Está en la página 1de 19

ENFERMEDADES

PROFESIONALES POR
RADIACIÓN
OBJETIVOS
Objetivo General
• Dar a conocer los riesgos y prevención de las enfermedades originadas
por los diferentes tipos de radiación a los que podríamos estar expuestos
en diferentes tipos de trabajo .
Objetivo Especifico
• Dar a conocer las diferencias entre la radiación ionizante y no ionizante
• Presentar las consideraciones necesarias en las que estas
enfermedades aparecen
DEFINICION
La radiación es la emisión, propagación y transferencia de energía en cualquier medio en forma
de ondas electromagnéticas o partículas. Una onda electromagnética es una forma de transportar
energía .
Es una enfermedad grave causada por la exposición a dosis alta de ciertos tipos de radiación,
habitualmente durante un tiempo corto. Los síntomas del síndrome de enfermedad por radiación
generalmente se presentan enseguida después de la exposición, pero pueden aparecer con el
tiempo o presentarse y desaparecer. Los síntomas incluyen náuseas y vómitos, diarrea, dolor de
cabeza, mareos, fatiga, sangrado, pérdida de cabello e hinchazón, enrojecimiento y problemas de
la piel. Las dosis muy grandes de radiación pueden causar la muerte. También se llama
enfermedad aguda por radiación, enfermedad por radiación, intoxicación por radiación, y
síndrome agudo por radiación.
TIPOS DE RADIACIÓN
• La radiación no ionizante viene en forma de luz, ondas de radio, microondas y radar.
Estas formas por lo general no producen daño a los tejidos.
• Infrarrojas: La radiación infrarroja, o radiación IR es un tipo de radiación
electromagnética y térmica, de mayor longitud de onda que la luz visible, pero menor
que la de las microondas. Consecuentemente, tiene menor frecuencia que la luz
visible y mayor que las microondas. Su rango de longitudes de onda va desde unos
0,7 hasta los 1000 micrómetros.1​ La radiación infrarroja es emitida por cualquier
cuerpo cuya temperatura sea mayor que 0 Kelvin, es decir, −273,15 grados
Celsius (cero absoluto).
• Ultravioletas: Se denomina radiación ultravioleta o radiación UV a la radiación
electromagnética cuya longitud de onda está comprendida aproximadamente entre
los 400 nm (4x10−7 m) y los 15 nm (1,5x10−8 m). Su nombre proviene de que su
rango empieza desde longitudes de onda más cortas de lo que los humanos
identificamos como el color violeta, pero dicha luz o longitud de onda, es invisible al
ojo humano al estar por encima del espectro visible. Esta radiación es parte
integrante de los rayos solares y produce varios efectos en la salud al ser una
radiación entre no-ionizante e ionizante.
• La radiación Ionizante nos referimos a aquellas que provocan una serie de trastornos en
la salud que los trabajadores, que ademas pueden ser agudos o crónicos, que podría
afectar de forma especifica a un órgano o sistema, como también podría comprometer a
varios órganos al mismo tiempo. Los trabajadores que corren el riesgo de estar expuestos
a este tipo de radiación, son aquellos que durante el desarrollo de sus actividades
rutinarias, se encuentran en contacto directo con fuentes que emiten este tipo de
radiación, así como cuando hacen uso de radiaciones ionizantes y no ionizantes, las
cuales pueden causar un daño celular, el cual depende básicamente del tipo de agente al
que estuvo expuesto. También se utiliza en la industria y de manufactura de armamento y
desarrollo de armas, entre otros.
• La exposición a este tipo de radiaciones se puede dar de dos
formas, una por irradiación externa, cuando esta radiación
proviene de fuentes externas al organismo del trabajador, donde
los efectos están en función al poder de penetración de la
radiación, donde si se trata de radiaciones de bajo nivel de
penetración, tan solo basta la piel para absorber gran parte de
esta, mientras que las alto poder de penetración pueden
comprometer incluso órganos y tejidos internos del organismo.
Para el caso de la irradiación interna, se da cuando ingresa
cualquier tipo de radionúclido al organismo del trabajador,
pudiendo ser por vía digestiva o respiratoria, para después
depositarse en algún tejido u órgano.
ENFERMEDADES
Los seres humanos hemos estado expuestos a la radiación proveniente de fuentes naturales
desde la creación.Estas fuentes incluyen el suelo en el que vivimos,el aire que respiramos,los
alimentos que tomamos ,además de radiación que nos llega desde el espacio exterior.

• La radiación infrarroja: Pueden producir cataratas,por ejemplo en sopladores


de vidrio,en trabajadores de hornos y demás ocupaciones con exposición a
este tipo de radiación.
• Las cataratas son una pérdida gradual de la transparencia del lente natural del
ojo llamado cristalino,esta lente trabaja con la córnea transparente enfocando
los rayos de luz sobre la retina, en la parte posterior del ojo.Cuando esta lente
se opaca , la luz no pasa en forma adecuada y la visión disminuye y se vuelve
borrosa.
• -Algunos de sus síntomas son tibieza,piel caliente o quemada,chasquido o
zumbido,dolor local, eritema,mareo,ojos llorosos y con sensación de arena.
La radiación ultravioleta: Construccion,agricultura,pesca,minería,transporte y comercio(ferias
libre) son los rubros económicos donde los trabajadores están mas expuestos a los peligros de
la radiación solar.Sin embargo,toda persona que trabaje al aire libre debe tomar ciertas
precauciones básicas para prevenir molestias .Algunas de las enfermedades que producen son:

1. Cataratas. Es el daño al lente dentro del ojo, conocido como cristalino, que afecta
la visión de manera progresiva. Esta enfermedad sí es reversible con cirugía.
2. Degeneración macular de la retina. Los rayos UV dañan la capa interior del ojo y el daño
no se siente, el paciente simplemente reporta baja de visión. Lo lamentable es que no es
irreversible.

3. Carnosidades en los ojos. Son un tipo de inflamación en el ojo que se hace gruesa
progresivamente, convirtiéndose en carnosidades.

4. Cáncer de párpado. 80% de los cánceres de piel se dan la cara y el cuello, pero de estos
uno de cada tres se dan en el párpado.
La radiación ionizante: Se da en centrales nucleares,instalaciones del ciclo del combustible,de
almacenamiento de residuos y centros de investigación,instalaciones radiactivas
médicas,industriales e investigación,intalaciones en fase de desmantelamiento.
Cuando un trabajador se encuentra expuesto a una fuente de radiación ionizante, puede presentar
una serie de efectos localizados, como por ejemplo en la piel, donde podría alterar e incluso
desaparecer las huellas digitales, ademas puede desaparecer el vello que hay en las
manos, alteración y debilidad de las uñas, presencia de un cuadro de radiodermatitis crónica
que se presenta cuando la radiación alcanza los 20 a 30 Gy, lo cual provoca sequedad de la piel,
parestesias, dolor, prurito, llegando incluso a desaparecer las líneas en las palmas de las manos.
Si la dosis de radiación sobrepasa los 40 Gy pueden producir grietas dolorosas en la piel, así como
un cuadro de hiperqueratosis focal. Para dosis superiores a 50 Gy en el área lesionada podría
presentarse un carcinoma cutáneo por radiación.
Si en caso la irradiación se produce en la región abdominal, se produce la alteración en la
motilidad intestinal y en la secreción de jugos gástricos, funciones que se interrumpen de
forma transitoria o permanente, pudiendo ademas provocarse ulceraciones que pueden
provocar infecciones localizadas. Por su parte la irradiación gonadal, no produce esterilidad
como muchos piensan, amenos que la exposición sea demasiado exagerada, lo cual afectaría
al trabajador en este sentido pero alargo plazo.
También se debe indicar que la radiación ionizante puede provocar efectos oculares, como la
opacidad del cristalino, que incluso puede llegar a formarse cataratas.
TRATAMIENTO
Se debe hacer un control oftalmológico de rutina mediante un oftalmoscopico.Un examen
con lámpara de hendidura o de ranura puede determinar la ubicación y la extensión de la
catarata.
PREVENCIÓN
La radiación infrarroja:
• Utilizar fotoprotectores con activos que combatan los efectos nocivos de estas radiaciones
(infrarroja). Es necesario extender la protección 30 minutos antes de tomar el sol y repetir la
aplicación cada dos horas y tras el baño o secado con toalla.
• En zonas con agua, hierba o nieve se reflejan más las radiaciones del sol. En estos casos, se
deben emplear fotoprotectores con factores más altos.
• Resguardar otras zonas del cuerpo que se suelen olvidar y que también sufren los efectos
nocivos de la radiación solar, como los pies y las orejas. Los sombreros con un ala ancha
proporcionan la mejor protección para los ojos.
• Los efectos de la radiación solar están presentes los 365 días del año, incluso en inverno, con
días de menor luz solar o incluso nublados. Por ello, es necesario proteger piel y ojos todo el
año.
• Se recomienda el uso de gafas de sol para evitar daños oculares. Es necesario que las gafas
tengan una protección del 100% frente a los tipos de radiaciones solares descritas.
• Las gafas de sol han de ser homologadas. Se recomienda, por ello, exigir el certificado de
garantía y que aparezca en las lentes el marcado con la inscripción CE. El uso de gafas de
sol inadecuadas incrementan en un 20% el número de lesiones oculares provocadas por el
sol.
• Evite mirar directamente al sol. La radiación solar puede provocar daño en la retina ocular.
• Las precauciones han de extremarse en niños. Sus ojos y su piel no están totalmente
desarrollados. Por ello, las radiaciones afectan más. Proteja a los pequeños con sombreros y
lentes de sol, y su piel, con un fotoprotector adecuado, testado pediátricamente.
• Extreme también la precaución ante la toma de medicamentos, dado que algunos fármacos
pueden producir fotosensibilidad. Ante todo ello, se recomienda consultar con un
profesional farmacéutico.
La radiación ultravioleta: Debido a que estas enfermedades de la visión son silenciosas y se
detectan hasta que el daño está presente, lo mejor que se puede hacer es tomar medidas para
el cuidado de los ojos contra los rayos UV. Sus recomendaciones son:

1. Lentes. Tanto para las personas que utilizan una graduación, como para las que no, es
importante tener unos lentes cuyas micas estén hechas a base de materiales que absorban
los rayos UV, como el policarbonato, y además que tengan un tratamiento antirreflejante.

Estos deben usarse durante el tiempo que se esté expuesto a aparatos que generen rayos UV,
como las computadoras en las largas jornadas de trabajo.

2. Gafas de sol. Las personas que se exponen durante mucho tiempo a los rayos UV del sol,
deben tener (y usar) unas gafas polarizadas, diseñadas especialmente para bloquear dicha luz.
No se debe pensar que por el hecho de ser oscuros protegen realmente los ojos.
La radiación ionizante: Las medidas básicas de protección radiológica están en función
de que haya riesgo de irradiación externa (no hay contacto con la fuente radiactiva) o
de contaminación radiactiva (puede haber contacto con la fuente). Las normas de
protección contra la irradiación externa incluyen: limitación del tiempo de exposición,
apantallamiento o utilización de blindajes, distancia a la fuente radiactiva, protección
de las estructuras, instalaciones y zonas de trabajo, protección del personal y
procedimientos de trabajo, gestión de residuos y Plan de emergencia.
CONSIDERACIONES
La enfermedad por radiación se produce cuando los seres humanos (u otros animales) son
expuestos a dosis muy altas de radiación ionizante.
La exposición a la radiación se puede presentar como alta y única (aguda). O puede
presentarse en una serie de pequeñas exposiciones esparcidas en el tiempo (crónica). La
exposición puede ser accidental o intencional, como en la radioterapia.
La enfermedad por radiación generalmente se asocia con la exposición aguda y se presenta con
un conjunto de síntomas muy característicos que aparecen de forma ordenada. La exposición
crónica suele asociarse a problemas de salud que aparecen más tarde, como el cáncer o el
envejecimiento prematuro, que pueden suceder en un período largo de tiempo.
El riesgo de cáncer depende de la dosis y comienza a acumularse incluso si las dosis son muy
bajas. No existe un "umbral mínimo".
La exposición proveniente de rayos X o gamma se mide en unidades roentgen (R). Por ejemplo:
• La exposición corporal total de 100 R/rad o 1 unidad Gray (Gy) causa enfermedad por
radiación.
• La exposición corporal total de 400 R/rad (o 4 Gy) produce enfermedad por radiación y
muerte en la mitad de los individuos que están expuestos. Sin tratamiento médico, casi toda
persona que reciba más de esta cantidad de radiación morirá al cabo de 30 días.
• 100,000 R/rad (1,000 Gy) producen pérdida del conocimiento casi de inmediato y la muerte
al cabo de una hora.
CONCLUSIONES
La gravedad de los síntomas y la enfermedad (enfermedad por radiación aguda) dependen
del tipo y cantidad de radiación, la duración de la exposición y la parte del cuerpo que
estuvo expuesta. Los síntomas de esta enfermedad pueden presentarse justo después de
la exposición, o durante los siguientes días, semanas o meses. La médula ósea y el tubo
digestivo son especialmente sensibles a una lesión por radiación. Los niños y los bebés
que aún están en el útero son más propensos a que la radiación les cause lesiones graves.
Debido a que es difícil determinar la cantidad de exposición a radiación a causa de
accidentes nucleares, las mejores señales de la gravedad de la exposición son: el tiempo
transcurrido entre la exposición y la aparición de los síntomas, la gravedad de dichos
síntomas y de los cambios en los glóbulos blancos. Si una persona vomita en menos de
una hora después de haber estado expuesta, eso generalmente significa que la dosis de
radiación recibida es muy alta y que se puede esperar la muerte.
Los niños que reciben tratamientos con radiación o que han estado accidentalmente
expuestos a radiación recibirán tratamiento con base en sus síntomas y en los resultados
de los hemogramas. Se necesitan estudios sanguíneos frecuentes que requieren una
pequeña punción de una vena a través de la piel para obtener las muestras de sangre.