Está en la página 1de 31

Amor conyugal

José Mares Chávez


Niveles del amor
1. Amor sensual debido a la atracción sexual (sex
appeal).
2. Amor afectivo debido a las cualidades afectivas y a
las emociones que despierta.
 Simpatía
3. Amor de amistad o benevolente que busca el bien
de la otra persona por motivo de ella misma.
4. Amor de entrega o compromiso conyugal que
es consagración exclusiva y total a la otra
persona en la búsqueda de su bien.
Video
 Una historia de amor
Humanae Vitae
 La verdadera naturaleza y nobleza del amor
conyugal se revelan cuando éste es
considerado en su fuente suprema, Dios,
que es Amor, “el Padre de quien procede
toda paternidad en el cielo y en la tierra”
(n. 8).
Humanae Vitae
 El matrimonio no es, por tanto, efecto de la casualidad
o producto de la evolución de fuerzas naturales
inconscientes; es una sabia institución del Creador
para realizar en la humanidad su designio de amor.
 Los esposos, mediante su recíproca donación personal,
propia y exclusiva de ellos, tienden a la comunión de
sus seres en orden a un mutuo perfeccionamiento
personal, para colaborar con Dios en la generación y en
la educación de nuevas vidas.
 En los bautizados el matrimonio reviste, además, la
dignidad de signo sacramental de la gracia, en cuanto
representa la unión de Cristo y de la Iglesia (n. 8).
Características del amor
conyugal
 Bajo esta luz aparecen claramente las notas y las
exigencias características del amor conyugal, siendo
de suma importancia tener una idea exacta de ellas.
 Es, ante todo, un amor plenamente humano, es
decir, sensible y espiritual al mismo tiempo. No es
por tanto una simple efusión del instinto y del
sentimiento sino que es también y principalmente
un acto de la voluntad libre, destinado a
mantenerse y a crecer mediante las alegrías y los
dolores de la vida cotidiana, de forma que los
esposos se conviertan en un solo corazón y en una
sola alma y juntos alcancen su perfección humana
(Humanae vitae, n. 9).
Características del amor
conyugal
 Es un amor total, esto es, una forma
singular de amistad personal, con la cual
los esposos comparten generosamente
todo, sin reservas indebidas o cálculos
egoístas. Quien ama de verdad a su propio
consorte, no lo ama sólo por lo que de él
recibe sino por sí mismo, gozoso de
poderlo enriquecer con el don de sí.
Características del amor
conyugal
 Es un amor fiel y exclusivo hasta la muerte. Así
lo conciben el esposo y la esposa el día en que
asumen libremente y con plena conciencia el
empeño del vínculo matrimonial. Fidelidad
que a veces puede resultar difícil pero que
siempre es posible, noble y meritoria; nadie
puede negarlo. El ejemplo de numerosos
esposos a través de los siglos demuestra que la
fidelidad no sólo es connatural al matrimonio
sino también manantial de felicidad profunda y
duradera (Humanae vitae, n. 9).
Características del amor
conyugal
 Es, por fin, un amor fecundo, que no se
agota en la comunión entre los esposos
sino que está destinado a prolongarse
suscitando nuevas vidas. “El matrimonio y
el amor conyugal están ordenados por su
propia naturaleza a la procreación y
educación de la prole. Los hijos son, sin
duda, el don más excelente del matrimonio
y contribuyen sobremanera al bien de los
propios padres” (Humanae vitae, n. 9).
Analogía esponsal
 Efesios 5, 1.21-33
Analogía esponsal
 “Maridos, amad a vuestras mujeres como
Cristo amó a la Iglesia y se entregó a sí mismo
por ella, para santificarla, purificándola
mediante el baño del agua y la fuerza de la
palabra, y presentársela resplandeciente a sí
mismo, sin mancha ni arruga ni cosa parecida,
sino santa e inmaculada. Así deben amar los
maridos a sus mujeres, como a sus propios
cuerpos. El que ama a su mujer se ama a sí
mismo” (vv. 25-28)
Analogía esponsal
 Jesús nos demostró en su Pasión y muerte
lo que significa verdaderamente un amor
libre, voluntario.
 Jn 10, 17s
Analogía esponsal
 El amor de Jesús es un amor total.

 Jn 15, 13

 Flp 2, 6s
Analogía esponsal
 El amor de Jesús es fiel.

 Ga 2, 20

 Rm 5, 19
Analogía esponsal
 El amor de Jesús es fecundo.

 La muerte de Jesús nos ha restaurado la


vida.

 Jn 12, 24s

 Jn 4, 13s

 Jn 10, 10
Ejemplo de amor
 Historia de Dave Roever y Brenda
La acción voluntaria
 La acción voluntaria es el comportamiento
específicamente humano gobernado por la
razón y la voluntad (Ángel Rodríguez
Luño, Ética general, p. 175).
La acción voluntaria
 La acción voluntaria es la acción que
procede de un principio intrínseco con
conocimiento formal del fin (Tomás de
Aquino, Suma de teología, I-II, q. 6, a. 1).
La acción voluntaria
 Procede de un principio intrínseco. La
acción voluntaria se distingue de la acción
coactiva o violenta, que es la acción
originada por la violencia de una causa
exterior al sujeto contra la inclinación o el
deseo de éste (p. 176).
La acción voluntaria
 El término “fin” expresa genéricamente el
objeto propio de la voluntad. En sentido
práctico, el bien es aquello a lo que toda
acción tiende, y la acción es la expresión de
la tendencia del sujeto hacia el bien.(p.
176).
La acción voluntaria
 La acción humana no puede ser descrita como
un “hacer” externo separado del propósito
interior del que procede y que lo inspira.

 Tomar un objeto de la estantería del


supermercado no constituye una descripción
adecuada de una acción humana, porque tomar
ese objeto puede responder al propósito de
comprarlo o al propósito de robarlo.
Voluntariedad
 La voluntad tiende hacia un fin; a esta
tendencia se le llama voluntariedad.
 La voluntariedad tiene las siguientes
características: es consciente, guiada u
ordenada por la razón, activa y
autorreferencial.
Voluntariedad
 La voluntariedad es consciente porque la
tendencia del acto hacia el fin es conocida
por el sujeto.
 La voluntariedad es consciente porque
incluye un juicio intelectual en su
estructura íntima: es una tendencia
consciente.
Voluntariedad
 La voluntariedad es guiada y ordenada por
la razón práctica, la cual valora el bien
querido.
 El finalismo tendencial adquiere en la
acción voluntaria la forma de propósito
elaborado y valorado por la razón.
Voluntariedad
 La voluntariedad es activa; es una acción y
no una pasión, porque la relación
establecida entre el sujeto voluntario y el
objeto es decidida y puesta por aquél.
 El sujeto agente es dueño de la acción
realizada.
Voluntariedad
 La voluntariedad es autorreferencial. Toda
acción voluntaria, además de contener la
tendencia hacia un bien, revierte sobre el
sujeto personal: no es posible, por ejemplo,
robar sin aprobar el robo que se realiza y,
por tanto, sin hacer de sí un ladrón.
Acciones voluntarias
elícitas e imperadas
 Cabe distinguir dos tipos de actos
voluntarios: los actos voluntarios elícitos y
los actos voluntarios imperados.
Acciones voluntarias
elícitas e imperadas
 Los actos voluntarios elícitos son ejercidos
directamente por la voluntad:
 Amor

 Odio

 Perdón

 Etc.
Acciones voluntarias
elícitas e imperadas
 La persona, como centro espiritual, toma
postura ante un objeto: ama, aprueba,
acepta, rechaza, etc., con la independencia
de que la realización del objeto esté o no en
su poder.
 Se puede desear que una persona fracase en
un proyecto, pero tal propósito está fuera
del alcance de hacerlo.
Acciones voluntarias
elícitas e imperadas
 Son actos voluntarios imperados los que se
realizan por una facultad diferente a la
voluntad, por ejemplo, la inteligencia, la
imaginación, la memoria o los brazos bajo
la influencia o la moción de la voluntad.
 Así, leer un libro es un acto voluntario
imperado.
Acciones voluntarias
elícitas e imperadas
 Los actos elícitos tienen gran importancia
porque son el principio y el fundamento de
los actos imperados.
 La persona primero ama o se interesa por
algo, y ese amor ya implica una
identificación de la persona con lo amado.
Después, la persona tiende a pasar, si ello
está en su poder, a la realización del acto
(p. 180).

También podría gustarte