Está en la página 1de 24

LA DIGNIDAD HUMANA:

CUESTIONADA, REDUCIDA Y
RESCATADA POR JESUS
El problema
• Invocada y denostada
• Origina reacciones opuestas
• Tratada abundantemente sin concitar consensos
• se lo percibe parcial, confuso, reducido e inútil ( Ruth Macklin, “Dignity is a Useless Concept” en Bristish Medical Journal
327 (2003): 1419-1420

• Por otro lado, la sociedad demanda que la dh sea respetada


• se la invoca para sustentar posiciones opuestas
• según la aristocracia, otorga demasiada igualdad para todos
• carga religiosa inaceptable para espíritus seculares. También, como vaga y privada
como para ser fundamento de una normativa pública. “Vaga y poderosa idea.” Daniel
Sulmasy, “Human Dignity and Human Worth” en Jeff Malpass; ed. Perspectives on Human Dignity. (Dordrecht, The Netherlands: Springer, 2007),
pp. 10.
• En el año 2008, el Concilio del Presidente sobre Bioética intentó
arribar a un consenso acerca del significado de la dh pero falló en su
intento. Edmund D. Pellegrino, Chairman del Concilio escribió: “…no
hay un acuerdo universal sobre el significado del término dignidad
humana.” Edmund D. Pellegrino, Chairman, “Letter of Transmittal to The President of The United States,” Human
Dignity and Bioethics, (Washington DC: www.bioethics. Gov. 2008), xi.
• La utilidad del concepto de DH
• 1. En primer lugar, la DH otorga una plataforma fundamental de
reflexión valórica para los cristianos viviendo en un mundo convulso.
Algunos cristianos, a veces vulnerables a un descuido moral, desean
una rápida respuesta moral dentro del mundo conflictivo en que se
mueven.
• 2. Segundo, que la bioética cristiana, con su correspondiente
concepto de DH, puede ser un factor unificador dentro de la
diversidad. La DH puede proveer un terreno común autoritativo y de
reflexión en la sociedad occidental.
• 3. Tercero, la DH, valorada desde un punto de vista cristiano, es
fundamental para administrar situaciones conflictivas que enfrenta la
humanidad. Es que la DH no cambia en el tiempo y el espacio.
• 4. Cuarto, la DH es más eficaz cuando está fundamentada en valores
trascendentes que están más allá de la cultura imperante. Desprovista
de su fundamento religioso, se ha visto que no produce consensos y
es insuficiente para la una vida plena.
• 5. Quinto, la DH habla de la vida, que aunque este debilitada, es
buena. Es bueno experimentar la vida. Muchos perciben que estar
biológicamente vivos es bueno.
LA DIGNIDAD HUMANA REDUCIDA
¿Cómo llegamos aquí?

• El proceso de reducción de la DH ha fluido a través de los siglos. Ha


sido casi tan gradual como inadvertido.
• Aristoteles: hijo frente a padre por morir: se aparta de un criterio
utilitarista y está haciendo algo que resalta su virtud.
• Con respecto al hombre, tanto Platón como Aristóteles, por la vía de
hacer contraste con los animales, afirmaron la superioridad del
hombre debido a su racionalidad.
• Escuela Platónica: rebajaron el mundo físico, el cual, a pesar de su
aparente naturaleza física, estaba condenado a una cualidad inferior
tenebrosa y transitoria.
• Las dos intuiciones fundamentales de la filosofía griega que han
impactado el concepto de DH actual son la racionalidad humana y la
dualidad (cuerpo y espíritu).
• Algunos cristianos, temerarios, dieron la bienvenidad a estas ideas:ya
por el segundo siglo muchos cristianos habían aceptado estas
categorías platónicas, porque les parecía que ellas eran compatibles
con las enseñanzas bíblicas de un Dios grande en el corazón de toda la
realidad: Todopoderoso, incorruptible, invisible, e inconmovible
(atemporal)
• Al mismo tiempo la idea de una separación aguda entre el cuerpo y el
alma ofrecía cierta comodidad en la idea que aun si todo no iba bien
con las cosas del cuerpo (físico, natural), a lo menos podían estar bien
en el alma. En adición, el concepto platónico de un alma inmortal
parecía posponer el clamor de la muerte sobre cada persona. Claro
que separar al alma del cuerpo significaba un alejamiento de las
enseñanzas de las Escrituras.
• La cultura occidental es en muchos sentidos una nota de pie de
página a Platón
• Una consideración de la filosofía presocrática y platónica, para luego
considerar las fases antiguas de la tradición cristiana (tanto griega
como romana), hace que Jaeger se sienta “impresionado por la
continuidad de las formas fundamentales del pensamiento y de su
expresión que franquea triunfante el abismo abierto entre estos
periodos antitéticos del espíritu humano y los integra en una
civilización occidental.”
• Las fuentes precursoras de las corrientes humanistas han declarado
mediante Ireneo, obispo de Lyon (+200), que “la gloria de Dios es el
hombre plenamente vivo.”
• Fundacional en el pensamiento de Aquino se encuentra su propuesta en
cuanto a la naturaleza del hombre y, particularmente, en cuanto a su
racionalidad. Su visión de la razón humana es aristotélica. Para él, “la
razón humana es completamente competente. Creía que la razón y la
revelación deberían ser consistentes, ya que tenían el mismo Autor.
• la Edad Media fue testigo de la mantención de una variante (con énfasis
en lo racional) del cristianismo original pero que aún tenía en alta estima
el testimonio y cosmovisión de las Escrituras
• Un enfoque reductivo y contrario a la comprensión cristiana histórica
de la DH proviene del Renacimiento. Se atribuye al filósofo
renacentista Pico della Mirandola como el primero en hacer una
relación entre libertad humana y DH. Atribuyó dignidad tanto a ideas
como a seres humanos.
• Hay áreas en que Kant colisiona con el perfil bíblico y cristiano de la
naturaleza del hombre. Kant, desde su racionalismo, percibió al
hombre como capaz por sí mismo de actos morales y que esto mismo
implicaba dignidad.
• Se debe declarar que la Ilustración, (construido en muchos sentidos
sobre el Renacimiento), rompió con toda autoridad, ya sea ésta
estuviera encarnada en la iglesia o en las Escrituras. Con Aquino la
teología había llegado a ser una ciencia en el ambiente universitario y
ahora, en la Ilustración simplemente era otro tipo de investigación,
sujeta a las mismas reglas de la evidencia como las otras ciencias.
• Como resultado de la Ilustración y las propuestas de Kant, el
racionalismo representaba la habilidad de la razón para criticar
adecuadamente cada verdad (incluso la bíblica). A esto se le llamó la
Alta Crítica de la Biblia. Es así como se inaugura el llamado modernismo.
• La síntesis moderna involucra a la ciencia y la razón. Es el tiempo del
empirismo científico y la entronización de una razón que rechaza ser
guiada por realidades más elevadas, donde Dios mismo está
involucrado con su revelación. Aquí no es una razón integral en sí el
problema, sino el racionalismo incubado y descrito anteriormente y
su unión con la ciencia que a su vez comienza a reclamar un espacio
en la cultura que no corresponde a sus méritos. Aquino había unido
en forma erudita la razón y la tradición. El renacimiento la destruyó.
La nueva síntesis entre la ciencia y la razón produjo el alejamiento de
la revelación en la Biblia y una “emancipación” del hombre de tal
revelación divina. Bibliotheca Sacra, (abril 1980), 166.
• Lo kantiano en ética se refleja en un individuo suficiente por sí mismo,
sin religión pero moralmente fuerte, autónomo y racional en sus
decisiones. Para Kant, la “humanidad en sí misma es dignidad.”
• Cada teoría o ismo, ha hecho su aporte para ver al hombre más como
un sistema dentro de una maquinaria, que como un portador de la
imagen de Dios y su correspondiente dignidad inherente.

• Que respuesta podemos dar frente a esta reducción de la dh que


afecta principalmente a ninos y ancianos?
• Veamos la vida y enseñanza de Jesus:
Falsas Ideas de la DH Actuales
• 1. Se ha argumentado que la DH, en su sentido moral fundamental,
depende sobre la cantidad de placer y dolor en la vida humana
• 2. Que la DH depende de la dignidad social de un individuo.
• 3. Mortimer Adler estudió extensamente sobre la dignidad del
trabajo, la igualdad humana y el derecho de todos a la dignidad.
Argumentaba a favor de la igualdad y la dignidad comparando al
hombre con los animales y las cosas.
• 4. El naturalismo ha exaltado el valor de la vida pero sin la presencia
de su Creador.
• El relativismo hace que los valores absolutos no cuenten o no existan
• Consecuentemente, en un mundo sin Dios y con una DH fragilizada,
había sólo un paso para considerar ésta última como un “concepto
inútil.” (Afirmado por Ruth Macklin, “Dignity is a Useless Concept” en Bristish Medical Journal 327 (2003): 1419-1420, citado por Jeff Malpass., ibíd., 9).
Jesús y la dignidad humana
• Entonces, ¿qué es la DH actualmente? ¿a dónde hemos llegado? Lickiss ha
distinguido las siguientes fuentes de dignidad: a) otorgada desde afuera del
hombre; b) restringida a la noción de autonomía, desde Kant en adelante y, c)
desarrollos actuales que hablan de la estima propia, respeto, bienestar y
orgullo.
• Un pensador secular podría presumir que sólo usa su mente para abordar
estos temas, sin consultar una autoridad externa o arbitraria. Pero hemos visto
que aún los filósofos y los que han dependido históricamente de ellos han
usado una autoridad arbitraria (sus propias intuiciones). Tanto secularistas
como cristianos apelan a una autoridad externa. En el caso de los cristianos, si
usan las Escrituras, el Creador esta involucrado directamente. Es importante
invocar al Dios de las Santas Escrituras
• El método teológico de Cristo hace arrancar la comprensión del mundo y
del hombre desde Génesis 1 (Lucas 24: 27). Su plan de felicidad para el
hombre es el mismo planteado en Génesis ej., Matrimonio: Marcos 10: 1-
9).
• Jesús anunció la liberación de los oprimidos (Luc. 4: 18ss) y prometió gracia
a los pobres, a los hambrientos y sufrientes (Luc. 6: 20ss). Su enseñanza era
simple y digna. Encarnó el evangelio al sanar al enfermo, expulsando
demonios y compartiendo vida con los marginados de la sociedad. La
dignidad de Cristo no era afectada por servir a la humanidad sufriente.
• Ellen G. White, Testimonies for the church, (Mountain View: CA: Pacific Press Publishing Association, 1948), 4: 747.
• Ibíd,, Testimonies for the church, , (Mountain View: CA: Pacific Press Publishing Association, 1948), 6: 279
• Cristo desarrolló relaciones con prostitutas, leprosos, extranjeros, etc. A los
apáticos e indiferentes a estas relaciones reprendió duramente (Juan 8: 4-
19). Enseñaba la bondad social “cuando se sentaba a la mesa de los
publicanos (cobradores de impuestos a favor de los romanos) donde
reconocía la dignidad humana de los tales”. Ellen G. White, El Ministerio de Curación, (Bs As: Asociación Casa
Editora Sudamericana, Edición Biblioteca Electrónica Fundamentos de la Esperanza), 17.

• Consecuentemente, es menester reconocer “la dignidad con la cual Dios ha


investido los derechos del hombre.” Cristo es el gran reconciliador de los
humanos con Dios (2Corintios 5: 19) y de los humanos unos con otros
(Gálatas 3: 28). La realidad que Dios ha establecido mediante sus
intervenciones en el mundo nos permite entender tal realidad de la
persona humana en términos relacionales. Ellen G. White,, Hijos e Hijas de Dios, 318.
• ¿Qué nos enseña el Señor con la imagen de los lirios? Jesús tomando
la imagen de lirios (Mateo 6: 28-29) aconseja al afligido a que no se
preocupe de las diferencias entre hombre y hombre. Este relato ya
decía en el v. 25 de no acongojarse por la vida. Esta última palabra
equivale a nuestra alma. Entonces, así entendida, el alma no es la
parte eterna en el hombre, sino su ser entero. Lo que sigue en la
narración parece indicar que si Dios puede vestir así a las frágiles
flores (transitorias y sin dignidad), ¿cuánto más a los hombres?
• En Mateo 16: 24-28 Jesús parece enseñar que la vida terrenal es
siempre un casi, y no es el bien más significativo. La fragilidad física
nunca es vista por un cristiano con una actitud fatalista. La resignación
no es una virtud cristiana. El cristiano puede estar en paz pero nunca
quieto. La comprensión de la salud de uno no debe dejar al cristiano
enfermo en una forma supuestamente espiritual que equivale
realmente a masoquismo. Estar enfermo no es intrínsecamente
bueno. Más bien, la vida biológica es buena y el cristiano debe actuar
acordemente: esto incluye vivir en medio de sufrimientos y mantener
lo biológico bajo cuidado. Lo final es relación eterna con Dios y allí es
donde la vida gana su último valor.
• Parece sorprendente la actitud de Jesús frente al encarcelamiento de
su fiel precursor, Juan el Bautista. El relato de Lucas 7: 18-23 lo
muestra en plena DH, a pesar de su encarcelamiento. ¿Qué hizo que
Juan el Bautista viviera y muriera a la altura de la DH recibida de Dios?
No fue eximido en la cárcel de experimentar dudas, desaliento y
depresión. Sin advertirlo, sus propios discípulos le eran agentes de
desaliento. Es allí que le envía una pregunta a Jesús: ¿eres tú el que
había de venir? El Señor, luego de curar a muchos le envió un mensaje
personal: que muchos dolientes y enfermos eran sanados, o sea, que
la profecía de Isaías (61: 1 en Lucas 4: 18) se estaba cumpliendo en el
ministerio de Jesús. Para Juan el Bautista, “esto bastó.”
• Jamás un día en que se sufre es un día perdido. Por supuesto, alguno
dirá que el problema del dolor y el sufrimiento es bastante grave para
que este autor lo empeore. Pero, hay que recordar que el mismo Dios
que legisla el universo es el que otorga a los hombres y mujeres una
DH inherente y que desea salvar de las condiciones más apremiantes.