Está en la página 1de 12

Moda en el porfiriato

La ropa que usaban


las personas durante
el Porfiriato era
traída de Europa, y
en su mayoría de
París
Durante este periodo, se
desarrollo la industria
textil de manera
importante, y sus
producciones se
centraban en la
elaboración de telas de
manta y algodón.
Las mujeres que tenían dinero podían accesar a
ropa de alta costura. Usaban como vestido: blusas,
camisas, corsés, corpiños, enaguas, crinolinas,
canesús de encaje, camisolas, miriñaques, frú de
seda, etcétera.
También se usaban accesorios como: los
sombreros, los pañuelos, los guantes, cuellos de
encaje, las zapatillas, los botines, y bolsas. Otro
adorno importante es el crespón. Los tradicionales
encajes en aquellos años denotaban la opulencia.
Usaban mucho las alhajas..
La mayoría de la ropa tenía colores
blancos o pasteles y la tela era lino o
algodón.
Por otro lado, las mujeres del pueblo
vestían obviamente muy diferentes a las
mujeres de sociedad.
Las mujeres de pueblo vendedoras de
flores o de frutas, de agua o tortillas,
planchadoras o tamaleras vestían
enaguas de telas hechas de algodón o
lana y usaban huipiles.
También usaban accesorios de acuerdo a sus
capacidades; pero entre los más destacados
estaban: las gargantillas, anillos de plata,
aretes de calabacillas de corales ,y, el más
importante de los accesorios: el rebozo.
El valor del rebozo dependía de su largo y
podía estar hecho de algodón o seda y se
usaba de muchos colores.
Dentro de toda la gama que comprende los
“rebozos” se usaban también los ponchos, las
frazadas, los zarapes, las franelas y los chales.