Está en la página 1de 56

LA PRUEBA PERICIAL

La Medicina Legal o Forense es: El conjunto


de conocimientos médicos y biológicos
necesarios para la resolución de los
problemas que plantea el Derecho, tanto en
la aplicación práctica de las leyes, como en
su perfeccionamiento y evolución.
Tiene una doble función jurídica y social: la
primera consiste en aportar los nuevos
conocimientos médicos al derecho para la
creación y desarrollo de las leyes y la
segunda, reúne todos los conocimientos
médicos y los jurídicos implicados con la
medicina, que se aportan a la justicia para la
resolución de los problemas judiciales de
base médica.
La prueba pericial es la faceta práctica o
aplicativa de la Medicina Legal o Forense,
para el asesoramiento médico legal a los
órganos de administración y procuración de
justicia, aportando los conocimientos
biológicos necesarios para quien aplicará la
norma.
Los orígenes del informe o dictamen pericial,
data de la Roma antigua. Los magistrados de la
República, recibían asesoramiento de los
consilium. La Constitutio Criminalis Carolinae
estableció que debía recurrirse a la ciencia de
los médicos en el caso de que “los jueces no
pudieren explicar el caso por sus propias luces
naturales”.
Los problemas jurídicos en los que se requiere al
médico para asesorar a la justicia, pueden
afectar a los distintos órdenes jurisdiccionales:
penal, civil, laboral y administrativo. La aplicación
de la norma y sus consecuencias varían según la
naturaleza del procedimiento.
En el ámbito civil, participan peritos
médicos para: evaluar el daño corporal
por responsabilidad civil, establecer el
diagnóstico de filiación, estudio de la
capacidad civil, responsabilidad
profesional civil.
En el ámbito penal, participan peritos médicos
para evaluar: delitos contra la libertad sexual,
lesiones, homicidio, aborto, responsabilidad
profesional, determinar imputabilidad.
En el ámbito laboral, participan peritos
médicos para evaluar: enfermedad
profesional, accidente de trabajo, invalidez y
su grado.
En el ámbito administrativo, participan peritos
médicos para evaluar la diligencia con que
fue prestado el servicio para el que fue
contratado el servidor público.
El procurador o administrador de justicia para
resolver los problemas que plantea la
aplicación práctica de las leyes posee
elementos fundamentales: la ley, la costumbre,
la doctrina jurídica. El ejercicio de esta función
precisa de un procedimiento formal que regule
la forma de dirimir los conflictos, es decir, el
derecho procesal.
Cada orden jurisdiccional tiene un proceso
bien establecido y que involucra a la actividad
pericial, que tiene la misma forma genérica,
pero con matices distintos en función de las
normas procesales específicas de cada uno de
ellos.
La prueba en un proceso es la demostración
de la verdad de una afirmación, de la
existencia de una cosa o de la realidad de un
hecho; sin embargo, la contradicción entre las
partes supone que una de ellas no tiene la
verdad y hay que demostrar cuál de ellas es
la real y verdadera.
La prueba pericial

Prueba científica.

Su objeto son los hechos controvertidos.

Su finalidad es auxiliar a las autoridades


peticionarias en la percepción de los hechos,
para deducir las consecuencias jurídicas.
La prueba pericial

Se caracteriza por:
• Esta elaborada por una persona ajena al proceso
con conocimientos específicos en una materia,
ciencia, o arte que la justicia no posee.
• El informe pericial no aporta hechos, ni pruebas
nuevas, sólo ayuda a conocer y esclarecer lo
ocurrido.
La prueba pericial

Tiene la finalidad de asesorar y llevar al juez a la


convicción de la veracidad de los hechos
ocurridos que tiene que juzgar, mediante:
• La explicación de los hechos sucedidos y su
naturaleza.
• La explicación de las consecuencias de los
hechos o de cómo se han producido.
Constituye, en muchas ocasiones, un
elemento decisivo, indispensable y
determinante de la sentencia aunque el
juez no esté vinculado a la prueba pericial
y decida según su libre arbitrio.
Los dictámenes no se recaban ni se
proporcionan de un modo genérico sino con
referencia a un supuesto de hecho determinado.
Las apreciaciones y juicios de valor expresados
en un dictamen pericial no deben trascender en
rigor del «plano estrictamente médico forense».
Las valoraciones jurídicas de los hechos o de los
resultados del informe no forman parte del saber
especial que motivó la selección del perito, y en
este punto su opinión es la de un profano y no la
de un experto.
El perito no reemplaza la función decisoria en
derecho, que se encuentra reservada al Juez del
proceso.
Fases de la prueba pericial

Protesta del cargo


Investigación pericial
Emisión y ampliación del dictamen
Ratificación del dictamen
Interrogatorio pericial
Junta de peritos
Los requisitos fundamentales que debe
reunir el perito son:
• Un nivel de conocimientos médico y
médico legales adecuado.
• Imparcialidad
• Capacidad para trasmitir la verdad.
Recusación del perito:

•Parentesco.
•Interés personal directo o indirecto en la causa.
•Amistad íntima o enemistad manifiesta con alguna
de las partes.
•Haber prestado servicios sanitarios o ser socios de
alguna de las partes.
Características que le capaciten para ejercer la
función pericial: objetividad, prudencia,
imparcialidad, veracidad, autocrítica, aplicación
metodológica estricta, fortaleza ante las
presiones, las amenazas, los sesgos
sentimentales y nexos gremiales, identificación
de los objetivos de la justicia, diligencia y
entereza, extraer lo importante de lo secundario
y jerarquizar los hechos correctamente.
El perito precisa de conocimientos jurídicos
y médico legales suficientes para captar con
precisión cuáles son los fines de la misión
que le ha sido encomendada y el alcance
de sus conclusiones. Palmieri (1964)
señaló: “los peritos se deben acostumbrar a
repensar jurídicamente los hechos
biológicos”.
Es muy difícil que el perito médico abarque
los conocimientos y experiencia de todas las
ramas de la medicina, pero ha de tener una
visión global y para desahogar la pericia,
será necesario acudir a los especialistas
correspondientes.
El médico que mejor asesora a la justicia no
es el mejor especialista de la materia médica
sobre la que gira el problema jurídico, sino el
que conoce los aspectos de su profesión
que la justicia precisa para cada problema
médico legal concreto y sabe cuál es su
significado jurídico y sus consecuencias.
El perito debe conocer su función, capacidades y
limitaciones; ha de documentarse
convenientemente en la materia a informar,
mediante bibliografía y el asesoramiento con los
especialistas médicos necesarios; lo que
verdaderamente importa es que el informe pericial
imparcial, esté apoyado en el razonamiento
científico y aporte los elementos médico legales
que la justicia precisa.
Requiere:
El estudio preciso y minucioso de la persona,
objeto, material biológico o documentos sobre
los que va versar el informe. Ello exige un
estudio descriptivo de los mismos y la
realización o petición de las pruebas
complementarias que se estimen oportunas,
orientadas al objeto de la prueba pericial.
Puede ser abierto o especificar las cuestiones
o extremos concretos sobre las que deba
versar el dictamen; y, cuándo y en qué
condiciones se elaborará el informe.
También es función del perito, asesorar a la parte
solicitante acerca de cuáles serán las cuestiones
sobre las que ineludiblemente debería versar el
dictamen en función de los objetivos que con él
se pretendan lograr; y cuáles son los elementos
de juicio necesarios para su correcta elaboración
y la obtención de conclusiones más sólidas,
menos controvertibles y más útiles al juzgador.
Presupuestos necesarios:
1) Ser hechos controvertidos;
2) Ser necesarios o convenientes conocimientos
específicos para adquirir certidumbre sobre su
existencia, alcance, origen, efectos o para su
debida apreciación;
3) Ser idónea la especialidad del perito;
4) Ser conducentes los extremos sometidos al
parecer del perito.
Las «conclusiones», carecen de utilidad si se omite
una explicación razonada de los datos que las
determinan y de las calificaciones empleadas.
Un dictamen pericial es, ante todo, una opinión
explicada y justificada científicamente, de modo
que si falta la motivación o los razonamientos que
conducen a las conclusiones alcanzadas su
razonabilidad es incierta y, por ende, tendrá una
eficacia cuestionable.
Para la elaboración de un informe pericial es
preciso saber analizar, sistematizar, pensar
con claridad y escribir con precisión: la
información definitiva debe ser simple y clara.
Se debe tener capacidad de decidir el contenido
técnico (o científico) adecuado al caso.
Un dictamen pericial no es un artículo doctrinal, el
texto de una conferencia o un tratado de la materia.
Debe ponderarse el tiempo y condiciones en que se
produjeron los hechos, así todas las circunstancias
que pudieran haber influido en el curso concreto de
los acontecimientos
Cuando se refiera a la exactitud o inexactitud de
ciertas afirmaciones o a las posibles
interpretaciones o valoraciones de un suceso
dado, debe delimitarse el caso concreto en
atención a sus particulares características, y
exponer analíticamente las deducciones
personales que extraigan, en coherencia y
concordancia con el estado actual de la ciencia o
técnica de que se trate.
Se debe investigar en la medida de lo posible la
existencia de orientaciones o argumentaciones
científicas divergentes o incluso opuestas a la
mantenida por el perito, pues de estas
dependerá en gran medida la posibilidad de que
sean refutadas sus conclusiones
Cuando exista diversidad de orientaciones
científicas que den lugar a posiciones distintas y
aún opuestas, el perito deberá enunciar todas
ellas, su grado de aceptación, y la trascendencia o
efectos que comporta cada una, sin perjuicio de
que, en último término, razone
pormenorizadamente los motivos que que lo
llevaron a la elección de una por sobre las demás.
La emisión del dictamen debe contener la
formulación de conclusiones médico legales
basadas en los diferentes grados de certeza
científicas y razonar cómo se llega a esas
conclusiones.
Elementos de análisis en caso de supuesta mal
praxis.

Si se procedió correctamente dentro de los


principios científicos y técnicos aplicables al
caso y generalmente aceptados dentro de la
profesión que se trate.
Si se dispuso de los instrumentos, materiales y
recursos de otro orden que debieron emplearse,
atendidas las circunstancias del caso y el medio
en que se preste el servicio.
Si en el curso del trabajo se tomaron todas las
medidas indicadas para obtener buen éxito.

Cualquier otra circunstancia que en el caso


especial pudiera haber influido en la deficiencia
o fracaso del servicio prestado.
Dictamen

• Introducción o preámbulo
• Antecedentes
• Análisis técnico
• Bibliografía
• Conclusiones
Conclusiones

• Deben estar relacionadas al análisis técnico.


• Jamás se deberá señalar si se cometió un
delito, pero sí precisar los elementos del tipo
penal.
• Se deberá establecer si los actos biomédicos se
ajustaron a la lex artis.
Metodología:

Identificación de la litis (actividad médica


reclamada)
Idenficar condiciones de tiempo (fechas del evento)
Identificar elementos relevantes:
-Médicos
-Jurídicos
-Adicionales
Identificar puntos de controversia.
-Reconocimiento expreso del prestador.
-Reconocimiento expreso del promovente.
-Testimoniales.
-Dictámenes previos.
Descripción del contenido de documentos:
-Expediente clínico
Consentimiento bajo información
Egreso voluntario
Responsiva.
Informes de estudios de laboratorio y gabinete.
-Recetas
-Resúmenes clínicos
-Otros documentos y registros.
Evaluación de atención médico-quirúrgica.
1. Razonamiento clínico (sustentación):
Estudio clínico (completo o incompleto).
Deficiencias.
Pruebas de diagnóstico necesarias (realización y
oportunidad).
Riesgo inherente en procedimientos: diagnóstico,
anestésico, quirúrgico.
Identificar obligaciones de medios, de
seguridad y, en su caso, de resultados.
Correlación clínico-diagnóstica.
Correlación diagnóstico-terapéutica.
Diagnóstico: correcto o incorrecto.
Diagnóstico diferencial: correcto o
incorrecto.
Evaluación de atención médico-quirúrgica.
2. Alternativas de tratamiento (disponibles).
Valoración de alternativas (riesgos, beneficios,
particularidades).
Valoración del riesgo-beneficio.
Factores limitantes (del paciente, institucionales,
disponibilidad de recursos).
Evaluación de la libertad prescriptiva (criterio
médico o quirúrgico).
Tipo de tratamiento (urgencia, elección,
complacencia, preventivo, curativo, paliativo,
rehabilitatorio)
Idoneidad del tratamiento.
Oportunidad en el tratamiento.
Necesidades de modificación del tratamiento
(causa y justificación).
Integrar el cuadro de obligaciones de medios
o de diligencia del personal:
•Médicos.
•Enfermeras.
•Técnicos.
•Supervisores.
Evaluación de la conducta médica:

Capacidad de previsión.
Cumplimiento de las disposiciones jurídicas.
Mostró desconocimiento o falta de habilidad o
destreza.
Obligaciones del establecimiento:
Capacidad de respuesta institucional.
Evidencia de omisiones imputables al personal
administrativo.
Obligación de referencia o envío a otro
establecimiento.
Obligación de interconsulta.
Evidencia de información al paciente o sus
familiares.
Fallas de origen médico:

Tratamientos no controlados o tolerados.


Medicamentos fuera de los límites de la
necesidad terapéutica.
Ausencia de registro de datos.
Falta de internamiento oportuno.
Negativa de atención injustificada.
Alta prematura
Efectos adversos originados por alta prematura o
vigilancia inadecuada.
Fallas de origen hospitalario:

Negativa injustificada de admisión.


Falta insumos o de mantenimiento de equipo o
instrumental
Instalaciones inadecuadas.
Condicionamiento de atención por requisitos
económicos.
Retención indebida de paciente o de cadáver.
Deficiencias en unidades móviles.
Deficiencia en la información.
Evaluación de nexo causal:

El padecimiento por sí mismo ocasionaba daños.


El evento adverso:
-No era de esperarse en ausencia de mal praxis.
-Fue originado por yatrogenia o yatropatogenia.
-Se debió a una acción voluntaria o contribuyente
del enfermo o de terceros.
-Se debió a idiosincrasia u otras causas
intrínsecas del paciente.
-Se debió a un accidente en el que no intervino
personal de salud.