Está en la página 1de 117

UCV

INGENIERIA CIVIL

ESCUELA PROFESIONAL DE INGENERIA CIVIL

HIDROLOGIA GENERAL

Dr. Ing. JOSE CLAUDIO GUEVARA BENDEZU


e-mail jcguevarab@outlook.com
Teléfono 956121056
Capítulo 3 PRECIPITACION

3.1 Atmósfera
3.2 Redes Hidrométricas
3.3 Precipitación, Formación y Tipo
3.4 Variación Geográfica de la Precipitación
3.5 Medición de la Precipitación
3.6 Análisis de Consistencia
3.7 Completación y Extensión
3.8 Precipitación Media Sobre un Area
3.9 Análisis de Lluvias Intensas
3.10 Física de las lluvias
Anexos
Tabla de Student
Tabla de Fisher
CAPITULO 3 PRECIPITACION
3.1 Atmósfera
3.1.1 Definición
Es aquella capa de aire que rodea a la tierra y donde se
realiza parte del ciclo hidrológico. La capa de aire tiene
unos 100 km de espesor sobre la tierra. Su estructura
promedio está mostrada en la Figura 3.1, donde se puede
notar que la presión y la densidad del aire decrecen rápida
y continuamente con el incremento de la altitud; la
temperatura varia de una forma irregular y característica,
cuyo perfil define las diferentes capas de la atmósfera.
Después de un decremento general de la temperatura a
través de la troposfera, el incremento de la temperatura
desde los 20 km hasta los 50 km de altitud es causado por
la capa de ozono, que absorbe la radiación solar de onda
corta, liberando algo de energía en forma de calor.
Figura N° 3.1 Estructura Aproximada de la Atmósfera
3.1.2 Importancia

El interés de su estudio por parte de la hidrología, radica en que en ella


tienen lugar parte del ciclo hidrológico.
La atmósfera resulta comportándose como un gran reservorio de vapor
de agua, un sistema amplio de transporte de agua y un gran colector de
calor.

3.1.3 Composición Química

La atmósfera, capa gaseosa que envuelve la tierra, está constituida por


una mezcla compleja de gases que varía en función del tiempo, de la
localización geográfica, de la altitud y de las estaciones del año. De una
manera simple se puede considerar el aire natural como constituido por
tres partes principales:

a) Aire seco,
b) Vapor de agua y
c) Partículas sólidas en suspensión.
El aire seco está constituido por una mezcla mecánica de gases
permanentes, en la cual el nitrógeno y el oxígeno son los
componentes principales, ocupando cerca del 99% de un volumen
de aire seco, (Tabla 3.1); seguida, en proporciones menores de
argón y dióxido de carbono y en proporciones ínfimas el neón,
helio, criptón, hidrógeno, xenón, ozono, radón y otros.
El aire seco tiene una composición química muy consistente a
través de la atmósfera hasta los 80 km de altitud que corresponde
a la mesopausa; resaltándose la capa de ozono que filtra la
radiación solar.

Tabla 3.1: Constituyentes Principales del Aire

Dióxido de
Nitrógeno Oxígeno Argón
Carbono, etc

% (por masa) 75.51 23.15 1.28 0.06


El vapor de agua, debido a la evaporación de los océanos, ríos,
lagos, suelos y plantas, está constantemente presente en
cantidades que varían de casi cero en regiones desérticas, donde
la evaporación es mínima, a cantidades máximas, de cerca de 4%,
en regiones de bosques tropicales.

Además de esos gases que forman el aire húmedo (aire seco +


vapor) existe en la atmósfera un conjunto enorme de partículas
sólidas en suspensión, las cuales reciben el nombre de aerosoles.
Son provenientes del suelo, sales de origen orgánica e inorgánica,
explosiones volcánicas, combustión de gas, carbón y petróleo, y
de la quema de meteoros en la atmósfera.

Las partículas de origen inorgánica son de gran interés para la


hidrología, pues ellas son los responsables de la condensación del
vapor y consecuentemente de la formación de las nubes.

Los gases contaminantes están limitados a áreas cercanas a las


industrias," que pueden tener efecto considerable en las
condiciones de clima local.
Las trazas de isótopos radioactivos, producto de la fusión
nuclear, también contaminan la atmósfera, particularmente
el de las explosiones nucleares; sin embargo, no existen
evidencias que los isótopos causen disturbios en el clima,
su presencia es útil en el trazo del movimiento de agua
dentro del ciclo hidrológico.

3.1.4 La presión Atmosférica y la Densidad

La presión atmosférica, es el peso de la columna de aire


por unidad de área, considerado desde el nivel de medición
hasta el tope de la atmósfera. Más específicamente, la
presión puede ser considerada como la fuerza hacia abajo,
resultante de la acción de la gravedad sobre la masa de
aire que queda sobre una unidad de área horizontal. A nivel
del mar, la presión atmosférica promedio es de 1 bar (105
N/m2 o Pascales), equivalente a 760 mm de mercurio.
La densidad del aire seco, (Pd) puede ser obtenida de la expresión:

Donde Rd es la constante específica del gas (para aire seco Rd = 287


J/kg °K) y T la temperatura absoluta (°K).
A nivel del mar, la temperatura promedio es T = 288 °K y así Pd = 1.2
Kg/m3 = 1.2x1 0-3 g/cm3 .

3.2 Redes Hidrométricas

3.2.1 Generalidades

Los datos hidrometeorológicos son colectados primordialmente como


información básica para el desarrollo y gestión de los recursos hídricos
de una región.
Son usados también para fines operacionales como previsión
de inundaciones y sequías, operación de embalses y centrales
hidroeléctricas y finalmente para investigación.
Una red hidrométrica es un conjunto de instrumentos o
estaciones de medición de una o más variables hidrológicas,
distribuido en una cuenca con el objeto de cuantificarlos
adecuadamente y observar sus variaciones temporales y
espaciales. Normalmente, las estaciones de medición son
operados por una persona denominado observador, encargada
de mantener los instrumentos en correcto estado de
funcionamiento y de efectuar las lecturas necesarias, haciendo
las anotaciones respectivas.
Es de gran importancia que los diversos tipos de redes sean
instalados como proyectos integrados, pero en la práctica casi
siempre las redes son operadas por diversas entidades, siendo
necesarias una buena cooperación en su desarrollo
y exploración.
La diversidad de características regionales en términos de topografía,
uso del suelo, acceso, infraestructura y problemas hídricos, hace
impracticable establecer normas universalmente satisfactorias para el
proyecto de redes hidrometeorológicas. El objetivo final es siempre la
implantación de una red óptima global, pero en los países en
desarrollo, la preocupación inmediata debe ser el planea miento de
redes de densidad mínima aceptable.

3.2.2 Redes Optimas

Una red óptima es aquella en la cual, por simple interpolación de los


valores medidos en las diferentes estaciones, es posible determinar
con precisión suficiente, para fines prácticos, los elementos
hidrometeorológicos básicos en cualquier punto de la región. Es claro
que, del punto de vista económico, el número de estaciones debe ser lo
menos posible por lo que se acostumbra, entonces, dividir las
estaciones en tres tipos: Estaciones principales, estaciones ordinarias y
estaciones especiales.
Las estaciones principales, estaciones base o permanentes,
son aquellas que suministran los fundamentos, para estudios
estadísticos y por eso deben operar continuamente y por
tiempo indefinido.

Las estaciones ordinarias o secundarias, deben ser operadas


durante un número limitado de años. Su duración será apenas
lo suficiente para establecer una buena correlación entre ella
y las estaciones base o las características físicas del terreno.

Las estaciones especiales, atienden proyectos o fines


específicos como observación de niveles máximos solamente,
o estudios de niveles mínimos, etc. En general ellas no
suministran datos adecuados para el análisis estadístico,
razón por la cual su establecimiento debe ser analizado con
sentido crítico, especialmente antes de contar con una red
mínima satisfactoria.
3.2.3 Red Mínima

Una red mínima es aquella que evitará incurrir en serios errores o


deficiencias en la gestión de los recursos hídricos, en una escala
compatible con el desarrollo económico de la región.

Alcanzar el estado de una red óptima requiere de tiempo y trabajo


permanente. El primer paso es construir una red mínima que atienda a
las necesidades inmediatas del desarrollo económico de la región.

Es importante implantar la red con la mayor rapidez posible, y una vez


implantada, los esfuerzos deben ser encaminados para su optimización,
instalando sucesivamente estaciones secundarias que suministrarán
datos para estudios de variabilidad espacial y temporal de las variables
hidrometeorológicas locales para futuras obras hidráulicas que son de
interés para esas instalaciones.

Debido a la baja densidad de una red mínima, es fundamental que los


datos de todas las estaciones sean confiables.
Es obvio que una red mínima en la cual 50% de sus
estaciones es abandonado o irregularmente operado, tiene su
densidad reducida a la mitad y no es más considerado como
una red mínima.
Las estaciones existentes deben ser utilizadas como núcleo
para la estructuración de red mínima. Si su localización no es
considerada adecuada, se debe implantar una nueva-estación
en las proximidades, visando definir una correlación y para
eso debe ser operada durante 10 años. Si la correlación es
satisfactoria, la estación antigua puede ser desactivado, en
caso contrario, debe ser analizado el abandono de la estación
antigua, especialmente si sus datos son considerados poco
representativos o poco confiables.

3.2.4 Densidad Mínima de las Redes


partimos del hecho de que cada observación o dato medido en
la estación se toma como representativo de un área dada.
Una medición de precipitación en un pluviómetro, por ejemplo,
es útil únicamente en la medida en que representa la lluvia
real en la región circundante y aún no siendo representativa,
ella puede ser usada como índice.
Una medición de descargas en un río representa no sólo el
caudal de la cuenca particular de drenaje, sino también de las
cuencas vecinas, bajo ciertas restricciones.
Existe un límite para esa representatividad espacial, y el
número de factores que deben ser tomados en cuenta es muy
grande y complejo, imposibilitando la definición de un único
criterio que indique la densidad mínima adecuada para una
región.
Entre los factores a ser considerados se citan las condiciones
fisiográficas e hidrológicas, especialmente las variaciones
espaciales de los regímenes fluviales, hidrológicos y la
hidrografía.
Debido al hecho de que la mayor parte de las estaciones
exigen los cuidados de un observador, la distribución de la
población es también un factor a ser analizado. La
Organización Meteorológica Mundial aconseja las
densidades mínimas para redes pluviométricas e
hidrométricas constantes de las tablas 3.2 y 3.3.

Tabla N° 3.2: Densidades Mínimas para Redes


Pluviométricas
Tabla N° 3.3: Densidades Mínimas para Redes Pluviométricas

3.3 Precipitación, Formación y Tipos

3.3.1 Definición

Se define como precipitación a toda forma de humedad que,


originándose en las nubes, llega hasta la superficie terrestre. De
acuerdo a esta definición, las granizadas, garúas, lluvias y
nevadas son formas distintas del mismo fenómeno de
precipitación.
Desde el punto de vista de ingeniería, son necesarios tres
parámetros para definir completamente una precipitación: su
duración, su intensidad y su frecuencia.

La duración, “D”, de una precipitación es el tiempo


transcurrido entre el inicio y el fin de la lluvia, expresada en
horas o minutos.

La intensidad, “i”, está dada por la cantidad total de lluvia o


lámina de agua, dividida por la duración. Conceptualmente, la
intensidad, se define como la cantidad de lluvia por unidad de
tiempo y puede variar de un instante para otro dentro de una
misma lluvia. La intensidad se mide en mm/h o mm/min.

Tratándose de un fenómeno aleatorio, la probabilidad de


ocurrencia de una lluvia con una intensidad dada, define su
frecuencia, “F”.
Se llama período de retorno (T) al período, en años, en que,
en media, una determinada lluvia es igualada o superada.
Como ejemplo, si a lo largo de 100 años de medición de
lluvia, la mayor registrada fue de 80 mm/h y ocurrió 10 veces,
se puede decir que la precipitación tiene un período de
retorno de 10 años, o que su frecuencia es 0.10.

Finalmente, mostraremos una clasificación de las lluvias


según su intensidad :

a) Ligera Hasta 2.50 mm/h


b) Moderada de 2.50 – 7.60 mm/h
c) Fuerte Mayor a 7.60 mm/h
3.3.2 Formación de la Precipitación

Los elementos necesarios para la formación de las precipitaciones son


los siguientes:

a) Humedad atmosférica.
b) Radiación solar.
c) Mecanismos de enfriamiento de aire
d) Presencia de núcleos higroscópicos para que haya condensación
e) Mecanismos de crecimiento de la partículas

El proceso de formación de la precipitación es el siguiente:

a) El aire húmedo de los estratos bajos es calentado por conducción.


b) El aire húmedo, entonces, se torna más leve que el de las
vecindades experimenta una ascensión adiabática.
c) El aire húmedo, entonces, se expande y se enfría a razón de 1°C por
cada 100 m hasta llegar a una condición de saturación, para llegar a
su nivel de condensación.
d) A partir de este nivel y con núcleos higroscópicos, el vapor de agua
se condensa formando minúsculas gotas a lo largo de dichos
núcleos.

e) Dichas gotas se mantienen en suspensión hasta que por un proceso


de crecimiento, alcanzan el tamaño suficiente para precipitar.

Existen dos tipos de crecimiento de las gotas:

a) Coalescencia, que es el aumento del tamaño de gotas debido al


contacto con otras gotas. Además, las gotas grandes que van
cayendo , incorporan a las gotas más pequeñas.

b) Difusión de vapor, que es el proceso por el cual el aire, después del


nivel de condensación, continua evolucionando y provoca difusión
(transporte) de vapor super-saturado y su consiguiente
condensación en torno a las pequeñas gotas que aumentan de
tamaño.
3.3.3 Tipos de Precipitación

Las precipitaciones pueden ser clasificadas de acuerdo con las


condiciones que producen el movimiento vertical del aire y son:

a) Precipitaciones Orográficas
b) Precipitaciones Convectivas
c) Precipitaciones por Convergencia

3.3.3.1 Precipitaciones Orográficas

Cuando los vientos cargados de humedad, soplando normalmente del


océano hacia el continente, encuentran una barrera montañosa, las
masas de aire húmedo se elevan para transponer el obstáculo,
resultando en un enfriamiento que puede alimentar la formación de
nubes y desencadenar precipitaciones.
En el caso del Perú, están localizadas en la vertiente oriental de la
cordillera de los andes, dando lugar a áreas secas o semiáridas en la
vertiente occidental, debido a que la humedad, proveniente de la
amazonia, fue descargada antes de atravesar la cordillera.
3.3.3.2 Precipitaciones Convectivas

Cuando una masa de aire próxima a la superficie del terreno aumenta su


temperatura, la densidad disminuye y la masa de aire trata de ascender
y de ser reemplazada por otra masa de aire más densa.
Este proceso es bastante lento si las masa de aire están en calma y no
hay turbulencia. En cambio, en regiones tropicales donde estas
precipitaciones son típicas, el calentamiento desigual de la superficie
terrestre provoca el surgimiento de estratos de aire con densidades
diferentes y genera una estratificación térmica de la atmósfera en
equilibrio inestable. Si este equilibrio es roto por cualquier motivo (viento,
super-calentamiento), provoca una ascensión brusca y violenta de aire
menos denso, capaz de alcanzar grandes altitudes.

3.3.3.2 Precipitaciones por Convergencia

Este tipo de precipitaciones, son por lo general de larga duración y


presentan intensidades de bajas a moderadas y se esparcen por
grandes áreas. Existen tres tipos: a) Convergencia propiamente dicha,
b) Ciclones y c) Frentes.
a) Convergencia propiamente dicha

Se presenta cuando dos masa de aire de aproximadamente la misma


temperatura , que viajan en dirección contraria, se encuentran a un
mismo nivel. El choque de las dos masas de aire, hace que ambas se
eleven.

b) Ciclones

El ciclón es una masa de aire circular con baja presión que gira en el
sentido contrario a las manecillas del reloj en el hemisferio norte. Tiene
en su centro el “ojo del ciclón”, en el cual la presión es baja comparada
con la masa de aire. Funciona, entonces, como una chimenea,
haciendo subir el aire de las capas inferiores.

El anticiclón es una zona de alta presión circular, que gira en el sentido


de las manecillas del reloj en el hemisferio norte.
Cortes Verticales de un Ciclón
c) Frentes

Se forma un frente, cuando una masa de aire en movimiento


encuentra otra masa de aire de diferente temperatura. Si la masa de
aire en movimiento es fría y encuentra en su camino otra de
temperatura superior, el aire de esta última, por ser menos denso, se
eleva sobre la capa de aire frío formando un frente frío. Si la masa
de mayor temperatura encuentra en su movimiento una masa de aire
frío, se forma un frente cálido.
3.4 Variación Geográfica de la Precipitación

3.4.1 Variación Altitudinal


Las observaciones indican que, en general, la pluviosidad
aumenta con la altitud hasta alcanzar un máximo, a partir
del cual decrece; eso permite elaborar perfiles
pluviométricos de grandes cuencas o áreas extensas.
Cuando se estudian áreas o cuencas con relieve
accidentado, esa característica no puede ser ignorada en
las estimaciones de los volúmenes de precipitación.
Se acepta que la altitud a partir de la cual comienza a
decrecer la precipitación, corresponde, de manera general,
a la altura de la base de las nubes en aquella región.
Cuando de trata de territorios continentales; la situación se
puede invertir en el caso de islas de alguna
extensión territorial.
Variación de la Precipitación con la Altitud

3.4.2 Variación de la Precipitación con el Area

La precipitación no es homogénea en una extensión dada,


presentándose en forma de celdas más intensas que migran
siguiendo la dirección de los vientos. Imaginando una red fija de
pluviómetros que muestrean las lluvias que pasan sobre ellos, se
puede trazar curvas como las de la figura (OMM, 1970) deducidas
para el territorio de las Estados Unidos.
Según estas curvas, si es medida una lluvia puntual de 50 mm con 1
h de duración, para estimar la media en un área de 250 km2 en tomo
del pluviómetro, se debe multiplicar la lluvia puntual por 0.72
aproximadamente.
3.4.3 Distribución Geográfica de la Precipitación

En la figura, se presenta un esquema de la variación de la


precipitación promedio anual contra la latitud en la tierra. Se aprecian
valores máximos a los 0° y 60° de latitud norte y sur y valores
mínimos a los 30° y 90° de latitud norte y sur.
3.5 Medición de la Precipitación

Se refiere a la determinación de la cantidad de agua precipitada


sobre la superficie del terreno. Esa medición no puede ser hecha
sobre todo el área de interés, sino en algunos lugares previamente
determinados donde se instalan pluviómetros o pluviógrafos.

3.5.1. Pluviómetros

Un pluviómetro es un recipiente colector de lluvia que almacena el


agua en un depósito interno, la cual es captada a través de una boca
horizontal de área“ estandarizada de 200 cm2 o 400 cm2 por la
Organización Meteorológica Mundial (OMM), que trata de la
estandarización mundial de las mediciones y observaciones
meteorológicas.
La altura de lluvia se determinará vertiendo el agua almacenada en el
pluviómetro, en una probeta graduada en milímetros y décimos de
milímetro, colocada sobre una superficie horizontal.
La cantidad de lluvia que entra en el aparato depende de la
exposición al viento, de la altura del instrumento y de la altura de los
objetos vecinos al pluviómetro. El efecto del viento altera las
trayectorias del aire en el espacio vecino al pluviómetro y causa
turbulencia en los bordes del aparato, produciendo errores en los
valores de la lluvia medida. La distancia mínima de los obstáculos
próximos (edificios, árboles, cerros, etc.) debe ser igual a cuatro
veces la altura del obstáculo, debiendo el local de instalación estar
protegido del impacto directo del viento. Cuando eso no ocurre, se
usan protecciones (flexibles o rígidas) alrededor del instrumento para
reducir las perturbaciones aerodinámicas.

La altura de la boca del pluviómetro sobre el suelo debe ser de 1.50


m, sin embargo, el lugar ideal para instalación sería exactamente al
nivel del suelo, que es donde interesa medir el valor de la lluvia. Los
pluviómetros así instalados deben poseer una reja protectora especial
para reducir los efectos de los goteos de agua de la región
circundante a la boca del aparato.
En la operación del instrumento se deben eliminar o minimizar las
siguientes fuentes de error:

• Pérdidas por evaporación del agua contenido en el colector.


• Conteo incorrecto del número de probetas resultantes, en el caso
de lluvias grandes.
• Agua derramada durante la transferencia del colector a la
probeta.
• Graduación de la probeta que no corresponde al área de la boca
del pluviómetro.
• Lectura defectuosa de la escala de la probeta
• Anotación incorrecta en el cuaderno del observador.

El pluviómetro es un aparato totalizador, que marca la altura de lluvia


total acumulada en un período de tiempo dado. Su lectura es hecha
normalmente una vez por día (a las 09:00 h), generándose con ello
series de valores diarios de precipitación.
3.5.2. Pluviógrafos

Cuando es necesaria información más detallada de la precipitación,


como su distribución temporal, o la variación de las intensidades, se
usa el pluviógrafo, instrumento que registra esos valores,
generalmente en un gráfico con coordenadas apropiadas. Existen en
uso tres tipos básicos de pluviógrafos: de flotador, de cuba
basculante y de masa.

a) Pluviógrafo de flotador

Llamado también de bolla, almacena el agua de lluvia en un pequeño


depósito que posee un flotador ligada a una pluma que escribe sobre
un gráfico enrrollado sobre un tambor que gira impulsado por un reloj.
Cuando llueve, el agua dentro del depósito hace subir verticalmente
el flotador (y la pluma), hasta una altura de lluvia calculada en 10 mm.
En ese instante, un sifón descarga automática e instantáneamente el
depósito, volviendo la pluma a la posición cero, para iniciar otra
subida.
El trazo producido es continuo, pero volviendo a cero por cada 10 mm
de lluvia.

b) Pluviógrafo con sistema de cuba basculante

Utiliza como sensor una pequeña cuba con dos compartimientos de


0.5 mm de capacidad, que reciben la lluvia alternadamente. Cuando
se llena uno de ellos, el propio peso hace bascular la cuba,
vaciándolo y emitiendo un impulso eléctrico que puede ser
aprovechado para accionar un registrador en gráfico de papel, en
cinta perforada, en cinta magnética o cualquier sistema de
almacenamiento disponible, como memorias de estado sólido.

El registro es discreto, en grados de 0.5 o 0.1 mm y representa la


ventaja de que el sistema de registro no necesita estar localizado en
el mismo punto que el sensor, siendo, por lo tanto, ideal para
telemedición o telemetría, ya que la señal generada puede ser
transmitido a distancia.
c) El pluviógrafo de masa

Es una balanza que acumula el agua en un pequeño depósito que. al


aumentar de peso, desciende y mueve un brazo y una pluma que
escribe sobre un papel graduado enrrollado sobre un tambor que gira
mediante un sistema de relojería. El depósito descarga
automáticamente al alcanzar 10 mm, gracias a un sifón interno.

3.5.3. Medición de la Lluvia con Radar

El radar permite efectuar observaciones del movimiento local de los


núcleos de precipitación, y ciertos tipos de radar posibilitan estimar la
cantidad de lluvia, basada en la existencia de correlación entre la
intensidad de la precipitación y la señal reflejada por las gotas de
lluvia.
Sin embargo, las estimaciones hechas independientemente por radar
y por pluviómetros, obedecen a filosofías diferentes por lo que, al
utilizar los datos de radar para fines hidrológicos, se debe
interpretarlos adecuadamente.
Esencialmente, el radar estima una media de las intensidades de
lluvia en el volumen abarcado por la señal, mientras que el
pluviómetro cuantifica la precipitación sobre una pequeña
superficie horizontal, casi al ras del suelo (lluvia puntual). Varios
factores contribuyen para que una misma lluvia, observada por
radar y por pluviómetros, presenten diferencias en el valor que
varían en función de la distancia que la lluvia esté del radar. El
volumen iluminado por la señal está a alturas cada vez mayores
sobre la superficie en función de la curvatura terrestre y sus
dimensiones aumentan con aquella distancia, en virtud de la
divergencia de la señal de radiación emitido por el radar.

Para fines hidrometeorológicos, el alcance efectivo del radar varia


entre 40 a 200 km y se define como la distancia máxima a la cual
la correlación entre las intensidades del eco del radar y la
precipitación, permanece válida. Las ecuaciones utilizadas en el
cálculo son de la forma:
P es la potencia media (en watts) recibida en una serie de impulsos
P es la potencia de pico transmitida (en watts)
A es el área de la antena (en m2)
h es la longitud de onda (en m)
R es el alcance (en m) .
índice de refracción del agua (= 0,9313 para h = 10 cm y 10° de T)
Z es la reflectividad, definida como: Z = 200 I1.6
I la intensidad de lluvia en mm/h
3.6 Análisis de Consistencia

3.6.1 Introducción

El análisis de consistencia de la información, se realiza para


determinar si dicha información es confiable.
Este análisis, implica la aplicación de criterios físicos y métodos
estadísticos que permitan identificar, evaluar y eliminar los posibles
errores sistemáticos que han podido ocurrir, sea por causas naturales
u ocasionados por la intervención de la mano del hombre.

La inconsistencia, en una serie de tiempo hidrológica, es sinónimo de


error sistemático (déficit en la toma de datos, cambio de estación de
registro, etc) y se presenta como saltos y tendencias.

La no homogeneidad, en una serie de tiempo hidrológica, se debe a


factores humanos (tala indiscriminada en una cuenca, construcción
de estructuras hidráulicas, etc) o a factores naturales de gran
significancia como los desastres naturales (inundaciones, derrumbe,
etc).
En resumen, antes de utilizar la serie histórica para el modelamiento,
es necesario efectuar el análisis de consistencia respectivo, a fin de
obtener una serie confiable, es decir, homogénea y consistente.

El análisis de consistencia de la información hidrológica, se realiza


mediante los siguientes procesos:

a) Análisis visual gráfico.


b) Análisis de doble masa.
c) Análisis estadístico.

3.6.2 Análisis Visual Gráfico

Se realiza ploteando la información hidrológica histórica en un


sistema de coordenada cartesianas. En el eje de las ordenadas se
ubican los valores de la serie hidrológica y en el eje de las abscisas el
tiempo (meses, días, años, etc)
Ejemplo.
Hacer el análisis visual gráfico para la siguiente serie de datos.

Precipitación Precipitación Precipitación Precipitación


Año Año Año Año
(mm) (mm) (mm) (mm)

1954 13.30 1964 7.510 1974 8.41 1984 41.90


1955 21.00 1965 5.830 1975 8.68 1985 44.70
1956 11.10 1966 10.100 1976 6.10 1986 46.90
1957 5.22 1967 9.650 1977 5.33 1987 32.00
1958 4.40 1968 7.510 1978 6.68 1988 36.20
1959 6.71 1969 10.500 1979 38.00 1989 37.50
1960 8.55 1970 14.300 1980 56.90 1990 33.10
1961 8.16 1971 10.100 1981 55.20 1991 73.00
1962 7.83 1972 4.820 1982 42.60 1992 63.50
1963 5.35 1973 11.700 1983 44.10 1993 72.40
HISTOGRAMA
80

70

60
PRECIPITACION (mm)

50

40

30

20

10

0
1954 1958 1962 1966 1970 1974 1978 1982 1986 1990 1994 1998
AÑOS
3.6.3 Análisis de Doble Masa

Este análisis se utiliza para tener una cierta confiabilidad en la


información, así como también, para analizar la consistencia en lo
relacionad a errores, que pueden obtenerse durante la obtención de
los mismos y no para una corrección a partir de la recta de doble
masa.

El diagrama de doble masa se obtiene ploteando en el eje de las


abscisas los acumulados de los promedios de los datos hidro-
meteorológicos y en el eje de las ordenadas el acumulado de cada
estación hidro-meteorológica.

El análisis de doble masa propiamente dicho, consiste en conocer


mediante la identificación de “quiebres” que se presentan en los
diagramas, las causas de los fenómenos naturales, o si estos han
sido ocasionados por errores sistemáticos. En este último caso,
permite determinar el rango de los períodos dudosos y confiables
para cada estación de estudio.
Ejemplo.
Para el conjunto de datos presentados, graficar la curva de doble
masa.
Ejemplo.
Para el conjunto de datos presentados, graficar el histograma para
cada estación y la curva de doble masa, considerando la
precipitación anual promedio como estación índice y analizar los
histogramas y diagrama de masa resultante.

VALORES DE PRECIPITACION ANUAL (mm)

Año ESTACION "A" ESTACION "B" ESTACION "C"


1985 889.80 452.00 637.70
1986 1076.00 558.50 736.50
1987 1083.70 500.80 590.00
1988 1002.50 606.70 588.30
1989 635.70 607.80 700.60
1990 713.60 714.80 639.90
1991 507.80 722.00 729.60
1992 485.20 868.80 845.20
1993 668.50 742.30 976.50
1994 568.20 584.00 886.80
1995 502.80 716.40 816.50
1996 349.40 646.30 663.90
1997 514.90 688.20 712.60
1998 407.90 947.10 914.80
1999 687.60 645.30 469.10
Primero se construye un cuadro en el cual se acumulen las
precipitaciones de cada estación

VALORES DE PRECIPITACION ANUAL Y PROMEDIO (mm)

Año ESTACION "A" PREC. ACUM. ESTACION "B" PREC. ACUM. ESTACION "C" PREC. ACUM. PROMEDIO PREC. ACUM.

1985 889.80 889.80 452.00 452.00 637.70 637.70 659.83 659.83


1986 1076.00 1965.80 558.50 1010.50 736.50 1374.20 790.33 1450.17
1987 1083.70 3049.50 500.80 1511.30 590.00 1964.20 724.83 2175.00
1988 1002.50 4052.00 606.70 2118.00 588.30 2552.50 732.50 2907.50
1989 635.70 4687.70 607.80 2725.80 700.60 3253.10 648.03 3555.53
1990 713.60 5401.30 714.80 3440.60 639.90 3893.00 689.43 4244.97
1991 507.80 5909.10 722.00 4162.60 729.60 4622.60 653.13 4898.10
1992 485.20 6394.30 868.80 5031.40 845.20 5467.80 733.07 5631.17
1993 668.50 7062.80 742.30 5773.70 976.50 6444.30 795.77 6426.93
1994 568.20 7631.00 584.00 6357.70 886.80 7331.10 679.67 7106.60
1995 502.80 8133.80 716.40 7074.10 816.50 8147.60 678.57 7785.17
1996 349.40 8483.20 646.30 7720.40 663.90 8811.50 553.20 8338.37
1997 514.90 8998.10 688.20 8408.60 712.60 9524.10 638.57 8976.93
1998 407.90 9406.00 947.10 9355.70 914.80 10438.90 756.60 9733.53
1999 687.60 10093.60 645.30 10001.00 469.10 10908.00 600.67 10334.20
Segundo, se gráfica los años (eje de las abscisas) vs la precipitación
media anual de cada estación. (Histograma)

HISTOGRAMA DE LAS ESTACIONES A, B, C


1200.00

1100.00

1000.00

900.00
PRECIPITACION (mm)

800.00

700.00

600.00 Estación A
500.00 Estación B
Estación C
400.00

300.00

200.00

100.00

0.00
1985 1986 1987 1988 1989 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000

AÑOS
Tercero, construimos el diagrama de doble masa considerando en el eje
de las abscisas los datos de la precipitación media anual promedio de las
tres estaciones.

DIAGRAMA DE DOBLE MASA


12000.00
Precipitación Anual Acumulada

11000.00

10000.00

9000.00

8000.00

7000.00

6000.00 Estación A

5000.00 Estacion B
Estación C
4000.00

3000.00

2000.00

1000.00

0.00
0.00 1000.00 2000.00 3000.00 4000.00 5000.00 6000.00 7000.00 8000.00 9000.00 10000.0011000.00
Promedio de Precipitación Acumulada
Cuarto, hacemos el análisis de los histogramas y el diágrama de
doble masa.

De los histogramas, podemos apreciar que la Estación “A” insinúa


la presencia de un salto a partir del año 1999.

Las estaciones “B” y “C” no presentan indicios de que podrían


existir saltos o tendencias.

En el caos del diagrama de doble masa, se aprecia que la curva


correspondiente a la estación “A”, no presenta una tendencia lineal,
tal y como si lo presentan las estaciones “B” y “C”; al contrario, se
nota la presencia de quiebres lo cual nos estaría confirmando la
presencia de saltos en esta estación.

De este ejemplo, se puede concluir que es necesario realizar un


análisis estadístico (saltos) para verificar la consistencia de la
estación “A”
3.6.4 Análisis Estadísticos

Después de obtener de los gráficos construidos para el análisis


visual y el análisis de doble masa, ya tenemos una idea de la posible
inconsistencia y no homogeneidad de los datos, pero en esta etapa
todavía no tenemos la certeza estadística de que la serie hidrológica
histórica sea inconsistente y no homogénea.

En esta etapa, procedemos a efectuar los análisis estadísticos que


nos determinaran si finalmente la serie histórica es inconsistente y no
homogénea empleando:

Análisis de Saltos
Consistencia en la media
Consistencia en la desviación estándar

Análisis de Tendencias
Tendencia en la media
Tendencia en la desviación estándar
PRESENCIA DE SALTOS EN LA SERIE HIDROLOGICA
PRESENCIA DE TENDENCIAS EN LA SERIE HIDROLOGICA
3.6.4.1 Análisis de Saltos

a) Consistencia de la Media

El análisis estadístico consiste en probar, mediante la prueba “t”,


si los valores medios de las sub-muestras, son estadísticamente
iguales o diferentes con una probabilidad del 95% o con 5% de
nivel d significación, de la siguiente manera:

a.1)Cálculo de la media y de la desviación estándar para un período


según:

Promedio aritmético (media) de las muestras.


n2
1 n1 1
x1   xi
n1 i 1
x2 
n2
x
j 1
j

Desviación estándar.
1 1
 1
xi  x1 2   1 n2 2
n1 2

 
2
S1  x     S 2 x     x  x 
 n1  1 i 1 
j 2
  n 2 1 j 1 
Donde:

x1 Valores de la serie del período 1


x2 Valores de la serie del período 2
n Tamaño total de la muestra
n1 Tamaño de la muestra del primer período
n2 Tamaño de la muestra del segundo período
S1(x) Desviación Estándar del primer período
S2(x) Desviación Estándar del segundo período

a.2) Cálculo del “t” calculado (“tc”)

 n  1S  n2  1S 


1
2 2 2
SP   1 1

2
Desviación Estándar ponderada
 n1  n2  2 
1
1 1  2
Sd  S P    Desviación de la diferencia de promedios
 n1 n2 
x1  x2
tc  Prueba de hipótesis (“t” de Student)
Sd
a.3) Cálculo del “t” tabular ”tt”

El valor tabular ”tt”, se obtiene de la tabla de Student, con una


probabilidad al 95%, o a un nivel de significación del 5% es decir
con α/2=0.025 y con grados de libertad ν = n1 + n2 – 2.

a.4) Comparación de “tc“ con “tt“

Si “tc“ <= ”tt”, no se debe corregir la información


Si “tc“ >= ”tt”, se debe corregir la información
b) Consistencia en la Desviación Estándar

El análisis estadístico consiste en probar, mediante la prueba


“F”, si los valores de la desviación estándar de las sub-
muestras, son estadísticamente iguales o diferentes con una
probabilidad del 95% o con 5% de nivel d significación, de la
siguiente manera:

b.1) Cálculo de las varianzas de ambos períodos según:

 1 n1 2
S1 ( x)   n1 1 
2
xi  x1  
i 1 

 1 n2 2
S 2 x   n2 1 
2
x j  x2  
 j 1 
b.2) Cálculo del “F” calculado (“Fc”), según:

 S1  x  
2

FC    S12 x   S 22 x 
 2 
S  x 

 S 2 x 
2

FC    S 22 x   S12 x 
 1 
S  x 

b.3) Cálculo del “F” tabular(“Ft”)

El valor tabular ”Ft”, se obtiene de la tabla de “F”, con una


probabilidad al 95%, o a un nivel de significación del 5% es
decir con α=0.05 y grados de libertad:
G.L.N. = n1 – 1
S12 x   S22 x 
G.L.D. = n2 – 1

G.L.N. = n2 – 1
G.L.D. = n1 – 1
S22 x   S12 x 

Donde:

G.L.N. Grados de libertad del numerador.


G.L.D. Grados de libertad del denominador.

b.4) Comparación del “Fc” con el “Ft”

Si Fc <= Ft No se debe corregir información

Si Fc >= Ft Se debe corregir información


c) Corrección de los Datos

En los casos en que los parámetros media y desviación estándar


deban ser corregidos, de acuerdo a los resultados de las pruebas
“t” y “F”, se realizan las correcciones en las sub-muestras
empleando las siguientes ecuaciones:

xt  x1
S 2  x   x2
Cuando se deban corregir los

'
x (t )
S1  x  valores de la sub-muestra de
tamaño n1.

xt  x2 Cuando se deban corregir los


x(' t )  S1  x   x1 valores de la sub-muestra de
S 2 x  tamaño n2.

Valor corregido de saltos


xt Valor a ser corregido
3.6.4.2 Análisis de Tendencias

Antes de realizar el análisis de tendencias, se realiza el análisis


de saltos y con la serie libre de saltos, se procede a analizar las
tendencias en la media y en la desviación estándar.

A continuación, presentaremos el procedimiento general para


tratar la serie histórica de la cual se sospecha la presencia de
tendencias.

a) Consistencia en la Media
b) Consistencia en la Desviación Estándar
Ejemplo
Para los datos de precipitación mensual de la estación “A”, construir su
histograma y realizar el análisis de saltos.

PRECIPITACION TOTAL MENSUAL (mm) - ESTACION "A"

Año Ene Feb Mar Abr May Jun Jul Ago Set Oct Nov Dic Total
1985 149.7 133.4 106.1 66.0 17.6 36.7 13.4 8.0 50.9 47.2 86.7 174.1 889.8
1986 179.4 193.0 192.1 153.3 35.3 0.6 25.4 57.2 72.3 51.7 40.9 74.7 1075.9
1987 185.6 126.6 85.1 25.9 37.2 22.7 50.2 29.4 55.8 78.2 192.4 194.6 1083.7
1988 198.9 139.9 96.4 107.5 12.4 0.0 2.2 0.0 45.2 102.1 133.1 164.9 1002.6
1989 94.5 89.3 88.7 43.3 6.9 4.2 1.5 39.1 41.4 55.1 116.4 55.3 635.7
1990 162.0 38.6 33.5 33.5 33.0 31.9 11.9 39.2 45.4 116.0 99.7 68.9 713.6
1991 50.2 49.5 99.8 29.1 27.1 29.0 2.4 0.0 69.9 48.8 52.9 49.1 507.8
1992 45.6 43.9 31.1 25.9 18.9 30.8 7.9 8.7 52.5 64.1 89.3 66.6 485.3
1993 79.4 72.9 83.5 34.6 10.7 32.6 13.3 17.3 35.1 79.4 125.6 84.1 668.5
1994 88.1 100.8 64.6 80.1 19.8 1.6 0.0 8.4 34.3 42.6 38.2 89.7 568.2
1995 106.2 96.7 62.8 48.3 7.1 0.0 10.5 2.8 19.6 30.2 41.9 76.7 502.8
1996 52.9 68.2 51.3 52.6 8.6 0.0 0.0 5.4 9.8 26.7 35.7 38.2 349.4
1997 75.6 104.0 45.5 26.6 8.0 0.7 1.5 26.2 62.6 44.0 48.8 71.4 514.9
1998 95.7 70.3 48.6 28.9 7.3 0.5 0.0 0.0 2.0 47.5 57.8 49.3 407.9
1999 112.9 125.6 90.2 61.8 10.7 3.7 18.4 4.9 42.6 44.1 82.8 89.8 687.5
Mínimo 45.6 38.6 31.1 25.9 6.9 0.0 0.0 0.0 2.0 26.7 35.7 38.2 349.4
Máximo 198.9 193.0 192.1 153.3 37.2 36.7 50.2 57.2 72.3 116.0 192.4 194.6 1083.7
Desv. Stand 51.2 42.1 39.8 36.0 10.9 15.2 13.4 17.7 20.3 25.3 44.8 48.3 237.9
Promedio 111.8 96.8 78.6 54.5 17.4 13.0 10.6 16.4 42.6 58.5 82.8 89.8 672.9
La construcción del histograma, se realiza graficando los datos de
precipitación de los 15 años en el eje de las abscisas, mes a mes, y en
el eje de las ordenadas la precipitación correspondiente a cada mes.

Precipitación Mensual 1985 - 1999


200.0

180.0

160.0
Precipitación (mm)

140.0

120.0

100.0

80.0

60.0

40.0

20.0
, 4.9
0.0
19 19 19 19 19 19 19 19 19 19 19 19 19 19 19
85 86 87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99

Tiempo en Años
Para realizar el análisis de saltos, debemos desarrollar los siguientes
pasos:

a) Identificar los períodos en los cuales se estima se haya producido


el salto.

Del análisis de doble masa realizado y del histograma de


precipitación mensual elaborado para la estación “A”, se observa
que existen dos períodos definidos ; uno comprendido entre el
mes de enero de 1985 y enero del año 1990 y el otro
comprendido entre el mes de febrero del 1990 y diciembre de
1999. (Análisis gráfico)

n1 = 61 (meses entre enero 1985 y enero 1990)


n2 = 119 (meses entre febrero de 1990 y diciembre 1999)
b) Realizar la Prueba de Medias

Calculo la media y desviación estándar para cada período.

Período 1 (verde: enero 1985 – enero 1990)


Promedio 1 = 79.50 (Comando promedio excel)
Desv. Est. 1 = 61.40 (Comando desvest excel)
Período 2 (rojo: febrero 1990 – diciembre 1999)
Promedio 2 = 44.10 (Comando promedio excel)
Desv. Est. 2 = 32.81 (Comando desvest excel)

Cálculo de la Desviación Estándar ponderada (Sp), Desviación


de la diferencia de promedios (Sd) y “t” calculado (“tc”)

 n1  1S  n2  1S 


1
1 1 
1
x1  x2
tc 
2 2 2 2
SP   1 2
 Sd  S P   
 n1  n2  2   n1 n2 
Sd

n1 = 61
n2 = 119
S1 = 61.40
S2 = 32.81

Sp = 44.54
Sd = 7.01
tc = 5.05 (En caso saliera negativo, se toma el valor absoluto)
Cálculo del “tt” tabular (de tablas) y comparación con el “tc” calculado

Número de grados de libertad = n1 + n2 – 2


= 61 + 119 – 2 = 178
“tt” tabular (de tablas) = 1.96
“tc” calculado = 5.05

Como “tc” > “tt”; entonces existe salto en la media.

c) Realizar la Prueba de Varianzas


2

S1 = 61.40 S1 = 3768.32
2

S2 = 32.80 S2 = 1076.88

 S1  x  
2

FC    Fc = 3.50
 2 
S  x 
Cálculo del “Ft” tabular (de tablas) y comparación con el “Fc”
calculado.

G.L.N. = n1 - 1 = 61 – 1 = 60
G.L.D. = n2 – 1 = 119 – 1 = 118
Alfa = 0.05

entrando a tablas tenemos Ft = 1.43, entonces:

Fc = 3.50
Ft = 1.43

Fc > Ft Existe salto en la varianza

d) Corrección de la información

Se recomienda que se corrija la información que sea más antigua ya


que en cualquier momento se puede hacer una inspección y conocer
el estado de operación y conservación de la estación.
Procederemos a corregir la información meteorológica del mes de
abril de 1989, para lo cual emplearemos la fórmula mostrada en el
numeral anterior.

xt  x1
 S 2  x   x2
'
x (t )
S1  x 

xt = 43.3 (precipitación del mes de abril de 1989)


x2 = 44.1 (promedio de datos del segundo período)
S1 = 61.4 (Desv. Estand. de datos del primer período)
S2 = 32.8 (Desv. Estand. de datos del segundo período)

Aplicando la formula, tenemos:

X(t) = 24.71 Precipitación del mes de abril de 1989 corregida


3.7 Completación y Extensión de Datos

3.1.7 Completación de Datos

Muchas estaciones de precipitación o descargas, tiene períodos


faltantes en sus registros debido a la ausencia del observador o a
fallas instrumentales. A menudo, es necesario estimar algunos de
estos valores faltantes para lo cual existen muchas formas de suplir
estas deficiencias y el grado de aceptación de uno de estos métodos
va a depender de la cantidad de observaciones faltantes en el
registro de datos. Entonces, la completación de datos podría
definirse como el proceso por el cual, se llenan “huecos” que existen
en un registro de datos. Entre los métodos de completación de datos
tenemos:

a) Método de la relación normalizada


b) Método de regresión simple
c) Método de generación aleatoria, estocásticos, etc
a) Método de la relación normalizada

En este método la lluvia anual (o mensual) faltante en una cierta


estación pluviométrica, se estima a partir de los valores
observados en tres estaciones cercanas, situadas
uniformemente alrededor de la estación incompleta y que
contengan los registros faltantes.

Si la precipitación media anual (o media mensual) de cada una


de las estaciones auxiliares está dentro del 10% de la registrada
en la estación incompleta, se usará el promedio aritmético de las
tres estaciones para estimar el dato anual (o mensual) faltante.

Si la precipitación media anual (o media mensual) de cualquiera


de las estaciones auxiliares difiere en más de un 10% de la
medida de la estación incompleta, el dato faltante será
determinado por el método de la relación normalizada, en el cual
los valores observados en las estaciones auxiliares son
ponderados mediante las relaciones o cocientes de precipitación
media anual (o media mensual) correspondiente.
Es decir el dato faltante anual (o mensual) Px será igual a:

Donde:

Nx : Precipitación media anual (o media mensual) en la estación


incompleta, en mm.
Na,Nb,Nc : Precipitación media anual (o media mensual) en las
estaciones auxiliares a, b, c, en mm.
Pa,Pb,Pc : Precipitación anual (o mensual) observada en las
estaciones a,b,c para la misma fecha que la faltante, en mm.

El método de la relación normalizada permite estimar datos


faltantes a nivel anual o mensual, pero se recomienda para los
primeros. Finalmente el método puede ser empleado para
considerar un número mayor de estaciones.
Ejemplo:
Se desea determinar la precipitación total del año 1972 en la estación D,
teniendo como información los datos de las estaciones A, B, C, D.

Estación Precipitación 1972 Precipitación Promedio


(mm) 30 años (mm)

A 412 399
B 517 430
C 389 400
D ? 290

Sol.
Ejemplo:
Calcular la precipitación media anual para el año 1986 en la estación
“X” teniendo como información los datos de las estación A.

Año Estación A Estación X


(mm) (mm)

1984 754 731


1985 766 690
1986 166
1987 410 306
1988 576 610

Sol.
b) Método de la regresión simple

Para aplicar este método, se tiene que tener presente que todas las
estaciones a ser correlacionadas deben tener una similitud en su
ubicación y estén cercanas.

Entre los principales modelos de regresión usados en hidrología,


podemos mencionar:

Regresión lineal simple Y=a+bX


Regresión logarítmica Y = a + b ln (X)
Regresión Potencial Y = a Xb
Regresión exponencial Y = a exp (bX)

Todas estas ecuaciones pueden ser analizadas como modelos de


regresión lineal simple, usando su forma linealizada.

A continuación se muestran las ecuaciones para el cálculo de los


coeficientes y coeficiente de correlación para un análisis de
regresión lineal simple.
Donde:

Y=a+bX
3.7.2 Extensión de Datos

La extensión de información, es el proceso de transferencia de


información desde una estación con “largo” registro histórico a otra
estación con “corto” registro histórico.

La extensión de datos, es más importante que la Completación, por


cuanto modifican sustancialmente a los estimadores de los
parámetros poblacionales, por ejemplo, la media de una muestra
corta, será diferente a la media de una muestra extendida.

La Completación y extensión de la información hidro-meteorológica


faltante, se efectúa para tener en lo posible serie completas, más
confiables y de un período uniforme.

Los modelos de regresión, vistos en el numeral anterior, son los más


empleados para extender las series hidrológicas.
Ejemplo
Completar los datos de precipitación mediante el método de
regresión lineal, logarítmica, potencial y exponencial.

Precipitación (mm)
AÑO
Estación "A" Estación "B"
X Y

1985 45.00 47.00


1986 51.10 52.00
1987 53.00 54.50
1988 54.00 59.00
1989 56.00 63.00
1990 63.00 72.00
1991 70.10 82.00
1992 74.20 80.00
1993 48.00 50.30
1994 60.00 62.40
1995 90.20
1996 70.10
1997 40.30
1998 60.50
1999 56.70
Sol.

a) Modelo de regresión lineal simple


Precipitación (mm) Cálculo de Parámetros Diversos
AÑO Estación "A" Estación "B" (X-Xpro) (Y-Ypro) (X-Xpro)*(Y-Ypro) (X-Xpro)2
X Y (1) (2) (3) = (1) *(2) (4) = (2)(2)

1985 45.00 47.00 -12.44 -15.22 189.34 154.75


1986 51.10 52.00 -6.34 -10.22 64.79 40.20
1987 53.00 54.50 -4.44 -7.72 34.28 19.71
1988 54.00 59.00 -3.44 -3.22 11.08 11.83
1989 56.00 63.00 -1.44 0.78 -1.12 2.07
1990 63.00 72.00 5.56 9.78 54.38 30.91
1991 70.10 82.00 12.66 19.78 250.41 160.28
1992 74.20 80.00 16.76 17.78 297.99 280.90
1993 48.00 50.30 -9.44 -11.92 112.52 89.11
1994 60.00 62.40 2.56 0.18 0.46 6.55
1995 90.20
1996 70.10
1997 40.30
1998 60.50
1999 56.70

PROMEDIO 57.44 62.22 SUMA 1014.13 796.32


b) Modelo de regresión logarítmica, potencial, exponencial

El tratamiento es similar ya que se deben linealizar las ecuaciones


logarítmica, potencial, exponencial. Para nuestro caso, pondremos
los resultados obtenidos de la hoja de cálculo Excel.
REGRESION SIMPLE REGRESION LOGARITMICA

90.00 90.00

80.00 80.00

70.00 70.00
Precipitación Y (mm)

Precipitación Y (mm)
60.00 60.00

50.00 50.00

40.00 y = 1.2735x - 10.931 40.00


y = 74.786Ln(x) - 239.84
2
30.00 R = 0.9554 30.00
R2 = 0.9545
20.00 20.00

10.00 10.00

0.00 0.00
40.00 50.00 60.00 70.00 80.00 40.00 50.00 60.00 70.00 80.00
Precipitación X (m m ) Precipitación X (m m )

REGRESION POTENCIAL REGRESION EXPONENCIAL

90.00 90.00

80.00 80.00

70.00 70.00
Precipitación Y (mm)

Precipitación Y (mm)
60.00 60.00

50.00 50.00

40.00 y = 0.5209x 1.18 40.00 y = 19.41e 0.02x


30.00 R2 = 0.9604 30.00 R2 = 0.9509
20.00 20.00

10.00 10.00

0.00 0.00
40.00 50.00 60.00 70.00 80.00 40.00 50.00 60.00 70.00 80.00
Precipitación X (m m ) Precipitación X (m m )
3.8 Precipitación Media Sobre un Area

En muchos tipos de problemas hidrológicos es necesario determinar


la magnitud de la precipitación promedio sobre un área o cuenca
específica, para una tormenta determinada o para un periodo de
tiempo dado, comúnmente un año.
La precisión con la cual la lluvia de un área puede ser estimada
depende principalmente de la densidad de la red pluviométrica, del
tamaño y tipo de tormenta analizada y de la duración de la lluvia en
estudio.
En general se puede indicar que las redes pluviométricas de poca
densidad y muy dispersas, tienden a subestimar las cantidades
máximas de lluvia y sus intensidades, lo mismo sucede si el registro
disponible es corto.
Básicamente se tienen tres métodos para la estimación de la
precipitación promedio sobre un área, los cuales son aplicables a
intervalos muy diferentes como son: la duración de la tormenta en
días, meses o años.
Tales métodos son los siguientes:

a) Método del Promedio Aritmético


b) Método de los Polígonos de Thiessen
c) Método de las Isoyetas

3.8.1 Método del Promedio Aritmético

El método más simple de obtener la precipitación media sobre un


área es efectuando un promedio aritmético de las cantidades de
lluvia medidas en dicha área. El método es suficientemente
aplicativo en regiones planas y con lluvias ciclónicas, donde los
gradientes de precipitación no son fuertes, es decir, que el valor
captado por cada pluviómetro no varía mucho respecto a la media.
Un criterio para aplicar este método es aquel que indica que la
diferencia entre las cantidades medidas en la zona, no debe
sobrepasar el 10% del promedio aritmético.
3.8.2 Método de los Polígonos de Thiessen

Propuesto por Thiessen (1911), trata de tomar en cuenta la


distribución no uniforme de los pluviómetros en el área, mediante
una ponderación de cada uno de ellos.

El método consiste en colocar en un mapa las estaciones


pluviométricas y el área o cuenca para la cual se realiza el análisis,
en seguida se forman triángulos con las estaciones más próximas
entre ellas y posteriormente se trazan las mediatrices
perpendiculares a cada uno de los lados de los triángulos formados,
definiéndose unos polígonos alrededor de cada estación
pluviométrica.

La precipitación promedio sobre la cuenca se evalúa con la siguiente


ecuación:
Donde:

P : Precipitación promedio en la cuenca, en mm.


Ai : Area del polígono de cada una de las estaciones i dentro del
parteaguas de la cuenca, en km2.
A : Area total de la cuenca, en km2.
Pi : Precipitación registrada en la estación i durante la tormenta
analizada o durante el periodo de estudio, en mm.
3.8.3 Método de las Isoyetas

Este método consiste en localizar en un mapa de tamaño adecuado


las estaciones pluviométricas y sus cantidades de lluvia registradas, a
continuación se trazan líneas de igual cantidad de precipitación
(isoyeta). La precipitación promedio sobre un área se evalúa
ponderando la precipitación entre isoyetas sucesivas (se toma el
promedio) por el área entre isoyetas, esto es:

Donde

P : Precipitación media en la cuenca, en mm.


Ai : Área entre cada dos isoyetas dentro de la cuenca, en km2.
A : Área total de la cuenca, en km2.
Pi : Precipitación media entre cada dos isoyetas, en mm.
Ejemplo.
Una cuenca tiene un área de 200 km2, existe un sistema de siete
estaciones pluviométricas dispuestas de acuerdo a la figura.
Usando la información de precipitación proporcionada en la tabla
adjunta. Determinar la precipitación media sobre la cuenca
empleando: a) promedio aritmético, b) método de polígonos de
Thessen y c) método de Isoyetas.
Sol.

a) Promedio aritmético

Para este método, sólo se emplean las estaciones que se


encuentran dentro de la cuenca o sea, las estaciones B y D. Por lo
tanto, la precipitación media para este caso será:

b) Método de los polígonos de Thiessen

Para aplicar este método , el primer paso consiste en unir todas


las estaciones con líneas rectas resultando un sistema de
triángulos. Después, se trazan bisectrices en los lados del
triángulo cuyas intersecciones definen los vértices de los
polígonos que se forman alrededor de cada estación.
El área de cada polígono dentro de los límites de la cuenca es
calculado con el planímetro u otro método y se multiplica por el
respectivo valor de precipitación y se procede al cálculo de la
precipitación media de la cuenca.

ESTACION Pi (mm) Ai (km2) Pi x Ai


(1) (2) (3) (4)

A 130 24.00 3,120.00


B 170 34.00 5,780.00
C 230 12.00 2,760.00
D 150 100.00 15,000.00
E 140 9.00 1,260.00
F 120 11.00 1,320.00
G 90 10.00 900.00

SUMATORIA 200.00 30,140.00


c) Método de las Isoyetas

Para aplicar este método, se ubica en el mapa las estaciones con


sus respectivos valores de precipitación, luego por interpolación
se obtienen puntos de igual precipitación y la unirlas se obtienen
las líneas isoyetas tal como se muestra en el gráfico. El
procedimiento se muestra detalladamente en la siguiente tabla.

Isoyeta Ai (km2) Pi x Ai
(1) (2) (3) = (1) x (2)

110.00 25.00 2,750.00


130.00 60.00 7,800.00
150.00 30.00 4,500.00
170.00 45.00 7,650.00
190.00 32.00 6,080.00
200.00 8.00 1,600.00

SUMATORIA 200.00 30,380.00


3.9 Análisis de Lluvias Intensas

3.9.1 Tormentas

Se define como tormenta al conjunto de lluvias que obedecen a una


misma perturbación meteorológica y de características bien
definidas. Una tormenta puede durar desde unos pocos minutos
hasta varias horas y aún días y puede abarcar desde una zona
pequeña hasta una extensa región.
Es conveniente, tener previamente los siguientes conceptos:

Intensidad. Se mide en mm/hr y su valor varía durante la tormenta.

Duración. Se mide en minutos o en horas. Es el tiempo transcurrido


entre el comienzo y el fin de la tormenta.

Frecuencia. La frecuencia, expresa la probabilidad de que un evento


se presente al menos una vez en un tiempo de retorno determinado.
Por ejemplo; una tormenta de frecuencia 1/15 significa que es
probable que se presente, como término medio, una vez cada 15
años. Los 15 años constituyen el tiempo de retorno de dicha
tormenta. Existen diferentes formulaciones para calcular la
frecuencia , siendo las más usadas las fórmulas de California y
Weibull.

Fórmula de California

Fórmula de Weibull

Periodo de retorno. Es el intervalo medio en años en que puede


ocurrir o ser superado un evento dado.

Período de Retorno
3.9.2 Análisis de Tormentas y/o Lluvias Intensas

El análisis de tormentas o de lluvias intensas, busca conocer las


relaciones entre cuatro características fundamentales de las lluvias
intensas: intensidad, duración, frecuencia y distribución.
El análisis de tormentas tiene por objeto obtener aseveraciones como
“En el lugar tal, es probable que se presente una tormenta de
intensidad máxima 48 mm/h, para un período de duración de 20
minutos, cada 15 años.” Entonces, el análisis de tormentas considera:

• Estudio de las tormentas


• Análisis de tormentas o lluvias intensas propiamente dicho.

3.9.2.1 Estudio de las tormentas

a) Se calcula la intensidad a partir de los datos de tiempo y lluvia del


pluviograma
b) Se grafica el histograma de intensidad vs tiempo.
c) Se calculan las intensidades para diferentes períodos de duración
tomando como base la intensidad máxima. (30, 60, etc…minutos)
Ejemplo
Para el pluviograma mostrado, dibujar el histograma correspondiente y
calcular la intensidad para las duraciones de 10, 20, 30, 40, 60, 90,
120,180,240 y 300 minutos)
Solución.

a) Cálculo de la intensidad

Tiempo Lluvia
Tiempo Tiempo Tiempo Lluvia Lluvia Intensidad
HORA acumulado acumulada
(min) (h) acumul. (mm) acumul. (mm/h)
(%) (%)
(1) (2) (3)=(2)/60 (4) (5) (6) (7)=(5)/(3) (8) (9)

0.00 0.00 0 0.00 0.00


11:00 a 11:40 40.00 0.67 0.67 0.00 0.00 0.00 0.07 0.00
11:40 a 12:10 30.00 0.50 1.17 1.40 1.40 2.80 0.12 0.03
12:10 a 13:40 90.00 1.50 2.67 6.60 8.00 4.40 0.27 0.19
13:40 a 14:10 30.00 0.50 3.17 4.00 12.00 8.00 0.32 0.29
14:10 a 14:50 40.00 0.67 3.83 7.60 19.60 11.40 0.38 0.47
14:50 a 16:10 80.00 1.33 5.17 5.80 25.40 4.35 0.52 0.60
16:10 a 16:40 30.00 0.50 5.67 0.00 25.40 0.00 0.57 0.60
16:40 a 17:00 20.00 0.33 6.00 0.40 25.80 1.20 0.60 0.61
17:00 a 18:30 90.00 1.50 7.50 15.00 40.80 10.00 0.75 0.97
18:30 a 19:20 50.00 0.83 8.33 1.20 42.00 1.44 0.83 1.00
19:20 a 21:00 100.00 1.67 10.00 0.00 42.00 0.00 1.00 1.00
b) Gráfico del Histograma

HISTOGRAMA DE PRECIPITACION

12.00 11.40
10.00
10.00
Intensidad (mm/h)

8.00
8.00

6.00
4.40 4.35
4.00
2.80

2.00 1.20 1.44


0.00 0.00 0.00
0.00
0.67 1.17 2.67 3.17 3.83 5.17 5.67 6.00 7.50 8.33 10.00
Tiempo (hr)
c) Intensidades para diferentes duraciones.

Tomamos la mayor intensidad y el tiempo que duró la misma. En


este caso es 11.40 mm/h en un tiempo de 40 minutos.
Esto quiere decir que la intensidad máxima para períodos de
duración de 10, 20, 30 y 40 minutos es 11.40 mm/h.

Para 60 minutos faltan 10 minutos. Hay que buscar antes o después


de los 40 minutos la intensidad máxima inmediatamente inferior. En
este caso es 10 mm/h durante 90 minutos. Luego se hace la
siguiente relación:

90 > 20 minutos

Para 90 minutos

90 > 50 minutos
Para 120 minutos

90 > 80 minutos

Para calcular la precipitación de 180 minutos, vemos que los 40


minutos iniciales más los 90 minutos correspondientes a la segunda
máxima intensidad, sólo suman 130 minutos, por lo que debemos
buscar la siguiente intensidad, en este caso 8 mm/h por 30
minutos. Si sumamos los 40 minutos más los 90 minutos más los 30
minutos, encontramos que suman 160 minutos lo cual es menor a
los 180 min, por lo que debemos tomar la siguiente intensidad 4.40
mm/h con sus 90 minutos de duración. Para que sumen 180
minutos, corresponde considerar sólo 20 minutos de la duración.
Finalmente, para 240 minutos tenemos 8.10 mm/h y para 300
minutos tenemos 7.40 mm/h.

A continuación se muestra la curva de intensidad – duración.

CURVA DE INTENSIDAD - DURACION

12

11
Intensidad (mm/h)

10

6
0 50 100 150 200 250 300
Duración (minutos)
3.9.2.2 Análisis de Tormentas

El análisis de tormentas, tiene por objetivo fundamental la


construcción de las curvas de intensidad - duración - frecuencia.

Entonces, para poder calcular la frecuencia de una determinada


tormenta y de una estación, se debe poseer registros de tormentas
máximas de varios años. Se entiende que debe ser una sola
tormenta por año (máxima). Así mismo, las tormentas deben estar
expresadas en duraciones de 10, 30, 60, 120 minutos o las que
estime adecuadas el hidrólogo. El procedimiento de construcción de
estas curvas consiste en lo siguiente:

Primero, ordenar las intensidades máximas de mayor a menor y por


duración seleccionada.
Segundo, asignar un número de orden y calcular la frecuencia
correspondiente (Weibull, California)
Tercero, graficar las curvas de intensidad duración y frecuencia para
la frecuencia seleccionada.
Ejemplo.
Calcular las curvas de Intensidad, duración y frecuencia para los
registros de la siguiente estación:

Registro de Intensidades Máximas - Estación "X"

Duración (minutos)
Año
10 30 60 120

1986 86 41 26 15
1987 104 56 32 21
1988 97 50 28 18
1989 53 24 16 9
1990 76 36 21 13
1991 90 42 26 16
1992 99 50 29 18
1993 65 31 18 10
1994 116 82 53 36
1995 112 63 36 22
Solución.

Primero, procedemos a ordenar las intensidades de mayor a menor,


tal y como se muestra en el siguiente cuadro.

Duración (minutos)

10 30 60 120

116 82 53 36
112 63 36 22
104 56 32 21
99 50 29 18
97 50 28 18
90 42 26 16
86 41 26 15
76 36 21 13
65 31 18 10
53 24 16 9

Segundo, asignamos un número de orden y calculamos la frecuencia


empleando la formula de California. (Pudo ser Weibull)
El número de orden m , variará desde 1 hasta 10 y el número N, será
igual a 10.

Para la fila de orden 8, tenemos:

P = 8 / 10
P = 0.800

Orden Frecuencia Período Duración (minutos)


m (P=m/N) Retorno
1/P 10 30 60 120

1 0.100 10.00 116 82 53 36


2 0.200 5.00 112 63 36 22
3 0.300 3.33 104 56 32 21
4 0.400 2.50 99 50 29 18
5 0.500 2.00 97 50 28 18
6 0.600 1.67 90 42 26 16
7 0.700 1.43 86 41 26 15
8 0.800 1.25 76 36 21 13
9 0.900 1.11 65 31 18 10
10 1.000 1.00 53 24 16 9
Ahora, graficamos las curvas para los períodos de retorno de interés,
en este caso pata T = 2, 5 y 10 años.
3.10 La Física de las Lluvias

3.10.1 Introducción

La precipitación puede, producirse por la caída directa de gotas de


agua o de cristales de hielo que se funden, las gotas son mayores
cuanto más alta está la nube que las forma y más elevada es la
humedad del aire, ya que se condensa sobre ellas el vapor de las
capas que van atravesando. Además, durante el largo recorrido,
muchas gotas llegan a juntarse, fenómeno que también se presenta
en los cristales de hielo.

Estas gotas caen en virtud de su peso, y lo hacen a una velocidad


que varía entre 4 y 8 m/s, según sea el tamaño de las mismas y la
influencia del viento. En cuanto a su tamaño, varía entre 0.7 y 5.0
milímetros de diámetro. No obstante, una típica gota de precipitación
denominada lluvia tiene un milímetro de diámetro, lo que representa
que su volumen, aproximadamente, es un millón de veces mayor que
el de una gotita primitiva de nube.
El agua de lluvia no es pura como la destilada. Contiene varias
sustancias en suspensión y disolución, y esto aunque se trate de lluvia
recogida en el mar o a gran distancia de las costas. Casi siempre es
portadora de sustancias nitrogenadas (nitratos y amoniaco), que son
beneficiosas para la agricultura.

3.10.2 La precipitación en la superficie terrestre

Existe dos factores físicos que juegan un papel predominante en la


tasa o velocidad de precipitación, la velocidad de caída de las gotas
de lluvia y el tamaño de la distribución de las gotas de lluvia.

a) La velocidad de caída de las gotas de lluvia

La velocidad terminal de una gota de lluvia rígida y esférica es


proporcional a la raíz cuadrada del diámetro de la gota de lluvia.
Como la gota de lluvia cae a través del viento, las fuerzas
aerodinámicas causan vibración en ellas y las deforman.
Las gotas de lluvia de menos de 0.35 mm son esencialmente
esféricas y las gotas mayores a 1.0 mm de diámetro tiene forma
esferoide.
Atlas y Ulbrich (1977), mostraron que la velocidad terminal v(D) en
m/s de una gota de lluvia de diámetro D en mm puede ser calculada
mediante la siguiente ecuación:

v(D) = 3.86D 0.67 ……………..(1)

Para gotas de lluvia de diámetros entre 0.8 mm a 4.0 mm.

b) Distribución del tamaño de las gotas de lluvia

La distribución del tamaño de las gotas de lluvia en un volumen de


atmósfera se caracteriza mediante una densidad relativa de gotas de
lluvia (gotas por metro cúbico) y la distribución de los tamaños de las
gotas en mm.
La distribución de los tamaños de lluvia frecuentemente se determina
mediante la función N(D) la cual representa la densidad de las gotas
como una función del diámetro de la gota.
Las gotas de lluvia de menos de 0.35 mm son esencialmente
esféricas y las gotas mayores a 1.0 mm de diámetro tiene forma
esferoide.

La distribución que más comúnmente se utiliza es la de Marshall-


Palmer:

N(D) = No exp(-AD) ................(2)

Donde N(D) y No tienen unidades de gotas de lluvia por metro cúbico


por mm de diámetro de lluvia y A tiene unidades de mm-1. Un típico
valor de No es 8000 m-3mm-1. Marshall y Palmer relacionaron el
parámetro A con la intensidad de la lluvia.

A=4.1R -0.21 (3)

Donde R es la intensidad de la lluvia en mm/h.


Muchos instrumentos automáticos han sido desarrollados para medir
la distribución del tamaño de las gotas de lluvia, como distrometros y
cámaras para gotas de lluvia. Dichos instrumentos permiten medir el
número de gotas M dentro de una muestra de volumen para los
diámetros D1, D2, ...,DM de gotas de lluvia. Un número importante de
variables relacionadas con la lluvia pueden ser calculadas desde
dichas observaciones.

La intensidad de lluvia R (mm/h) puede calcularse mediante:

………….(3)

Donde:

D es el diámetro de la gota de lluvia (mm), v(D) la velocidad terminal


(m/s) y V es el volumen de una muestra en metros cúbicos.
De manera similar, se puede calcular la el flujo de energía de la lluvia
en términos de energía cinética por unidad de tiempo (joules/s/m2)
mediante:

………..(4)

Donde ρw es la densidad del agua (1000 kg/m3 a 0°C).

Ejemplos:

a) Cálculo de la velocidad de caída de la gota de lluvia (Ecuación 1),


si D=1.0 mm entonces v(D)=3.86 m/s

b) Cálculo del N°de gotas de lluvia/m3 por mm de gota de lluvia


(Ecuación 2), Si D = 1.0 mm, Si No es 8000 m-3mm-1 y si R=10
mm/h, entonces A = 2.528 mm-1. (Ecuación 3), N(D)=638.5
gotas/m3 / mm de gota.
c) Cálculo de la intensidad de lluvia R (mm/h) (Ecuación 4), Si
D1=1.0 mm entonces v(D1)=3.86 m/s y si D2=2.0 mm entonces
v(D2)=6.14 m/s, reemplazando R=0.1 mm/h.

3.10.3 Energía Cinética de la lluvia

La energía cinética de la lluvia es la suma de las energías cinéticas de


cada una de las gotas que individualmente golpean el suelo. por
consiguiente, es necesario tener las medidas de los diámetros y las
velocidades terminales de todas las gotas que caen en un intervalo de
tiempo dado, (sobre una determinada superficie) se podría calcular la
energía cinética total de esa lluvia como la suma de las energías
cinéticas de todas las gotas. La Energía cinética de las gotas queda
definida con la siguiente ecuación:
EC, es la energía cinética en Julios de una gota de lluvia de diámetro
equivalente “D” en cm, “v” velocidad terminal en m/s y “ρ” densidad
en g/cm3.

EC, es la energía cinética de una lluvia en Julios, suma de las


energías cinéticas de todas las gotas de esa lluvia con diámetros
equivalentes Di y velocidades terminales vi .

Para evaluar la energía cinética de una lluvia, se emplea un aparato


llamado disdrómetro.

¿Por qué es importante el cálculo de la energía cinética de la lluvia?


Bibliografía

Hidrología Aplicada J. Abel Mejía M.

Hidrología Wendor Chereque Morán

Hidrología en la Ingeniería Germán Monsalve Sáenz

Hidrología Estadística Máximo Villón Bejar

Apuntes de Clase Eduardo Chavarri Velarde