Está en la página 1de 22

Universidad de Guadalajara

Centro Universitario de Ciencias de la Salud

Streptococcus pneumoniae

Microbiología y Parasitología (I8680)

Profesores:
Luis Daniel Meraz Rosales
Yolanda Méndez Arias

Elaborado por:
Serna Sánchez Ana Citlally Yoshiro
214588221

06/02/18
17:00-18:55
La investigación con este microorganismo ha hecho posible una mayor
comprensión de la genética molecular, la resistencia a antibióticos y la
inmunoprofilaxis con vacunas. No obstante, la enfermedad neumocócica
continúa siendo en la actualidad una causa importante de morbimortalidad.
FISIOLOGÍA Y ESTRUCTURA
 Coco ovalado
 Gram positivo encapsulado
 Diámetro de 0,5 a 1,2 µm
 Cadenas cortas o diplococos
 colonias a-hemolíticas en agar sangre en atmósfera aerobia
 B-hemolíticas cuando crecen en condiciones anaerobias
 Produce ácido láctico como principal derivado metabólico
 Carece de actividad catalasa

 Cepas virulentas recubiertas de una capa de polisacáridos


compleja
 Ácido teicoico componente fundamental de la pared celular
PATOGENIA E INMUNIDAD
Las manifestaciones de la enfermedad se deben fundamentalmente a la respuesta del hospedador frente
a la infección en mayor medida que a la producción de factores tóxicos específicos del microorganismo.
COLONIZACIÓN Y MIGRACIÓN

Patógeno humano que coloniza la buco- faringe, y en situaciones específicas es


capaz de diseminarse a los pulmones, los senos paranasales y el oído medio.
También puede ser transportado a través de la sangre a regiones tan distales como
el cerebro. La colonización inicial de la bucofaringe está mediada por la unión de las
bacterias a las células epiteliales por medio de adhesinas de superficie.
La migración del microorganismo a las vías respiratorias inferiores se puede impedir
cuando las bacterias están rodeadas de mucosidad y son eliminadas del aparato
respiratorio mediante la acción de las células del epitelio ciliado. Las bacterias neutralizan
este envoltorio a través de la producción de una proteasa de IgA y una neumolisina.

 La proteasa IgA bacteriana evita esta interacción.

 La neumolisina, una citotoxina semejante a la estreptolisina O de S. pyogenes, se une


al colesterol de las membranas celulares del hospedador y crea poros. Esta actividad
puede destruir tanto a las células del epitelio ciliado como a las células fagocíticas.
SUPERVIVENCIA FAGOCÍTICA

Sobrevive a la fagocitosis como consecuencia de la protección antifagocítica que le


proporcionan su cápsula y la inhibición de la actividad oxidativa fagocítica de la
célula mediada por neumolisina, la cual es necesaria para producir la destrucción
intracelular.
Los anticuerpos dirigidos frente a los polisacáridos capsulares específicos de tipo
confieren protección frente a la enfermedad provocada por cepas
inmunológicamente relacionadas. Los polisacáridos capsulares se conocen como
sustancias solubles específicas. Los polisacáridos libres pueden proteger a los
microorganismos viables de la fagocitosis al unirse con los anticuerpos
opsonizantes.
EPIDEMIOLOGÍA
 Infecciones producidas por la diseminación endógena desde la nasofaringe o la orofaringe
colonizadas hasta regiones alejadas; la propagación de persona a persona mediante las gotitas
respiratorias es rara.

 La colonización es más elevada en niños pequeños y sus contactos.

 Las personas con antecedentes de infección de la vía respiratoria tienen riesgo aumentado de
enfermedad pulmonar.

 Los niños y los ancianos tienen gran riesgo de meningitis.

 Aunque el microorganismo es ubicuo, la enfermedad es más frecuente en los meses fríos.


ENFERMEDADES CLÍNICAS
NEUMONÍA

Las bacterias se multiplican en los alvéolos. Después de ser


aspiradas, las bacterias proliferan con rapidez en el líquido
rico en nutrientes de edema. Los eritrocitos, los cuales se
extravasan de los capilares congestivos, se acumulan en los
alvéolos, seguidos de los neutrófilos y, posteriormente, de
los macrófagos alveolares. La curación tiene lugar cuando
se desarrollan anticuerpos específicos frente a la cápsula, lo
que facilita la fagocitosis del microorganismo y la
destrucción microbiana. El inicio de las manifestaciones
clínicas de la neumonía neumocócica es brusco, y consiste
en un cuadro de escalofríos intensos y fiebre mantenida de
39 °C a 41 °C.
SINUSITIS Y OTITIS MEDIA

S. pneumoniae es causa frecuente de infecciones agudas de los senos


paranasales y el oído. La enfermedad suele precederse de una infección vírica
de las vías respiratorias inferiores, después de la cual los neutrófilos
polimorfonucleares (leucocitos) infiltran y obstruyen los senos y el conducto
auditivo. La infección del oído medio (otitis media) afecta fundamentalmente a
niños pequeños, pero la sinusitis bacteriana puede registrarse en pacientes de
todas las edades.
MENINGITIS

S. pneumoniae se puede diseminar al sistema nervioso central después de una


bacteriemia, infecciones del oído o los senos o un traumatismo craneoencefálico
que origine una comunicación del espacio subaracnoideo con la nasofaringe.
Aunque la meningitis por neumococos es relativamente infrecuente en neonatos, S.
pneumoniae constituye actualmente una causa destacada de la enfermedad tanto
en niños como en adultos.
BACTERIEMIA

Aparece en una proporción comprendida entre el 25% y el 30% de los sujetos con
neumonía neumocócica, y en más del 80% de los pacientes con meningitis. Por el
contrario, las bacterias no suelen estar presentes en la sangre de los pacientes con
sinusitis u otitis media. La endocarditis puede aparecer en individuos con válvulas
cardíacas normales o previamente dañadas. Es frecuente la destrucción del tejido
valvular.
DIAGNÓSTICO DE
LABORATORIO
MICROSCOPÍA

La tinción de Gram de las muestras de esputo constituye un método rápido para


diagnosticar la neumonía y la meningitis neumocócicas. Estos microorganismos
aparecen de manera característica como diplococos grampositivos rodeados de una
cápsula que no se tiñe; sin embargo, también pueden adoptar un aspecto
gramnegativo debido a su tendencia a teñirse inadecuadamente (especialmente los
cultivos antiguos). Además, su morfología puede distorsionarse cuando el paciente
ha recibido tratamiento antibiótico.
PRUEBAS BASADAS EN LOS ÁCIDOS
NUCLEICOS
Se han desarrollado sondas de ácidos nucleicos y pruebas de PCR de amplificación
de ácidos nucleicos para la identificación de S. pneumoniae en cultivo, aunque en la
actualidad B- no se emplean para la detección de las bacterias en muestras o
clínicas, como las secreciones respiratorias o el LCR.
CULTIVO
Las muestras de esputo se deben sembrar en un medio enriquecido con nutrientes y
complementado con sangre.
La utilización de un medio selectivo ha obtenido resultados relativamente satisfactorios en
el aislamiento del microorganismo a partir de muestras de esputo, pero se necesita una
cierta habilidad técnica para distinguir S. pneumoniae de otros estreptococos a-hemolíticos
que acostumbran a estar presentes en la muestra. Se debe obtener un aspirado del seno o
del oído medio para que se pueda diagnosticar de modo definitivo el microorganismo
responsable de la sinusitis u otitis. No se deben llevar a cabo cultivos de muestras obtenidas
a partir de la nasofaringe o del oído externo.
TRATAMIENTO, PREVENCIÓN
Y CONTROL
 La penicilina es el fármaco de elección para las cepas sensibles, aunque las resistencias son cada
vez más frecuentes.

 La vancomicina combinada con ceftriaxona se utiliza como tratamiento empírico; en pacientes


con aislamientos sensibles puede usarse una cefalosporina, fluoroquinolona o vancomicina.

 La inmunización con una vacuna conjugada de 13 serotipos se recomienda en todos los niños
menores de 2 años de edad; se recomienda la administración de una vacuna polisacárida de 23
serotipos en los adultos con riesgo de adquirir la enfermedad.
BIBLIOGRAFÍA

 Murray R. P. (2014, Barcelona, España). Microbiología médica, 7ª edición. Elsevier Inc.