Está en la página 1de 21

AMPLITUD DEL CAMPO

VICTIMOLOGICO
LAS VICTIMAS DEL SISTEMA PENAL
El individuo no Se cambian
interesa dones
humanos por
bienes
materiales

¿Un mundo mas cruel o violento que


en otras épocas?

A pesar de que ha
avanzado el
Religión inquisición conocimiento del
hombre y sus
Las armas derechos
Las ciencias
nucleares
Ideales
nacionales y nazismo
raciales
Poblada por
Delincuente Nunca atrapan al
simple gran capitalista
que paga al que
Que generalmente Cárcel levanta tal
son automóvil, o los
políticos
Gente
corruptos
marginada y Es decir
quedan impunes
de clase
social media,
o baja No están todos los que son… y
no son todos los que están…
Por ejemplo

Concepto Significa que un político,


El que roba, el
de persona militar ejecutivo de empresa
adicto, el mini
traficante de drogas abogado, policía etc., deban
sufrir igual tratamiento en
iguales recintos como
cualquier delincuente.
Gran cantidad de los delincuentes presos en las
cárceles y prisiones fueron previamente
victimas sociales que sufren una suerte de re
persecución de la propia sociedad , que no
parece conformarse con su pasado infeliz

ADEMAS DE QUE NO SOLO SUFREN CON EL HECHO DE PERDER SU


LIBERTAD SI NO TAMBIEN LA OPRESION TANTO DE LOS
CUSTODIOS COMO TAMBIEN DE LOS MISMO RECLUSOS, DONDE
REINA LA CORRUPCION QUE PARA TODO TIENES QUE SOLTAR
BILLETES.
LEY QUE ESTABLECE LAS NORMAS MINIMAS SOBRE
READAPTACION SOCIAL DESENTENCIADOS
Finalidades
ARTICULO 2o.- El sistema penal se organizará sobre la
base del trabajo, la capacitación para el
mismo y la educación como medios para la readaptación
social del delincuente.

Personal
ARTICULO 4o.- Para el adecuado funcionamiento del
sistema penitenciario, en la designación del
personal directivo, administrativo, técnico y de custodia
de las instituciones de internamiento se
considerará la vocación, aptitudes, preparación
académica y antecedentes personales de los candidatos.
Sistema
ARTICULO 6o.- El tratamiento será individualizado, con aportación de las
diversas ciencias y
disciplinas pertinentes para la reincorporación social del sujeto,
consideradas sus circunstancias
personales, sus usos y costumbres tratándose de internos indígenas, así
como la ubicación de su
domicilio, a fin de que puedan compurgar sus penas en los centros
penitenciarios más cercanos a aquél,
esto último, con excepción de los sujetos internos por delincuencia
organizada y de aquellos que
requieran medidas especiales de seguridad.
Párrafo reformado DOF 02-09-2004, 23-01-2009
Para la mejor individualización del tratamiento y tomando en cuenta las
condiciones de cada medio y
las posibilidades presupuestales, se clasificará a los reos en instituciones
especializadas, entre las que
podrán figurar establecimientos de seguridad máxima, media y mínima,
colonias y campamentos
penales, hospitales psiquiátricos y para infecciosos e instituciones
abiertas.
ARTICULO 7o.- El régimen penitenciario tendrá
carácter progresivo y técnico y constará, por lo
menos, de períodos de estudio y diagnóstico y de
tratamiento, dividido este último en fases de
tratamiento en clasificación y de tratamiento
preliberacional. El tratamiento se fundará en los
resultados
de los estudios de personalidad que se practiquen al
reo, los que deberán ser actualizados
periódicamente.
Se procurará iniciar el estudio de personalidad del
interno desde que éste quede sujeto a proceso, en
cuyo caso se turnará copia de dicho estudio a la
autoridad jurisdiccional de la que aquél dependa.
ARTICULO 10.- La asignación de los internos al
trabajo se hará tomando en cuenta los deseos, la
vocación, las aptitudes, la capacitación laboral para
el trabajo en libertad y el tratamiento de aquéllos,
así como las posibilidades del reclusorio. El trabajo
en los reclusorios se organizará previo estudio de las
características de la economía local, especialmente
del mercado oficial, a fin de favorecer la
correspondencia entre las demandas de éste y la
producción penitenciaria, con vistas a la
autosuficiencia económica del establecimiento.
Párrafo reformado DOF 23-01-2009
Los reos pagarán su sostenimiento en el reclusorio con
cargo a la percepción que en éste tengan
como resultado del trabajo que desempeñen. Dicho
pago se establecerá a base de descuentos
correspondientes a una proporción adecuada de la
remuneración, proporción que deberá ser uniforme

• 30% para el pago de la reparación del


daño.
• 30% para el sostenimiento de los
El resto del producto del dependientes económicos del reo.
trabajo se distribuirá del
modo siguiente: • 30% para la constitución del fondo
de ahorros .

• 10% para los gastos menores del reo.


Si no hubiese condena a reparación del daño o éste ya
hubiera sido cubierto, o si los dependientes del reo no
están necesitados , las cuotas respectivas se aplicarán
por partes iguales a los fines señalados, con excepción
del indicado en último término.

ARTICULO 11.-
La educación que se imparta a los internos no tendrá
sólo carácter académico, sino
también cívico, social, higiénico, artístico, físico y ético.
Será, en todo caso, orientada por las técnicas de
la pedagogía correctiva y quedará a cargo,
preferentemente, de maestros especializados.
Tratándose de internos indígenas, la educación que se
les imparta será bilingüe, para conservar y
enriquecer sus lenguas, y la instrucción deberá ser
proporcionada por maestros bilingües.
ARTICULO 12.-
En el curso del tratamiento se fomentará el establecimiento,
la conservación y el fortalecimiento, en su caso, de las
relaciones del interno con personas convenientes del
exterior. Para este efecto, se procurará el desarrollo del
Servicio Social Penitenciario en cada centro de reclusión, con
el objeto de auxiliar a los internos en sus contactos
autorizados con el exterior.

La visita íntima, que tiene por finalidad principal el


mantenimiento de las relaciones maritales del interno en
forma sana y moral, no se concederá discrecionalmente,
sino previos estudios social y médico, a través de los cuales
se descarte la existencia de situaciones que hagan
desaconsejable el contacto íntimo.
CAPITULO IV ASISTENCIA A LIBERADOS ARTICULO 15
Se promoverá en cada entidad federativa la creación de
un Patronato para Liberados, que tendrá a su cargo
prestar asistencia moral y material a los excarcelados,
tanto por cumplimiento de condena como por libertad
procesal, absolución, condena condicional o libertad
preparatoria.

Será obligatoria la asistencia del Patronato en favor


de liberados preparatoriamente y personas
sujetas a condena condicional.
El Consejo de Patronos del organismo de asistencia a liberados
se compondrá con representantes gubernamentales y de los
sectores de empleadores y de trabajadores de la localidad,
tanto industriales y comerciantes como campesinos, según el
caso. Además, se contará con representación del Colegio de
Abogados y de la prensa local.
Para el cumplimiento de sus fines, el Patronato tendrá
agencias en los Distritos Judiciales y en los Municipios de la
entidad.

Los Patronatos brindarán asistencia a los liberados de otras


entidades federativas que se establezcan en aquélla donde tiene
su sede el Patronato. Se establecerán vínculos de coordinación
entre los Patronatos, que para el mejor cumplimiento de sus
objetivos se agruparán en la Sociedad de Patronatos para
Liberados, creada por la Secretaría de Seguridad Pública y sujeta
al control administrativo y técnico de ésta.
Los centros de reclusión en el país
son espacios propicios para que se
cometan atentados contra la
dignidad humana: torturas, tratos
crueles, inhumanos o degradantes y
hasta homicidios.

Son innumerables y sistemáticas las


violaciones a las garantías
fundamentales y negación de los
derechos humanos, por lo que es
amplia la preocupación por las
condiciones “indignas y
denigrantes” en que vive la mayoría
de las personas en situación de
detención en México, señaló José
Rosario Marroquín, director del
Centro de Derechos Humanos
de 1990 a 2010, la cifra de personas
privadas de su libertad pasó de 90
mil a 220 mil.

Además del exceso de


población en las
cárceles, la mitad de los
JOSÉ ROSARIO MARROQUÍN SEÑALA QUE reclusos se concentra
en sólo 28 centros de
detención, ubicados en
El sistema penitenciario del país se los estados de Baja
compone de 429 penales, de los cuales California, Jalisco,
existe sobrepoblación en 212 y en algunos Estado de México,
casos ésta es superior a 200%. En tanto la Puebla, Sonora y Distrito
Federal.
Comisión Nacional de los Derechos
Humanos acreditó 10 años atrás a la
sobrepoblación en los penales del país no
menor a 23%.
La mayoría de los penales del país, incluidos
los Centros de Readaptación Social
(Ceresos), están saturados de reos no
sentenciados muchos de ellos por delitos
federales a un costo promedio de 100 pesos
diarios cada uno y un estrecho presupuesto
que impide establecer medidas de vigilancia
y seguridad más eficientes.

Para los directivos carcelarios, entre los


principales problemas que enfrentan los penales
mexicanos está el creciente ingreso de personas
acusadas por delitos federales, muchas de las
cuales esperan meses para ser procesados en
cárceles municipales y estatales. Además, debido
a que manejan más dinero que los presos por
delitos comunes, son difíciles de controlar y
propician el tráfico de drogas.
A ello se agrega la falta de presupuesto la mayoría de los custodios del
y de apoyo económico de la Cereso de Cuauhtémoc,
Federación, que para cada interno por Chihuahua, que ganan al mes 2
delitos federales aporta sólo 18 pesos mil 936 pesos con 80 centavos, no
diarios y en promedio, a nivel nacional, han recibido una capacitación
se gastan poco más de 100 pesos cada especial para desempeñar
día en la manutención de los reos, adecuadamente su labor, lo que
aunque hay situaciones extremas, ya los lleva a realizar sus obligaciones
que mientras en Guerrero el costo por como mejor les parece, y sus
cada preso es de 10 pesos, en San Luis carencias son tantas que
Potosí llega a 175 pesos "cualquier intento de corrupción
por parte de los internos para
tener algún tipo de privilegio
El Subcomité para la Prevención de la puede tener fácilmente
Tortura de las Naciones Unidas, tras una resultados".
visita al país a 24 centros de detención
en el Distrito Federal y los estados de
México, emitió en un informe en el
2009, en el cual identifica numerosas
fallas estructurales en el sistema penal
mexicano que alientan la tortura
pero el gobierno mexicano mantuvo dicha
información bajo reserva y fue hasta el
2010 que la Red Nacional de Organismos
Civiles de Derechos Humanos “Todos los
Derechos para Todas y Todos” promovió un
recurso al respecto ante el Instituto
Federal de Acceso a la Información (IFAI).

En el informe, el Subcomité de la ONU


“deplora las irracionalmente amplias
facultades del ministerio público”, declarando
que el que los detenidos se queden bajo
custodia del Ministerio Público, a pesar de
ser éste una parte acusadora en el proceso,
provoca que los agentes ministeriales
cometan tortura para arrancar confesiones
que luego pasan a ser pruebas.
Informan que, según ellos, constataron la falsificación
de certificados médicos por peritos ministeriales con
el fin de encubrir lesiones presentes a la llegada de los
detenidos; incluso algunos médicos le confirmaron al
organismo que ha habido órdenes para que falsifiquen
los datos. Es común que los abusos ocurran en el
momento de la detención al traslado, precisó la Red
Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos.

Así mismo documentan graves abusos a las


personas arraigadas y que éstas han sido
amenazadas para que no hablen.

En el Centro Nacional de Arraigo, de acuerdo con


registros oficiales, la mitad de los arraigados llegan
con lesiones de origen reciente, con un promedio de
17 lesiones; en algunos casos las mujeres son
violadas varias veces.
Algunos grupos vulnerables como las personas
indígenas, son quienes de maneras rutinarias son
obligadas a firmar confesiones sin entender los
delitos que se les imputan y sin contar con
intérprete.

Finalmente, el informe hace un


recuento de las condiciones en
varios centros de detención,
registrando en su mayoría
actos de tortura brutal, el
hacinamiento y condiciones
carcelarias infrahumanas,
factores que califican como
desencadenantes de violencia.
Las celdas de mayor lujo las ocupan
internos con alto poder adquisitivo
y otras son alquiladas por
autoridades para reuniones
privadas,

En su momento el Reclusorio
Preventivo Sur fue conocido por el
hampa como una prisión de lujo. Sus
puertas las cruzaron banqueros, ex
funcionarios federales,
narcotraficante, homicidas y ex
legisladores

En este centro penitenciario que ha albergado a sendas personalidades, muchos de


sus huéspedes dejaron su propio legado. El ejemplo más claro es el del fallecido ex
director de Pemex, Jorge Díaz Serrano, quien construyó una cancha de tenis al
interior de la cárcel, donde practicaba el deporte de vez en cuando con las personas
que lo visitaban.