Está en la página 1de 32

Fasciola hepatica

(duela del hígado)


Clasificación Taxonómica
• Dominio: Eucaria
• Reino: Animal
• Phylum: Platelmintos
• Clase: Tremátoda
• Subclase: Digenea
• Orden: Echinostomida
• Familia: Fasciolidae
• Género y especie: Fasciola hepática (de Brie,
1379). (Leuckart, 1882)
*
• La Fasciolosis es una zoonosis
causada por el trematodo Fasciola
hepatica, que afecta a animales
vertebrados herbívoros (vacas,
ovejas, cabras, entre otros) y a
humanos. La infección se adquiere
debido a la ingesta de vegetales
acuáticos crudos o agua
contaminados con metacercarias, la
forma infectante.
*
*
• Es un gusano plano, foliáceo, sin
segmentos, carnoso, con simetría
bilateral,su cuerpo está protegido por un
tegumento, mide de 2 a 3,5 centímetros
de largo por 1 a 1.5 centímetros de
ancho. Su cuerpo está cubierto de
espinas, aunque hay ejemplares que
carecen de éstas. Su extremo posterior
es redondeado. La porción anterior se
llama cono cefálico y aquí se encuentra
la ventosa cefálica o ventosa oral.
*
• Aquí inicia el aparato digestivo (que es
incompleto) comienza con la boca y se
continúa con un esófago que a su vez se
bifurca en dos ramas intestinales que
terminan en ciegos.
• Debajo de la ventosa oral se encuentra el
acetábulo ventral (ventosa ventral) y
entre las dos ventosas se encuentra el
atrio o poro genital común.
*
*
• El
* animal es monoico. El aparato
reproductor masculino presenta dos
testículos muy ramificados, cada
testículo se continua con un conducto
deferente que se unen en una vesícula
seminal en forma de saco alargado de la
que parte un conducto eyaculador que
termina en cirro o pene que se abre en el
poro genital común.
*
• El aparato reproductor femenino consta
de un ovario derecho ramificado que se
continua en un oviducto que desemboca
en el ootipo el cual está rodeado de las
glándulas de Mehlis. Además existen dos
vitelógenos arborescentes de los cuales
salen los viteloductos que desembocan
en el ootipo. Del ootipo sale un útero
largo que desemboca en el poro genital.
*
• En el oviducto cerca donde se abren los
viteloductos se encuentra el Canal de
Laurer que se abre en la superficie dorsal
del cuerpo.
• El Sistema Excretor consta de un sistema
de canales que desembocan en un canal
excretor impar situado en la línea media
que se abre en el poro excretor situado
en el extremo posterior de cuerpo del
animal sobre la línea media.
*
*
• Los huevos son característicos ya que
miden de 130 a 150 micras de
longitud por 60 a 90 micras de
ancho, son operculados, de color
amarillento y está envuelto el una
cubierta común que constituye lo
que se llama capullo u ooteca; el
embrión dentro del huevo está
rodeado de células vitelinas.
*
*
• La
* hembra deposita huevos en cantidades
limitadas (300 por día) al ser eliminados con
las heces los huevos no están maduros. La
maduración se efectúa en el agua en 9 a 15
días a una temperatura entre 22 a 25º.C. Una
ve maduros se transforman en una larva
ciliada (miracidio) que se desprende del
opérculo y nada libremente en busca del
huésped intermediario que es un caracol del
Género Lymnaea los cuales deberán
encontrar en un término de 8 horas.
*
• Una vez que están en el caracol se
transforman en esporoquistes, las cuales
producen en tres semanas la primera
generación de redias. Pasando una
semana más se producen la segunda
generación de redias y después las
cercarias.
• Las cercarias maduran en el agua
después de abandonar al caracol en
grandes cantidades (un miracidio
produce de 500 a 650 cercarias).
*
• Las cercarias nadan con su cola durante 8
a 12 horas, pierden la cola, se redondean
y forman las metacercarias que es la
forma infectante para el humano y el
ganado. Estos se infectan al consumir
plantas (berros) y agua que contienen
metacercarias. En el duodeno se libera el
parásito juvenil que por acción
enzimática y por movimientos perfora la
pared intestinal y en 3 horas se
encuentran en la cavidad peritoneal.
*
• Avanzan hasta la Cápsula de Glisson la
perforan y penetran en el parénquima
hepático del que se alimentan hasta
establecerse en los conductos hepáticos.
Crecen hasta el estado adulto (dos meses
después de la ingestión de berros o
plantas o agua con metacercarias). Se
lleva a cabo la fecundación cruzada y los
huevos salen al exterior con la bilis y con
la materia fecal.
Cuadro Clínico:
• Se ha dividido en dos etapas:
Fase aguda o invasiva: Corresponde a la
migración de los trematodos inmaduros
desde intestino hasta vías biliares.
Fase crónica (o de estado): se presenta
transcurridos unos 3 - 5 meses pos infección,
y las manifestaciones clínicas están asociadas
a la presencia de los trematodos adultos en
vías biliares.
*• Durante el período invasivo, el cuadro clínico
incluye: dolor localizado en epigastrio y/o
cuadrante superior derecho con irradiación a
escápula del mismo lado, hepatomegalia,
brotes febriles irregulares, naúsea, vómito,
diarrea, hiporexia (disminución del apetito),
mialgias, artralgias, urticaria fugaz con
dermografismo ocasional.
Esta fase puede causar complicaciones, entre
ellas la presencia de hematomas
subcapsulares o abscesos.
*
• En la biometría hemática puede
apreciarse leucocitosis con desviación a
la izquierda, anemia e hipereosinofilia
(30 - 70%).
*
• Los parásitos causan hiperplasia de las
paredes con fibrosis importante, y daño
extenso en la arquitectura hepática debido en
gran medida a enzimas parasitarias.
Se caracteriza por signos y síntomas
relacionados con la obstrucción biliar (parcial
o completa en casos más severos) y el grado
de inflamación: dolor abdominal, náuseas,
vómito, anorexia, hepatomegalia blanda,
fiebre, un cuadro similar al de una colecistitis
crónica agudizada.
*
• Se consideran consecuencias de la presencia
crónica de los parásitos: colecistitis,
colangitis, bacterobilia, pancreatitis, cirrosis
periportal, y fibrosis hepática. Aún no se le
ha asociado a desarrollo de
colangiocarcinoma. La ictericia se hace
evidente ante una obstrucción completa, que
requiere de cirugía o éndoscopía de
urgencia. (Beltran et al., 2011).
La eosinofilia se presenta en alrededor del
50% de los casos.
*
• Asimismo, existen publicaciones de casos
con carga parasitaria importante y
ausencia de manifestaciones clínicas, lo
que puede constituirse en una amenaza
silenciosa, ya que los parásitos pueden
sobrevivir varios años, y si el paciente
cursa asintomático o con
manifestaciones clínicas inespecíficas, el
daño hepático podría ser irreversible.
Diagnóstico de laboratorio:

• Fase inicial (migración, aguda).


- Serología: hemaglutinación indirecta,
ELISA e inmunofluorescencia indirecta.
– BH (leucocitosis con eosinofilia)
– Hipergammaglobulinemia
– Pruebas funcionales hepáticas.
*• Fase de estado (crónica).
Los exámenes parasitoscópicos son positivos
transcurridos 3 - 4 meses postinfección,
cuando los parásitos adultos eliminan huevos
y éstos pueden identificarse en:
Exámenes coproparasitoscópicos (CPS) de
concentración por sedimentación. La
eliminación de huevos es irregular y puede ser
baja o inexistente en infecciones con uno o
pocos parásitos en infecciones crónicas,
ectópicas, y dan "falsos positivos" en sujetos
que han ingerido hígado infectado de ganado.
(Mas-Coma S, et al. 2005).
Epidemiología:
• El impacto de las infecciones por Fasciola
hepatica y Fasciola gigantica se ha
subestimado en relación a su prevalencia
en el humano y a las pérdidas
económicas en ganadería. En México se
han reportado índices variables de
infección por F. hepatica en ganado, que
oscilan entre 5 - 40% (hasta el 100% en
algunas rancherías).
*
• Por lo que respecta a casos humanos, en
la década de los 90 apenas se habían
diagnosticado 100 casos en el país.
Aunque se consideran zonas de alta
prevalencia Veracruz, Tabasco, Hidalgo,
Chiapas, Michoacán, Jalisco, Sinaloa, son
pocos los casos documentados. Además,
existen microclimas, favorecidos por los
cambios climáticos, que determinan el
desarrollo de los caracoles hospederos,
incluso en zonas semiáridas.
Laguna de Zupitlán en Tulancingo, Hidalgo, zona endémica de fasciolosis.
Imagen: Dra. Irene de Haro Arteaga, UNAM
*
• Tratamiento.

• El fármaco de elección es el
triclabendazol. Otro fármaco
utilizado es el praziquantel.
En ocasiones es necesaria la cirugía.
*