Está en la página 1de 12

Clasificación de bienes en el

Derecho Civil
El derecho de los bienes constituye el
soporte jurídico de una serie de
problemas político – económico que
concierne de una manera directa de
la sociedad.

El código civil distingue entre bienes


muebles e inmuebles.
Clasificación de bienes

El Derecho Civil, es aquel máximo Derecho llamado a la regulación de


las personas con arreglo a:

Uno de los aspectos de la realidad, que mayor regulación suele


brindar el Derecho Civil, son los bienes.

Estos se corresponden a objetos bien sean abstractos o materiales


sobre los cuales recae el derecho de la propiedad, y sus demás
derechos accesorios.

La clasificación de los bienes de esta rama jurídica, es generalizada


en todas las legislaciones.
Clasificación general de los bienes civiles
Bienes inmuebles
Los inmuebles
En el articulo 526 del código civil se
considera bien inmueble a aquellos que
les resulta imposible la movilización de
su lugar de encuentro, es decir, estos se
encuentran adheridos a la superficie.

Son bienes inmuebles por su imposibilidad de ser


trasladados, las casas, apartamentos y todas
aquellas edificaciones que producto de la
construcción estén adheridos al suelo.
También son considerados inmuebles, los derechos que
recaen sobre ellos, tal es el caso del usufructo, derecho
conferido a una persona de disfrutar un inmueble hasta el
momento de su muerte, faculta esta que no puede ser
transferida.

Conforme a las legislaciones en el caso de la materia agraria


que también se deduce del Derecho Civil, las plantaciones y
demás frutos de la naturaleza, son de naturaleza inmuebles,
debiendo someterse a las respectivas regulaciones.
Bienes muebles
Para la doctrina civilistas, son bienes muebles todos aquellos que su propia
condición permite la traslación de los mismos, es decir, toda cosa o derecho
que pueda ser movilizado por el territorio de la respectiva Nación y todo
derecho que pueda ser transferido.

Un ejemplo de bienes muebles lo representan los vehículos por excelencia,


pudiendo estos ser removidos de cualquier lugar en el que se encuentren,
como también los derechos que sobre los mismos versan.
Existen algunas clasificaciones secundarias
de bienes:

Bienes consumibles y no
consumibles

Esta clasificación tiene importancia en el


contrato de comodato (art. 2498 del C.C.)
y en el cuasiusufructo (art. 994 del C.C.)
También se distinguen
en bienes fungible y no
fungibles
Los fungibles son los que pueden ser
reemplazados por otro de la misma
especie, cantidad y calidad.

Los no fungibles son los que no se


pueden reemplazar (art. 763 del C.C.)