Está en la página 1de 7

Bocio

 Es un agrandamiento de la glándula tiroides. Por lo


regular, no es un tumor ni cáncer.
 La deficiencia de yodo es la causa más común del
bocio. El cuerpo necesita yodo para producir la
hormona tiroidea. Si no obtiene suficiente yodo en
su dieta, la tiroides se agranda para tratar de
capturar todo el yodo que pueda, para poder
producir la cantidad adecuada de hormona
tiroidea. Así que, el bocio puede ser una señal de
que la tiroides no es capaz de producir suficiente
hormona tiroidea. El uso de sal con yodo en los
Estados Unidos evita que se presente una falta de
yodo en la alimentación.
Otras causas del bocio incluyen:

El sistema inmunitario del cuerpo ataca a la glándula tiroides (problema autoinmune)

Ciertos medicamentos (litio o amiodarona)

Infecciones

Fumar cigarrillo

Ciertos alimentos (soya, maní, verduras de la familia del brócoli y el repollo)

El bocio nodular tóxico, una glándula tiroides agrandada que tiene un crecimiento pequeño
y redondo o muchos crecimientos llamados nódulos, que producen demasiada hormona
tiroidea.
Síntomas
 El síntoma principal es el agrandamiento de la glándula tiroides. El tamaño de la glándula puede
variar entre un solo nódulo pequeño hasta una masa grande en la parte frontal del cuello.

 Algunas personas con bocio simple pueden tener síntomas de glándula tiroides hipoactiva.

 En raras ocasiones, la tiroides agrandada puede ejercer presión sobre la tráquea y el esófago, lo
cual puede llevar a:

 Dificultades respiratorias (con bocios muy grandes), especialmente al acostarse sobre su espalda
 Tos
 Ronquera
 Dificultades para deglutir, especialmente con alimento sólido
 Dolor en la zona de la tiroides
Tratamiento
Sólo es necesario tratar el bocio si está causando síntomas.

Los tratamientos para un agrandamiento de la tiroides


incluyen:

Pastillas de reemplazo de hormona tiroidea si el bocio se


debe a una tiroides hipoactiva.

Dosis pequeñas de solución de yodo de Lugol o de yoduro de


potasio si el bocio se debe a una falta de yodo.

Yodo radiactivo para encoger la glándula, especialmente si


la tiroides está produciendo demasiada hormona tiroidea.

Cirugía (tiroidectomía) para extirpar toda la glándula o


parte de ella.
• El diagnóstico es anatómico y por lo tanto se realiza mediante observación y
palpación.

La tabla adjunta muestra la clasificación del bocio de la OMS en grados de acuerdo


a su tamaño.

• En la práctica, lo habitual es describir el peso estimado de la glándula, lo que


requiere cierto grado de destreza y experiencia por parte del examinador. La
glándula normal pesa de 15 a 25 g. Un modo práctico consiste en comparar el
volumen de cada lóbulo con el pulpejo del pulgar de la persona examinada, ya
que son similares. Debe tenerse presente que la tiroides habitualmente es
palpable, sobre todo en personas delgadas, por lo que el diagnóstico de bocio casi
siempre es producto del examen clínico.
CLASIFICACION SEMIOLOGICA DEL BOCIO (OMS)

Grado Características

0 a* Tiroides no palpable o palpable con dificultad

0 b* Tiroides se palpa con facilidad, pero no se ve al hiperextender el cuello.

1 Tiroides fácilmente palpable y visible con el cuello en hiperextensión. Un

nódulo único con tiroides normal se incluye en este grado.

2 Tiroides palpable y visible con el cuello en posición normal.

3 Tiroides visible a distancia

4 Bocio gigante

* implica ausencia de bocio


El diagnóstico de bocio también
puede realizarse mediante técnicas
de imagen como ecografía o
tomografía axial computada de
cuello. Sin embargo, los criterios
ecográficos no consideran la
constitución del sujeto de modo
que aquellos longilíneos pueden
tener lóbulos tiroideos de hasta 7
cm de largo. Se sugiere, por lo
tanto, considerar más bien el
grosor de la glándula; éste es
anormal si supera los 2 cm a nivel
de los lóbulos ó 0,5 cm en el istmo.