Está en la página 1de 35

INTRODUCCIÓN

A LAS LECTURAS DE
FREUD

Mgs. Rosa Irene Gómez, Psicóloga Clínica


Semestre A - 2016
APUNTES FREUDIANOS
SOBRE EL APARATO
PSÍQUICO
Freud, Sigmund:
• Proyecto de una psicología para neurólogos (Tomo I).
• Los orígenes del psicoanálisis. Cartas a Wilhelm
Fliess. Manuscritos y notas de los años 1887 a 1902
(Tomo III).
En «Proyecto de una psicología
para neurólogos» (1895)…

 Existen dos tipos de sistemas de neuronas:


1. Permeables: nada retienen  percepción
2. Impermeables: dotadas de resistencia 
portadoras de la memoria
 Grado de facilitación: barreras de contacto
aptas para la conducción (sobreaprendizaje)
 La memoria depende de la magnitud de la
impresión, así como la frecuencia con que
una misma impresión se repite.
 La facilitación depende de la cantidad que
pasa a través de una neurona en el
proceso excitativo y del número de veces
que este proceso se repite.
Freud y Fliess…

 Durante quince años (1887 a 1902), Freud


intercambió correspondencia con Fliess,
médico y biólogo de Berlín.
• La misma, reanima ante nosotros
una imagen del autor durante esos
años azarosos, en los cuales su
interés se desplazó de la fisiología y
la neurología, hacia la psicología y
la psicopatología.
 Como nuevo campo de estudio, la
psicopatología dio lugar a aquellas nociones
en las cuales reposa el psicoanálisis, como
teoría y como terapéutica.
 Vemos a Freud esforzándose por aprehender
“un problema intelectual que nunca había sido
planteado antes”, lidiando con un ambiente
cuya hostilidad hacia su obra incluso
amenazaba la existencia de su familia.
 La amistad con Wilhelm Fliess (1858-1928),
la más íntima que se conoce en la vida de
Freud, se encuentra estrechamente
vinculada con el desarrollo de sus teorías.
 La función del intercambio epistolar estaba
determinada por la comunidad de las
inquietudes científicas que animaba a ambos
corresponsales.
 Fliess apoyó a Freud en sus esfuerzos por
mantener el contacto entre las concepciones
psicológicas y físico-fisiológicas, y concluyó
por ofrecerle sus propias hipótesis, como
fundamento para las comprobaciones de
aquel.
 Esto, exacerbó su rivalidad, que finalmente
condujo a la inevitable ruptura de las
relaciones.
 El concepto de Fliess, acerca de la
“neurosis nasal refleja”, venía a tocar
una de las cuestiones que más
vivamente interesaban a Freud:
 El problema del diagnóstico diferencial de
los trastornos histéricos y orgánicos, que
ya lo había ocupado en París.
 Al respecto, Freud dirá que la
parálisis histérica se conduce
“como si no existiese una
anatomía del cerebro” y
depende, únicamente, de “la
reactividad de un grupo
determinado de
representaciones”.
 En el manuscrito de su libro (1896) “Las
relaciones entre la nariz y los órganos
genitales femeninos, consideradas en su
aspecto biológico”:
 Fliess señala una conexión entre la nariz y los
genitales femeninos:
 Durante la menstruación se observarían
regularmente, alteraciones nasales.
 Un año más tarde, dirá:
 «La hemorragia catamenial sería la expresión
de un proceso… propio de ambos sexos y
cuyo comienzo antecede a la pubertad…»
 «Además del proceso menstrual, con su tipo
de veintiocho días, existe otro grupo de
procesos periódicos, con un ciclo de veintitrés
días, a los cuales se hallan sujetos, asimismo,
los individuos de todas las edades y de ambos
sexos».
 «La consideración de estos dos grupos de procesos
periódicos ha prestado asidero a la conclusión de
que guardan una sólida e íntima relación con las
características sexuales femeninas y masculinas,
respectivamente.
 Las circunstancias de que ambos aparezcan, aunque
distintamente acentuados, tanto en el hombre como
en la mujer, no hace sino confirmar la bisexualidad
de nuestra disposición».
 Su teoría de los períodos fue rechazada, casi
unánimemente, por los biólogos
contemporáneos.
 Sin embargo, algunas de las comprobaciones
clínicas de Fliess han sido adoptadas por la
ginecología y la otolaringología modernas.
Freud rechaza la pretensión (de
Fliess) de que las condiciones
biológicas excluirían toda
explicación psicológica.
En la carta Nº 52 (6/12/1896)…

 El aparato psíquico se ha originado


por un proceso de estratificación:
 El material existente, en la forma de
rastros mnemónicos, experimentaría, de
tanto en tanto, un reordenamiento, a
manera de transcripción, de acuerdo con
nuevas relaciones.
 La memoria incluye varias versiones: se
encuentra transcrita en distintas clases
de “signos” (al menos tres).
 Las neuronas receptan las percepciones, a
nivel de la conciencia; pero, ambas se
excluyen mutuamente.
 La conciencia recibe las percepciones; pero,
no conserva de ellas ninguna huella
duradera.
 El signo perceptivo es el primer registro o
transcripción de las percepciones.
 Es incapaz de llegar a ser consciente y
estructurado de acuerdo con las asociaciones
por simultaneidad.
 El inconsciente es el segundo registro o
transcripción, ordenado de acuerdo con otras
asociaciones por relaciones causales.
 También es inaccesible a la conciencia.
 Por último, el preconsciente es la
tercera transcripción, ligada a imágenes
verbales y corresponde al yo.
 Probablemente, dependa de la activación
alucinatoria de las imágenes verbales y no
de huellas mnémicas.
 Las sucesivas transcripciones (registros)
representan la obra psíquica de sucesivas
épocas de la vida.
 Atribuyo las particularidades de las
psiconeurosis a la falta de “traducción” de
ciertos materiales psíquicos.
 Por la “traducción”, cada nueva transcripción
inhibe la anterior y aparta de ella el proceso
excitativo, incorporándoselo.
 La falta de traducción es lo que
clínicamente se conoce como
“represión”.
 Su motivo es siempre la provocación del
displacer que resultaría de la traducción
efectuada.
El fracaso o el éxito de la defensa,
en provocar la represión, no
dependería de la magnitud del
displacer provocado; pues esto no
asegura que se dé.
En «Proyecto de una psicología
para neurólogos»…

 En la histeria y en la neurosis obsesiva el


carácter cuantitativo se destaca con mayor
claridad que en condiciones normales.
 Principio de la inercia neuronal: las
neuronas tienden a descargarse de cantidad
(movimiento reflejo).
1. «N. motrices»
2. «N. sensitivas»
 Este proceso de descarga constituye la
función primaria de los sistemas
neuronales.
 Función secundaria: entre los diversos
métodos de descarga son preferidos y
conservados aquellos que entrañan un cese
de la estimulación (fuga del estímulo).
 Proporción entre la cantidad de excitación y el
esfuerzo requerido para la fuga del estímulo.
 El contenido de la consciencia habrá de ser
situado en la serie de nuestros procesos
impermeables cuantitativos.
 La consciencia nos suministra cualidades, o
sea sensaciones que en una amplia gama
de variedades son distintas y cuya alteridad
es discernida en función de las relaciones
con el mundo exterior.
 Existe un tercer sistema de neuronas
«perceptivas» que serían excitadas
juntamente con las otras (desprovistas de
cualidad) en el curso de la percepción, y
cuyos estados de excitación darían lugar a
las distintas cualidades (sensaciones
conscientes).
 Puede ocurrir que el yo, encontrándose en
estado de deseo, recatectiza de nuevo el
recuerdo del objeto y pone en función el
proceso de descarga, no pudiéndose
alcanzar la satisfacción porque el objeto no
existe en la realidad.
Procesos psíquicos primarios.-
 La catexia desiderativa, llevada hasta el
punto de la alucinación (objeto catectizado
copiosamente), y el desencadenamiento total
de displacer, que implica un despliegue
completo de la defensa.
Procesos psíquicos secundarios.-
 Aquellos procesos que sólo son posibilitados
por una buena catexia del yo y que
representan versiones atenuadas de dichos
procesos primarios.
En la carta Nº 52 (6/12/1896)…
 Cuando actúa un tipo normal de defensa
(inhibición) contra la generación del
displacer:
 Al ocurrir un suceso que provoca determinado
displacer, su transcripción mnemónica (Cc. o
Icc.) buscará impedir el desprendimiento de
displacer cuando dicha transcripción vuelva a
ser evocada.
 Cuanto más se repita la evocación
mnemónica, tanto más se inhibirá finalmente
el displacer.
 Cuando la inhibición no es suficiente, actúa la
represión:
 Cuando ocurre un suceso que suscitó cierta
cantidad de displacer y, al ser evocado,
vuelve a provocarlo, éste no podrá ser
inhibido.
 El recuerdo se comporta como si fuera algo
actual (sucesos sexuales), y no es susceptible
de ser traducido.
 La condición determinante de la
represión (defensa patológica) es la
índole sexual del suceso y su
ocurrencia en una fase anterior.
 La reproducción de la mayoría de las
experiencias sexuales está
acompañada por un placer que no
puede ser inhibido, el cual constituye
una compulsión.
 Entonces, concluyendo, cuando una vivencia
sexual es recordada en una fase distinta, y si
al mismo tiempo hay un desprendimiento de
placer, el resultado es la compulsión.
 Pero, si el recuerdo es acompañado de
displacer, el resultado es la represión.
 En ambos casos, parece estar impedida la
traducción.
 La experiencia clínica nos demuestra tres
grupos de psiconeurosis sexuales, en donde
los recuerdos reprimidos están relacionados
con hechos que se dieron en diferentes
edades, específicamente:
 En la histeria (1 y medio - 4 años).
 En la neurosis obsesiva (4 - 8 años).
 En la paranoia (8 -14 años).