Está en la página 1de 19

EL SONIDO

Integrante;
Escalante chura
Ruth Jocelyn
Mariela Serrano
Espíndola
Llanos Katherine
Joey
PULSACIONES:
Las pulsaciones se producen cuando dos ondas
armónicas de frecuencia similares se superponen. La
resultante de esta superposición es una onda cuya
amplitud varia alcanzando valores máximo y mínimo de
vibración, lo que se percibe como fluctuaciones
alternadas de la intensidad del sonido. Las pulsaciones
se produce por el desfase continuo de ambas ondas a
medida que transcurre el tiempo.
Desarrollo Matemático de las pulsaciones o
batimientos
Consideramos dos ondas de igual amplitud pero con
frecuencia angular y número de onda diferente, donde A
es la amplitud de onda.

 La onda resultante es la suma de y1+ y

 Usando la identidad trigonométrica

 Se tiene que:
De esta manera podemos definir
 Así, la onda resultante puede transcribirse como:

 La frecuencia de batimiento se da cuando x = 0

 La amplitud es máxima cuando

 La frecuencia de batimiento es igual al doble de la


frecuencia modulada, es decir:
VELOCIDAD DE LAS
ONDAS
LONGITUDINALES
Velocidad de las ondas longitudinales
 Consideramos un fluido de densidad ρ dentro de un
tubo con área Transversal A.
 En el estado de equilibrio, el fluido está sometido a una
presión uniforme p
 Cuando un pistón se mueve a una velocidad νy, se
inicia un movimiento ondulatorio (onda de
compresión) que se propaga a una velocidad ν. En el
tiempo t, el pistón se ha movido hasta una posición νy t
y la frontera entre la masa en movimiento y la masa en
reposo ha avanzado hasta una posición ν t
 La cantidad de fluido en movimiento es: ρ𝒗𝒕 𝑨
 Y la cantidad de movimiento longitudinal es:

ρ𝒗𝒕 𝑨𝒗𝒚
Figura. Propagación de una
onda longitudinal en un
fluido confinado en un tubo.
(a) Fluido en equilibrio. (b)
Parte del fluido en
movimiento.

Para determinar el aumento de presión en el fluido


en movimiento, consideramos el módulo de
compresibilidad:
𝑩=−(𝜟𝒑 𝜟𝑽)/(𝜟𝑽/𝑽)
 El módulo de compresibilidad permite determinar cuánto
aumento la presión debido a un cambio del volumen (es
negativo porque una disminución de volumen = un aumento
de la presión. Dicho de otro modo, si Δ𝑽 < 𝟎, Δ𝒑 > 𝟎.
 El volumen original del fluido en movimiento, 𝑉 = 𝑣𝑡𝐴, ha
disminuido una cantidad Δ𝑽 = −𝒗𝒚 𝒕𝑨
−𝜟𝒑−𝑨𝒕 𝒗𝒚
⇒𝑩= ⇒Δp=B
−𝑨𝒗𝒕 𝒗
 La presión en el fluido en movimiento ha aumentado a 𝝆 + 𝜟𝝆.
La fuerza ejercida sobre esta parte𝒗del fluido es: 𝝆 + 𝜟𝝆 𝑨. La
fuerza neta es, por tanto: 𝑨 𝜟𝑷 = 𝑩 𝑨
𝒚
𝒗
 Según el teorema de impulso = cantidad de movimiento:
𝒗𝒚
𝑩 𝑨𝒕 = ρ𝒗𝒕𝑨𝒗𝒚
𝒗
de la ecuación anterior deducimos la velocidad de la onda de
compresión:
𝑩
𝐯=
ρ
 La velocidad aumenta con el módulo de compresibilidad (la
fuerza de regreso al equilibrio) y disminuye con la densidad.
INTENSIDAD
DEL SONIDO
LA INTESIDAD DEL SONIDO
La intensidad del sonido se define como la cantidad de
energía que atraviesa por segundo una superficie que
contiene un sonido.
Dicho de otro modo la intensidad del sonido es una
medida de la amplitud de la vibración.
Su formula es:
Pero nuestro oído es un instrumento de medida con
serias limitaciones fisiológicas, no es capaz de escuchar
por debajo de un determinado nivel, variables entre
distintas personas y con la edad, y a partir de un nivel
demasiado alto, igualmente variable, recibe sensación
de dolor imposibilitando la audición.
El nivel mínimo de sonido que una persona joven puede
oír es de 10 -12 w/m 2, aunque ya veremos que esta no
será nuestra unidad de medida habitual.
Para que un sonido no se convierta en reverberación
debo estar a una distancia máxima de 17 mts
FACTORES QUE DETERMINAN LA
INTENSIDAD DEL SONIDO
1. La intensidad de un sonido depende de la
amplitud del movimiento vibratorio de la fuente que
lo produce, pues cuanto mayor sea la amplitud de la
onda, mayor es la cantidad de energía (potencia
acústica) que genera y, por tanto, mayor es la
intensidad del sonido.
2. También depende de la superficie de dicha
fuente sonora. El sonido producido por un diapasón se
refuerza cuando éste se coloca sobre una mesa o sobre
una caja de paredes delgadas que entran en vibración.
El aumento de la amplitud de la fuente y el de la
superficie vibrante hacen que aumente
simultáneamente la energía cinética de la masa de aire
que está en contacto con ella; esta energía cinética
aumenta, en efecto, con la masa de aire que se pone en
vibración y con su velocidad media (que es
proporcional al cuadrado de la amplitud).
3. La intensidad de percepción de un sonido por el
oído depende también de su distancia a la fuente
sonora. La energía vibratoria emitida por la fuente se
distribuye uniformemente en ondas esféricas cuya
superficie aumenta proporcionalmente al cuadrado de
sus radios; la energía que recibe el oído es, por
consiguiente, una fracción de la energía total emitida
por la fuente, tanto menor cuanto más alejado está el
oído. Esta intensidad disminuye 3dB cada vez que se
duplica la distancia a la que se encuentra la fuente
sonora (ley de la inversa del cuadrado). Para evitar este
debilitamiento, se canalizan las ondas por medio de un
"tubo acústico" (portavoz) y se aumenta la superficie
receptora aplicando al oído una "trompeta acústica".
4. Finalmente, la intensidad depende también de la
naturaleza del medio elástico interpuesto entre la
fuente y el oído. Los medios no elásticos, como la lana,
el fieltro, etc., debilitan considerablemente los sonidos.
La intensidad del sonido que se percibe subjetivamente
que es lo que se denomina sonoridad y permite ordenar
sonidos en una escala del más fuerte al más débil.