Está en la página 1de 10

MOMENTOS DEL PROCESO

EDUCATIVO GENERAL.
.

Roxana Irene Varela de Rivas (MED) .


MOMENTOS DEL PROCESO
EDUCATIVO

La educación es la formación del hombre


por medio de una influencia exterior
consciente o inconsciente
(heteroeducación), o por un estímulo,
que si bien proviene de algo que no es el
individuo mismo, suscita en él una
voluntad de desarrollo autónomo
conforme a su propia ley (autoeducación)
En el fenómeno heteroeducación, se está claro que
es un proceso intencionado, planeado, dirigido por
el docente, en donde aparecen objetivos claros,
estrategias de aprendizaje, etc.
En la autoeducación, el proceso es auto dirigido y
también están los elementos antes citados, ya que
también es proceso intencionado.
Llamamos proceso educativo general al conjunto de
influencias que se ejercen sobre el ser para
configurarlo, no sólo desde el punto de vista
espiritual y social, sino también biológico. Así
entendido, este proceso alcanza no únicamente al
hombre, sino también al animal que es posible de
adaptarse a ciertas influencias que lo conduzcan a
la domesticación y al adiestramiento.
El proceso educativo se cumple en etapas que
pueden delimitarse perfectamente a pesar de sus
relaciones mutuas. Se inicia con la crianza, sigue con
el adiestramiento, continúa con la instrucción y la
educación, para culminar con la autoeducación. Se
aclara que aquí los términos deben ser tomados en
su valor más limitado, olvidando todas las sinonimias
que surgen de su uso vulgar.
 LA CRIANZA es una conducción que se mantiene en
el plano biológico y cuyo fin primordial es asegurar
la subsistencia orgánica del ser. Puede adoptar la
forma de “alimentación”, de “cuidado”, de
“protección” o de “abrigo”. Es, en otro terreno, la
misma función que el agricultor cumple con la
tierra: un cultivo.
 EL ADIESTRAMIENTO es un paso más adelante.
Busca la constitución de hábitos, de mecanismos
que permitan al individuo adaptarse y reaccionar
adecuadamente frente a situaciones exteriores y
que le son imprescindibles para la feliz realización
de su vida natural y social.
Tanto el adiestramiento como la crianza, si bien le
son aplicables al hombre, no trascienden el plano
de lo meramente animal.
Recién con la instrucción entramos en la esfera
propiamente humana, para hacer posible la
educación y la autoeducación. Porque el hecho de
que todos los señalados sean momentos distintos,
no debe hacerse olvidar que pertenecen a un
mismo proceso en el que cada etapa depende de la
que le antecede y prepara a la que le sigue.
Aún más, en el acto educativo concreto
pueden darse simultáneamente, sobre
todo la instrucción y la educación.
GRACIAS POR SU ATENCION