Está en la página 1de 8

CARTOGRAMAS

son gráficos que representan las unidades


geográficas y representan atributos de
objetos geográficos como objetos de área.
Pero los cartogramas no son mapas muy
seguros ya que no representan el espacio
geográfico, sino cambios en el tamaño de los
elementos dependiendo de un atributo
concreto. Ello hace que algunos cartogramas
aparezcan muy similares al espacio
geográfico que estamos representando, o
bien que no se parezcan en nada.
TIPOS
1. CARTOGRAMAS CON CONTIGÜIDAD

 En estos cartogramas las unidades internas son adyacentes las unas a


las otras haciendo que el mapa se parezca relativamente a uno
convencional.
 la contigüidad permite asociar de un modo relativamente sencillo esta
imagen distorsionada con el espacio geográfico que se conoce.
 El mantenimiento de la relación de límites y fronteras hace que el
cartograma se acerque más al verdadero espacio geográfico
2. CARTOGRAMAS SIN CONTIGÜIDAD

• En estos cartogramas las unidades internas preservan su forma a costa de


sacrificar la contigüidad entre ellas, que se colocan en una posición más o
menos correcta con relación a la de sus vecinas, dejando para ello
espacios vacíos.
• Son más fáciles de construir, además conservan las formas originales.
• La no conservación de la naturaleza continua del espacio geográfico hace
difícil su interpretación.
• No poseen una forma total compacta de lo representado.
LA COMUNICACIÓN MEDIANTE CARTOGRAMAS

La comunicación mediante cartogramas es difícil y requiere que el lector


tenga un buen conocimiento previo de la zona representada, para que
pueda relacionar lo que ve con su geografía real y extraer de ello sus
conclusiones.
En un mapa, cada unidad contiene cuatro tipos de información elemental,
que son el tamaño, la forma, la orientación y la contigüidad. En un
cartograma sólo debe ser transformado - desde un punto de vista teórico
- el tamaño y deben conservarse al máximo posible los otros tres (la
contigüidad es un caso especial).
CUANDO ES ADECUADO ESTE MÉTODO
El cometido principal del cartograma es ilustrar una distribución
temática de forma impactante. Por eso los datos deben adecuarse a este
tipo de representación o no merecerá la pena realizarlo.
Es por ello, que antes de proceder a la confección del mapa, hay que
comparar los datos a cartografiar con la base geográfica. Si a unidades
grandes les corresponden datos pequeños y viceversa, entonces
resultará adecuado un cartograma como representación de dicha
distribución.
COREMAS

En 1986, Roger Brunet planteó el concepto de corema.

La ciencia que estudia los coremas es la coremática.

Los coremas son representaciones gráficas muy


esquemáticas, basadas en sencillas figuras geométricas de
los elementos que conforman un espacio y de las relaciones
que se establecen entre ellos, y realizadas con la finalidad
de crear un modelo espacial para el análisis geográfico.
Pasos para elaborar un corema
• Primero, se adopta una representación geométrica del territorio
considerado en donde se tiene que: calcar, generalizar,
redondear, simplificar y geometrizar para poder obtener un
corema y Luego se elige una hipótesis fundamental basada en
las acciones y procesos a intervenir.