Está en la página 1de 20

Integrantes del Grupo 4

Griselda Acosta Santos


Ramsés Ramos
José Alfredo De la Cruz Asencio
La lectura
“Recursos para su compresión”
3.1- Lectura y Cultura
Nuestra lengua materna es un instrumento que nos ha permitido
relacionarnos profundamente con los demás seres vivos desde
nuestro nacimiento. En principio, a través del leguaje oral, luego a
través de la lectura.
Aprender a hablar con elegancia y a escribir con precisión, es un
trabajo personal que asumimos con gusto cuando nos damos
cuenta de que su consecución será de provecho para nuestra vida
personal y profesional.
La lectura profunda es uno de los recursos indispensables a la hora
de decidir si nos interesa asegurar un lugar en la vida, y, en
consecuencia, optamos por ocuparnos de cultivar el intelecto y el
carácter.
3.2-Lectura como medio de formación
y profesionalización
Nadie tiene dudas de que la lectura es un medio privilegiado entre
todos los medios a nuestra disposición para formarnos
profesionalmente. La lectura es la forma más fácil de aprovechar el
aprendizaje y las experiencias de antecesores y contemporáneos
para, eventualmente, pulirlas y enriquecerlas.
Las competencias necesarias para desarrollarnos en la profesión
elegida, requiere del dominio de una serie de conocimientos y
habilidades imposibles de obtener sin el auxilio de múltiples y
profundas lecturas. De no ser por los beneficios que proporciona la
lectura cada aprendiz tendría que comenzar poco menos que de
cero a extraer conocimientos de las propias experiencias, y
ciertamente, no llegaría muy lejos aún viviendo doscientos años.
3.3- Lectura analítica

La lectura es uno de los aspectos de la enseñanza de la


lengua. Más allá de serlo, leer no es simplemente una
destreza mecánica para reconocer unos signos, sino que
implica habilidades y actitudes sociales que contribuyan a
que el individuo pueda atribuirle sentido al objeto de la
lectura.
La lectura surge como actividad correlativa a la escritura,
cuyo origen tuvo que ver con la necesidad de conferirle
permanencia temporo-espacial al lenguaje oral.
Mediante la lectura se pretende captar el significado y
valor de los signos escritos en un documento.
3.4-El buen lector se hace

Las pautas siguientes pueden ser de utilidad para crear buenos hábitos:
a) Se recomienda al principio que la lectura sea sosegada. Leer
despacio proporciona tiempo para entender una idea antes de pasar
a la siguiente.
b) Hacer esquemas, elaborar mapas mentales, son formas visuales de
disponer la información para tener un estímulo más concreto a la hora
de interiorizar el contenido de la lectura.
c) El valor del uso del diccionario no puede ser minimizado en ninguna
circunstancia, incluso cuando se cree que no se dispone de tiempo.
3.5-La paráfrasis y el resumen como
instrumentos de comprensión
Tanto la paráfrasis como el resumen se consideran
mecanismos idóneos para evaluar el grado de
comprensión de una lectura analítica. El que puede
expresar el contenido de un texto de una manera
diferente, ya agregándole matices, ya reduciendo su
extensión, muestra de la manera más fehaciente que
comprendió el objeto de sus lecturas.
3.6-La paráfrasis

La paráfrasis puede satisfacer en la práctica propósitos


muy variados: la aclaración de un vocabulario muy
especializado o inusual, expresiones con sentido figurado,
la reducción a prosa de un texto versificado, traducciones
de textos extranjeros, declaración de sentido de un refrán
o los cotidianos reportes de lectura. Todos, o casi todos,
los reportes de lectura característicos del ámbito
universitario son paráfrasis de un texto escogido. Modificar
el estilo sin afectar el contenido, es el objetivo de este
recurso didáctico.
3.7-Pautas para redactar una
paráfrasis
La comprensión del texto es la base para redactar la paráfrasis. Para que podamos decir
con justicia que se ha dado un grado óptimo de comprensión, la mayoría de nosotros
tenemos la necesidad de realizar varias lecturas sucesivas, lo que genera una serie de
etapas:
1º Hacer una lectura panorámica que nos pondrá en contacto con el contenido del texto.
2º Realizar otra lectura para identificar las palabras desconocidas y buscarlas en el
diccionario.
3º una tercera lectura nos dará la oportunidad de desentrañar el verdadero significado del
texto y los propósitos del autor, así como de fijarnos en la organización sintáctica para luego
introducir las modificaciones que harán el material más amigable.
4º Redactar el primer borrador. Exponer las ideas con nuestras propias palabras.
5º Revisar el borrador para garantizar que las ideas importantes aparecen debidamente
sostenidas por las complementarias.
3.8 El resumen como estrategia

El resumen es una estrategia de enseñanza y también de aprendizaje que consiste en


identificar las ideas más importantes de un texto, y reducirlas a la mínima expresión, siempre
atendiendo a conservar la integridad del tema planteado por el autor. El resumen permite
que el profesor muestre a sus alumnos la forma de discriminar lo relevante de lo irrelevante, y
al estudiante le facilita la retención del material estudiado, en tanto que es fruto de
numerosas lecturas.
3.9 Pautas para redactar un resumen
Para estar en capacidad de hacer un buen resumen, es necesario comprender el
tema a cabalidad. Pero la comprensión no es por lo general el resultado de un
acto único; la comprensión suele darse como fruto de un proceso que implica una
serie de pasos:
1º Hacer una lectura panorámica para establecer el contacto con el contenido.
2º Realizar otra lectura para identificar las palabras desconocidas y buscarlas en el
diccionario.
3º Realizar una tercera lectura para identificar las ideas fundamentales y las
secundarias que las sustentan, a diferencia de aquellas que sólo tienen el fin de
ilustrar o recalcar la información.
4º Elaborar el borrador. Exponer las ideas básicas, bien con tu estilo, bien
conservando el estilo del autor.
5º. Revisar el borrador para que no falten aspectos importantes del texto trabajado.
Corregirlo.
3.10 Ventajas del resumen

La ejercitación constante en elaborar resúmenes, ayuda al


participante a mejorar su forma de expresarse, no sólo porque las
lecturas sucesivas contribuyen a aumentar su repertorio lexical, sino
porque con la práctica adquirida en esta tarea, el pensamiento se
hace cada vez más ágil. Asimismo, incrementa la capacidad de la
organizar materiales diversos, y desarrolla pericia tanto para
expresarse con precisión como para manifestar coherencia y
cohesión en sus pensamientos.
3.11-Mapa conceptual

Los mapas conceptuales son estructuras gráficas que representan


ideas o conceptos relacionados. Son recursos que facilitan tanto el
aprendizaje como la enseñanza. Resultan útiles para que el
estudiante pueda visualizar contenidos más o menos abstractos, y
asimismo para que el profesor imprima concreción a sus
presentaciones de materiales teóricos.
3.12 Cómo elaborar un mapa
conceptual
3.13- Mapa semántico

Como su nombre lo indica, el mapa semántico tiene como uno de sus


principales objetivos el aumento del vocabulario. Este tipo de mapa
muestra a los alumnos, a través de estímulos visuales, la relación que
guardan las palabras entre sí. Da buenos resultados como mecanismo
capaz de activar los conocimientos previos para que sirvan de soporte
a la captación de un tema nuevo. En general, funciona como recurso
didáctico en las fases de pre-lectura y post-lectura.
3.14- Cómo diseñar un mapa
semántico
3.15- El diccionario

El diccionario es una valiosa herramienta en el proceso de enseñanza-aprendizaje. Su uso


conduce al aumento del vocabulario y a precisar el significado de los vocablos conocidos.
El diccionario ofrece el significado de las palabras, y también información gramatical, es
decir, indica la función de la palabra dentro de la oración –sustantivo, adjetivo, verbo u
otra- además de brindar casos concretos para contextualizar el vocablo.
3.16 El uso del diccionario
El diccionario es un libro que presta muchos servicios. Además
del significado de palabras desconocidas, permite afianzar el
uso de aquellas que sólo reconocemos por el contexto; es útil
para verificar la ortografía, y para obtener información sobre
personajes y lugares. En ocasiones, trae un par de sinónimos y
uno que otro antónimo. Algunos, como el de la RAE, traen
también la etimología de las palabras.
Para sacar el máximo provecho del diccionario es necesario el
conocimiento del abecedario y desarrollar habilidad en su
manejo. Sin esta habilidad, el diccionario puede dar más dolores
de cabeza que ventajas. La buena noticia es que con ejercicios
de búsqueda realizados con disciplina, se mejora notoriamente.
3.17- Formas de búsqueda
Existen unos cuantos detalles que facilitan una búsqueda rápida y fructuosa.
1.- Fíjate en la letra con que comienza la palabra que deseas conocer, si es
la b, busca la sección B del diccionario. Dentro de la sección B, encontrarás
babero antes que barbero; y bailar antes que baile. El criterio es seguir
estrictamente la secuencia del alfabeto.
2.- Si la palabra tiene género y número, el diccionario le da entrada en
masculino y singular. Si es un verbo, la encontrarás por el infinitivo del verbo.
Así que busca cantar; no encontrarás cantaron, aunque esa sea la forma
que te interese.
3.- Cuando el término tiene varias acepciones, el diccionario suele
presentar la de uso más corriente en primer lugar. Determina cuál es la
definición que te conviene observando el contexto de donde extrajiste la
palabra.
Sesión de preguntas y respuestas

Fin