Está en la página 1de 11

“10 RAZONES

PARA NO CELEBRAR
NOCHE DE BRUJAS
Y/O
FIESTA DE MUERTOS”
• 1.- Dios nos rescató de las tinieblas y nos trajo a
la luz a través de su hijo Jesús:
• “el cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas,
y trasladado al reino de su amado Hijo,”
(Colosenses 1:13).
• 2.- Dios aborrece todas estas prácticas:
• “9 Cuando entres en la tierra que el Señor tu Dios te da, ten
mucho cuidado de no imitar las costumbres detestables de las
naciones que viven allí. 10 Por ejemplo, jamás sacrifiques a tu
hijo o a tu hija como una ofrenda quemada. Tampoco permitas
que el pueblo practique la adivinación, ni la hechicería, ni que
haga interpretación de agüeros, ni se mezcle en brujerías, 11 ni
haga conjuros; tampoco permitas que alguien se preste a actuar
como médium o vidente, ni que invoque el espíritu de los
muertos. 12 Cualquiera que practique esas cosas es detestable
a los ojos del Señor. Precisamente porque las otras naciones
hicieron esas cosas detestables, el Señor tu Dios las expulsará
de tu paso. 13 Sin embargo, tú debes ser intachable delante del
Señor tu Dios. 14 Las naciones que estás por desplazar
consultan a los adivinos y a los hechiceros, pero el Señor tu Dios
te prohíbe hacer esas cosas.” (Deuteronomio 18:9-14 NTV).
• 3.- Los espíritus de los muertos no pueden venir
a la Tierra:
• “y el polvo vuelva a la tierra, como era, y el espíritu
vuelva a Dios que lo dio.” (Eclesiastés 12:7).
• 4.- Nadie puede hacer regresar a los muertos a
esta Tierra:
• “Me he dado cuenta de que no hay nada mejor para
el hombre que disfrutar de su trabajo, pues eso es lo
que le ha tocado, ya que nadie lo traerá a que vea lo
que habrá de ocurrir después de su muerte.”
(Eclesiastés 3:22 DHH).
• 5.- Dios no es amigo de la muerte, sino que al contrario Él
rompe todo pacto con la muerte:
• “15 Por cuanto habéis dicho: Pacto tenemos hecho con la
muerte, e hicimos convenio con el Seol; cuando pase el
turbión del azote, no llegará a nosotros, porque hemos puesto
nuestro refugio en la mentira, y en la falsedad nos
esconderemos; 16 por tanto, Jehová el Señor dice así: He
aquí que yo he puesto en Sion por fundamento una piedra,
piedra probada, angular, preciosa, de cimiento estable; el que
creyere, no se apresure. 17 Y ajustaré el juicio a cordel, y a
nivel la justicia; y granizo barrerá el refugio de la mentira, y
aguas arrollarán el escondrijo. 18 Y será anulado vuestro
pacto con la muerte, y vuestro convenio con el Seol no será
firme; cuando pase el turbión del azote, seréis de él
pisoteados.” (Isaías 28:15-18).
• 6.- Nuestro Dios es Dios de vivos, no de muertos:
• “Pero respecto a que los muertos resucitan, ¿no
habéis leído en el libro de Moisés cómo le habló Dios
en la zarza, diciendo: Yo soy el Dios de Abraham, el
Dios de Isaac y el Dios de Jacob? 27 Dios no es
Dios de muertos, sino Dios de vivos; así que vosotros
mucho erráis.” (Marcos 12:26-27).
• 7.- Los muertos ya no existen:
• “5 Porque los que viven saben que han de morir;
pero los muertos nada saben, ni tienen más paga;
porque su memoria es puesta en olvido. 6 También
su amor y su odio y su envidia fenecieron ya; y
nunca más tendrán parte en todo lo que se hace
debajo del sol. 10 Todo lo que te viniere a la mano
para hacer, hazlo según tus fuerzas; porque en el
Seol, adonde vas, no hay obra, ni trabajo, ni ciencia,
ni sabiduría.” (Eclesiastés 9:5, 6, 10).
• 8.- Los cristianos no nos dejamos llevar por
tradiciones:
• “Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y
huecas sutilezas, según las tradiciones de los
hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no
según Cristo.” (Colosenses 2:8).
• 9.- Lo que no es ofrecido a Dios, es ofrecido a los
demonios:
• “20 No, sino que cuando ellos ofrecen sacrificios, lo
hacen para los demonios, no para Dios, y no quiero
que ustedes entren en comunión con los demonios.
21 No pueden beber de la copa del Señor y también
de la copa de los demonios; no pueden participar de
la mesa del Señor y también de la mesa de los
demonios. 22 ¿O vamos a provocar a celos al
Señor? ¿Somos acaso más fuertes que él? 23
«Todo está permitido», pero no todo es provechoso.
«Todo está permitido», pero no todo es constructivo.”
(1 Corintios 10:20-23 NVI).
• 10.- Los cristianos seguimos el ejemplo de Jesús:
• “Pues para esto fuisteis llamados; porque también
Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo,
para que sigáis sus pisadas;” (1 Pedro 2:21).