestino grueso absorbe iones
sodio de una manera mucho mas completa, es decir contra un gradiente de
concentración mucho mayor que la del intestino delgado.

Esto es especialmente cierto cuando hay grandes cantidades de aldosterona


circulante, ya que esta hormona potencia en gran medida la capacidad de
transporte de sodio. Además como sucede en las porciones distales del
intestino delgado, la mucosa del intestino grueso secreta iones bicarbonato
al mismo tiempo que absorbe un número igual de iones cloro por el proceso
de transporte con intercambio antes descrito. El bicarbonato ayuda a
neutralizar los productos terminales ácidos de la acción de las bacterias en el
intestino grueso. La absorción de iones sodio y cloro crea un gradiente
omótico a través de la mucosa del intestino grueso que, a su vez, favorece la
absorción de agua.
Absorción de vitaminas

Las vitaminas son


absorbidas por medio
de la mucosa
intestinal. Las
vitaminas se clasifican
en: hidrosoluble( se
absorben por
transporte pasivo
simple, transporte
pasivo facilitado y
transporte activo) y
liposoluble (se
absorben
exclusivamente por
transporte pasivo)
Función gastrointestinal
Enzimas digestivas
Enzimas gastrointestinales

Proteasas: enzimas
proteolíticas que rompen los
enlaces peptídicos de proteínas
y polipéptidos. La digestión de
las proteínas empieza
normalmente en el estomago
por la acción de la enzima
gástrica pepsina, que tiene un
valor de pH óptimo bajo. Su
acción, facilitada por la
secreción de HCl gástrico,
provoca la hidrólisis de las
proteínas en polipéptidos y
algunos aminoácidos libres. En
el intestino de los mamíferos
continua el proceso proteolítico
por diferentes proteasas
producidas por el páncreas,
dando una mezcla de
aminoácidos libres y de
cadenas peptídicas cortas.
Enzimas gastrointestinales
Carbohidrasas: estas enzimas pueden dividirse
también en dos categorías, las polisacáridasas y
las glucósidasas. Las primeras hidrolizan los
enlaces glucosídicos de los carbohidratos de
cadena larga y la segunda actúan sobre los
disacáridos. El más común es la amilasa se
segregan en vertebrados por las glándulas
salivales y el páncreas, y en la mayor parte de
invertebrados por las glándulas salivales y el
epitelio intestinal.
Enzimas gastrointestinales

Lipasas: las grases deben sufrir un tratamiento especial antes de que


puedan procesarse en el medio acuoso del tubo digestivo. Este
tratamiento se realiza en dos etapas. En la primera se las emulsiona
por la acción del batido por el movimiento del contenido intestinal,
colaborando los detergentes, como las sales biliares y el fosfolípido
lecitina en condiciones de pH neutro o alcalino. En la segunda se las
somete a la acción de las lipasas pancreáticas dando ácidos grasos
más monoglicéridos y diglicéridos.

El siguiente paso, en vertebrados, es la formación de micelas, en el


cual colaboran las sales biliares. El interior lipídico de cada micela es
unas 106 veces más pequeño que las gotitas grasas emulsionadas
originales, lo cual aumenta muchísimo la superficie disponible para la
digestión de la lipasa pancreática.
Enzimas gastrointestinales
Órganos anexos

GLÁNDULAS SALIVALES
Tienen por función la secreción de saliva. De
acuerdo al tipo de secreción, las glándulas
salivales se clasifican en:
-Serosas: sus células producen agua, enzimas
y proteínas.
-Mucosas: células que segregan moco.
-Mixtas: ambos tipos de secreción
(seromucosa).

Hay tres pares principales de glándulas


salivales:
1-Glándulas parótidas: La secreción es de tipo
serosa.
2-Glándulas submaxilares: La secreción es
seromucosa.
3-Glándulas sublinguales: La secreción también
es seromucosa.
Órganos anexos
Hígado
Es un órgano glandular situado en la
parte superior de la cavidad
abdominal. Sus funciones son:
-Producción de bilis (0,5-1 litro diario).
-Metabolismo de los hidratos de
carbono.
-Metabolismo de los lípidos.
-Síntesis de proteínas plasmáticas.
-Eliminación de hormonas.
-Transformación de amonio en urea.
-Formación de factores coagulantes.
-Depósito de glucosa, hierro y vitamina
B12.
-Detoxificación de la sangre.
Órganos anexos
Páncreas
Es una glándula de secreción mixta,
ya que segrega jugo pancreático
(secreción exócrina) y sustancias
hormonales (secreción endocrina).
También produce bicarbonato para
neutralizar la acidez del quimo
procedente del estómago. Se ubica
detrás del estómago, entre el duodeno
y el bazo.
El páncreas vierte el jugo pancreático
al duodeno a través de dos conducto:
-Conducto de Wirsung (principal):
desemboca junto al colédoco.
-Conducto de Santorini (rama del
principal): desemboca a 3 cm por
encima del anterior.