Está en la página 1de 16

INSTITUTO SUPERIOR

TECNOLOLOGICO DE CASMA
TEMA:

ARTERIOESCLEROSIS Y ATEROESCLEROSIS

AUTOR:
MIGUEL AUGUSTO ROSALES SARMIENTO

CASMAS – PERÚ
2015
INTRODUCCIÓN
• Las enfermedades cardiovasculares son la causa principal de muerte en los países occidentales con
un proceso subyacente responsable que es la aterosclerosis, una enfermedad que se caracteriza
por la presencia en las paredes arteriales de depósitos ricos en lípidos, que son la causa de la
oclusión parcial o total de las arterias; con tres localizaciones principales: cerebro, corazón y
extremidades (Rogers & Karnoski, 1998).

• La arteriosclerosis es la causa más frecuente de enfermedad cardiovascular. Se ha observado que


puede empezar a formarse ya desde que nacemos, aunque es más frecuente que se manifieste a
partir de los 40 años.
• A medida que la arteriosclerosis avanza, el endotelio, la túnica que recubre la parte interna de
todas las arterias empieza a alterarse. Por eso la arteriosclerosis se considera una inflamación,
aunque se la define de bajo grado”. Las células, a su vez, se llenan de lípidos, principalmente de
colesterol malo, el LDL.

• Se forma una lesión visible que se conoce como la placa de arteriosclerosis o ateroma”. El riesgo
está en que esta placa puede romperse y, con ello, causar complicaciones cardiovasculares.
Posteriormente se puede formar un trombo que, en muchos casos, provoca la obstrucción de la
arteria y, con ello, un infarto agudo de miocardio.
ARTERIOSCLEROSIS

DEFINICIÓN
Es una enfermedad vascular de evolución
crónica, dinámica y evolutiva que aparece
por el concurso de tres factores principales:
disfunción endotelial, inflamación y
trombosis. Se caracteriza por la oclusión
progresiva de las arterias por placas de
ateroma que pueden llegar a producir
insuficiencia arterial crónica (angina de
pecho, isquemia cerebral transitoria o
angina mesentérica) o bien déficit agudo
de la circulación por trombosis oclusiva
(infarto del miocardio, cerebral o
mesentérica).
TIPOS
• Arteriosclerosis obliterante, una forma de arteriosclerosis específica
de las arterias de las extremidades inferiores, frecuente en adultos
mayores de 55 años,4 caracterizada por fibrosis de las capas de las
arterias con obliteración y estrechamiento considerable de la luz del
vaso.
• Esclerosis de Monckeberg, poco frecuente, vista especialmente en
personas ancianas, y que afecta generalmente a las arterias de la
glándula tiroides y del útero y rara vez se presenta estrechamiento
de la luz arterial.
• Arteriosclerosis hialina o nefrosclerosis, se refiere al engrosamiento
de las paredes de las arterias por depósito de material hialino (la
palabra hialino se deriva del griego hyalos, que significa vidrio),
visto generalmente en pacientes con patologías renales y
diabéticos.
• Esclerosis de la vejez, en la que se observa naturalmente una
remodelación de las grandes arterias a medida que aumenta la
edad, caracterizada por rigidez arterial y que se asocia con
hipertensión sistólica.
CAUSAS
• Obesidad. Una dieta inadecuada, rica en grasas e
hidratos de carbono refinados, son un factor importante
de este problema
• Sedentarismo
• Hipertensión
• Tabaquismo
• Niveles altos de colesterol y triglicéridos
• Factores hereditarios

• Como vemos, estamos hablando de factores de riesgo


modificables en su mayoría. Esto quiere decir que
cambiando los hábitos puede cambiar completamente el
pronóstico de una persona.
FACTORES DE RIESGO
• Hipertensión tanto los valores sistólicos como los diastólicos influyen a la elevación del
riesgo acompañado de hipercolesterolemia. Gradualmente existe a mayor edad una mayor
tensión arterial debido a la pérdida de elasticidad de los vasos. El consumo de cigarrillos,
aumenta la presión debido a la afección de la microvasculatura generalizada y también por
la predisposición a la arterosclerosis que presentan, aumento de homocisteína en plasma,
factores relacionados con la hemostasia y trombosis, y por supuesto los antecedentes
familiares.

• Otros posibles factores de riesgo son niveles elevados de la proteína C reactiva (PCR) en la
sangre que puede aumentar el riesgo de aterosclerosis y de ataques al corazón; altos
niveles de PCR son una prueba de inflamación en el cuerpo que es la respuesta del
organismo a lesiones o infecciones.

• Las personas con bajos niveles de PCR pueden tener aterosclerosis a una tasa más lenta
que cuando se tienen niveles elevados de PCR, los estrógenos son protectores de la
aterosclerosis y por ende las mujeres son más afectadas después de la menopausia.
SÍNTOMAS
• Aparecen en primer lugar a nivel de las piernas o los pies. Cuando las arterias principales se
estrechan disminuye el riego sanguíneo en estas zonas, y esto suele manifestarse de una forma muy
característica como un dolor en las piernas cuando se camina continuadamente unos 100 o 200
metros. Cuando se detiene la actividad el dolor desaparece a los pocos segundos, para volver a
instaurarse si se continúa caminando otros tantos metros. A este conjunto de síntomas, dolor,
reposo, y de nuevo dolor, se le conoce como claudicación intermitente, y es una forma muy típica de
manifestación de la arteriosclerosis.

• Otra forma de manifestación de la arteriosclerosis ocurre cuando algunos de los vasos sanguíneos
quedan totalmente ocluidos. Si esta obstrucción se produce de forma paulatina se pueden formar
nuevos circuitos vasculares que rieguen esa zona, aunque de manera más precaria. La circulación
arterial deficiente reduce la sensibilidad al calor o al frío e, incluso, a la presión, por lo que los pies se
vuelven más vulnerables a los traumatismos menores e infecciones. Si la oclusión es brusca, porque
una placa de ateroma interrumpe la circulación sanguínea repentinamente, puede aparecer un dolor
agudo en la pierna, que se pone pálida y fría por debajo del nivel del bloqueo. En casos más graves,
generalmente en diabéticos mal controlados, puede haber gangrena, que es la muerte de los tejidos
que se produce más frecuentemente en las puntas de los dedos del pie o en la zona más inferior de la
pierna.
TRATAMIENTO
Modificación del estilo de vida
Reducir al máximo los factores que puedan suponer un daño a los vasos sanguíneos, para evitar así la
aparición de la arteriosclerosis. Para conseguirlo, es importante tener en cuenta:
- Dieta
Una alimentación saludable, que evite las grasas animales y contribuya a alcanzar y mantener un peso
apropiado, es imprescindible para prevenir el depósito de grasas en las paredes vasculares y la
consecuente disminución del calibre arterial.
- Actividad física
Basta con realizar un ejercicio moderado, pero diario, y preferiblemente de tipo aeróbico como
caminar a paso rápido, nadar, o ir en bicicleta.

- Alcohol y tabaco
Evitar cualquier hábito nocivo como el tabaquismo y el consumo de alcohol. Los fumadores son
especialmente propensos a la arteriosclerosis, porque fumar reduce la cantidad de oxígeno que circula
por la sangre y favorece el depósito de grasa en las arterias. El abandono de estos hábitos puede
frenar e incluso mejorar la circulación en las personas afectadas por este problema.
ATERIOSCLEROSIS

DEFINICIÓN
Es una enfermedad de la capa íntima de las
arterias de mediano y gran calibre
caracterizada por la proliferación de células
musculares lisas y depósito de lípidos que
conforman placas visibles. Las regiones
arteriales más susceptibles de sufrir
aterosclerosis son aquellas que presentan
una retención incrementada de
lipoproteínas aterogénicas como LDL,
Lp(a) y lipoproteínas ricas en triglicéridos
CARACTERÍSTICAS
Proceso generalizado, a lo largo del tiempo se van perdiendo gradualmente
fibras elásticas en las arterias, las capas media e íntima de los vasos se
espesan y endurecen, con lo cual las arterias se debilitan y es posible la
ruptura (hemorragia) y la dilatación (formación de aneurismas).

Se manifiesta por medio de complicaciones como la enfermedad cardiaca


coronaria o cardiopatía isquémica, la isquemia cerebrovascular y la
enfermedad vascular arterial periférica obstructiva.
Las consecuencias más graves son el infarto de miocardio, la trombosis
cerebral y la gangrena isquémica y/o amputación del miembro afectado.
La evolución de la aterosclerosis empieza antes del nacimiento, por la
proliferación de la íntima arterial debido a la acción de diversos factores
causales, con una importancia que va en función del lecho vascular afectado.
Este proceso inflamatorio crónico, de origen multifactorial y de lenta
evolución, viene definido por un elemento histopatológico sustancial que es
la placa de ateroma.
TEORÍAS
TEORÍA TROMBOGÉNICA
Sugiere que la deposición de fibrina y su organización subsiguiente
mediante fibroblastos, con un enriquecimiento secundario en
lípidos, que conduciría al engrosamiento de la íntima. Los trombos
se depositarían en zonas previamente lesionadas del endotelio
vascular, provocadas por diversas causas.

Teoría lipídica
También conocida como teoría de la insudación fue propuesta por
Virchow, que reconoció que las lesiones estaban situadas por
dentro de la capa íntima y que los depósitos primarios aparecían
por la imbibición de algunos elementos sanguíneos a través del
endotelio.
TEORÍA MULTIFACTORIAL
La aterosclerosis es el resultado de la respuesta de la célula a la lesión, siendo esta respuesta similar a la
inducida por la inflamación. El proceso se iniciaría con una lesión endotelial, lo que produciría una
disfunción en el endotelio, provocando cambios en la permeabilidad, en la adhesión y una respuesta a
varios factores estimulantes y de crecimiento. Así de esta manera las células endoteliales y las células
musculares lisas interactuarían con los monocitos, linfocitos T y plaquetas dando lugar al componente
celular de la respuesta fibroproliferativa que finalmente tendría como resultado la formación de la placa
arteriosclerótica.

TEORÍA MONOCLONAL
Cada lesión arterial representa un clon derivado de una única célula muscular lisa, al que se llama
monotipo, la transformación celular inicial podría ser provocada por virus, agentes químicos u otros
mutágenos. No obstante es muy difícil determinar sí este monotipo es causado por la monoclonalidad
o por una policlonalidad, que por selección ventajosa para un tipo celular, acabaría por ser
predominante.

TEORIA INFECCIOSA
El papel de la infección en el desarrollo de la arteriosclerosis ha sido debatido durante años. Pruebas
recientes implican ahora a los citomegalovirus y Chlamydia pneumoniae como agentes causales de la
aterosclerosis (Hajjar, 1991).
CLASIFICACIÓN
Tipo I: Consiste en depósitos de lípidos en la íntima arterial, únicamente perceptibles mediante
técnicas químicas o de microscopía.
Tipo II: Aparece como una lesión amarillenta en la superficie arterial, pudiéndose observar una o más
hileras de células espumosas.
Tipo III: Está caracterizada por pequeñas acumulaciones lipídicas extracelulares visibles mediante
microscopía convencional, que no suelen formar cristales de colesterol.
Tipo IV: Los acúmulos lipídicos aumentan formando un núcleo lipídico (core) a nivel de la íntima. Esta
lesión produce una desorganización y un engrosamiento intimal adaptativo.
Tipo V: Una disminución de las CML y un aumento de los macrófagos, linfocitos y de los depósitos de
lípidos, lo que puede llevar a la debilitación de la pared arterial y favorecer la formación de
aneurismas. Esta lesión suele aparecer a partir de la cuarta década.
Tipo VI: Lesiones resultantes del proceso evolutivo de los tipos IV y V. Va a aumentar el crecimiento y
la complejidad de las lesiones, pudiéndose clasificar en función del tipo de complicación
Las lesiones VII y VIII corresponden con la fase final del proceso evolutivo de la aterosclerosis,
produciéndose el cambio de los acúmulos lipídicos y las células muertas por colágeno…
FACTORES DE RIESGO
No modificables
• Edad
• Hormonas sexuales
• Antecedentes familiares y alteraciones genéticas

Modificables
• Hiperlipidemia o aumento del nivel de lípidos en la sangre.
• Hipertensión arterial (HTA)
• Tabaquismo
• Diabetes mellitus
Los factores antes citados son responsables del 80% de las enfermedades cardiovasculares. El resto
se atribuye a otros factores menores:
Inflamación – Homocisteinemia - Síndrome metabólico, caracterizado
SÍNTOMAS - PREVENCIÓN
SÍNTOMAS
• La aterosclerosis no causa síntomas hasta que el flujo sanguíneo a parte del cuerpo se bloquea o se
vuelve lento.
• Si las arterias que van al corazón se estrechan, el flujo sanguíneo allí puede disminuir o detenerse.
Esto puede causar dolor torácico (angina estable), dificultad para respirar y otros síntomas.
• Las arterias estrechas o bloqueadas también pueden causar problemas y síntomas en los
intestinos, riñones, piernas y cerebro.

PREVENCIÓN
• Prevención primaria: Se debe promover estilos de vida saludables como una dieta correcta o dieta
mediterránea, aumentar la actividad física y evitar el consumo de tabaco.
• Prevención secundaria: Administración de fármacos o volver a un estilo de vida saludable cuando
los factores de riesgo han aparecido.
• Prevención terciaria: Es el tratamiento específico de cada una de las enfermedades que provoca el
síndrome de ateroesclerosis.
CONCLUSIONES
1. La arterosclerosis ocurre cuando los depósitos de grasa se acumulan en las paredes interiores de las arterias.
Eso hace que las arterias se angosten y pierdan elasticidad. Cuando eso sucede, el corazón tiene que
trabajar más para bombear la sangre a través de los conductos angostados. Las arterias obstruidas son una
causa principal de los ataques al corazón y de los derrames cerebrales.
2. El endurecimiento de las arterias del corazón (arterias coronarias) y de la arteria principal (aorta) se presenta
más frecuentemente entre los fumadores que entre los no fumadores. Y cuando se presenta, tiende a ser
más grave entre los fumadores.
3. En los últimos tiempos se han realizado significativos avances en la comprensión de los mecanismos que
subyacen la aterosclerosis, y existe considerable evidencia que la composición celular de la placa es más
determinante que el grado de estenosis en la manifestación y severidad de los síndromes coronarios
agudos.
4. A pesar de un mecanismo fisiopatogénico común, las lesiones ateroscleróticas son muy heterogéneas. Las
placas varían marcadamente en composición y consistencia, y el riesgo que el individuo padezca un
síndrome coronario agudo depende del número de placas vulnerables presentes.
5. La aterosclerosis es una enfermedad silente de progresión lenta, cuya evolución dura, en la mayoría de los
casos, muchos años. Normalmente no produce sintomatología, a no ser que la lesión sea de tal tamaño que
llegue a estenosar el vaso produciendo isquemia. Son los episodios trombóticos los que suelen motivar los
episodios clínicos más graves, ya que aquellas placas ateroescleróticas más inestables se pueden fisurar e
inducir la formación de trombos que ocasionan en muchos casos la oclusión aguda y total del vaso.