Está en la página 1de 7

Profesores contra la

pedagogía tóxica.
María Acaso, Universidad Complutense y Clara Megìas,
Universidad de Alcalá Madrid, Febrero 2017

En 2006, el pedagogo británico Ken Robinson hizo temblar las bases
del sistema educativo con su charla TED “ Las escuelas matan la
creatividad”, el criticaba que los colegios son el primer freno con que
se encuentran los niños, y alertaba sobre el desacierto de los
programas educativos al primar materias como las matemáticas y
arrinconar las mas artísticas, como la música o el dibujo, bajo el
pretexto de que no son útiles a la hora de encontrar un empleo.

.Las profesoras María Acaso y Clara Megìas han desarrollado una nueva metodología para darle la vuelta a la forma de dar clases. explica María Acaso. “Hay que acabar con la pedagogía tóxica y aplicar nuevas fórmulas para despertar el deseo de los estudiantes por aprender”.

.

 Su propuesta es incorporar el arte en la educación para generar placer y de esa forma conseguir que el esfuerzo y la constancia aparezcan de forma automática. Los profesores pueden emplear esta metodología para impartir cualquier asignatura. .

indica Francisco Mora. un dibujo o un pensamiento. “Hay que comenzar la clase con un elemento provocador. y para ello es fundamental despertar la curiosidad. . algo que resulte chocante”. profesor de la Facultad de Medicina de la Complutense y autor del libro Neuroeducación. puede ser una frase. Las investigaciones sobre neuroeducación demuestran que para activar el deseo de pensar es necesario encender previamente una emoción. Solo se puede aprender aquello que se ama.

.  Acaso les explicó que esa sandía con forma cuadrada era una pieza del artista cubano Wilfredo Prieto llamada Políticamente correcto. En el aula se creó un clima muy diferente al habitual. Una situación nueva que no sabes cómo resolver te atrae. Su intención era generar extrañamiento entre los estudiantes. las dinámicas de aprendizaje cambian. “Llevar una sandía a clase es un acto de subversión. los programas académicos y la forma de enseñar no han evolucionado. y su intención era precisamente cuestionar los estándares de la educación. en la que el profesor habla y el estudiante escucha. hace que el aula explote”. en el que el silencio propio de la clase magistral. María Acaso: un día apareció en clase con una sandía y frente al asombro de los estudiantes. Atención. emoción y aprendizaje. Una vez captada la atención de los alumnos. dio paso a un debate sobre el significado de esa sandía. “El ser humano está diseñado para prestar atención a lo que no es habitual. Ese es el orden según la neuroeducación”. remarca Acaso. la cortó y creó un cuadrado. plantear por qué el mobiliario. explica.

en el que criticaba que las disciplinas relacionadas con las artes han sido consideradas como un conocimiento de segunda categoría. frente a los “conocimientos altos” como las matemáticas o las ciencias. . prescindible. Acaso publicó el libro La educación artística no son manualidades.  En su libro. incorporación del placer. alumnos y profesores como productores de contenidos y trabajo colaborativo y por proyectos. En 2009. El próximo mes de julio organizan en Madrid un curso junto al colectivo Pedagogías Invisibles para 100 profesores de todos los niveles educativos en el que enseñarán cómo poner en práctica el Art Thinking. las dos profesoras desarrollan los cuatro puntos clave de esa nueva metodología: pensamiento divergente.